Top Menu

Orientación previa a Proverbios

Versículos clave

Proverbios 1:1-4 Los proverbios de Salomón hijo de David, rey de Israel, para aprender sabiduría y doctrina, para conocer razones prudentes, para adquirir instrucción y prudencia, justicia, juicio y equidad; para dar sagacidad a los ingenuos, y a los jóvenes inteligencia y cordura.

Proverbios 1:7 El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza.

Proverbios 3:5-6 Confía en Jehová con todo tu corazón y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos y él hará derechas tus veredas.

Proverbios 3:13-14 ¡Bienaventurado el hombre que halla la sabiduría y obtiene la inteligencia, porque su ganancia es más que la ganancia de la plata, sus beneficios más que los del oro fino!

  – Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998)

1. Autoría

  • 1-Autor: Salomón, Agur, Lemuel y otros sabios
  • 1-Fecha: Siglo X a.C., antes y durante los tiempos de Salomón
  • 1-Lugar: Varios, dependiendo del autor.

Reseñas

El contenido, en su conjunto, está encabezado por el título «Los proverbios de Salomón hijo de David, rey de Israel» (Pr. 1.1), razón por la cual la obra completa se ha atribuido a menudo a aquel monarca, célebre por su sabiduría y autor de tres mil proverbios y mil cinco cantares (1 R 4.29–34).

…Aparte de Salomón, se cita como autores o recopiladores de dichos y sentencias a Agur hijo de Jaqué (Pr. 30.1) y al rey Lemuel (Pr. 31.1), ambos, según se cree, oriundos de la tribu Massa, descendientes de Ismael (Gn 25.14). En tres ocasiones se especifica que Salomón es autor de los proverbios que siguen (Pr. 1.1; 10.1; 25.1); en otras dos se atribuyen a “los sabios” (Pr. 22.17; 24.23), y en una se menciona la colaboración de los copistas al servicio de Ezequías, rey de Judá (Pr. 25.1).

Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), Pr.

Dios dio a Salomón sabiduría y prudencia muy grandes, y tan dilatado corazón como la arena que está a la orilla del mar. Era mayor la sabiduría de Salomón que la de todos los orientales y que toda la sabiduría de los egipcios. …Y fue conocido entre todas las naciones de los alrededores. Compuso tres mil proverbios, y sus cantares fueron mil cinco.

– Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), 1 R 4:29-32

Aunque es imposible determinar la fecha de todos los proverbios, podemos creer que muchos de ellos fueron puestos por escrito en la época de Salomón (siglo X a.C). No hay razón para dudar que los encabezamientos de las secciones  Pro. 10:1–22:16 y 25–29, son veraces al atribuir los proverbios a Salomón. El movimiento sapiencial floreció durante los tiempos de la monarquía, y de ese modo el primitivo núcleo se fue enriqueciendo, particularmente en los tiempos de Ezequías (el siglo VIII a.C).

Los sabios recopilaron los proverbios formando colecciones y finalmente se reunieron las colecciones produciendo el libro. Se supone que al reunir las colecciones, un sabio escribió el prólogo (Pr. 1:1–7) y agregó el apéndice (31:10–31).

– Pablo Hoff, Libros poéticos: Poesía y sabiduría de Israel (Editorial Vida, 1998), 195.

Hay una clave para fijar su fecha en el mismo libro Proverbios: En Pro. 25.1 se dice que estas nuevas máximas de Salomón las «copiaron los varones de Ezequías, rey de Judá». Así sabemos que el libro en su forma actual no podría ser anterior al siglo VI a.C. Solía pensarse que los hombres sagaces o sabios aparecieron más tarde y se sugirió una fecha entre los siglos V y III a.C.. Sin embargo, ahora se admite que la literatura sapiencial fue escrita tempranamente en otras culturas. Es posible que todo el material de Proverbios ya existiera en tiempos del mismo Salomón, aun cuando fuera revisado más tarde, agregándole entonces los primeros nueve capítulos y el último.

– Mary Batchelor, Abramos la Biblia (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

2. Destinatarios

  • 2-Lectores: El jóven insensato y el sabio entendido
  • 2-Localidad: …en todos lugares

Reseñas

Las frecuentes referencias al “hijo mío” (Pr. 1:8, 10; 2:1; 3:1; 4:1; 5:1) enfatizan el deber de instruir a los jóvenes y guiarlos a una vida feliz y próspera. El adquirir la sabiduría y el saber, sirven como un medio para evitar los escollos de la insensatez; los llevará a la salud y prosperidad.

