Top Menu

Orientación previa a Levítico

Versículos clave

Levítico 10:10-11 …para poder discernir entre lo santo y lo profano, y entre lo inmundo y lo limpio, y enseñar a los hijos de Israel todos los estatutos que Jehová les ha dado por medio de Moisés.

Levítico 17:11 …porque la vida de la carne en la sangre está, y yo os la he dado para hacer expiación sobre el altar por vuestras almas, pues la misma sangre es la que hace expiación por la persona.

Levítico 19:1-2 Habló Jehová a Moisés y le dijo: «Habla a toda la congregación de los hijos de Israel y diles: ‘Santos seréis, porque santo soy yo, Jehová, vuestro Dios.’

Levítico 20:7-8 »Santificaos, pues, y sed santos, porque yo, Jehová, soy vuestro Dios. Guardad mis estatutos y ponedlos por obra. Yo soy Jehová, el que os santifico.

– Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998)

1. Autoría

  • 1-Autor: Moisés
  • 1-Fecha: Despues del Éxodo (1440 a.C.)
  • 1-Lugar: En el desierto, el monte Sinaí, durante el peregrinaje de Israel

Reseñas

Aunque en el texto no se identifica en forma específica quién es el autor del libro, Moisés debe ser reconocido como tal por tres razones: (1) Debido a que el contenido del libro fue revelado a Moisés en el monte Sinaí (7:37–38; 26:46; 27:34), o a través de Moisés en su mayoría (1:1; 4:1; 6:1, 8, 19, 24; 7:22; 8:1; etc.)… (2) El libro es una secuela de Éxodo…el cual específicamente afirma que su autor fue Moisés (Éx. 17:14; 24:4, 7; 34:27–28: cf. Dt. 31:9, 24). (3) Además, Jesús afirmó su autoría mosaica cuando se refirió a la ley de limpieza de la lepra (Mt. 8:4; Mr. 1:44; cf. Lv. 14:2–32)….Levítico fue escrito por Moisés probablemente poco después de la composición de Éxodo, en la segunda mitad del s. XV a.C.

– Walvoord y Zuck, El conocimiento bíblico, un comentario expositivo: Antiguo Testamento, tomo 1.
(
Ediciones Las Américas, A.C., 1996), 189.

En cincuenta y seis veces a lo largo de los veintisiete capítulos del texto se atribuye a Moisés la redacción de las palabras que el mismo Dios dirige al pueblo (1:1; 4:1; 5:14; 6:1, 12, 17; 7:22, 28, etc.). Así, aparte de dos breves relatos (10:1–7; 24:10–14), todo constituye de la manera más directa «Palabra de Jehová» o descripción del culto que Él prescribió a Moisés.

– Samuel Vila Ventura, Nuevo diccionario bíblico ilustrado (Editorial CLIE, 1985), 669.

2. Destinatarios

  • 2-Lectores: El pueblo de Israel – con un enfoque especial en los sacerdotes –  y el pueblo de Dios a través de la historia
  • 2-Localidad: Alrededor del monte Sinaí

Reseñas

La Septuaginta llamó Levítico a este tercer libro de la Biblia, posiblemente para indicar que se trata de un texto destinado de modo particular a los levitas. Estos estaban encargados de ejercer el ministerio sacerdotal y de atender a los múltiples detalles del culto tributado a Dios por los israelitas. La Biblia hebrea, conforme a la norma observada en todo el Pentateuco, nombra el libro por su primera palabra, Wayiqrá, que significa “y llamó”.

Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), Lv.

Los levitas eran miembros de la tribu de Leví. No eran sacerdotes, porque no descendían de Aarón, el primer sumo sacerdote. Sin embargo, ayudaban a los sacerdotes en sus deberes. Necesitaban instrucciones detalladas a fin de poder ejecutar sus servicios correctamente.

