Top Menu

Orientación previa a Job

Versículos clave

Job 1:21 «Desnudo salí del vientre de mi madre y desnudo volveré allá. Jehová dio y Jehová quitó: ¡Bendito sea el nombre de Jehová!».

Job 2:10b ¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos? En todo esto no pecó Job con sus labios.

Job 13:15a Aunque él me mate, en él esperaré.

Job 19:25-26 Pero yo sé que mi Redentor vive, y que al fin se levantará sobre el polvo, y que después de deshecha esta mi piel, en mi carne he de ver a Dios.

Job 23:3-4 ¡Quién me diera el saber dónde hallar a Dios! Yo iría hasta su morada, expondría mi causa delante de él y llenaría mi boca de argumentos.

Job 38:4,12,18,22,32; 39:1,19 ¿Dónde estabas tú cuando yo fundaba la tierra?…¿Has dado órdenes a la mañana alguna vez en tu vida?…¿Le has mostrado al alba su lugar?…¿Has considerado tú la extensión de la tierra?…¿Has penetrado tú hasta los depósitos de la nieve?…¿Haces salir a su tiempo las constelaciones de los cielos?…¿Sabes tú el tiempo en que
paren las cabras monteses?…¿Le das tú su fuerza al caballo?

Job 42:5-6 De oídas te conocía, mas ahora mis ojos te ven. Por eso me aborrezco y me arrepiento en polvo y ceniza».

 – Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998)

1. Autoría

  • 1-Autor: Un hebreo sabio que tenía un amplio conocimiento del universo
  • 1-Fecha: Dependería de quien fuese el autor
  • 1-Lugar: Desconocido

Reseñas

El autor del libro era sin duda israelita. La patria de Job se describe como en el norte de Arabia; su historia se ubica en el contexto de una era patriarcal distante; y Job mismo no conoce a Dios por su nombre distintivo israelita, Yahweh. Por otra parte, el autor quiere sugerir el carácter universal de las preguntas de Job, aun cuando sea obvio que las influencias sobre su pensamiento y estilo literario son enteramente hebreas.

– D.A. Carson et al., Nuevo comentario Bíblico: Siglo veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

Obviamente Dios no quiso indicarnos con seguridad quién lo escribió. El mensaje del libro demuestra claramente que a fin de cuentas la fuente es Dios.

– Rafael Porter, Estudios Bíblicos ELA: ¿Por qué? (Job) (Ediciones Las Américas, A. C., 1987), 7.

¿Quién escribió el libro? ¿Cuándo fue escrito? Sin tener las respuestas contestadas directamente por el texto, se recomienda cautela en mantener con rigidez lo que es una teoría. Sin embargo, la posición tomada en esta exposición es que los personajes, los lugares y los acontecimientos son históricos. No obstante, no parece que Job fuera el autor mismo del texto tal como existe. Probablemente la historia de él fue trasmitida oralmente por largos siglos en Israel. Entonces, en una época crítica, el Espíritu Santo inspiró a un autor desconocido para que redactara en una forma dramática y poética el libro que lleva el nombre del protagonista principal. En líneas generales, este breve resumen ofrece un proceso factible por el cual una tradición oral se transforma en el libro escrito.

– Juan Carlos Cevallos, Comentario Bíblico Mundo Hispano tomo 7. (Editorial Mundo Hispano, 2005), 260.

2. Destinatarios

  • 2-Lectores: Todos los que sufren y los que creen que el sufrir es únicamente consecuencia del pecado
  • 2-Localidad: Ninguno en particular

Reseñas

El tercer, y esencial, problema del sufrimiento que enfoca el libro de Job es más bien uno personal. Es así: ¿Cómo puede ser que yo sufra? ¿Qué he de hacer cuando estoy sufriendo? ¿En qué espíritu puedo seguir sufriendo? En comparación con esta pregunta, la primera (sobre el origen del sufrimiento) parece ser puramente académica, y la segunda (si acaso los inocentes sufren) puede ser contestada fácilmente. Esta tercera pregunta es la más difícil; se necesita todo el libro de Job para contestarla.

…Si pudiera considerarse que el libro habla a personas que sufren como Job (esto es, quienes sufren por ninguna razón que ellos mismos pueden discernir), lo que les diría es: En cuanto sea posible, sea Job, el paciente hombre que sufre, tu modelo. Pero cuando ya no puedas aguantar, dirígete a Dios, porque al final de cuentas él es origen del sufrimiento, y es únicamente por medio de un encuentro con él que puede aliviarse tu angustia.