– Pablo Hoff, Libros poéticos: Poesía y sabiduría de Israel (Editorial Vida, 1998), 192.

¿Quién es la audiencia del libro de Proverbios? En Pr. 1:4, 5 se da respuesta a esta inquietud. Estos proverbios apuntan a los “jóvenes-ingenuos” y a los “sabios-entendidos”. Los jóvenes son aquellos que no tienen mucha experiencia en la vida y están muy abiertos a cualquier influencia; son muy vulnerables a los engaños y las trampas que ponen los hombres violentos y malvados. Los jóvenes son ingenuos y no tienen un criterio formado de cómo funciona la vida y cómo tener un éxito duradero en la misma….Una segunda agrupación de oyentes del libro de Proverbios son los sabios (Pr. 1:5). Nunca es tarde para aprender la sabiduría divina. Es necesario repasar un contenido tan importante.

– Daniel Carro et al., Comentario bíblico mundo hispano Proverbios-Cantares, 1. ed. (Editorial Mundo Hispano, 1993–), 25–26.

Si pudiéramos decir de algún libro de la Biblia: «es especialmente para los jóvenes», ciertamente este libro es el de Proverbios…. Proverbios es la colección más exquisita del mundo en cuanto a sentido común sano y santificado, y escrito con el propósito de que los jóvenes no tengan que repetir algunos de los vergonzosos errores que sus antecesores han cometido.

– William MacDonald, Comentario Bíblico de William MacDonald (Editorial CLIE, 2004), 341.

3. Ocasión

  • 3-Circunstancias: “Como muchos pueblos orientales, los judíos enseñaban mucho mediante proverbios. Estas frases cortas, «pegajosas», eran fáciles de recordar y condensaban mucha sabiduría en poco espacio” (Wiersbe, Bosquejos expositivos de la Biblia).
  • 3-Propósito: “…para aprender sabiduría y doctrina, para conocer razones prudentes, para adquirir instrucción y prudencia, justicia, juicio y equidad; para dar sagacidad a los ingenuos, y a los jóvenes inteligencia y cordura” (Proverbios 1:2-4).

Reseñas

…Los proverbios son generalizaciones acerca de la vida y no promesas para reclamar, aun cuando contienen algunas grandes promesas. El requisito básico para entender y aplicar los proverbios es el temor de Jehová (Pr. 1.7) y una disposición para obedecer (Pr. 3.5–6; véase Jn 7.17). El objetivo del libro es capacitar a la persona piadosa en las relaciones y empresas humanas. Esto empieza con la sumisión al Señor.

– Warren W. Wiersbe, Bosquejos expositivos de la Biblia: Antiguo y Nuevo Testamento (Editorial Caribe, 1995).

Propósito:  Enseñar a la gente sabiduría y doctrina, razones prudentes, justicia, juicio y equidad (véase Pr. 1.2, 3). En resumen, aplicar la sabiduría divina a la vida diaria y ofrecer instrucción moral.

Biblia del diario vivir, electronic ed. (Editorial Caribe, 2000).

Se emplea el proverbio para ilustrar una declaración, terminar un argumento o dar autoridad a una admonición. Su función primordial en el libro de Proverbios es docente; enseñar la sabiduría práctica a la gente y, en especial, a los jóvenes. El prólogo del mismo dice que los proverbios tienen como propósito:

  • Comunicar sabiduría e instrucción,
  • Ayudar a comprender palabras llenas de sentido,
  • Adquirir instrucción, prudencia, justicia, rectitud y equilibrio;
  • Hacer sagaces a los jóvenes inexpertos,
  • y darles conocimiento y reflexión.

Proverbios 1:2–4 (DHH)

– Pablo Hoff, Libros poéticos: Poesía y sabiduría de Israel (Editorial Vida, 1998), 191–192.

…Su objetivo era aplicar los principios de la fe israelita anclada en el pacto a las actitudes y experiencias cotidianas. Las leyes de amor (Lv. 19:18; Dt. 6:5; cf. Mr. 12:29–31) son de interés central en el Antiguo Testamento, y Proverbios sirve como un comentario extenso sobre ellas. Todo verdadero israelita se comprometía a ver la ley de Dios como una obligación incondicional que demandaba dedicación completa y obediencia total.

Este aspecto está muy relacionado con el concepto del temor del Señor, que es el principio de la sabiduría (Pr. 1:7; 2:5; 9:10; Job 28:28; Sal. 111:10). Semejante al conocimiento de Dios, tal como lo subrayan los grandes profetas, esta obligación representa una preocupación consciente de complacer a Dios en todos los aspectos de la vida. La misión primordial de Proverbios es detallar de modo notable, memorable y conciso lo que significa estar enteramente a disposición de Dios.