– Mary Batchelor, Abramos la Biblia (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

El título de Levítico deriva de las antiguas traducciones de las Escrituras hebreas en griego y latín. No hay duda de que el libro recibió este título debido a que contiene varias instrucciones relacionadas con el trabajo de los sacerdotes levitas. Sin embargo, no es del todo apropiado por dos razones. Primera, por que no todos los levitas servían como sacerdotes, sino sólo aquellos que pertenecían a una familia en particular dentro de la misma tribu. Segunda, porque mucho del contenido del libro está dirigido a todos los israelitas y no sólo a los sacerdotes, y toca asuntos que tienen que ver con sus vidas en relación con la adoración, la moralidad familiar, cómo vivir social y comunitariamente, tratos financieros, etc. El libro era tan importante para los “laicos” como para los “clérigos”.

– Carson et al., Nuevo comentario Bíblico: Siglo veintiuno. (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

3. Ocasión

  • 3-Circunstancias: El pueblo de Israel ha comenzado su andar por el desierto. Por medio de Moisés, Dios le ha dado los diez mandamientos y los planes para la edificación de Su casa. El pueblo ha hecho el tabernáculo tal como Dios ha mandado y allí es donde la presencia de Dios reside. La continuación de la ley se encuentra en Levítico y así el pueblo de Dios seguirá aprendiendo lo que significa ser el pueblo santo y escogido de Dios.
  • 3-Propósito: Facilitar al pueblo de la alianza todas las ordenanzas de Dios para que en todo – el culto, la comunidad, el sistema legal y los aspectos de la vida diaria – estuviesen apartados para Dios como un pueblo santo.

Reseñas

Acampados a la sombra del Monte Sinaí, los israelitas habían experimentado el gran acto de redención de Yahvéh—la liberación de la esclavitud egipcia—que ocuparía un lugar central en su fe a lo largo de todas las generaciones. Habían visto y oído los truenos y relámpagos en el monte santo (Ex. 19:16–19) y Yahvéh había impartido sus mandamientos (20:1–17). El había declarado que era su Dios y ellos su pueblo. El era su señor que los había ligado a sí mismo por medio de las obligaciones del pacto.
…Antes de su ingreso en Palestina, donde entrarían en contacto con las prácticas de los cultos cananeos, debían aprender…las formas adecuadas de adorar a Yahvéh. Los detalles de esta adoración se presentan en Levítico.

– LaSor, Hubbard y Bush, Panorama del Antiguo Testamento (Libros Desafío, 2004), 148.

Este libro ritualista, lleno de instrucciones sobre el culto y disposiciones de carácter legal, encierra un mensaje de alto valor religioso, en el que la santidad aparece como el principio teológico predominante. Jehová, el Dios de Israel, el Dios santo, requiere del pueblo escogido como suyo que igualmente sea santo: «Santos seréis, porque santo soy yo, Jehová, vuestro Dios» (19.2). En consecuencia, todas las normas y prescripciones del Levítico están ordenadas al fin último de establecer sobre la tierra una nación diferente de las demás, apartada para su Dios, consagrada enteramente al servicio de su Señor. Por eso, todas las fórmulas legales y todos los elementos simbólicos del culto —vestiduras, ornamentos, ofrendas y sacrificios— tienen una doble vertiente: por un lado, alabar y rendir el debido homenaje al Dios eterno, creador y señor de todas las cosas; por otro, hacer que Israel entienda el significado de la santidad y disponga de instrumentos jurídicos, morales y religiosos para ser el pueblo santo que Dios quiere que sea.

– Reina Valera Revisada (1995). (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998).

4. Características

  • 4-Género: Un código legal
  • 4-Estilo: Una lista de normas
  • 4-Guía literaria: Véase también Narrativa como género literario.

Reseñas

El género literario de Levítico es legal, i.e., es literatura que incluye leyes apodícticas (que determinaban la conducta que requería obediencia incondicional: “No harás …” e.g. 26:1–2) y en su mayoría, leyes casuísticas (que expresan estipulaciones condicionales: “Si [tal cosa es hecha] … entonces [sucederá esto] …” e.g., 4:3). A través de esta forma literaria y dentro del marco histórico del pacto entre el Señor e Israel, a Dios le plugo revelar ciertas verdades acerca del pecado y sus consecuencias, y acerca de la vida de santidad que se requiere para estar delante de él.