– D.A. Carson et al., Nuevo comentario Bíblico: Siglo veintiuno. (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

El libro es antiguo y proviene de una cultura extraña. La época de Job era muy diferente de la actual en cuanto al estilo de vida, su punto de vista y su visión del mundo. Sus antecedentes son hebraicos, no griegos: el hebreo pensaba en términos concretos, no abstractos o generales como los griegos.

La cultura occidental ha sido influida por el pensar griego; por lo tanto, mucho del trabajo de un comentarista de Job es ayudar al lector a entender el modo de hablar, la franqueza, la psicología y la perspectiva de los protagonistas presentados.

– Juan Carlos Cevallos, Comentario Bíblico Mundo Hispano tomo 7. (Editorial Mundo Hispano, 2005), 256.

Temprano en la historia nacional la sabiduría bíblica era optimista. Creían que la obediencia a las normas morales traería bendiciones materiales y salud física. Por consiguiente, la riqueza material fue interpretada como una “prueba” de la rectitud moral, y la pobreza o una enfermedad indicaban un castigo divino.

Paulatinamente, el fracaso trágico de la nación y el cautiverio babilónico produjeron un cambio: la rectitud moral no siempre resultó en bendiciones materiales y salud física. Por lo tanto, se desacreditaba la “escuela popular y optimista”, y se desarrolló una “escuela cínica” más bien pesimista (ver Eclesiastés). No obstante, la vitalidad del movimiento superó el desafío y produjo una síntesis de las dos tendencias: su obra clásica era el libro de Job. Se expresó el pesimismo reinante y se puso en tela de juicio el error de la interpretación materialista de las bendiciones (Deut. 28); a la vez, con optimismo, se enfatizó la justificación por medio de la fe y se afirmó la rectitud que resulta de una relación personal con Dios, el Salvador.

– Juan Carlos Cevallos, Comentario Bíblico Mundo Hispano tomo 7. (Editorial Mundo Hispano, 2005), 262–263.

3. Ocasión

  • 3-Circunstancias: En la época de los patriarcas, Job, un hombre honrado, respetado y temeroso de Dios, es puesto a prueba de fuego. A través del diálogo el lector experimenta el gran conflicto entre lo que Job y sus amigos creían acerca del sufrimiento y la propia experiencia de Job que no cabe dentro de aquellos parámetros.
  • 3-Propósito: (1) Representar el sufrimiento del ser humano, (2) Desafiar la suposición de que el sufrimiento siempre es el resultado del pecado, (3) Explorar la pregunta de por qué sufren los justos, (4) Enseñar cómo y cómo no responder al sufrimiento.

Reseñas

El relato en cuanto a Job se escribió para contestar a la pregunta de: “¿Por qué sufren los justos?” Se nos presentan varias alternativas para contestar esta interrogante. La respuesta simplista que proponen los tres amigos de Job, de que el sufrimiento es el resultado del pecado, muchas veces es cierto, pero no se aplica a todos los casos. A veces el sufrimiento se avecina para perfeccionar al pueblo de Dios y enseñarles a confiar más en El.

– Rafael Porter, Estudios Bı́blicos ELA: ¿Por qué? (Job) (Ediciones Las Américas, A. C., 1987), 8.

Según Ez 14:14, 20, Job es una persona histórica (como lo son Noé y David), y es de renombre por su paciencia (Stg 5:11). Los eventos registrados en el libro de Job ocurrieron probablemente en el tiempo de Abraham, Isaac y Jacob (Gn 12–35). Varios hechos atestiguan esto: Job es el patriarca de su familia (Job 1:2; 42:11). El ofrece sacrificios a favor de sus hijos (Job 1:5), lo que sugiere que vivió antes que la ley fuera dada. Su riqueza se expresa en términos agrícolas (Job 1:3). La palabra traducida moneda de plata (Job 42:11) data del tiempo de Jacob (Gn 33:19). El antiguo título Dios Todopoderoso es usado más de 30 veces por Job (cp. Gn 17:1).

– Eduardo A. Hernández, Lockman Foundation, Biblia de estudio: LBLA. (Casa Editorial para La Fundación Bíblica Lockman, 2003), Job.

