Top Menu

Orientación previa a 1 Samuel

Versículos clave

1 Samuel 2:30b “…Yo honro a los que me honran, y los que me desprecian serán tenidos en poco.

1 Samuel 8:6-7,9 Pero no agradó a Samuel que le dijeran: «Danos un rey que nos juzgue», y oró a Jehová. Dijo Jehová a Samuel: «Oye la voz del pueblo en todo lo que ellos digan; porque no te han desechado a ti, sino a mí me han desechado, para que no reine sobre ellos…. Ahora, pues, oye su voz; pero hazles una advertencia solemne y muéstrales cómo los tratará el rey que reinará sobre ellos».

1 Samuel 15:22 Entonces Samuel dijo: —¿Acaso se complace Jehová tanto en los holocaustos y sacrificios como en la obediencia a las palabras de Jehová? Mejor es obedecer que sacrificar; prestar atención mejor es que la grasa de los carneros.

1 Samuel 16:7 Pero Jehová respondió a Samuel: —No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre, pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón.

 – Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998)

1. Autoría

  • 1-Autor: Aunque el autor es desconocido, ciertamente aprovechó de fuentes históricas escritas por Samuel, Natán, Gad e historiadores de la corte.
  • 1-Fecha: Probablemente fue escrito entre la división de la nación en 931 a.C. y la caída de Samaria en 722 a.C.
  • 1-Lugar: En Israel

Reseñas

Los libros de Samuel reciben su nombre, no porque Samuel haya sido su autor, sino porque él es el protagonista principal que figura en sus páginas, todo el libro está compenetrado de su influencia. La muerte de Samuel se registra en 1 Sam. 25:1, pero su influencia continúa en la vida del rey David, a quien él había ungido.

– Carroll Gillis, El Antiguo Testamento: Un Comentario Sobre Su Historia y Literatura, vol. 2 (Casa Bautista de Publicaciones, 1991), 168.

La tradición judía presenta a Samuel como autor de estos libros, pero es mucho más probable que lleven su nombre debido al papel central que desempeña en los primeros veinticinco capítulos. Quizá sea responsable de parte del material de 1 Samuel, en especial de la primera parte de la historia de David, tal como se sugiere en 1 Crónicas 29:29s.:

Y los hechos del rey David, primeros y postreros, están escritos en el libro de las crónicas de Samuel vidente, en las crónicas del profeta Natán, y en las crónicas de Gad vidente, con todo lo relativo a su reinado, y su poder, y los tiempos que pasaron sobre él, y sobre Israel y sobre todos los reinos de aquellas tierras.

Este pasaje es útil pues ayuda a recordar que los editores de los libros históricos de la antigüedad disponían de varias fuentes.

– LaSor, Hubbard y Bush, Panorama del Antiguo Testamento (Libros Desafío, 2004), 223–224.

¿Cuándo fueron escritas estas historias? La pureza del hebreo empleado parece indicar un período temprano. Sin embargo, había transcurrido algún tiempo desde que habían ocurrido los acontecimientos que se narran. La explicación de términos arcaicos (1 Sam. 9:9) y las referencias a anticuadas costumbres (2 Sam. 13:18), así como el uso de la fórmula “hasta hoy” (1 Sam. 5:5; 6:18; 27:6; 30:25; 2 Sam. 4:3; 6:8; 18:18) lo demuestran. El escritor vivió sin duda en un período posterior a David puesto que todo su reinado es mencionado en 2 Sam. 5:5. El hecho de que se mencionen los “reyes de Judá” en 1 Sam. 27:6, demuestra que el reino está ya dividido, como también lo demuestran varias referencias a una distinción entre Judá e Israel. Por lo tanto, la posición del escritor parece ser la de alguien que vive inmediatamente después de la división del reino, después de la muerte de Salomón.

