Top Menu

Orientación previa a Cantar de los cantares

Versículos clave

Cantares 2:2-4  Como el lirio entre los espinos es mi amada entre las jóvenes. Como un manzano entre árboles silvestres es mi amado entre los jóvenes. A su sombra deseada me senté y su fruto fue dulce a mi paladar. Me llevó a la sala de banquetes y tendió sobre mí la bandera de su amor.

Cantares 2:7 ¡Yo os conjuro, hijas de Jerusalén, por las gacelas y las ciervas del campo, que no despertéis a mi amor! ¡Dejadla dormir mientras quiera!

Cantares 6:3 ¡Yo soy de mi amado, y mi amado es mío! Él apacienta entre los lirios.

Cantares 8:7 Ponme como un sello sobre tu corazón, como una marca sobre tu brazo; porque fuerte como la muerte es el amor y duros como el seol los celos. Sus brasas son brasas de fuego, potente llama. Las muchas aguas no podrán apagar el amor ni lo ahogarán los ríos. Y si un hombre ofreciera todos los bienes de su casa a cambio del amor, de cierto sería despreciado.

  – Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998)

1. Autoría

  • 1-Autor: Salomón, o algún poeta de su época
  • 1-Fecha: Siglo X a.C.
  • 1-Lugar: En Israel

Reseñas

El libro reclama ser de Salomón, y no hay razón suficiente para creer que no es así. El es mencionado varias veces (Cnt. 1:1, 5; 3:7, 9, 11; 8:11, 12), y la referencia a “mi yegua” en Cnt. 1:9 es interesante porque fue Salomón el que introdujo caballos de Egipto. Algunos eruditos, sin embargo, sugieren un autor distinto, sobre bases lingüísticas y personales. Ellos cuestionan si Salomón, con las 1000 mujeres en su vida, habría escrito acerca de un amor exclusivo. Dios puede, no obstante, usar la gente más improbable para su obra. Si Salomón escribió el libro, la fecha sería hacia 965 a. de J.C.

– D.A. Carson et al., Nuevo comentario Bíblico: Siglo veintiuno. (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

La atribución clásica de la autoría a Salomón se basa en referencias a él a lo largo del libro (Cnt. 1:5; 3:7, 9, 11), especialmente en el título (1:1). El término hebreo lišlōmōh (Cnt. 1:1), literalmente «a Salomón», puede indicar autoría, pero también son posibles otras interpretaciones: «para Salomón» o «al estilo de Salomón». La habilidad de Salomón como compositor de canciones se conoce por 1 Reyes 4:32 (cf. Sal. 72; 127), pero su relación con estos poemas de amor no es muy clara. No han sido muy exitosos los intentos de reconciliar el amor y la fidelidad expresados aquí con el patrón salomónico de matrimonios políticos y concubinatos excesivos (ver 1 R. 2).

La falta de referencias históricas en Cantares dificulta la ubicación temporal. H.J. Schonfield argumenta a favor del período persa, más precisamente entre el tiempo de Nehemías y el 350. Al atender en parte a los argumentos lingüísticos y a la información geográfica (sin evidencias de un reino dividido), encuentra en las descripciones de la gloria fabulosa de Salomón reflejos de «la pompa y las circunstancias del imperio persa y los palacios lujosos del Gran Rey en Susa (Shushan) y Persépolis». Pero el testimonio que la arqueología da respecto al espléndido reino de Salomón parece hacer de la influencia persa algo innecesario. Los escritores hebreos que conocían bien las tradiciones ligadas a la edad de oro de Israel no necesitaban prototipos persas. El escenario lujoso de Cantares refleja fielmente la gloria de Salomón, así como el lujo, las riquezas y la sabiduría de Eclesiastés reflejan cuidadosamente un entorno cortesano.

– LaSor, Hubbard y Bush, Panorama del Antiguo Testamento: Mensaje, forma y trasfondo del Antiguo Testamento (Libros Desafío, 2004), 588–589.