– LaSor, Hubbard, y William Bush, Panorama del Antiguo Testamento (Libros Desafío, 2004), 535.

4. Características

  • 4-Género: Literatura sapiencial
  • 4-Estilo: Proverbio, refrán, dicho, poema, versos pareados, antítesis, comparación, personificación, paralelismo
  • 4-Guía literaria: Véase también Sabiduría como género literario.

Reseñas

El libro de los Proverbios pertenece al grupo de los denominados genéricamente “poéticos y sapienciales”. Consta de una serie de colecciones que, en forma de máximas, refranes, dichos y poemas, transmiten la antigua herencia de la sabiduría de Israel.

Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), Pr.

El libro utiliza diversas formas literarias: poemas, parábolas breves, preguntas directas y versos pareados. Otras figuras literarias incluyen antítesis, comparación y personificación.

Biblia del diario vivir (Editorial Caribe, 2000).

Es difícil dar un cuadro coherente de Proverbios, debido a que su mayor parte consiste en refranes breves y expresivos que cambian de un tema a otro con pasmosa velocidad. Sin embargo, es un libro pleno de vivo interés y descripciones pintorescas. Las miniaturas que pinta son de sumo valor.

– Mary Batchelor, Abramos la Biblia (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

El libro comprende muchos estilos literarios distintos. El más común corresponde a «los dichos», que pueden ser lemas. Los lemas pueden ser un adagio, una frase breve o una cláusula basada en la reputación que personifica a un individuo, tal como «Saúl destruyó a un ejército, ¡pero David aniquiló a diez!» (1 Samuel 18:7). Un lema puede ser también una expresión concisa de reproche o burla, tal como «que no cante victoria antes de tiempo» (1 Reyes 20:11). La forma más prolífica de dichos, sin embargo, es el proverbio. Este puede definirse como un axioma ético breve y que tiene suficiente sal en sus palabras como para darle sabor y es tan memorable que merece repetirse para el beneficio de otros.

– Walter C. Kaiser Jr., Proverbios: sabiduría para cada día de la vida (Editorial Vida, 2007), 12.

Al intentar interpretar los diversos proverbios y aplicarlos a la vida, uno debe tener en mente que son generalizaciones. Aunque se enuncian como declaraciones absolutas, como lo exige su forma literaria, deben aplicarse en situaciones específicas y no en forma indiscriminada. Saber cuándo era el momento correcto para usar un proverbio resultaba parte de ser sabio:

Manzana de oro con figuras de plata
Es la palabra dicha como conviene. (Pr. 25:11)

Entonces, implícita en una comprensión correcta de la sabiduría, estaba la conciencia de sus limitaciones. Por más efectivos que fueran los proverbios como guía al éxito, podían resultar engañosos si se los consideraba dichos mágicos que siempre y automáticamente serían efectivos. Los mejores espíritus entre los sabios siempre advertían en contra de este tipo de autoconfianza presuntuosa y daban lugar a que Dios trabaje sus sorpresas soberanas:

El corazón del hombre piensa su camino;
Mas Jehová endereza sus pasos. (Pr. 16:9; cf. vv. 1s.; 21:31)

– LaSor, Hubbard y Bush, Panorama del Antiguo Testamento (Libros Desafío, 2004), 545.

El mashal [una sentencia breve de sagacidad antigua o un refrán de burla] tiene una función pedagógica muy importante, siendo uno de los métodos mas dinámicos, y más antiguos, en la enseñanza en el antiguo Cercano Oriente. Este dinamismo didáctico exalta el uso del oído, del intelecto y de la imaginación.

…Habría que exponer los dos tipos de mashal que se encuentran en el libro de Proverbios. El primero es el del dicho común y breve (Pr. 10–29). El segundo es el del discurso más largo, notablemente visible en los caps. Pr. 1–9.

…El mashal mas frecuente en Proverbios toma la forma de un aforismo, una sentencia breve que se propone como regla. Por lo tanto, el proverbio breve toma un traje poético de dos líneas paralelas…. Cuando las dos líneas del versículo compartían la misma idea se llamaba “paralelismo sinónimo”. Es decir, la segunda línea repite la idea de la primera…. Una segunda rima de ideas es la del “paralelismo antitético”. Esta rima consiste en una segunda línea que expresa lo opuesto de la primera línea…. Una tercera rima de ideas se relaciona como “paralelismo sintético”. En este paralelismo, la segunda línea no repite la primera idea sino construye sobre ella o algún aspecto de ella.