El propósito de este antiguo libro no es explicar el sufrimiento y el dolor, sino ayudar al creyente a soportarlos. El libro de Job alienta a tener mayor fe en Dios, porque enseña que El está en control aun en los momentos más difíciles de la vida, inclusive cuando parece que nada tiene sentido.

– Eduardo A. Hernández, Lockman Foundation, Biblia de estudio: LBLA. (Casa Editorial para La Fundación Bíblica Lockman, 2003), Job.

…La sabiduría hebrea … acepta que el comportamiento honesto y recto suele traer recompensas, no teme enfrentar abiertamente el problema de que hay víctimas inocentes. El bien no siempre es recompensado con salud y larga vida, y aquellos que menos lo merecen a veces parecen ser los que más sufren. El libro de Job trata de por qué sufre el inocente, si bien no da una respuesta a esta pregunta incontestable.

– Mary Batchelor, Abramos la Biblia (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

 …El libro [de Job] no enseña el “porqué” del sufrimiento, sino más bien se presenta algo del “para qué” y “cómo” se ha de padecerlo.

– Juan Carlos Cevallos, Comentario Bíblico Mundo Hispano tomo 7. (Editorial Mundo Hispano, 2005), 267.

4. Características

  • 4-Género: Literatura sapiencial
  • 4-Estilo: Una mezcla de prosa, diálogo poético, proverbio, enigma, himnos de alabanza y drama
  • 4-Guía literaria: Véase también Sabiduría como género literario.

Reseñas

Para lograr sus propósitos, el hagiógrafo usó todas las diferentes formas empleadas por la escuela de sabiduría y produjo una magnífica síntesis literaria. Con su habilidad artística entrelazó un estilo de narración popular con diálogos poéticos, elementos de drama, un sentido de lo trágico, el lenguaje jurídico, lamentaciones, súplicas e himnos de alabanza. Por medio de su genio, unió varios géneros literarios, y al hacerlo reveló una personalidad literaria independiente y universal. Su escrito era el clímax de las obras de sabiduría. ¡Con razón se ha puesto el libro entre las mejores obras literarias del mundo!

– Juan Carlos Cevallos, Comentario Bíblico Mundo Hispano tomo 7 (Editorial Mundo Hispano, 2005), 263.

A primera vista diríamos que [el libro de Job] simplemente relata acontecimientos tal y como ocurrieron. Sin embargo, si lo observamos más detalladamente, nos daremos cuenta de que el escritor está usando las experiencias de Job para impresionar a sus lectores con las verdades que Dios le revela. En otras palabras, el Espíritu le guía a usar un método dramático para expresar la revelación. Con respecto a esto, es muy convincente el método usado, un arreglo mecánico de discursos en forma de ciclos y poesía.

– Clyde T. Francisco y Juan Juan Lacue, Introduccion al Antiguo Testamento (Casa Bautista de Publicaciones, 1999), 257.

Aunque el obispo R. Lowth, pionero en los estudios de los libros poéticos, pone en tela de juicio la clasificación del libro como drama, admite que es un poema dramático. Los sentimientos de Job y otros personajes de la obra son expresados por sus palabras y no por las descripciones del autor. Se lo puede denominar como un diálogo dramático.

No obstante el carácter dramático del libro, no se limita a este género literario….Es una mezcla asombrosa de toda índole de literatura que se encuentra en el Antiguo Testamento. Muchos trozos pueden ser aislados e identificados como proverbios, enigmas, himnos, lamentos, maldiciones y poemas líricos de la naturaleza. Es una obra tanto original como singular.

– Pablo Hoff, Libros poéticos: Poesía y sabiduría de Israel (Editorial Vida, 1998), 27.

Los personajes:
Se presenta gráficamente a Satanás, no tanto como el tentador de la humanidad, sino como un espíritu escéptico respecto del hombre, deseoso de encontrarle defectos y de poder acusarle ante Dios….

Elifaz se caracteriza como sabio venerable y devoto, el cual tiene entendimiento penetrante acompañado de compasión tierna; pero capaz, a la vez, de ser severo. Argumenta basándose en la experiencia de sus largos años y los hechos.

En contraste, Zofar es más impetuoso, dejándose llevar por los arrebatos juveniles. Es un moralista dogmático e intolerante de las ideas de Job. Bildad es una persona sentenciosa, más erudita, conocedora de las tradiciones. Su discurso es más cortés y su lenguaje más áspero que el de Elifaz….