El escritor, sin embargo, debe haber usado diferentes fuentes para la composición de su historia. Algunas de ellas fueron posiblemente: (1) Historias proféticas contemporáneas. Primer Libro de Crónicas 29:29 afirma que Samuel, Natán y Gad poseían reseñas de sus diferentes períodos. (2) Las crónicas del rey David (1 Crón. 27:24) que eran probablemente crónicas estadísticas de la corte. (3) El carácter del reino, escrito por Samuel, (1 Sam. 10:25). (4) La literatura poética nacional, entre la que se hallaba el libro de Jaser (2 Sam. 1:18). (5) Tradición oral.

– Clyde T. Francisco y Juan Lacue, Introducción al Antiguo Testamento (Casa Bautista de Publicaciones, 1999), 82–83.

2. Destinatarios

  • 2-Lectores: El pueblo de Israel
  • 2-Localidad: En Israel

Reseñas

Cuando uno inicia el estudio de un libro bíblico, siempre debe averiguar las razones por las cuales se escribió; su propósito siempre debe estar en la mente del intérprete. ¿Por qué se escribieron los dos libros de Samuel? Detectamos cuatro propósitos bien definidos.

El histórico
…El pueblo de Israel necesitaba conocer su historia. El autor relata lo acontecido desde la época de los jueces hasta los últimos años del rey David. Por medio de su narración, el autor contesta cómo Israel pasó de ser una agrupación de tribus sin gobierno central a ser una nación unificada bajo un rey….

El político
Tomando en cuenta que el autor redactó estos libros después de la división del reino, y que probablemente radicaba en Judá, es posible que hubiera tenido una motivación política. Quería dejar claro que Judá era la facción que seguía las pisadas de Samuel y David, y por eso podía esperar la bendición divina. Identificaba a su pueblo con los fieles del Señor.

El teológico
Veremos en la exposición que el hilo teológico que se observa a través de la narración es el hecho de que Jehová es el verdadero rey de Israel. Los jueces y reyes vienen y van, pero el Señor siempre permanece como el verdadero rey del pueblo. Uno de los enfoques principales de estos libros es la relación que hay entre el rey humano y el divino.

El práctico
El Señor usó estos libros para enseñar en forma muy patente que la obediencia trae bendición y la desobediencia acarrea maldición. El que es fiel al pacto, será colmado de todo tipo de bienes, pero el que se rebela contra Dios puede esperar la disciplina y el castigo del Altísimo. Este principio es muy válido, aún en nuestros días.

– Roberto Lloyd, Estudios Bíblicos ELA: El rey verdadero (1ra y 2da Samuel) (Ediciones Las Américas, A. C., 1993), 9–10.

3. Ocasión

  • 3-Circunstancias: “Cuando combinamos el caos político con la decadencia religiosa [a finales del periodo de los jueces], vemos que Israel estaba en una encrucijada histórica: o se arrepentían, o vendría destrucción.” (Roberto Lloyd, Estudios Bíblicos ELA: El rey verdadero, 7.)
  • 3-Propósito: Para que la nación de Israel conociera su historia y reconociera que sobre toda autoridad Dios es soberano y que se complace de la persona que se sujeta a la palabra de Dios.

Reseñas

Estos dos libros de Samuel eran originalmente uno. Se ocupan de otro período de transición en la historia de Israel, cuando la nación dejó de ser gobernada por un juez o líder carismático, y pasó a ser regida por un rey.

– Mary Batchelor, Abramos la Biblia (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

La historia de Israel, vista como la teocracia, o reino de Dios, consta de tres períodos: primero, guiados por los Profetas (desde Moisés hasta Samuel); segundo, bajo el gobierno de los reyes (desde Saúl hasta la cautividad de Babilonia); y en tercer lugar, bajo el reino de los sumo sacerdotes (desde Esdras hasta el nacimiento de Jesucristo)…. El período descrito en este volumen cierra una de estas etapas y empieza otra. El punto de contacto entre ambas es Samuel, quien fue el único en cumplir completamente la misión de los Jueces y también fue designado divinamente para inaugurar la nueva institución de la realeza en Israel. Esta realeza apareció…con un aspecto negativo y otro positivo. Saúl era la personificación del concepto de rey del pueblo, mientras que David representaba el ideal escritural de realeza en su sujeción consciente a la voluntad del rey celestial…. Con la introducción de la monarquía terminaba el primer período, y se iniciaba una nueva era, que debía continuar hasta que se alcanzase la tercera y última fase, que preparaba el camino para la llegada de aquél [Jesucristo] que era el cumplimiento del significado simbólico de todos ellos.