Otra característica del libro de los Proverbios es la formación de los dichos. Algunos son numéricos (Pr. 6:16; 30:15, 16, 18, 19, 21–23, 24–28, 29–31); otros utilizan la palabra hebrea tob para decir que una cosa es mejor que una segunda cosa (Pr. 3:14; 8:11, 19; 12:9; 15:16, 17; 16:8, 16, 19, 32; 17:1; 19:1, 22; 21:9, 19; 25:7, 24; 27:5, 10; 28:6); y un proverbio ampliado utiliza el alfabeto hebreo como ayuda para la memoria (Pr. 31:10–31). Ciertos proverbios son imperativos o mandatos (ver Pr. 6:3; 7:25; 19:18; etc.), mientras otros proverbios son las conclusiones de algunas observaciones éticas de la vida (ver Pr. 10:1 ss.; 31:10 ss.).

– Daniel Carro et al., Comentario bíblico mundo hispano Proverbios-Cantares, 1. ed. (Editorial Mundo Hispano, 1993–), 26-28.

Véase también la guía Sabiduría como género literario.

5. Contenido

  • 5-Temas: la sabiduría, Dios, las palabras, la pereza, el trabajo, el castigo, la reprensión, la bondad, la mujer, la necedad, el pecado, la concupiscencia, la riqueza, la pobreza, el matrimonio, la disciplina,  la familia, los amigos, el orgullo, la humildad, la justicia, la discordia, la venganza, la vida y la muerte, entre muchos otros
  • 5-Doctrinas: la sabiduría y providencia de Dios, su omnisciencia, Dios como Creador, la justicia de Dios, las consecuencias del pecado y de la justicia

Reseñas

La sabiduría de Proverbios se centra sobre todo en los ámbitos de la vida no regulados por ordenanzas cúlticas ni mandamientos expresos del Señor. Por esta razón, la mayor parte del libro no se refiere a temas propiamente religiosos. Se refiere, más bien, a los que son específicos de la existencia humana, ya sea en su dimensión personal (el individuo) o colectiva (la familia y la sociedad en general)…. En todos estos casos, lo evidente es que Proverbios considera la sabiduría como un principio esencialmente práctico, fundamentado en la observación, la experiencia y el sentido común, y orientado hacia los múltiples aspectos de la actividad humana.

Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), Pr.

Proverbios abarca una amplia gama de temas, incluyendo la juventud y la disciplina, la vida familiar, el dominio propio y la resistencia a la tentación, asuntos de negocios, las palabras y la lengua, el conocimiento de Dios, el matrimonio, la búsqueda de la verdad, la riqueza y la pobreza, la inmoralidad y, por supuesto, la sabiduría.

Biblia del diario vivir, electronic ed. (Editorial Caribe, 2000).

Muchos de los consejos que se encuentran en Proverbios son expresión de sólido sentido común, la voz de la experiencia que alerta a los inexpertos. Los proverbios recomiendan qué decisiones traerán beneficios. Pero, como tema subyacente a todos ellos, se encuentra la estructura moral de confianza y obediencia al Dios de Israel. A pesar de que no se menciona ninguno de los grandes hechos de la historia de Israel, es significativo que, en el 88% de los casos, el nombre empleado para designar a Dios es el de la alianza: Jehová, Yahvé, el Señor, el «YO SOY» con el que Dios se reveló a Moisés y a su pueblo, Israel.

– Mary Batchelor, Abramos la Biblia (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

Aunque algunos estudiosos consideran que Proverbios es principalmente un libro de sabiduría humana, un examen esmerado del texto revela que contiene mucha teología. El monoteísmo es un hecho en todas partes del libro. Se emplea con frecuencia el título del Dios del pacto, Yahveh o Jehová…. Los hebreos no tenían un término genérico para definir la religión, pero uno de cada siete proverbios tiene carácter religioso. Los proverbistas expresaban la idea de religión como “el temor de Jehová” (Pr. 1:7; 9:10; 15:33; 16:6; 22:4) y como “el conocimiento de Dios”.

– Pablo Hoff, Libros poéticos: Poesía y sabiduría de Israel (Editorial Vida, 1998), 196–198.