El título afirma: «Cantar de los cantares, el cual es de Salomón» (1:1). Esta afirmación se puede entender, en hebreo, de dos maneras: 1. Salomón es el autor del Cantar (cp. He. 3:1). 2. Salomón es el tema del poema (cp. Is. 5:1, heb.). A pesar de la ambigüedad del título, queda totalmente justificada su atribución a Salomón. El ánimo expresado por el autor del poema se corresponde con lo que conocemos de este monarca. Las imágenes que emplea el rey le son inspiradas por las plantas exóticas de sus jardines. Se transparenta su gusto por la botánica y por la zoología. El poema presenta en miniatura una descripción exacta de la época de Salomón. Los partidarios de una fecha tardía de redacción posterior a Salomón alegan el empleo de términos arameos. Pero el Cantar no contiene más que tres arameísmos, y las particularidades de la sintaxis se limitan al empleo de un pronombre relativo, que figura también en otros escritos, p. ej., en el cántico de Débora y en la historia de Eliseo. Y desde luego no hay duda que el cántico de Débora es una obra redactada muchos siglos antes de Salomón, y el relato de Eliseo es una obra hebrea antigua, preexílica.

– Samuel Vila Ventura, Nuevo diccionario bíblico ilustrado (Editorial CLIE, 1985), 141.

2. Destinatarios

  • 2-Lectores: Los amantes entre sí, y los que “escuchan” sus expresiones de amor desde lejos
  • 2-Localidad: Ninguno en particular

Reseñas

Audiencia implícita: Los dos amantes suponen el uno y el otro como oyente. En efecto, nosotros escuchamos a los amantes por casualidad mientras se dirigen entre sí. El poeta mismo no se dirige al lector. Sólo podemos decir que el autor supone que el amor es una experiencia universal y una emoción que interesa a todos.

– Traducido por Exegetica.net de Ryken’s Bible Handbook (Carol Stream, IL: Tyndale House Publishers, 2005), 275.

No podemos ignorar el contenido sexual del libro, pero podemos apreciar el contexto en el que se ubica: Un matrimonio piadoso. No sólo los casados deben leer el Cantar de los Cantares, sino también los jóvenes que quieren entender los propósitos de Dios para el matrimonio.

 – Nuevo comentario ilustrado de la Biblia (Nashville: Editorial Caribe, 2003), 778.

Este libro era uno de los 5 pequeños rollos (Megilloth) considerados como un todo, debido a que eran leídos durante las cinco grandes solemnidades conmemorativas. El Cantar era leído el 8.° día de la Pascua, siendo interpretado alegóricamente, con relación al tema histórico del Éxodo. El título tiene un significado superlativo (cp. siervo de siervos, Señor de señores, cielo de los cielos, vanidad de vanidades), indicando que la obra tiene un carácter de lo más elevado.

– Samuel Vila Ventura, Nuevo diccionario bíblico ilustrado (TERRASSA (Barcelona): Editorial CLIE, 1985), 140.

3. Ocasión

  • 3-Circunstancias: Una pareja comprometida expresa su deseo el uno por el otro, anticipando la consumación de su amor en el matrimonio.
  • 3-Propósito: Reconocer que el amor entre un hombre y una mujer y su expresión sexual dentro de los confines del matrimonio son un don creado por Dios para nuestro disfrute.

Reseñas

Lectores judíos y cristianos por igual se han mostrado a veces renuentes a aceptar himnos tan libres al amor humano. En consecuencia, los poemas con frecuencia han sido interpretados como una celebración de la relación entre Dios e Israel o, en tiempos cristianos, entre Cristo y su esposa, la iglesia. Pero no hay verdaderas razones para tratar el libro de tal manera. Tal vez sería mejor aceptarlo al pie de la letra, como un libro en la Biblia que reconoce la sexualidad humana y el amor fiel entre hombre y mujer como parte de la buena creación de Dios.

