Top Menu

Orientación previa a Josué

Versículos clave

Josué 1:1-2 Aconteció después de la muerte de Moisés, siervo de Jehová, que Jehová habló a Josué hijo de Nun, servidor de Moisés, y le dijo: «Mi siervo Moisés ha muerto. Ahora, pues, levántate y pasa este Jordán, tú y todo este pueblo, hacia la tierra que yo les doy a los hijos de Israel.

Josué 1:8-9 Nunca se apartará de tu boca este libro de la Ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que está escrito en él, porque entonces harás prosperar tu camino y todo te saldrá bien. Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová, tu Dios, estará contigo dondequiera que vayas».

Josué 11:23 Conquistó, pues, Josué toda la tierra, conforme a todo lo que Jehová había dicho a Moisés, y la entregó a los israelitas como herencia conforme a su distribución por tribus. Y la tierra descansó de la guerra.

Josué 21:43-45 De esta manera dio Jehová a Israel toda la tierra que había jurado dar a sus padres. Tomaron posesión de ella, y la habitaron. Jehová les dio paz a su alrededor, conforme a todo lo que había jurado a sus padres, y ninguno de sus enemigos pudo hacerles frente, porque Jehová entregó en sus manos a todos sus enemigos. No faltó ni una palabra de todas las buenas promesas que Jehová había hecho a la casa de Israel. Todo se cumplió.

– Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998)

1. Autoría

  • 1-Autor: Josué y/o un testigo ocular
  • 1-Fecha: Entre 1406 y 1390 a.C.
  • 1-Lugar: La tierra de Israel

Reseñas

El método en que fueron escritos los libros históricos ha de haber sido igual al método que emplearon los evangelistas, quienes se valieron de otros relatos, de fuentes escritas y orales, de las cuales obtuvieron los materiales con que escribieron sus evangelios. Ellos han servido de compiladores y editores, no sintiéndose autorizados a cambiar en nada las palabras de Jesús, ni a desviarse en nada de las fuentes escritas que han servido de base para sus relatos (comp. Lc. 1:1–4).

Podemos estar confiados de que en los evangelios tenemos un relato fiel y exacto de las palabras de Jesús, aunque no escritas por él. En los libros de Josué, Jueces, Samuel, etc., tenemos relatos fieles de los acontecimientos, basados sobre documentos históricos, muy antiguos, y de gran valor.

– Carroll Gillis, El Antiguo Testamento: Un Comentario Sobre Su Historia y Literatura, Tomos I-V, vol. 2 (Casa Bautista de Publicaciones, 1991), 28–29.

En cualquier discusión acerca de la autoría se debe tener en cuenta lo siguiente: (1) Un testigo ocular escribió muchas partes del libro… (2) Se requiere de una autoría temprana por la evidencia interna…(3) Josué había escrito algunas partes del libro (cf. Jos. 8:32; 24:26). (4) Es claro que otras partes del libro se escribieron después de la muerte de Josué … A la luz de estos factores, muchos estudiosos evangélicos atribuyen la escritura de la mayoría del libro a Josué, con algunas pequeñas adiciones hechas por el sumo sacerdote Eleazar y su hijo Finees.

– Walvoord y Zuck, El conocimiento bíblico, un comentario expositivo: Antiguo Testamento, tomo 2. (Ediciones las Américas, A.C., 1999), 95-96.

El intento por fijar fecha a la conquista de la tierra por Israel no obstaculiza la naturaleza de la escritura de la historia bíblica, la forma en que la Biblia calcula fechas y la ambigüedad de los descubrimientos arqueológicos.

Los hombres que compilaron las historias de la Biblia tenían como meta principal enseñar teología, no escribir sobre meros hechos, de modo que a veces se pasan por alto los detalles. Sin embargo, algunas de las reconstrucciones que los historiadores modernos han hecho de lo que realmente sucedió, parten demasiado radicalmente de la Biblia para tomarlas en serio.

Tomando las fechas que se dan en 1 Rey. 6:1 y Jue. 11:26 al pie de la letra, uno podría fijar la fecha de la conquista c. 1400 a. de J.C. Sin embargo, uno no puede asumir que la Biblia sencillamente suma los años en esta forma. No obstante, la evidencia arqueológica desde Jericó y Hazor apuntan a esta fecha.

