Top Menu

Orientación previa a 1 Crónicas

Versículos clave

1 Crónicas 16:1-2,4 Así trajeron el Arca de Dios, y la pusieron en medio de la tienda que David había levantado para ella; y ofrecieron holocaustos y sacrificios de paz delante de Dios. Cuando David acabó de ofrecer el holocausto y los sacrificios de paz, bendijo al pueblo en el nombre de Jehová.Puso delante del Arca de Jehová ministros de los levitas, para que recordaran, confesaran y alabaran a Jehová, Dios de Israel.

1 Crónicas 17:12-14 [Tu hijo] me edificará Casa, y yo confirmaré su trono eternamente. Seré para él como padre, y él será para mí un hijo; no apartaré de él mi misericordia, como hice con aquel que fue antes de ti; sino que lo confirmaré en mi Casa y en mi reino eternamente, y su trono será firme para siempre”».

1 Crónicas 22:12-13 Que Jehová te dé entendimiento y prudencia, para que cuando gobiernes a Israel guardes la ley de Jehová, tu Dios. Entonces serás prosperado, si cuidas de poner por obra los estatutos y decretos que Jehová mandó a Moisés para Israel. Esfuérzate, pues, y cobra ánimo; no temas, ni desmayes.

1 Crónicas 28:9 »Y tú, Salomón, hijo mío, reconoce al Dios de tu padre, y sírvele con corazón perfecto y con ánimo generoso; porque Jehová escudriña los corazones de todos, y entiende todo intento de los pensamientos. Si tú le buscas, lo hallarás; pero si lo dejas, él te desechará para siempre.

 – Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998)

1. Autoría

  • 1-Autor: Desconocido, posiblemente Esdras o un contemporáneo suyo
  • 1-Fecha: Después del exilio, cuando el remanente regresaba a Jerusalén
  • 1-Lugar: Desconocido

Reseñas

El Talmud (Baba Bathra 15a) atribuye los libros de Crónicas a Esdras, Como sucede con la mayoría de los libros del AT, sin embargo, la paternidad de estos libros es anónima, y no se puede llegar a ninguna conclusión acerca de quién las escribió. El interés que demuestran en los levitas se ha tomado como indicación de que su origen podría hallarse en este grupo, pero no es esta una inferencia realmente necesaria.

– J.D. Douglas, Nuevo diccionario bíblico (Sociedades Bíblicas Unidas, 1991).

Es evidente que las Crónicas son el resultado de un proceso de compilación. El cronista utilizó los libros de Samuel y de los Reyes prácticamente para la mitad de la narración. Además, las genealogías al comienzo del libro se derivan en gran parte del Pentateuco. El compilador incluso cita algunas de las fuentes, entre las cuales se encuentran los registros genealógicos de las diversas tribus (7.9, 40), el libro de los Reyes de Israel (9.1) y los libros de Samuel, Natán y Gad (29.29).

Nuevo comentario ilustrado de la Biblia (Editorial Caribe, 2003), 478.

Aunque los eruditos no están de acuerdo en cuanto a esta fecha, parece bastante seguro que el cronista no pudo haber compilado su obra mucho antes del 400 a.C., especialmente si además es responsable de los libros de Esdras y Nehemías. Entonces, a una distancia de más de un siglo de los eventos más tardíos registrados, el autor puede seleccionar aquellos episodios cuyo significado cree tienen un valor perdurable, particularmente en relación con sus propias circunstancias. 

– LaSor, Hubbard y Bush, Panorama del Antiguo Testamento (Libros Desafío, 2004), 619.

El primer dato que tenemos acerca de la fecha de las Crónicas se halla en las genealogías. La descendencia de David queda indicada hasta una fecha más reciente que cualquier otra genealogía. Al mencionarse los nietos de Zorobabel (1 Cr. 3:19–21), esta obra no puede haber sido mencionada mucho tiempo antes de la época de Esdras….Los otros datos indican asimismo la época de Esdras. La suma ofrecida para el templo se da en moneda persa y no griega; 1 Cr. 29:7 habla de dáricos, lo que revela que el imperio griego no había todavía suplantado al persa cuando las Crónicas fueron redactadas. El término Birah, palacio o castillo, para designar al templo, indica una época no posterior a la de Nehemías….