– Mary Batchelor, Abramos la Biblia (Miami: Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

Hubbard considera que el poema sirve como una lección objetiva que ilustra las ricas maravillas del amor matrimonial. Afirma:

En la medida en que las enseñanzas bíblicas acerca del amor físico han sido liberados del ascetismo subcristiano, la hermosura y la pureza del amor conyugal se han ido apreciando más cabalmente. Cantares … ofrece … un saludable equilibrio entre los extremos del exceso o la perversión sexual y la negación ascética de la virtud esencial del amor físico.

El erudito conservador, Edward J. Young, señala un propósito aún más elevado. “No solamente habla de la pureza del amor humano, sino por su sola inclusión en el Canon, Cantares nos recuerda que hay un amor más puro que el nuestro.”

– Pablo Hoff, Libros poéticos: Poesía y sabiduría de Israel (Editorial Vida, 1998), 270–271.

El Cantar de los Cantares celebra la belleza e intimidad del amor matrimonial en un poema narrativo. Enseña que un matrimonio duradero requiere dedicación, compromiso y una sólida lealtad entre el esposo y su esposa. Cantares presenta también un retrato idealizado de cómo expresar el amor humano bajo la bendición de Dios. Este es un asunto muy importante. Algunos críticos han afirmado que las normas cristianas para el matrimonio ignoran o subestiman las relaciones sexuales. Pero Cantares refuta esto. Aunque reitera la advertencia en contra de las relaciones sexuales fuera del matrimonio, también confirma que Dios no sólo aprueba, sino que además anima a sentir placer sexual entre esposos.

Nuevo comentario ilustrado de la Biblia (Editorial Caribe, 2003), 776.

El libro es una lección práctica ilustrada, un proverbio o parábola ampliada (māšāl), que ilustra las ricas maravillas del amor humano, en sí un don del amor de Dios. Aunque se exprese en un lenguaje atrevido, Cantares provee un equilibrio bíblico entre los extremos de exceso sexual o perversión y el ascetismo, demasiadas veces considerado como la postura cristiana sobre el sexo, que niega la bondad y la rectitud del amor físico dentro del marco prescrito divinamente (es decir, el matrimonio). E.J. Young sugiere ir un paso más allá: «No habla acerca solamente de la pureza del amor humano; sino que, por el hecho de que se le haya incluido en el canon, nos recuerda de un amor que es más puro que el humano».

– LaSor, Hubbard y Bush, Panorama del Antiguo Testamento: Mensaje, forma y trasfondo del Antiguo Testamento (Libros Desafío, 2004), 596–597.

4. Características

  • 4-Género: Poesía de amor pastoral, una antología de poemas de amor, idilio lírico
  • 4-Estilo: Metáforas extravagantes, flujo de conciencia, epithalamion (poema de boda), coros, diálogos
  • 4-Guía literaria: Véase también Sabiduría como género literario.

Reseñas

Comenta Hubbard:

… muy pocos eruditos concuerdan en cuanto se refiere a su origen, su significado y su propósito. Los poemas líricos vivamente detallados y eróticos, la virtual ausencia de temas claramente religiosos, y la vaguedad de su trama hacen de ella un desafío a la intelectualidad, y una tentación para la ingenuidad imaginativa.

– Pablo Hoff, Libros poéticos: Poesía y sabiduría de Israel (Editorial Vida, 1998), 265.

Muchos han tratado de descifrar un hilo narrativo en el libro, asignando los parlamentos a diferentes interlocutores. …Pero es casi imposible transformar el libro en un drama convincente o en una secuencia de acontecimientos. Es mucho más fácil aceptarlo como una antología de poemas de amor.

– Mary Batchelor, Abramos la Biblia (Miami: Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

…Las expresiones de amor están redactadas en el más elevado estilo poético y especialmente, en las ricas imágenes y metáforas que saturan las descripciones de los amantes y su amor. 