– D.A. Carson et al., Nuevo comentario Bíblico: Siglo veintiuno. (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

2. Destinatarios

  • 2-Lectores: El pueblo de Israel
  • 2-Localidad: La tierra de Israel

Reseñas

Audiencia implícita: Las futuras generaciones que quisieran entender el derecho de Israel a la tierra y los límites tribales.

– Traducido por exegetica.net de Ryken’s Bible Handbook, Carol Stream, IL: Tyndale House Publishers, 2005, p.97.

logos.mapa.distribucion-tribus-webDesde Dan hasta Beer-seba, los puntos extremos en el norte y en el sur respectivamente [de la tierra de Palestina] hay una distancia de 250 kilómetros. La anchura también era reducida, pues desde el mar Mediterráneo hasta el mar Muerto hay una distancia de 90 kilómetros. Desde el mar Mediterráneo hasta el lago de Genesaret hay una distancia de 45 a 50 kilómetros. En el sur, el país entero tenía una anchura aproximada de 165 kilómetros, y en el norte de 75 kilómetros.

La maravilla histórica de todas las épocas es la enorme influencia que este pequeño país ha ejercido en el mundo.

– Carroll Gillis, El Antiguo Testamento: Un Comentario Sobre Su Historia y Literatura, Tomos I-V, vol. 2 (Casa Bautista de Publicaciones, 1991), 35.

Palestina formaba el puente entre la civilización de Egipto y las de Mesopotamia y Asia Menor. Servía como encrucijada internacional, y fue el lugar propicio para Israel con su misión reveladora del mensaje de Dios.

…Aunque es pequeña, Palestina cuenta con gran variedad de climas. Las partes desérticas se encuentran en Transjordania, el sur de Judea y el Neguev. Hay solo dos estaciones: el verano de mayo a septiembre, cuando cae muy poca lluvia, y el invierno de octubre a abril. En el norte (y a veces hasta en Jerusalén) cae nieve en el invierno. Las diferencias de altura causan grandes cambios de temperatura, pero predominan los vientos del oeste (del mar Mediterráneo) y dan un clima templado y saludable al país. Durante los cambios de estaciones pueden soplar vientos tórridos del sudeste.

Las diferencias de relieve y temperatura también provocan que la flora de Palestina sea variada. Debido a la escasez de agua, antiguamente la cebada era un producto más importante que el trigo. En tiempos antiguos la región estaba sembrada de extensos bosques, pero el paso de las muchas poblaciones ha provocado la erosión y la pérdida de fertilidad por la tala de árboles. Los propios israelitas ayudaron a talar los bosques (Jos. 17:18). En las áreas semidesérticas la agricultura exigía una cuidadosa conservación del agua y, no obstante esto, siempre estaba amenazada por el descuido o las incursiones de pueblos nómadas.

– Nelson y Mayo, Nelson nuevo diccionario ilustrado de la Biblia. (Nashville: Editorial Caribe, 1998).

Para ver un estudio extendido y interesante sobre la tierra de Canaán, su geografía y sus habitantes primitivos, dirígete al comentario de Carroll Gillis,  El Antiguo Testamento: Un Comentario Sobre Su Historia y Literatura, página 33ss.

3. Ocasión

  • 3-Circunstancias: Encomendado por Dios, Josué lidera al pueblo de Israel en la conquista militar de la tierra prometida y en establecerse allí.
  • 3-Propósito: El libro de Josué es una crónica de la conquista de la tierra que Dios había prometido al pueblo de Israel y la repartición de ella entre las tribus.

Reseñas

Son tres los propósitos por los cuales se escribió el libro.

  1. Relatar la conquista de Canaán y el establecimiento de las tribus en ella.
  2. Demostrar la fidelidad de Dios en cumplir las promesas que había hecho a los patriarcas de que llevaría a Israel a la tierra prometida y la entregaría en sus manos (Jos. 21:43–45; Génesis 15:7, 18–21; 26:2–5; 28:13, 14).
  3. Mostrar la Santidad de Dios en su juicio sobre los depravados cananeos y en la exigencia divina de que los israelitas se despojaran de toda cosa prohibida a fin de ganar la guerra santa.