– Alfred Edersheim, Comentario Bíblico Histórico (Editorial CLIE, 2009), 266.

Es importante que no dejemos de lado el motivo biográfico. Hubo un genuino interés en la vida y acciones de los dirigentes israelitas. La convicción de los escritores bíblicos era la de que Dios mismo se había asociado con la historia y gobernaba todo su curso, lo que dio a los libros históricos del AT su calidad y contenido teológicos. La historia con tinte teológico de ninguna manera deja de ser historia.

– J.D. Douglas, Nuevo diccionario Bíblico (Sociedades Bíblicas Unidas, 1991).

El libro de 1 Samuel establece el principio de que el rey de Israel debe estar sujeto a la palabra de Dios como fue transmitido por medio de sus profetas. Es decir, la obediencia a la palabra de Dios era la condición necesaria para que un rey fuese aceptable al Dios de Israel. Esto es lo que Jesús el Rey-Mesías hizo en su vida de obediencia a Dios el Padre, aún hasta su “muerte en la cruz” (Fil. 2:8).

– Crossway Bibles, The ESV Study Bible (Crossway Bibles, 2008), 486.

4. Características

Reseñas

El género principal de 1 Samuel es el de la historia del héroe. El autor elegió no usar el método común de los historiadores del AT en relatar sobre un abanico de personajes y eventos sino enfocar principalmente en tres líderes heroicos cuyas historias están bien elaboradas: Samuel, Saúl y David. Tres otros personajes son lo suficientemente prominentes en la narrativa para que sus historias puedan ser consideradas mini-historias de héroe: Ana, Elí y Jonatán. Dentro de la categoría de historia de héroe, la historia de Saúl es la única tragedia literaria indiscutida y enteramente elaborada de la Biblia. La historia de David y Goliat es la historia de batalla prototípica de la Biblia. La fase de la vida de David cuando él es el arquetipo del hombre perseguido representa el patrón narrativo del fugitivo.

– Crossway Bibles, The ESV Study Bible (Wheaton, IL: Crossway Bibles, 2008), 488.

La historia de Saúl, de David y de las abruptas relaciones entre el uno y el otro, se presenta como un cuadro lleno de contrastes, luminoso al evocar la espléndida trayectoria ascendente del joven David, y sombrío cuando considera la figura de Saúl, con la imparable decadencia de su personalidad y la tragedia que rodea su muerte y la de sus hijos en la batalla de Gilboa (1 S 31).

– Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), 1 Sm.

Destacados historiadores modernos reconocen los libros de Samuel como ejemplo de la historia mejor narrada de la antigüedad; el autor inspirado era un maestro del suspenso. El famoso erudito A. H. Pfeifer afirma que “es la escritura en prosa más sobresaliente y la obra histórica maestra del Antiguo Testamento”.

– Pablo Hoff, Los Libros Históricos (Editorial Vida, 1980), 89.

El libro 1 de Samuel puede dividirse bajo los nombres de los tres personajes principales—Samuel (1–7), Saúl (8–15), y David (16–31). La historia de este libro nos es presentada en el atractivo manto de la biografía.

– Henrietta C. Mears, Lo que nos dice la Biblia (Miami, FL: Editorial Vida, 1979), 107.

