Top Menu

Orientación previa a Hebreos

Versículos clave

Hebreos 1:1-4, “Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos últimos días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo y por quien asimismo hizo el universo. Él, que es el resplandor de su gloria, la imagen misma de su sustancia y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas, hecho tanto superior a los ángeles cuanto que heredó más excelente nombre que ellos.”

Hebreos 4:14-16, “Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión. No tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.”

Hebreos 10:19-25, “Así que, hermanos, tenemos libertad para entrar en el Lugar santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne. También tenemos un gran sacerdote sobre la casa de Dios. Acerquémonos, pues, con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia y lavados los cuerpos con agua pura. Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió. Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras, no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.”

Hebreos 11:6, “Pero sin fe es imposible agradar a Dios, porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que él existe y que recompensa a los que lo buscan.”

Hebreos 12:25, “Mirad que no desechéis al que habla, pues si no escaparon aquellos que desecharon al que los amonestaba en la tierra, mucho menos nosotros, si desechamos al que amonesta desde los cielos.”

Hebreos 12:28-29, “Así que, recibiendo nosotros un Reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia, porque nuestro Dios es fuego consumidor.”

– Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998)

1. Autoría

  • 1-Autor: Desconocido (aunque con frecuencia se mencionan a nivel de hipótesis algunos de los colaboradores de Pablo, como Bernabé o Apolos.)
  • 1-Fecha: Probablemente entre  60 y 90 dC, y posiblemente ante del 70 dC (durante la vida de Timoteo y antes de la destrucción del Templo).
  • 1-Lugar: Desconocido

Reseñas

El autor demuestra ser un experto conocedor del AT, cuyo texto cita siempre de la traducción griega conocida como Septuaginta o Versión de los Setenta (LXX). Su dominio de este idioma le permitió redactar, alrededor quizá del año 70, nuestra Epístola a los Hebreos, que es sin duda el documento estilísticamente más depurado de todo el NT.

– Reina Valera Revisada (1995) (Miami: Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), He.

¿Quién era el autor? … El texto mismo nos ofrece pocas pistas. Las únicas (aparte de cuestiones de estilo y énfasis doctrinal) son las que encontramos al final de la Epístola, en el capítulo 13. En el versículo 23, por ejemplo, dice que «está en libertad nuestro hermano Timoteo, con el cual, si viniera pronto, iré a veros». De esto deducimos que el autor era amigo de Timoteo y, suponiendo que este Timoteo era el compañero de Pablo, que él también era del círculo paulino.

– David F. Burt, El Resplandor de Su Gloria, Hebreos 1:1–14, (Editorial CLIE, 1993), 270.

¿A qué conclusión llegamos en este asunto? Simplemente decimos junto con Orígenes: “Pero en cuanto a quién escribió la epístola, lo cierto es que sólo Dios lo sabe”. Al fin y al cabo, quién sea el escritor no es importante. El contenido de la epístola es lo que nos interesa.

– Simon J. Kistemaker, Comentario al Nuevo Testamento: Hebreos (Libros Desafío, 1991), 19.

Una evidencia clave en fechar Hebreos es que no menciona la destrucción del templo en Jerusalén, que sucedió en 70 d. de J.C. y puso fin a la guerra entre los judíos y los romanos (66–70). En efecto, Hebreos da la impresión que todavía está en pie el templo. Aunque no menciona el templo, sino el tabernáculo, se refiere a los sacrificios en el templo en el tiempo presente, y estos cesaron con la destrucción del mismo. Y en Heb. 8:13; 9:8, 9 y 10:2, la destrucción del templo hubiera sido un argumento tan convincente que la única razón que se puede concebir por no usarlo es que no había sucedido.

– Juan Carlos Cevallos, Comentario Bíblico Mundo Hispano tomo 23: Hebreos, Santiago, 1 Y 2 Pedro, Judas (Editorial Mundo Hispano, 2006), 28–29.