– Walvoord y Zuck, El conocimiento Bíblico, un comentario expositivo: Antiguo Testamento, tomo 1.
(Ediciones Las Américas, A.C., 1996), 190.

Levítico es un libro de instrucciones para la nación-sacerdote y sus representantes sacerdotales. Estas instrucciones se refieren al ritual y al culto de adoración: los actos y actitudes que el pueblo de Yahvéh deberá guardar si ha de cultivar una comunión ininterrumpida con Yahvéh.

– LaSor, Hubbard y Bush, Panorama del Antiguo Testamento (Libros Desafío, 2004), 148

5. Contenido

  • 5-Temas: La santidad de Dios, la gravedad del pecado, el sacrificio como medio de restitución y expiación, la adoración ordenada por Dios,
  • 5-Doctrinas: Santidad, alianza, ética, santificación, expiación, adoración

Reseñas

El asunto central en Lev. es cómo mantener esa relación entre Dios e Israel, la cual había sido establecida con el éxodo y la elaboración de un pacto (Exo. 24). La respuesta es que Dios mismo provee los medios, por su gracia. La relación que se había establecido por la gracia redentora de Dios (en el éxodo) sólo podía mantenerse por la gracia perdonadora de Dios (tal como Israel lo había comprobado desde el incidente del becerro de oro, Exo. 32–34). El sistema de sacrificios no era un medio para comprar favores, sino de recibir gracia. Y la obediencia práctica a la ley en los capítulos posteriores no era un asunto de alcanzar santidad, sino de vivir de acuerdo con las características que Dios ya había conferido a la nación.

– Carson, France, Motyer y Wenham. Nuevo comentario Bíblico: Siglo veintiuno. (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

La palabra clave de Levítico es «santo». El estilo de vida de los sacerdotes, los levitas y el pueblo debe ser limpio, puro y consagrado a Dios. Debido a que están en una relación de alianza con un Dios santo, ellos también deben ser santos: libres de contaminación y completamente dedicados a Dios.

-Mary Batchelor,  Abramos la Biblia. (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

Este libro ritualista, lleno de instrucciones sobre el culto y disposiciones de carácter legal, encierra un mensaje de alto valor religioso, en el que la santidad aparece como el principio teológico predominante. Jehová, el Dios de Israel, el Dios santo, requiere del pueblo escogido como suyo que igualmente sea santo: «Santos seréis, porque santo soy yo, Jehová, vuestro Dios» (19.2). En consecuencia, todas las normas y prescripciones del Levítico están ordenadas al fin último de establecer sobre la tierra una nación diferente de las demás, apartada para su Dios, consagrada enteramente al servicio de su Señor. Por eso, todas las fórmulas legales y todos los elementos simbólicos del culto —vestiduras, ornamentos, ofrendas y sacrificios— tienen una doble vertiente: por un lado, alabar y rendir el debido homenaje al Dios eterno, creador y señor de todas las cosas; por otro, hacer que Israel entienda el significado de la santidad y disponga de instrumentos jurídicos, morales y religiosos para ser el pueblo santo que Dios quiere que sea.

Reina Valera Revisada (1995). (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998).

A mucha gente hoy el sacrificio le parece algo bárbaro, especialmente si involucra animales. Otrora el sacrificio se practicaba en todo el mundo como una forma de poner aquello que puede ser visto y conocido en este mundo en contacto con el mundo espiritual. En ciertas religiones, el sacrificio se considera una manera de alimentar y satisfacer a los dioses. La Biblia rechaza este punto de vista y pone énfasis en la santidad de Dios; su bondad absoluta lo sitúa lejos del error y del mal, y por esa razón se hace necesario un camino especial para que hombres y mujeres pecadores se acerquen a él. El sacrificio era ese camino.