Eliú es un joven arameo que procura ser más positivo y original. Desautoriza a Job y a sus amigos justificando a Dios con una elocuencia difusa. Su alto concepto de sí mismo, sin embargo, se destaca más que su capacidad intelectual.

No cabe duda alguna de que Job tiene el carácter más elevado que el de los demás. Su personalidad demuestra pasión combinada con fe inquebrantable en Dios, paciencia inagotable, tenacidad en protestar lo que le parece ser la injusticia del gobierno divino y persistencia en la defensa de su propia integridad. Sin embargo, en la confusión moral del debate con sus “amigos”, se oyen alternadamente gritos de protesta y palabras de sumisión.

– Pablo Hoff, Libros poéticos: Poesía y sabiduría de Israel (Editorial Vida, 1998), 29–30.

5. Contenido

  • 5-Temas: El sufrimiento, Satanás, la arrogancia humana, la fe, la experiencia humana con Dios, cómo responder – y cómo no – al sufrimiento
  • 5-Doctrinas: La soberanía de Dios, el problema del mal y del sufrimiento, la naturaleza de Dios, la redención

Reseñas

La justificación por medio de la fe. Después de la intervención de Jehovah, Job se dio cuenta de su error: el hombre no puede justificarse ante Dios, sino que se halla la salvación y la paz mediante la gracia de Dios por medio del arrepentimiento y la fe (Job 42:1–6). En esto, el libro de Job es la contraparte en el AT de la carta de Pablo a los Romanos en el NT. Parece que el fin principal del libro es enseñar cómo se salva o cómo se justifica al hombre.

– Juan Carlos Cevallos, Comentario Bíblico Mundo Hispano tomo 7 (Editorial Mundo Hispano, 2005), 266.

Job se había quejado muchas veces del inexplicable silencio divino, y al fin obtiene que el Señor se le manifieste y le dé una respuesta. Esta respuesta resulta a primera vista sorprendente, porque no dice nada sobre los padecimientos de Job. Se trata, más bien, de una larga serie de preguntas, que no dejan ninguna duda sobre la insondable grandeza del Creador y sobre la sabiduría con que él gobierna el universo. De este modo, la palabra divina produce el efecto querido por Dios: al verse confrontado con un poder y una sabiduría que superan infinitamente su capacidad de comprensión, Job se ve obligado a confesar su atrevimiento y su ignorancia. Había hablado de cosas que no sabía, pero al fin reconoce que el hombre no tiene derecho a pedirle cuentas a Dios. El porqué del sufrimiento sigue siendo para él un misterio, pero queda satisfecho de haber visto a Dios con sus propios ojos (Job 38.1–42.6).

La Bibla de estudio: Dios habla hoy. (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), Job.

Como un artista literario, el autor pinta con rasgos hermosos y expresiones pintorescas (ver Job 2:4; 19:20; 41:18, etc.) y emplea juegos de palabras usando metáforas, símiles e ironía; también, magistralmente hace referencia a una literatura antigua que no está al alcance nuestro. Trata de temas universales y pertinentes con los cuales todas las personas de todas las épocas luchan. Los temas del libro son múltiples y serán enfocados con el análisis textual: ver el sufrimiento, la teodicea (una vindicación de la santidad y la justicia de Dios frente a la maldad y el dolor existentes), la muerte, la vida después de la muerte, la ausencia de Dios, la justificación por la fe y otros.

– Juan Carlos Cevallos, Comentario Bíblico Mundo Hispano tomo 7. (Editorial Mundo Hispano, 2005), 254–256.

Aunque Dios nunca contestó directamente la pregunta de Job, le hizo cambiar su perspectiva. Cuando las respuestas humanas no sirven para contestar satisfactoriamente las preguntas de alguien que sufre, es necesario que esa persona adquiera una nueva visión del Dios soberano que tiene el control de Su universo. Cuando el hombre logra ver a Dios tal como El es, puede ser que aún no comprenda lo que Dios hace, pero está dispuesto a confiar en El y en los buenos propósitos que tiene para con Su pueblo.

– Rafael Porter, Estudios Bíblicos ELA: ¿Por qué? (Job) (Ediciones Las Américas, A. C., 1987), 8.