Sin embargo, aún no hemos mencionado el argumento más obvio de todos. Ya que la tesis del autor es que Jesucristo es superior a todo el sistema antiguo, que el sacerdocio de Jesucristo es superior al sacerdocio levítico, y que el sacrificio de Jesucristo es superior al sacrificio de animales, etc., la destrucción del Templo (si ya hubiese ocurrido) le habría venido de perlas para rematarla. Sin embargo, no aprovecha lo que, en tal caso, habría de ser su argumento de más peso. La conclusión es obvia: no lo utiliza porque el Templo aún está en pie.

– David F. Burt, El Resplandor de Su Gloria, Hebreos 1:1–14 (Editorial CLIE, 1993), 22.

2. Destinatarios

  • 2-Lectores: Aparentemente, Cristianos de trasfondo judío, que sufrían la tentación de volver al judaísmo
  • 2-Localidad: Desconocido (a nivel de hipótesis, abundan sugerencias, de las cuales Roma posiblemente sea la más convincente.)

Reseñas

Y por supuesto, el argumento principal de la Epístola (acerca de la superioridad de Jesucristo con respecto al culto levítico) nos hace suponer que es una Epístola dirigida hacia una situación en la que algunos sostenían el argumento contrario y volvían al culto levítico. Cae por su propio peso que los que sufrirían esta tentación serían creyentes hebreos. A mi juicio, todas las indicaciones señalan que los primeros destinatarios eran judíos.

– David F. Burt, El Resplandor de Su Gloria, Hebreos 1:1–14 (Editorial CLIE, 1993), 25.

Pero, ¿dónde se encontraba esta iglesia de cristianos judíos? Igual que en la cuestión acerca del autor, los comentaristas han sugerido muchas posibilidades: Jerusalén, Samaria, Cesarea, Antioquía de Siria, Alejandría, Chipre, Colosas o una ciudad vecina, Éfeso, Roma, otra ciudad de Italia, España. Una lista tan larga y variada sugiere que nos faltan los datos para saber a qué ciudad se dirigió Hebreos.

– Juan Carlos Cevallos, Comentario Bíblico Mundo Hispano tomo 23: Hebreos, Santiago, 1 Y 2 Pedro, Judas (Editorial Mundo Hispano, 2006), 27.

Los destinatarios de la epístola a los hebreos eran cristianos judíos. El escritor no dice donde vivían estos hebreos.

…Nos sentimos cómodos con la elección de Roma, aunque admitimos que sólo podemos usarla como hipótesis. Con todo, los hechos acumulados apuntan a esta elección.

– Simon J. Kistemaker, Comentario al Nuevo Testamento: Hebreos (Libros Desafío, 1991), 29, 30.

3. Ocasión

  • 3-Circunstancias: Ante varias amenazas físicas y espirituales, creyentes principalmente de trasfondo judío, se ven tentados a volver al judaísmo.
  • 3-Propósito: El autor escribe para advertirles a proseguir en la fe cristiana, y no volver al judaísmo dado que en Jesús ha llegado no sólo la máxima revelación de Dios, sino el cumplimiento y culminación de todo aquello de que la fe judía era sombra y anticipo.

Reseñas

According to Paul Ellingworth, the dangers threatening the community are expressed in three ways: (1) Passive dangers which denote ‘a certain weariness in pursuing the Christian goal, or making progress along the road of Christian discipleship’. (2) In contrast to these expressions, there are passages that refer to the possibility of active dangers that could issue in rebellion against God and his Son. … These strong expressions indicate the real possibility of apostasy in the author’s mind, even if he does not actually say that they have committed it. (3) Finally, there are expressions that point to external and outward pressures that assault and test them (Heb. 2:18; 4:16), bringing suffering through persecution (Heb. 10:32–34; 12:4), torture, and imprisonment (Heb. 10:33–34; 13:3), along with abuse (Heb. 13:13).

– Peter O’Brien, The Letter to the Hebrews (William B. Eerdmans Publishing Company, 2010), 12.