– Samuel Vila Ventura, Nuevo diccionario bíblico ilustrado (Editorial CLIE, 1985), 195.

2. Destinatarios

  • 2-Lectores: Los judíos que sobrevivieron el exilio
  • 2-Localidad: Israel, post-exilio

Reseñas

Muchos piensan que las Crónicas fueron escritas por los judíos del siglo IV, que vivían bajo el imperio persa (véase capítulo 6). Las historias de la nación antes del exilio eran tan remotas para ellos como lo son para nosotros. Los autores, sin embargo, utilizaron las historias de los reyes y sacerdotes de Judá para ilustrar sus temas: la gracia de Dios y su juicio.

– Mary Batchelor, Abramos la Biblia (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

El cronista tiene una sensibilidad considerable a la manera en que los eventos del pasado iluminan el presente e intenta aprender él mismo y enseñar a sus pares las lecciones sustanciosas de gracia y de juicio en la historia de Israel.

Aquellas lecciones fueron cruciales para la supervivencia y la estabilidad del pueblo del cronista. Habían sido golpeados por la dureza del exilio y desgastados por las circunstancias del nuevo asentamiento. La preocupación del cronista era relatar la historia de tal manera de asegurar al pueblo que Yahvéh estaba reinando, y para exhortar a que le entregaran toda su lealtad.

– LaSor, Hubbard y Bush, Panorama del Antiguo Testamento (Libros Desafío, 2004), 619.

En el marco histórico en que se desarrolla la narración de Crónicas, no solamente debe considerarse la reconstrucción del Templo y las murallas de Jerusalén. También se pretende restaurar el espíritu de la comunidad judía postexílica. El Cronista rememora para sus lectores el principio inamovible de que la vida del pueblo de Israel dependía de su fidelidad al Señor: una fidelidad de orden individual y colectivo, testificada por la obediencia a la Ley y por una vida de piedad sincera.

– Reina Valera Revisada (1995) (Miami: Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), 1 Cr.

3. Ocasión

  • 3-Circunstancias: Bajo el edicto de Ciro, un remanente de Israel había regresado a Jerusalén para reconstruir el templo y las murallas de la ciudad.
  • 3-Propósito: “Inspirar al remanente con su extraordinaria herencia espiritual.” (Nuevo comentario ilustrado de la Biblia, 478)

Reseñas

En los dos libros de Crónicas … se reproduce la mayor parte de los acontecimientos que se narran en los de Samuel y Reyes. Este hecho puede llevar al lector a la idea equivocada de hallarse ante la simple repetición de esos mismos episodios históricos. Sin embargo, Crónicas lo hace dentro de determinados márgenes de libertad narrativa, requeridos por las nuevas circunstancias en que hubo de desenvolverse el pueblo judío en los años siguientes al retorno de los exiliados a Jerusalén.

…En aquella nueva etapa, el pueblo judío estaba llamado a reconsiderar su historia desde un punto de vista que les permitiera comprender mejor el presente y los orientara respecto del futuro. Y esto es precisamente lo que el autor de Crónicas ofrece a la comunidad postexílica: una reflexión sobre el pasado de Israel y una lección de fidelidad al Señor, a su Ley y al culto en el santuario de Jerusalén.

Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), 1 Cr.