– Pablo Hoff, Los Libros Históricos. (Editorial Vida, 1980), 28.

La conquista de Canaán bajo el liderazgo de Josué se basó específicamente en el pacto abrahámico. Dios, habiendo conocido a todas las naciones, hizo de Abraham el centro de sus propósitos y determinó alcanzar al mundo perdido a través de su simiente. El Señor hizo un contrato o pacto con Abraham, prometiendo darle una tierra incondicionalmente, así como una descendencia y una bendición espiritual a él y a su progenie (Gn. 12:2–3). …El libro de Josué registra el cumplimiento de la promesa hecha a los patriarcas y cómo Israel se fue apropiando de la tierra, prometida siglos antes por el Dios fiel.

– Walvoord y Zuck, El conocimiento bíblico, un comentario expositivo: Antiguo Testamento, tomo 2. (Ediciones Las Américas, A.C., 1999), 96.

Las experiencias de Israel en Canaán, como en los desiertos, “están escritas para amonestarnos” (1 Co. 10:11). El tema principal de este libro es el descanso que da Dios a Israel, descanso que sus incrédulos padres no habían podido obtener (Sal. 95:11). En He. 4:1–11 se demuestra que se trata de un “tipo”; el principio, que el Salmista aplicó en su propia generación, es igualmente válido para el cristianismo, mientras que la promesa se cumple completamente (v. 8) sólo en el descanso que Dios ha provisto para nosotros en Cristo (cf. J; N. Darby, Synopsis, 1, pp. 328). Si esta es la aplicación primaria de la historia de la invasión, también tenemos mucho que aprender de los éxitos y fracasos, como así también del liderazgo de Josué.

– J.D. Douglas, Nuevo diccionario Biblico. (Sociedades Bíblicas Unidas, 1991).

Pablo enseñó que los sucesos del éxodo y la conquista son de gran importancia para los cristianos, porque son tipos importantes (cf. 1 Co. 10:1–11). “Jesús” es la forma gr. del nombre “Josué” (“Jehová salva” o “Jehová es salvación”). Así como Josué dirigió a Israel para que venciera a sus enemigos y para que obtuviera la tierra prometida, e intercedió por la nación después de que hubo pecado y fue derrotada, así lo hace Jesús. Él lleva a las personas a Dios, y les da el reposo prometido (He. 4:8–9); intercede continuamente por los suyos (Ro. 8:34; He. 7:25); y los capacita para derrotar a sus enemigos (Ro. 8:37; He. 2:14–15).

– Walvoord y Zuck, El conocimiento bíblico, un comentario expositivo: Antiguo Testamento, tomo 2. (Ediciones Las Américas, A.C., 1999), 96–97.

4. Características

  • 4-Género: Narrativa, con un record de nombres y lugares en la segunda parte
  • 4-Estilo: Historia interpretada, una narrativa épica de conquista y batalla, con intervenciones supernaturales
  • 4-Guía literaria: Véase también Narrativa como género literario.

Reseñas

El carácter y estilo del libro de Josué nos recuerda el estilo de ciertas partes del Pentateuco. Así las narraciones en los capítulos 1–11 son del estilo de las que hay en Génesis, y de las porciones históricas del Exodo y Números. Los capítulos 12–21 están escritos en el estilo de muchas partes de Números, especialmente la descripción del censo y de la ubicación de las tribus en el campamento y la marcha (Núm. 1:1–3:51), la ofrenda de los príncipes (Núm. 7:1–89), el segundo censo (Núm. 26:1–65) y el resumen de las marchas en el desierto (Núm. 33:1–49). Los capítulos 22–24 de Josué nos recuerdan el libro de Deuteronomio, con su estilo exhortatorio.

– Carroll Gillis, El Antiguo Testamento: Un Comentario Sobre Su Historia y Literatura, Tomos I-V, vol. 2. (Casa Bautista de Publicaciones, 1991), 31.

Los cap(s). 1 a 11 forman un relato continuo, aunque el tratamiento se hace progresivamente sintético, y termina con una evaluación general de los logros de Josué (Jos. 11:15–23). Cualquiera sea la forma en que el autor encontró este material, hizo de él una historia de la más elevada calidad dramática, tanto en el tratamiento del tema como en la técnica de la narración. No se trata simplemente de la adaptación de un trabajo preexistente; pero mucho se omite o generaliza para lograr el cuadro general, en su proporción adecuada, en un espacio limitado.