El autor hace un esfuerzo en contrastar el estado en el cual los lectores se encontraban, en el que se habían encontrado, en el que deberían encontrarse y en el cual corrían el peligro de encontrarse. En este caso se presenta una serie de exhortaciones, sobretodo en los capítulos 6 y 10, que presuponen el peligro de apostasía.

– Horacio R. Piccardo, Introducción al cuerpo epistolar del Nuevo Testamento: Tomo 3 (Ediciones del centro, 2006), 164.

Esta carta de exhortación (Heb. 13:22) fue escrita para reforzar la fe de los judíos convertidos, haciendo que recordaran la provisión de Dios de un sacerdote y sacrificio perfectos por el pecado: Jesucristo. Ayudaría también a convencer a cualquiera que estuviera indeciso acerca de Cristo, de que había mayor ganancia al volverse a El que permanecer en el judaísmo.

– Eduardo A. Hernández, Biblia de estudio: LBLA. (Casa Editoral para La Fundación Bíblica Lockman, 2003), He.

La carta se propone mostrar que Jesús y todo lo que hizo vale muchísimo más que lo que había antes. La fe del Antiguo Testamento tenía mucho ceremonial y atractivo, pero el camino que Jesús abre a Dios es muy superior. Jesús es un profeta mayor que todos los que lo antecedieron. Ofrece una mejor alianza o pacto con Dios que el de Moisés. Jesús es mejor sumo sacerdote que Aarón o los que le siguieron y ofreció un sacrificio mucho mayor que los sacrificios animales del Antiguo Testamento: el de su propia vida.

Volver al viejo pacto es aferrarse a sombras sin sustancia, en lugar de sujetarse a la firme realidad de Jesús y a todo lo bueno que trajo consigo. Tratar de mantener las prácticas del Antiguo Testamento como igualmente válidas, junto a la fe cristiana, es negar todo lo que Jesús ha hecho.

– Mary Batchelor, Abramos la Biblia (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

4. Características

Reseñas

Hebreos ‘comienza como un tratado, procede como un sermón, y termina como una epístola’. Sin embargo, existen dificultades al aplicar cada uno de estos géneros al discurso.

– Peter O’Brien, The Letter to the Hebrews (William B. Eerdmans Publishing Company, 2010), 20.

¿Es correcto llamar a Hebreos una carta? Termina como carta, pero no comienza como carta. La expresión que el autor mismo usa para describir su obra es palabra de exhortación (Heb. 13:22), expresión que se encuentra también en la invitación a Pablo a predicar en la sinagoga de Antioquía (Hech. 13:15). Cuando el autor de Hebreos oyó de las tentaciones que enfrentaba la congregación de los destinatarios, no pudo ir a verlos (Heb. 13:19). Por tanto, escribió el sermón que quería predicarles y se lo mandó. Hebreos es un sermón escrito, con un apéndice de consejos prácticos y notas personales que componen Heb. 13.
En la sinagoga del primer siglo la costumbre era predicar por medio de la explicación de uno o varios textos bíblicos (del AT, desde luego). Esto es precisamente lo que vemos en Hebreos.

– Juan Carlos Cevallos, Comentario Bíblico Mundo Hispano tomo 23: Hebreos, Santiago, 1 Y 2 Pedro, Judas (Editorial Mundo Hispano, 2006), 28.

Una característica determinante de Hebreos es la elección de palabras, el equilibrio de las frases, el ritmo retórico del griego original y el excelente estilo. Aun a través de la traducción, el lector de hoy en día percibe algo de la magnificencia de la habilidad literaria del escrito.

– Simon J. Kistemaker, Comentario al Nuevo Testamento: Hebreos (Libros Desafío, 1991), 16.

Aunque la epístola es fundamentalmente doctrinal en su contenido, también es extremadamente práctica. Después de cada pasaje doctrinal el escritor inserta una sección en la cual da algunas admoniciones certeras y elocuentes basadas en la enseñanza presentada.

Biblia plenitud: Biblia de estudio (Editorial Caribe, 2000), Flm 24.

