Top Menu

Lunes, Tarea 5: Investigar cuestiones contextuales importantes

exposito-1-exegesis-50pxEsencia de la tarea

Habiendo profundizado algo en el pasaje y en su contexto uno posiblemente se haya dado cuenta de algunas cuestiones contextuales que requieren más investigación. Estas pueden ser históricas, culturales, literarias o teológicas. Identifica estas cuestiones y estúdialas lo necesario para poder predicar el pasaje con claridad.

Descripción detallada

Aunque hayas hecho un estudio de preparación previa para la serie, no toda cuestión de cierta importancia habrá salido en ese momento. Siempre hay cuestiones que surgen de una porción determinada de un texto que no tienen por qué haber salido antes. Estas cuestiones acaban siendo asuntos contextuales que requieren estudio para poder luego llegar a conclusiones acertadas en el mismo estudio de pasaje. Pueden ser asuntos históricos, culturales, literarios o teológicos.

Pongamos un ejemplo fácil. Si uno encara una serie de predicaciones sobre el Evangelio de Juan, puede que haya hecho una preparación previa estupenda y muy completa, sin haber profundizado en la relación entre los judíos y los samaritanos. Sin embargo, al llegar al capítulo cuatro, la porción que tiene que ver con la llamada “mujer samaritana” le obligará a realizar un estudio sobre esta cuestión. Es un estudio que no necesariamente se auto-sugiere al hacer un estudio previo del Evangelio de Juan en su conjunto, pero desde luego que se auto-sugiere al llegar al capítulo 4. El contexto lo pide.

De igual manera, y sobre todo en las primeras semanas de una serie, es posible que el examen de palabras y expresiones importantes en la tarea anterior (L4), haya sugerido alguna que otra palabra que es importante, no sólo para la exégesis del presente  pasaje, sino para varios en semanas subsiguientes, dado que representa un vocabulario especial o un uso especializado del autor en cuestión. Por ejemplo, a lo mejor topamos con el uso particular que Pablo le da a la palabra “carne”. Merecería un estudio particular, dado que afecta a más de uno de los textos que predicaríamos en la Epístola a los Romanos.

Para hacer

Por lo tanto, la tarea a realizar en este momento es una de lectura e investigación. Los temas a trabajar son cualquiera que de manera generalizada o medio-generalizada afecten a tu capacidad de realizar el estudio sobre el contenido del pasaje. Pueden también ser asuntos que tendrán su importancia en pasajes posteriores y el estudio invertido en esta cuestión ahora te servirá para varias predicaciones.

  • ¿Toca un asunto que da pie a un debate más amplio? ¿Hace falta leer un poco sobre el estado actual de ese debate?
  • ¿Toca una cuestión histórica o cultural que merece la pena entender bien y explicar bien para que el pasaje cobre sentido?
  • ¿Destapa alguna realidad teológica sobre la cual uno debería tener mayor claridad o por lo menos estar al corriente de las diversas posturas que existen?
  • ¿Existe alguna cuestión literaria que hay que estudiar? Por ejemplo, relacionada con el género literario, o algún aspecto del género en estudio.

En cualquiera de estos casos son cuestiones contextuales que condicionarán, de alguna manera, el trabajo que harás sobre el contenido particular de la perícopa a predicar. Es más, si no apartas un tiempo a su estudio te verás bloqueado en el análisis del pasaje porque será evidente que te falta material de fondo adecuado para tomar ciertas decisiones. O, como mínimo, para sentirte realmente “a gusto” con las afirmaciones que llegas a transmitir a la congregación.

Si el pasaje te sugiere una o más cuestiones contextuales a estudiar, anótalas y pontete a estudiar. Como siempre, asegúrate de recoger el fruto de tu estudio en tu sistema de notas y archivos para uso posterior. Mejor todavía, si puedes, recoge lo que aprendas en una oración o un párrafo que puedas compartir con claridad en la misma predicación. De esta manera matas dos pájaros de un tiro: aprendes y a la vez dejas una parte de tu predicación escrita.

A tener en cuenta

Las enciclopedias y diccionarios bíblicos pueden ser de especial ayuda para esta clase de estudio. Asegúrate de tener unos ejemplares de confianza siempre disponibles.

Algunos comentarios tienen breves artículos dedicados a estas cuestiones precisamente porque sus autores son conscientes de su relevancia para la exégesis. Si no tienes un comentario o una serie con entradas de este tipo, mira a ver si puedes conseguir uno. Si lees inglés pregunta a un colega con una biblioteca inglesa si tiene un artículo o dos sobre esta cuestión que te pueda pasar. Al haber en inglés muchos comentarios de cierta extensión, es fácil que pueda tener un par de breves artículos de este tipo – enfocados no sólo sobre el tema en general, sino también desde la misma óptica del pasaje o libro en cuestión.

 Leer Conclusión