-Mary Batchelor,  Abramos la Biblia. (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

6. Desarrollo

  • 6-Argumento: El libro de Levítico es una continuación de los principios de la historia. En Génesis, Dios escogió una familia para ser el instrumento de bendición para todas las naciones. En Éxodo, Dios hace de esa familia una gran nación y establece un pacto eterno con ella. En Levítico Dios establece las normas de un culto y de una vida santos a fin de que el pueblo mantuviera comunión con Él.
  • 6-Estructura: Se divide, principalmente, en dos partes: (1) Las leyes relacionados con el sacerdocio y (2) Las leyes relacionados con la vida diaria de todo el pueblo.
  • 6-Análisis: Véase también Bosquejo analítico de Levítico.

Bosquejo

Levítico Bosquejos Caribe

Bosquejos de la Biblia Caribe: Para el estudio y la ensenanza. (Editorial Caribe, 2000).

Reseñas

Los términos qōḏeš, «santidad», y qāḏôš, «santo» (ver Lv. 19:2), bien podrían expresar el tema central de Levítico. Se plantean dos interrogantes a partir del tema básico de la santidad. En primer lugar, ¿cómo puede borrarse el pecado para que las personas lleguen a ser santas? En segundo lugar, ¿cómo pueden las personas mantener la santidad esencial a la comunión con un Dios santo? Levítico 1–16 responde a la primera pregunta; la última parte del libro, a la segunda.

– LaSor, Hubbard y Bush, Panorama del Antiguo Testamento. (Libros Desafío, 2004), 150.

Este libro, que en un principio se llamó La Ley de los sacerdotes, describe las funciones del sacerdocio y de los deberes de una nación sacerdotal como era Israel. Se divide en dos partes: la primera trata de los sacrificios y de las leyes que salvaguardan el carácter sacerdotal de Israel (capítulos 1–18), la segunda trata de la santidad (19:2 «Santos seréis, porque santo soy yo Jehová vuestro Dios») y de la santificación de toda la vida humana (capítulos 19–27).

– Henry y Lacueva, Comentario Bíblico de Matthew Henry. (Editorial CLIE, 1999), 115.

El equilibrio del libro puede verse desde otra perspectiva. En Exo. 19:4–6, aun antes de hacer el pacto y darles la ley, Dios le había dado a Israel una identidad y un papel a desarrollar en medio de las naciones. Debían ser un pueblo de sacerdotes y una nación santa. Se puede decir que Lev. se divide en dos partes, reflejando así cada una de esas áreas. Los caps. 1–17 tienen que ver principalmente con áreas de responsabilidad sacerdotal, mientras que los caps. 18–27 están saturados con el llamado a Israel a ser santo en cada área práctica de la vida

– Carson, France, Motyer y Wenham. Nuevo comentario Bíblico: Siglo veintiuno. (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

Consejos para la lectura y la enseñanza de Levítico

Una idea que puede hacer que el libro sea inmediatamente atrayente es estar atento al hecho de que cubre una enorme franja de la experiencia humana. Muchos de los reglamentos tratan la adoración veterotestamentaria, pero existen otros niveles de significado – cívico, moral, personal. El libro se dirige a varias preocupaciones modernas – sexo, higiene, enfermedades contagiosas, el buen orden de la sociedad, estructuras de autoridad dentro de una sociedad. Cuanto más meditas sobre el libro, más relevante a la vida contemporánea llegará a ser en tu pensamiento.

No podrás disfrutar la lectura o el estudio de este libro sin prestar atención a ciertos detalles, incluidos la abundancia de detalles físicos, que constituyen la superficie del texto. El camino a lo universal es por lo particular, así que necesitarás ejercer tu imaginación al adentrarte en el mundo del texto.

Una vez que hayas contemplado las particularidades del texto, deberás mirar más allá de ellas a los principios universales que encarnan. Como parte de este esfuerzo, debes construir puentes entre el texto y la vida moderna – para ver las analogías entre los dos mundos.

– Traducido por exegetica.net de Ryken’s Bible Handbook, Carol Stream, IL: Tyndale House Publishers, 2005, p. 68.

*Salvo cuando se trate de material traducido por exegetica.net y en aquellos casos expresamente mencionados, todos los recursos citados están disponibles en formato digital Logos y normalmente se pueden conseguir en colecciones a precios reducidos en logos.com/es.