Hebreos permanece algo como un gigante dormido, un tour de force desatendido dentro del canon del Nuevo Testamento. Es inegablemente uno de los libros más difíciles del Nuevo Testamento, y ya sea a pesar de ello o a causa de ello, uno de los más recompensa.

– J. Ramsey Michaels, citado en NLT Study Bible (Tyndale House Publishers, 2008), 2082.

5. Contenido

  • 5-Temas: La superioridad y suficiencia de Cristo, el sumo sacerdocio de Cristo, las consecuencias de la apostasía, madurez, el descanso de Dios
  • 5-Doctrinas: Cristología, Salvación y perseverancia, La fe, el Pacto, Revelación, Escatología

Reseñas

Hebreos tiene dos temas principales: la completa suficiencia del sacrificio y pacto de Cristo y lo devastador que sería renunciar la fe que uno tiene en Cristo.

La contribución de este libro al hilo narrativo de la Biblia es única. Explora en detalle como el sacrificio, una-vez-y-para-siempre, de Cristo cumple y de esa manera convierte en obsoleto el sistema sacrificial del Antiguo Testamento.

– Traducido por exegetica.net de Ryken’s Bible Handbook (Tyndale House Publishers, 2005), 590, 591

Tema: Según el comentarista Westcott, “La finalidad del cristianismo.” Más aún, es la superioridad de la persona y obra de Jesucristo a la ley y a la religión judía. Se resume en dos expresiones: “Tú eres Hijo” y “Tú eres Sacerdote”. Es como si se preguntara a los lectores: “¿Qué tenéis?” para luego contestar: “Cristo”. En El tenemos a Uno que es mayor y superior a los profetas, ángeles, mayor que Moisés, Josué, y Aarón, Uno que sirve en un mejor santuario, y ha introducido un mejor pacto.
Por eso no nos extraña que a esta epístola se la haya llamado “el quinto Evangelio”, pues si los primeros cuatro describen el ministerio de Jesús sobre la tierra, éste se ocupa de su ministerio en el cielo. Resulta pues muy apropiado el título “la epístola del cielo abierto.”

– Carlos A. Morris, Comentario bı́blico del continente nuevo: Hebreos (Editorial Unilit, 1999), 9.

El punto de partida del autor consiste en considerar al cristianismo como la revelación perfecta de Dios. Esto significaba que el cristianismo no sólo vino a reemplazar a todos los otros credos, incluyendo al judaísmo, sino que él mismo no podía ser superado. La salvación que ofrece es eterna (Heb. 5:9), también lo es su redención, su herencia, y su pacto (Heb. 9:12, 15; 13:20), mientras que se afirma que el ofrecimiento de Cristo se ha efectuado “mediante el Espíritu eterno” (Heb. 9:14). Esta idea de la perfección y del carácter perdurable del cristianismo abarca toda la epístola, y proporciona la clave para la comprensión de todos sus temas principales.

– J.D. Douglas, Nuevo diccionario Bíblico (Sociedades Bíblicas Unidas, 1991).

6. Desarrollo

  • 6-Argumento: El autor desarrolla varias ideas teológicas que luego aplica con insistencia con la finalidad de que sus lectores / oyentes no se estanquen o vuelvan para atrás en la fe.
  • 6-Estructura: Aunque los temas principales y la alternancia entre secciones de exposición y de exhortación sean bastante evidentes, hay relativamente poco acuerdo sobre la estructura. Sin embargo, siguiendo los estudios recientes*, señalamos la importancia especial del prólogo en Heb. 1:1-4, como dos segmentos importantes de transición en Heb. 4:14-16 y 10:19-25.
  • 6-Análisis: Véase también Bosquejos analíticos de Hebreos.