5. Contenido

  • 5-Temas: Transición, la institución de la monarquía, la influencia del liderazgo sobre la nación, las consecuencias del pecado
  • 5-Doctrinas: La providencia de Dios, la soberanía del poder y voluntad de Dios, la realeza de Dios, el pecado, la unción del Espíritu Santo, la oración

Reseñas

La institución de la monarquía se presenta en 1 Samuel como una concesión de Dios [al] deseo popular, pero en ningún modo significa que él renunciara a ejercer la autoridad última sobre Israel, del cual es el verdadero y definitivo Rey. Por eso, a renglón seguido de aquella concesión, las palabras del profeta Samuel exhortan con vehemencia al pueblo: «Si teméis a Jehová y lo servís, si escucháis su voz y no sois rebeldes a la palabra de Jehová, si tanto vosotros como el rey que reina sobre vosotros servís a Jehová, vuestro Dios, haréis bien» (1 S 12.14).

Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), 1 Sm.

La obra narra la forma en que comenzó la monarquía israelita. Es evidente que el libro enfatiza la dimensión nacional-religiosa de esa monarquía, interpretando los acontecimientos históricos desde el punto de vista del pacto entre Dios e Israel.

– Alfonso Lockward, Nuevo diccionario de la Biblia (Editorial Unilit, 1999), 929.

La soberanía de Dios es notoria en este libro al haber hecho él que se llevaran a cabo acontecimientos aparentemente imposibles (1 S. 1:11, 20; 24:20). La obra del Espíritu Santo es evidente en la capacitación de personas para algún servicio (1 S. 11:6; 16:13). 1 Samuel también demuestra los efectos del pecado tanto en las personas (1 S. 3:10–14) como en la nación (1 S. 31:1–7), aparte de la gracia perdonadora de Dios en los de corazón contrito y arrepentido (Sal 51:17).

– Eduardo A. Hernández, Lockman Foundation, Biblia de estudio: LBLA. (Casa Editoral para La Fundación Bíblica Lockman, 2003), 1 Sm.

El libro de 1 Samuel comienza en el monte Efraín y termina debajo de un árbol en Jabes de Galaad. Comienza con una oración y termina con ayunos de duelo. De hecho, hay bastante llanto que caracteriza esta historia. Por lo menos una docena de veces dice el texto que alguien lamenta o llora o derrama lágrimas. Es una continuación de los tiempos de los jueces y de Boquim que quiere decir “los que lloran” (ver Jue. 2:1). Comienza 1 Samuel con los filisteos dominando la vida de Israel y termina igual. Nos enseña que el cambio de gobierno no resulta necesariamente en mejorías. Lo que vale es un cambio del corazón. La nación precisa un cambio que solamente el Rey de Gloria puede efectuar en su pueblo. Pero se levanta la perpetua barrera para que se produzca ese cambio, la desobediencia. Y el mensaje del libro queda claro en 15:22: Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención es mejor que el sebo de los carneros….

El primer libro de Samuel además de ser una importante historia del período de transición en Israel, registra la seriedad del pecado, vista en sus consecuencias. Registra las bendiciones que vienen con la sumisión a la voluntad de Dios. Demuestra que Dios libra a los que le aman y confían en él….

– Daniel Carro et al., Comentario bíblico mundo hispano 1 Samuel, 2 Samuel, y 1 Crónicas (Editorial Mundo Hispano, 1993–), 47-48.

 

6. Desarrollo

  • 6-Argumento: El libro de 1 Samuel narra la transición entre el caótico periodo de los jueces y el establecimiento de la monarquía en Israel.
  • 6-Estructura: Se desarrolla la historia de esta transición alrededor de las vidas de tres personajes principales: Samuel, Saúl y David
  • 6-Análisis: Véase también Bosquejos analíticos de 1 Samuel.

Reseñas

Esquema del contenido:

  1. Infancia de Samuel, profeta y juez sobre Israel (1.1–7.17)
  2. Institución de la monarquía de Israel (8.1–12.25)
  3. Luces y sombras del reinado de Saúl (13.1–15.35)
  4. David, ungido rey para suceder a Saúl (16.1–31.13)

Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), 1 Sm.