– J.D. Douglas, Nuevo diccionario Biblico. (Sociedades Bíblicas Unidas, 1991).

La primera parte (caps. 1–12) narra la entrada y el asentamiento de los israelitas en Canaán bajo la conducción de Josué, el sucesor de Moisés (cf. Dt 31.7–8). … Al comienzo de esta sección hay un discurso introductorio de Josué, que sitúa los episodios relatados en su contexto teológico: Yo les daré toda la tierra en donde ustedes pongan el pie (Jos 1.3). Por lo tanto, el establecimiento de los israelitas en el país de Canaán no sería una conquista puramente humana, sino un don del Señor. …

La segunda sección (caps. 13–22) describe la repartición de las tierras entre las tribus de Israel. En su mayor parte, consta de largas listas de ciudades y de pequeños poblados, que no hacen muy atractiva la lectura. Sin embargo, tales listas ofrecen datos valiosos para conocer las fronteras de las tribus israelitas y para localizar algunos sitios mencionados en otros pasajes del AT. …

La sección final (caps. 23–24) se refiere a los últimos días de Josué: sus palabras de despedida al pueblo de Israel (Jos 23), la renovación de la alianza en Siquem (24.1–28) y el relato de su muerte (24.29–31).

La Bibla de estudio: Dios habla hoy. (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), Jos.

5. Contenido

  • 5-Temas: Guerra santa, fe, pacto, liderazgo, conquista, distribución de la tierra
  • 5-Doctrinas: La fidelidad de Dios, el celo de Dios, la fidelidad hacia Dios

Reseñas

El libro de Josué trata de la tierra prometida: Su posesión (caps. 1–12), su distribución (caps. 13–21) y su conservación (caps. 22–24). Por otro lado, trata también del desposeimiento de “los perversos” de esa tierra. La tierra digna de reyes fue dada a un pueblo digno de ser reyes (ver Jos. 12).

– D.A. Carson et al., Nuevo comentario Bíblico: Siglo veintiuno. (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000)

…La Tierra era un signo de la fidelidad de Dios a su palabra. Pero esa fidelidad divina exigía de parte del pueblo una conducta semejante. De ahí la insistencia en señalar que la conquista y la posesión de la Tierra dependían de la observancia de la Ley: mientras los israelitas se mantenían fieles, el Señor les daba la victoria; la infidelidad, por el contrario, hacía que la ira divina se encendiera contra ellos y les ocasionara la derrota (cf. Jos. 7.1).

La Bibla de estudio: Dios habla hoy. (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), Jos.

Quienes se oponen a la inspiración de la Biblia disfrutan atacando los pasajes de Josué que relatan la guerra y la matanza (Jos. 6.21, por ejemplo). «¿Cómo puede un Dios de amor ordenar tal masacre?», preguntan. Tenga presente que Dios les dio a esas naciones cientos de años para arrepentirse (Gn 15.16–21), sin embargo rehusaron volverse de sus perversos caminos. Si usted desea saber cuáles eran «las obras de Canaán», ¡lea Levítico 18 y tenga presente que estas prácticas inmorales eran parte de la adoración religiosa pagana! Cada pecador en la nación (tal como Rahab, Jos 2 y 6.22–27) podía ser salvo por fe; y hubo adecuada advertencia dada de antemano. (Lea Jos 2.8–13.) …Dios hizo destruir a estas naciones perversas para castigarlas por sus pecados y, así como un médico que desinfecta sus instrumentos para matar a los gérmenes, Él protege a su pueblo de los caminos impíos.

– Warren W. Wiersbe, Bosquejos expositivos de la Biblia: Antiguo y Nuevo Testamento. (Nashville: Editorial Caribe, 1995).

El problema del aniquilamiento de los cananeos. Jehová mandó que se destruyera completamente a los cananeos (Números 33:51–56; Deuteronomio 7:1–5, 16). Muchas personas preguntan: ¿Cómo un Dios de amor puede ser tan cruel? … Hay que considerar tres aspectos causantes de la orden.