…Nuestra Crónica fue escrita en el tiempo postexílico. Con la finalización del exilio en Babilonia y el regreso a la tierra de sus padres Israel no recuperó su autonomía política; el grupo que regresó siguió bajo el reinado persa y fue gobernado por gobernadores persas. Los descendientes del linaje real de David siguieron siendo súbditos de los reyes de Persia. Sólo se les permitió la restauración del templo y la organización del culto conforme a las ordenanzas de la ley mosaica y fue apoyada por Ciro y sus sucesores, con pocas excepciones. En esta situación la atención y el trabajo de los que regresaron se tuvo que concentrar en la formación y el orden fijo del culto para cuidar la relación con el Señor, su Dios y confirmar así la fidelidad hacia el Dios de sus padres de manera que el Señor cumpla en ellos sus promesas del pacto y lleve a cabo la restauración de Jerusalén y Judá.

– Carl Friedrich Keil y Franz Delitzsch, Comentario al Texto Hebreo del Antiguo Testamento (Editorial CLIE, 2008), 1103.

La glorificación de David y su familia merece atención. Se pasan por alto tanto las luchas del hijo de Isaí con Saúl (a quien se dedica sólo un breve capítulo: 1 Cr. 10) como sus gruesos pecados con Betsabé y Urías (2 S. 11–12). Igualmente no se citan, los intentos desastrosos de Absalón (caps. 14–19) y Adonías (1 R. 1–2) de apoderarse del trono de David y Salomón. La familia davídica escogida por Dios había superado estas dificultades y el hecho de relatarlas sólo hubiese servido para menoscabar los propósitos principales del cronista.

– LaSor, Hubbard, y Bush, Panorama del Antiguo Testamento (Libros Desafío, 2004), 620–621.

La preocupación global del cronista es el carácter teocrático de la comunidad. La actividad directa de Dios, el patrón de retribución, la autoridad escritural y la centralidad del templo son todos componentes del reinado de Dios sobre su pueblo. El cronista ansía y busca contribuir a la restauración de los días gloriosos de David y Salomón, no por el restablecimiento de la monarquía sino por un retorno a la adoración obediente. A un pueblo privado de sus reyes y obligado a obedecer la ley persa, proclama la palabra de esperanza: la fe en el Señor y el mensaje de sus profetas restaurarían a Judá a una época de gloria semejante a la de la edad dorada de la nación (2 Cr. 20:20).

– LaSor, Hubbard, y Bush, Panorama del Antiguo Testamento (Libros Desafío, 2004), 622–623.

4. Características

  • 4-Género: Narrativa documental
  • 4-Estilo: Un documental que incluye una genealogía, algunos elementos de biografía, inventarios, oratorio, poesía y resúmenes de eventos
  • 4-Guía literaria: Véase también Narrativa como género literario.

Reseñas

Es importante tomar en cuenta lo que los cronistas dejaron fuera del relato, tanto como lo que incluyeron. Los reinados de David y Salomón son destacados como las edades de oro. No hay mención del adulterio de David con Betsabé ni de su participación en la muerte de Urías, como tampoco del culto de Salomón a dioses falsos. Desde el momento en que el reino se divide, hay escasa mención del reino septentrional de Israel. Puede ser que los cronistas lo consideraron demasiado corrupto desde un comienzo. Sin duda les interesaba más seguir la genealogía de David.

– Mary Batchelor, Abramos la Biblia (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

La aparente preferencia del cronista por las listas genealógicas tiene mucho que ver con el contexto histórico. En Esd. 2:60ss. podemos leer que algunos de los hijos de los sacerdotes que regresaron con Zorobabel buscaron sus registros familiares pero no los encontraron por lo cual fueron expulsados del sacerdocio. La posesión de la heredad estuvo unida a las generaciones israelitas. Por eso los registros fueron de enorme importancia para los que regresaban del exilio porque por ellos podían recuperar la heredad de sus padres. Esta importancia de las listas genealógicas debieron haber llevado al autor de las crónicas a compilar todo lo que existía de estos registros de la antigüedad en su obra.

– Carl Friedrich Keil y Franz Delitzsch, Comentario al Texto Hebreo del Antiguo Testamento (Editorial CLIE, 2008), 1103.