6. Desarrollo

  • 6-Argumento: Comienza con una puesta en escena de los principales protagonistas (Job, Satanás y Dios) y la culminación del conflicto en el que vemos a Job completamente desamparado y afligido por el dolor físico. A partir de allí comienza un debate entre Job y sus amigos que han venido a consolarle sobre la fuente del sufrimiento. Al final Dios se presenta al diálogo y se manifiesta como justo y soberano.
  • 6-Estructura: En el libro de Job se pueden distinguir tres partes: (a) prólogo en prosa, Job 1–2; (b) tres ciclos de diálogos poéticos, Job 3:1–42:9; y, (c) epílogo histórico en prosa, Job 42:10–17 (Pablo Hoff, Libros poéticos: Poesía y sabiduría de Israel, 26).
  • 6-Análisis: Véase también Bosquejos analíticos de Job.

Reseñas

El libro comienza con una introducción donde se presenta el conflicto espiritual del cual la historia de Job forma parte (Job 1–2). 

La mayor parte del libro expone el debate humano en lo tocante a las causas del sufrimiento (Job 3–37). El diálogo se desarrolla a través de tres ciclos del debate entre Job y sus tres amigos. Esta discusión gira alrededor de la relación entre el pecado y el sufrimiento (3–31)…. Cuando el primer debate en base a la lógica humana resulta inútil, Eliú interviene para demostrar que el sufrimiento es un medio que Dios emplea para la edificación y purificación de sus hijos (Job 32–37).

Al fin, Dios interviene para dar la última palabra en cuanto al tema. Sin embargo, Dios no contesta directamente la pregunta de Job. Este, al ver a Dios tal como El es, queda satisfecho; no hacían falta más explicaciones (Job 38–42:6). El relato concluye con una descripción de la restauración de Job y de las bendiciones que Dios le da una vez pasada la prueba (Job 42:7–17).

– Rafael Porter, Estudios Bíblicos ELA: ¿Por qué? (Job) (Ediciones Las Américas, A. C., 1987), 9–10.

  • Prólogo.—El relato del esfuerzo de Satán para hacer que Job maldiga a Dios.
  • 1. Primer Ciclo – El tema es La Naturaleza de Dios.
  • 2. Segundo Ciclo – El tema es La Suerte del Perverso.
  • 3. Tercer Ciclo – El tema es El Pecado de Job.
  • Primer Discurso de Yahveh—Las Maravillas de Dios en la Naturaleza.
  • Segundo Discurso de Yahveh.
  • Epílogo. Job ora por sus tres amigos y la prosperidad que antes tenía es doblada.

– Clyde T. Francisco y Juan Juan Lacue, Introduccion al Antiguo Testamento (Casa Bautista de Publicaciones, 1999), 259-264.

Entre los libros bíblicos, la estructura de Job es extraordinaria. Comienza con una sección de prosa (Job 1:1–2:13) en la cual Job es privado de su familia y posesiones materiales; sin embargo, su fe permanece firme. La sección central es poesía (Job 3:1–42:6) en la cual varias personas dialogan acerca de las razones de las calamidades de Job. La sección final es prosa (Job 42:7–17) en la cual Job reacciona al Señor en humilde arrepentimiento. En ninguna manera el arrepentimiento de Job le concede la bendición de Dios, pero en su gracia El le restaura la salud y le duplica sus bendiciones anteriores.

– Eduardo A. Hernández, Lockman Foundation, Biblia de estudio: LBLA. (Casa Editorial para La Fundación Bíblica Lockman, 2003), Job.

Consejos para la lectura y la enseñanza de Job

No es necesario que agonices sobre los argumentos expresados por los personajes. Opera sobre la premisa de que los personajes siguen repitiendo unas cuantas ideas sencillas.

No busques progreso en los amigos o en Elihú. Ellos no progresan en su reflexión. Si embargo, sí que merece la pena buscar por progreso en la manera de Job de pensar y relacionarse con Dios.

Una manera de entender mejor los discursos poéticos es leerlos en voz alta.

En ningún momento debes automáticamente asumir que los personajes humanos en el drama estén expresando la verdad – aun si en tu Biblia aparecen referencias cruzadas a sentimientos que otros personajes expresan. Lo que importa es que en esta situación particular del sufrimiento de Job, los personajes humanos mayormente no consiguen dar en el blanco.

– Traducido por exegetica.net de Ryken’s Bible Handbook, Carol Stream, IL: Tyndale House Publishers, 2005, p. 224.

*Salvo cuando se trate de material traducido por exegetica.net y en aquellos casos expresamente mencionados, todos los recursos citados están disponibles en formato digital Logos y normalmente se pueden conseguir en colecciones a precios reducidos en logos.com/es.