El libro de Proverbios es un manual para la vida práctica. No importa el área de nuestra existencia que necesite atención, este libro contiene consejos concisos y claros que dan precisamente en el blanco. Además, abarca una amplia gama de temas. Algunos de los que más sobresalen son: la sabiduría, Dios, las palabras, la pereza, el trabajo, el castigo, la reprensión, la bondad, la mujer, la necedad, el pecado, la concupiscencia, la riqueza, la pobreza, la familia, los amigos, el orgullo, la humildad, la justicia, la discordia, la venganza, la vida, y la muerte.

– Arturo Collins, Estudios Bíblicos ELA: Cómo vivir sabiamente (Proverbios) (Ediciones Las Américas, A. C., 1997), 5.

 

6. Desarrollo

  • 6-Argumento: El libro de Proverbios es una antología de varias colecciones de dichos que desarrollan el tema principal del libro, “la naturaleza de la verdadera sabiduría”.
  • 6-Estructura: El editor del libro de Proverbios ha unido las distintas colecciones de proverbios en un sólo volúmen comenzando con un prólogo, terminando con un epílogo e indicando las transiciones entre cada colección con un subtítulo.
  • 6-Análisis: Véase también Bosquejos analíticos de Proverbios.

Reseñas

Se ha descrito el libro de los Proverbios como la santidad puesta en ropas de trabajo.

– Mary Batchelor, Abramos la Biblia (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

El tema principal de Proverbios es, lógicamente, la naturaleza de la verdadera sabiduría. Salomón escribe: «El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza» (1.7). Luego procede a dar cientos de ejemplos prácticos de cómo vivir de acuerdo con la sabiduría divina.

Biblia del diario vivir, electronic ed. (Editorial Caribe, 2000).

La organización del libro gira alrededor de las diferentes secciones atribuidas a distintos autores, y en cada una de ellas existe cierta relación interna con lo que precede y lo que sigue.

– Arturo Collins, Estudios Bíblicos ELA: Cómo vivir sabiamente (Proverbios) (Ediciones Las Américas, A. C., 1997), 7.

El libro de Proverbios parece contener por lo menos ocho colecciones separadas, que se distinguen entre sí por un subtítulo introductorio o un cambio notorio en el estilo literario.

– LaSor, Hubbard y Bush, Panorama del Antiguo Testamento (Libros Desafío, 2004), 535.

Véase también los Bosquejos analíticos de Proverbios.

Consejos para la lectura y la enseñanza de los Proverbios

De principio a fin, tu necesidad más importante es el de disfrutar e interpretar un proverbio con referencia a su forma literaria.

Los proverbios individuales sufren al ser incorporados en una antología. El mejor contexto para un proverbio es la situación de la vida real donde es aplicable. Ya sea que estés leyendo el libro o enseñándolo, la calidad de tu experiencia con el libro de Proverbios depende de tu capacidad para proveer contextos de la vida real para los proverbios individuales, basado tu experiencia personal o la observación. Por ejemplo, podemos encontrar ilustraciones para muchos de los proverbios en lo que sucede en el patio de una escuela.

Aunque es principalmente en los primeros nueve capítulos donde se moldean proverbios individuales en conjuntos más grandes sobre un tema común, resulta relativamente fácil crear tus propios conjuntos de proverbios para el libro en su totalidad. Esto bien merece la pena hacer, dado que te permite girar un determinado tema como un prisma en la luz para así ver aspectos complementarios sobre asuntos como el dinero o la amistad o el trabajo o la pereza o apetitos destructivos o el enojo.

Sobre todo, un proverbio es una forma de instrucción, así que es necesario leerlos esperando ser instruido. Algunas veces un proverbio te ofrece una nueva perspectiva sobre un tema. Otras veces te recuerda una verdad que conoces pero ha llegado a perder algo de su agudeza en tu consciencia.

Aunque los proverbios con frecuencia se expresan como observaciones, p.ej., “El chismoso anda contando secretos; pero los que son dignos de confianza saben guardar una confidencia.” (Proverbios 11:13, NTV), encontrarás su sentido más profundo si aplicas el filtro de que estos proverbios normalmente denuncian un vicio o recomiendan una virtud o un valor. Toma el tiempo para identificar los vicios y las virtudes o los valores en los proverbios individuales.

– Traducido por exegetica.net de Ryken’s Bible Handbook, Carol Stream, IL: Tyndale House Publishers, 2005, pp. 256, 258.

*Salvo cuando se trate de material traducido por exegetica.net y en aquellos casos expresamente mencionados, todos los recursos citados están disponibles en formato digital Logos y normalmente se pueden conseguir en colecciones a precios reducidos en logos.com/es.