  1. Fue el castigo divino sobre los cananeos. Habían llegado al colmo de su impiedad, maldad e inmoralidad (Génesis 15:16; Levítico 18; Deuteronomio 9:4). Dios empleó a los israelitas como instrumento de juicio contra su burda inmoralidad….
  2. Dios ordenó la exterminación de los cananeos para proteger al pueblo escogido de la contaminación de una religión depravada (Deuteronomio 7:4; 20:16–18). …La redención del mundo dependía de la preservación y la perseverancia de la fe pura. Era necesario extirpar el cáncer para salvar el cuerpo. Todo vestigio que quedó de los cananeos en Palestina, contaminó terriblemente a los israelitas que ocuparon la tierra….
  3. Tenía también el propósito de grabar en la mente israelita las consecuencias funestas de la impureza (Levítico 18:27–30). Si Jehová destruía a los cananeos por su maldad, también castigaría a los israelitas cuando a su vez cayesen en semejante iniquidad. La historia posterior de los hebreos confirma que no fue una advertencia vana.

– Pablo Hoff, Los Libros Históricos. (Editorial Vida, 1980), 27–28.

6. Desarrollo

  • 6-Argumento: El libro de Josué relata la conquista de Canáan seguida lógicamente por la distribución de la tierra conquistada entre las tribus de Israel.
  • 6-Estructura:  Se divide en dos secciones principales – la conquista y la distribución de la tierra – y termina con un corto apéndice sobre los últimos días de la vida de Josué.
  • 6-Análisis: Véase también Bosquejos analíticos de Josué.

Reseñas

El primero de los Profetas anteriores es el libro de Josué (=Jos), que se divide en dos grandes secciones, seguidas de un breve apéndice.

La Bibla de estudio: Dios habla hoy. (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), Jos.

…El libro contiene la historia de Israel bajo el mando y gobierno de Josué, quien actuaba como general en jefe de los ejércitos de Israel. Así lo vemos: 1. Durante la entrada del pueblo en Canaán (caps. 1–5). 2. En la conquista de Canaán (caps. 6–12). 3. En la distribución de la tierra de Canaán entre las tribus de Israel (caps. 13–21). 4. En el establecimiento de la religión entre ellos (caps. 22–24).

– Matthew Henry y Francisco Lacueva, Comentario Bíblico de Matthew Henry (Editorial CLIE, 1999), 211.

El libro de Josué se divide en dos partes principales. La primera narra los hechos relacionados con la conquista de Canaán…. La segunda parte del libro de Josué narra la distribución y el establecimiento del pueblo en el territorio conquistado (capítulos 13–22). El libro concluye con el discurso final de Josué y su muerte (capítulos 23, 24).

Biblia del diario vivir. (Nashville: Editorial Caribe, 2000).

El esquema siguiente da una visión sintética del libro de Josué:

I. La conquista de Canaán (1–12).
II. La repartición del territorio (13–22).
III. La despedida de Josué y la renovación de la alianza (23–24).

– La Bibla de estudio: Dios habla hoy. (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), Jos.

 

Consejos para la lectura y la enseñanza de Josué

Prestar atención al contraste entre las dos generaciones: la falta de fe de los padres les obliga a vagar por el desierto. La generación en este libro demuestra más fe en llevar a cabo los mandatos de Dios.

Es apropiado apreciar el liderazgo fuerte de Josué y Eleazar por lo que ellos hicieron. Sin embargo, el libro tiene que ver principalmente con el hecho de que Dios cumple su promesa.

Dios a veces obra de maneras inesperadas y poco convencionales. El maná cesa, Jericó es tomado por una orquesta y Hai es capturado por una estratagema. La liberación viene, en última instancia, por la fidelidad de Dios.

Deja que el drama de la casi guerra civil (Jos. 22:10-34) te capte. Considera lo desgarrador que esto hubiera sido para el liderazgo.

– Traducido por exegetica.net de Ryken’s Bible Handbook, Carol Stream, IL: Tyndale House Publishers, 2005, p.101.

*Salvo cuando se trate de material traducido por exegetica.net y en aquellos casos expresamente mencionados, todos los recursos citados están disponibles en formato digital Logos y normalmente se pueden conseguir en colecciones a precios reducidos en logos.com/es.