El cronista hebreo no es un historiador en el sentido occidental estricto. Para él, la historia de Israel contenía lecciones morales y espirituales en forma embrionaria, las que él hacía nacer por medio de una especie de partera histórica, llegado el momento. No le preocupan tanto los hechos desnudos de la historia de Israel como su significado. Si todo escrito histórico válido es interpretativo, el del cronista es altamente interpretativo.

– LaSor, Hubbard y Bush, Panorama del Antiguo Testamento (Libros Desafío, 2004), 617.

5. Contenido

  • 5-Temas: Historia de Israel, el pueblo de Dios, el rey David, la adoración verdadera, el arca del pacto, los sacerdotes, el templo
  • 5-Doctrinas: El pacto, la naturaleza de Dios, adoración, obediencia

Reseñas

Sería fácil reaccionar al leer Crónicas y decir: «¡Ya lo hemos oído todo!», porque estos libros repiten muchas historias ya relatadas en Samuel y Reyes. …Estos libros completan el material de Samuel y Reyes, y ponen énfasis particularmente en los preparativos para la construcción del templo, su realización y consagración. Se ocupan de los reyes de Judá: la genealogía de David. …Los libros de Crónicas, tal como aquellos, hacen historia con un propósito.

 – Mary Batchelor, Abramos la Biblia (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

Crónicas ha sido llamado un ejemplo de historiografía dogmática, historia escrita desde un punto de vista teológico. La teología del cronista tiene muchas facetas. Por ejemplo, acentúa la actividad directa de Dios…, creía que la justicia exaltaba a una nación, convicción igualada por su insistencia en la retribución individual…., [su] uso…de citas e historias de libros anteriores subraya su insistencia teológica en la autoridad de las Escrituras…. Quizás, la preocupación teológica dominante de Crónicas es el templo, la adoración que en él se efectúa y sus oficiales, los levitas.

– LaSor, Hubbard y Bush, Panorama del Antiguo Testamento (Libros Desafío, 2004), 621-622.

 En una época cuando los israelitas reconstruían la nación y el Templo (Esd 3.7-13), el cronista describió el reino de David como un reino fundado en la verdadera adoración de Dios. El tabernáculo y el Templo eran el centro del reino de David, no el trono. Los libros de Crónicas describen extensamente cómo David llevó el arca de la alianza a un lugar adecuado de adoración (1 Cr. 13.1-16.3), designó al personal religioso apropiado (1 Cr. 16.4-6, 37-43; 23.1-26.32) e hizo planes para construir un Templo permanente (1 Cr. 22, 28, 29). El tema de los libros de Crónicas es que Dios mismo estableció el reino de David (1 Cr. 29.10, 11) en cumplimiento de sus promesas a Abraham, Isaac y Jacob.

A través de la alianza con David, el reino de este último encarna la promesa del futuro reino, cuyo soberano es el gran Hijo de David, Jesús Cristo.

Nuevo comentario ilustrado de la Biblia (Editorial Caribe, 2003), 479-480.

Los libros de Samuel y Reyes se escribieron desde el punto de vista profético, pero los de Crónicas desde el sacerdotal o levítico. Por tanto, estos tratan de asuntos eclesiásticos relativos a la construcción y la dedicación del templo, y a las ordenanzas del culto público. Hacen resaltar las épocas cuando la fe había sido la fuerza dominante entre el pueblo y sus líderes (por ejemplo, los reinos de Asa, Josafat, Ezequías y Josías) y había traído la prosperidad, y subrayan que el abandono de la fe verdadera redundaba en ruina y maldición.

– Wilton M. Nelson y Juan Rojas Mayo, Nelson nuevo diccionario ilustrado de la Biblia (Editorial Caribe, 1998).