Diagrama

Reseñas

El argumento es complejo, pero Heb. es una mina de oro para aquellos que desean profundizar más. Hay un gran tesoro aquí para enriquecer nuestra comprensión de Dios y sus propósitos. Cada sección, cuidadosamente elaborada, contribuye al desarrollo de un tema central, aportando visiones distintas de la persona y obra del Señor Jesucristo y la naturaleza de nuestra salvación. Aunque se utilizan muchos pasajes del AT, algunas secciones de Heb. se basan en la exposición de un solo texto, mientras que otros se usan a manera de apoyo. De ese modo se nos muestra cómo interpretar el AT a la luz de su cumplimiento, y podemos entender cómo las dos divisiones de la Biblia cristiana se entrelazan entre sí. Como regularmente el autor relaciona sus puntos de vista a las necesidades de aquellos a quienes se dirige en primer lugar, podemos aprender cómo aplicar sus argumentos a nuestras vidas contemporáneas. Heb. demuestra que las advertencias y el aliento efectivos están fundados en una buena teología.

– D.A. Carson et al., Nuevo comentario Bı́blico: Siglo veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

A medida que desarrolla su pensamiento, el autor de Hebreos va anotando recomendaciones y advertencias concretas, de aplicación actual a la vida de los creyentes, de tal modo que en ningún momento se pierde la índole exhortatoria del texto.

– Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), He.

El estudio detallado de la estructura de Heb. revela un patrón de temas cuidadosamente balanceado e intrincadamente tejido. …por lo regular el autor anuncia el tema de una nueva sección cuando está concluyendo la anterior. Estos “anuncios del tema” se hallan en Heb. 1:4; 2:17; 5:9, 10; 10:36–39; 12:12, 13. Ciertas “palabras gancho” relacionan el comienzo de una nueva sección con la precedente. En cada sección principal de la argumentación hay “términos característicos” que pueden estar limitados en gran medida a esa parte del libro.

– D.A. Carson et al., Nuevo comentario Bı́blico: Siglo veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

* Peter O’Brien, The Letter to the Hebrews, The Pillar New Testament Commentary (Grand Rapids, MI; Nottingham, England: William B. Eerdmans Publishing Company, 2010), ver pp. 30-34 donde evalúa y esencialmente adopta las conclusiones de Guthrie en, Guthrie, G. H., The Structure of Hebrews: A Text-Linguistic Analysis (Grand Rapids: Baker, 1998).

Consejos para la lectura y la enseñanza de Hebreos

Una vez más es necesario ser cauteloso en tu uso de bosquejos nítidos de Hebreos que puedas encontrar en comentarios y manuales. Estos bosquejos tienden a hacer parecer que la línea de argumentación es continuo. Sin embargo, por ejemplo, si aíslas la mayoría de los capítulos 2-4, capítulo 6, 10:19-39, y la mayor parte del capítulo 12 – en otras palabras, un tercio del libro – verás que sólo están vinculados ligeramente al avance del desarrollo del argumento sobre la superioridad de Cristo y que en cambio apelaciones a los lectores a no abandonar la fe sino seguir a Cristo con todo corazón.

Debes, por consiguiente, tener en mente dos esquemas organizativos – un bosquejo del tipo que ofrecemos en este manual y la idea de un ir y venir rítmico entre el argumento teológico y la exhortación práctica sobre el tema específico de no abandonar la fe.

En parte debido a la abundancia de citas del Antiguo Testamento y el comentario acompañante sobre ellas, el contenido de este libro es muy denso. Deberás determinar pensar cuidadosamente y no simplemente leer de manera devocional para animar el espíritu.

Este libro está tan arraigado en el Antiguo Testamento que podrías usarlo como un programa para la lectura de porciones del Antiguo Testamento en sincronía con el.

Este libro requiere que uses de tu imaginación para imaginar con tu mente algo como la entrada de Cristo en el Tabernáculo en Heb. 9:11-14.

– Traducido por exegetica.net de Ryken’s Bible Handbook, Carol Stream, IL: Tyndale House Publishers, 2005, pp. 587-588.

*Salvo cuando se trate de material traducido por exegetica.net y en aquellos casos expresamente mencionados, todos los recursos citados están disponibles en formato digital Logos y normalmente se pueden conseguir en colecciones a precios reducidos en logos.com/es.