Quizá Samuel, el personaje más importante del Antiguo Testamento después de Moisés, haya sido el eje de la crítica transición de la confederación a la monarquía. Fue el último de los jueces y el precursor del establecimiento de la monarquía. Era un verdadero líder carismático, y encarnó los grandes ministerios de su tiempo. Nada de lo que sucedía en las tribus estaba fuera de su esfera de acción. En el desempeño de diferentes funciones, sirvió a las tribus con fidelidad en un período fundamental de la historia bíblica, cuando las presiones externas ejercidas por los filisteos sobre Israel requirieron cambios sociales y políticos trascendentales. Hay que señalar a su favor que Samuel fue capaz de moldear el futuro de Israel, a la vez que insistía en los ideales antiguos.

– LaSor, Hubbard y Bush, Panorama del Antiguo Testamento (Libros Desafío, 2004), 225–226.

No es difícil bosquejar el libro. Hay tres hombres principales alrededor de los cuales gira el desenvolvimiento de esta historia.

– Daniel Carro et al., Comentario bíblico mundo hispano 1 Samuel, 2 Samuel, y 1 Crónicas (Editorial Mundo Hispano, 1993–), 49.

A estos dos libros se les ha dado el nombre de Samuel, no solamente porque Samuel fuera el personaje principal en la primera parte, sino también porque fue él quien inauguró la monarquía ungiendo a los dos primeros reyes, Saúl y David. Gillis comenta que, aunque se registra la muerte de Samuel en 1 Samuel 25:1, “su influencia continúa en la vida del rey David, a quien él había ungido … Todo el libro está penetrado por su influencia.”

– Pablo Hoff, Los Libros Históricos (Editorial Vida, 1980), 89.

Saúl es el personaje que más ejemplifica las tristes consecuencias del pecado. El pueblo se lo pidió de Samuel dando como excusa: He aquí que tú has envejecido, y tus hijos no andan en tus caminos (1 S. 8:5). Al adelantarse a hacer los sacrificios que no le pertenecían, Saúl se disculpó con la excusa: Cuando vi que el pueblo se me dispersaba, que tú no venías … (1 S. 13:11). Al no destruir a todos los amalequitas con sus bienes se justifica otra vez con la excusa: … temí al pueblo y accediendo a su voz … (1 S. 15:24). El libro de 1 Samuel nos enseña que disculparse del pecado no sirve, sino arrepentirse de él y abandonarlo.

– Daniel Carro et al., Comentario bíblico mundo hispano 1 Samuel, 2 Samuel, y 1 Crónicas (Editorial Mundo Hispano, 1993–), 47-48.

David, “la niña del ojo de Dios”, fue uno de los más grandes personajes de todos los tiempos. …En este libro vemos a David como pastor de ovejas, como músico, como armero, como capitán, como yerno del rey, como escritor de salmos, y como fugitivo. Fue ungido tres veces, y había de ser el fundador de la línea real en la que había de nacer el Rey de reyes.

– Henrietta C. Mears, Lo que nos dice la Biblia (Editorial Vida, 1979), 112, 114–115.

Consejos para la lectura y la enseñanza de 1 Samuel

El libro está organizado en torno a los tres grandes protagonistas que desarrollan papeles prominentes durante este periodo. Al leer, debes estar atento al hecho de que este es un libro de transiciones. Israel pasa de ser una confederación desestructurada de tribus a una nación-estado, del liderazgo de un juez que también servía de profeta y sacerdote a una monarquía, de estar bajo el dedo de los filisteos a un país de creciente prominencia militar.

Para discernir las amplias riquezas de este libro, debes estar alerto a las transiciones que ocurren y al rol decisivo que los líderes juegan en el destino de su nación.

– Traducido por exegetica.net de Ryken’s Bible Handbook, Carol Stream, IL: Tyndale House Publishers, 2005, p.131.

*Salvo cuando se trate de material traducido por exegetica.net y en aquellos casos expresamente mencionados, todos los recursos citados están disponibles en formato digital Logos y normalmente se pueden conseguir en colecciones a precios reducidos en logos.com/es.