6. Desarrollo

  • 6-Argumento: Las Crónicas son “una reflexión sobre el pasado de Israel y una lección de fidelidad al Señor, a su Ley y al culto en el santuario de Jerusalén.” (Reina Valera Revisada (1995), 1 Cr.) Comienza con las genealogías y enfatiza los reinados de David, Salomón y los reyes que honraban a Dios.
  • 6-Estructura: Los primeros 9 capítulos están dedicados a las genealogías desde Adán hasta Saúl. El resto del libro está dedicada a la historia del rey David.
  • 6-Análisis: Véase también Bosquejo analítico de 1 Crónicas

Reseñas

El primer libro de Crónicas contiene una larga serie de genealogías que se extienden desde Adán hasta Saúl (1 Cr. 1–9), y en las que ocupan importantes espacios las líneas sucesorias de David (1 Cr. 3), Aarón (1 Cr. 6.49–81) y Saúl (1 Cr. 9.35–44). La exposición de estos linajes introduce al lector en el resto del libro, que presenta la historia del rey David (1 Cr. 10–29) hasta su muerte, ocurrida «en buena vejez, lleno de días, de riqueza y de gloria» (1 Cr. 29.28).

Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), 1 Cr.

  1.  LAS GENEALOGÍAS DE ISRAEL (1 Cr. 1.1–9.44)
    1. Linaje de la nación.
    2. Las tribus de Israel.
    3. Los que regresaron del cautiverio en Babilonia.
  2. EL REINO DE DAVID (1 Cr. 10.1–29.30)
    1. David reina sobre todo Israel.
    2. David trae el arca a Jerusalén.
    3. Hazañas militares de David.
    4. Arreglos de David para la construcción del templo.

– Biblia del diario vivir (Editorial Caribe, 2000).

La Crónica empieza con registros genealógicos del tiempo primitivo y de las tribus de Israel (1 Crón. 1–9). A esto se añade la historia de los reinados de David (1 Crón. 10–29) y de Salomón (2 Crón. 1–9), el relato de la separación de las diez tribus del reino de la casa de David (2 Crón. 10) y la historia del reino de Judá desde Roboam hasta la caída del reino con la deportación de los habitantes al exilio en Babilonia (2 Crón. 11–36:21). Al final se menciona el edicto de Ciro que permitía a los judíos regresar a su patria (2 Crón. 36:22, 23), de manera que cada libro puede ser dividido en dos partes y el libro completo en cuatro partes.

– Carl Friedrich Keil y Franz Delitzsch, Comentario al Texto Hebreo del Antiguo Testamento (Editorial CLIE, 2008), 1098.

Las Crónicas se dividen de una manera natural en 2 secciones: 1. Las genealogías, sobre todo las de Judá, Benjamín y Leví, desde la creación hasta el retorno del exilio de Babilonia (1 Cr. 1–8), con una lista de los que moraban en Jerusalén probablemente antes del exilio (1 Cr. 9:1–34). La genealogía de Saúl y de Jonatán, y el relato de su muerte (1 Cr. 9:35–10:14) forman la transición entre ambas secciones. 2. La historia de los israelitas, y más especialmente la de Judá, desde la consagración de David hasta el retorno de los exiliados en Babilonia (2 Cr. 11–36).

– Samuel Vila Ventura, Nuevo diccionario bíblico ilustrado (Editorial CLIE, 1985), 195.

Consejos para la lectura y la enseñanza de 1 Crónicas

No te atasques con los detalles. Acéptalos como el medio por el cual el libro comunica verdad religiosa. Como un comentarista lo explica, 1 Crónicas trata con principios.

Además de ver el significado religioso en las partes individuales, lee y enseña el libro siendo consciente de que la historia de David y de Israel es una forma de historia mesiánica, dado que este es el linaje del que nació Jesús.

También, medita sobre el significado simbólico de David como el rey de Dios, la nación del pacto como el pueblo de Dios, y el Templo como el sitio de la adoración de Dios.

– Traducido por exegetica.net de Ryken’s Bible Handbook, Carol Stream, IL: Tyndale House Publishers, 2005, p.175.

*Salvo cuando se trate de material traducido por exegetica.net y en aquellos casos expresamente mencionados, todos los recursos citados están disponibles en formato digital Logos y normalmente se pueden conseguir en colecciones a precios reducidos en logos.com/es.