Top Menu

Miércoles – Estructura: Conclusión

exposito-1-exegesis-50pxCompletadas las cinco tareas descritas en los artículos anteriores verás que el resto del proceso es cuesta abajo. Habrás cumplido con tu objetivo principal y alcanzado la meta del miércoles.

  • Objetivo: Descubrir la manera en la que el autor organiza su pensamiento.
  • Meta: Tener un diagrama estructural del pasaje, junto con unos resúmenes de cada bloque de pensamiento y una redacción de la idea exegética.

Conseguido esto, has terminado, formalmente, con la parte exegética del proceso.

Sin embargo, como viene siendo nuestra costumbre en estos artículos, aquí también agregaremos unas ideas adicionales por si dispones de algún tiempo adicional o si quieres afianzar, aún más, tu entendimiento del texto bíblico a predicar.

Ideas Adicionales

  1. Perfeccionar tus habilidades para diagramar. Si no te sientes muy seguro en la tarea de trazar un diagrama estructural de una perícopa, podría representar una muy buena inversión de tiempo estudiar más sobre este tema y practicarlo a conciencia hasta que llegue a ser una destreza natural. (Lo mismo se puede decir en cuanto a poder desarrollar ideas exegéticas de manera eficiente.)
  2. Afianzar destrezas y procedimientos.Puede que todo esto parezcan demasiadas tareas o algo demasiado estructurado. Además, en alguna ocasión me ha salido un sermón muy bueno casi de manera espontánea, poniéndome a escribir con sólo el texto delante. Pero en esta reflexión, quizás la frase importante sea “en alguna ocasión.” Para la mayoría de nosotros esto representaría la excepción. Lo que queremos conseguir, bajo la bondad de Dios, es predicar sermones buenos de manera predecible, en la gran mayoría de las ocasiones. De ahí que sea imprescindible desarrollar un plan que seguiremos de forma habitual y para cuyo uso perfeccionamos las destrezas requeridas.Toma un momento para pensar sobre las actividades que normalmente realizas al preparar un sermón. Ahora piensa en las tareas descritas hasta aquí y en la secuencia con que se han estructurado. ¿Hay algunas que ya piensas incorporar de manera habitual? ¿Cuáles? ¿Cómo? ¿Juntarás algunas? ¿Las harás en una secuencia diferente? ¿Qué harás para asegurarte de que entren en tu rutina normal de estudio?

Ideas en Versión Original

Si tienes conocimiento de los idiomas originales, puede que alguna de las siguientes ideas te sean de interés particular.

  1. Tomar algunos pasos para “automatizar” tu análisis sintáctico. Sobre todo con el uso de software. Por ejemplo, puedes establecer “filtros visuales”, que de manera automática te resaltan la morfología de cualquier pasaje. Si dedicas un par de horas a entender bien cómo funcionan y estableces uno o dos, para empezar, nunca tendrás que volver a configurarlo, y lo puedes usar cada vez que trabajas con el idioma original en cuestión.
  2. Conseguir comentarios que faciliten el análisis gramatical, estructural, y la elaboración de las ideas exegéticas. En inglés, podríamos sugerir la nueva serie, Zondervan Exegetical Commentary on the New Testament que específicamente ofrece apartados para cada uno de estos asuntos, y otros parecidos. Estamos estudiando la posibilidad de traducir esta serie al castellano.
  3. Fortalece tus defensas contra las falacias gramaticales. El libro de Donald Carson, Falacias exegéticas, contiene un capítulo muy interesante sobre las falacias gramaticales. No es tan extenso como el capítulo sobre las falacias en el estudio de las palabras, pero es una lectura algo más difícil. Con todo, para quienes se adentran en las entrañas de la sintaxis, tiene observaciones muy valiosas.

Descarga: 3. Guía Rápida: Miércoles – Estructura

 Leer Jueves: Introducción