…El autor emplea delicadeza exquisita para describir cosas íntimas; evita esmeradamente términos vulgares o demasiado excitantes, que rebajarían el nivel de la obra. Lo logra principalmente usando analogías y figuras de la naturaleza, tales como alimento y bebida.

– Pablo Hoff, Libros poéticos: Poesía y sabiduría de Israel (Editorial Vida, 1998), 264.

El impacto del libro reside en la calidez y la intensidad del amor representado, especialmente en las imágenes ricas y gráficas. Estas mismas cualidades, fuentes del poder del poema, presentan problemas para los gustos occidentales. Las descripciones gráficamente detalladas de los cuerpos de los amantes y sus deseos apasionados, francamente admitidos, parecen ser demasiado acaloradas. Pero son producto de un tiempo y un lugar distantes. Son vívidas, pero no burdas, y la franqueza de su enfoque puede ponerlas un poco por encima de las alusiones indirectas que a veces se encuentran en las obras occidentales contemporáneas. Frecuentemente, los símiles o las metáforas suenan extraños o aun despectivos….

La sugerencia de A. Bentzen es útil: «Los orientales fijan su mirada sobre un punto sobresaliente, que de acuerdo con nuestras concepciones quizás no es característico». Así, en el movimiento ondulante de una manada de cabras que desciende por una ladera distante, el poeta encuentra una imagen de la gracia y la belleza de los cabellos de su amada, que caen en suaves ondas sobre sus hombros. De manera similar, la fuerza y la rectitud de su cuello, adornado de joyas, le recuerdan la torre fortificada de David, decorada con los escudos de los guerreros.

– LaSor, Hubbard y Bush, Panorama del Antiguo Testamento: Mensaje, forma y trasfondo del Antiguo Testamento (Libros Desafío, 2004), 592.

Véase también la guía La poesía como forma de comunicación.

Sobre la variedad de interpretaciones

A lo largo de la historia, el sentido de las metáforas propuestas por el Cantar de los Cantares ha sido rechazado a pesar de su evidencia. A muchos intérpretes, tanto judíos como cristianos, les ha resultado impensable que, entre los demás libros de la Biblia, pudiera figurar uno de carácter secular, cuyo fin no fuera otro que festejar la dicha de los esposos unidos por un amor propiamente humano.

Por eso, desde muy temprano se ha tratado de encontrar en el libro un segundo sentido, de estricta naturaleza religiosa y oculto por debajo de lo que aparece a primera vista. ….Pero todos estos criterios, condicionados por el propio sentimiento religioso de quienes los sustentaban, han oscurecido durante siglos la interpretación más sencilla e inmediata de Cantares, y su vinculación literaria y de pensamiento con antiguos himnos de bodas de la sociedad israelita. …

Reina Valera Revisada (1995) (Miami: Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), Cnt.

Durante muchos siglos este libro ha sido motivo de gran controversia. Hay tres puntos de vista en cuanto a su naturaleza. El punto de vista alegórico es el más antiguo. Los rabinos ya en el año 90 a. de J. C. interpretaban los poemas como descripciones en lenguaje figurado de las relaciones entre Yahveh e Israel. Los padres de la iglesia continuaron con este método y enseñaron que el Cantar describe el amor entre Cristo y la iglesia. …La mayoría de los eruditos hoy aceptan el punto de vista literal, es decir, que los poemas simplemente describen el amor humano.

– Francisco y Lacué, Introduccion al Antiguo Testamento (Casa Bautista de Publicaciones, 1999), 308.

Sin duda, muchas generaciones de cristianos y judíos han obtenido beneficios devocionales de los enfoques tipológicos o alegóricos de Cantares. Sin embargo, la pregunta debería ser: ¿cuál fue la intención del autor? La interpretación alegórica es cuestionable, porque el control erudito es imposible. Las posibilidades de variación en la interpretación de detalles es ilimitada, sin medios válidos de confirmar o no los puntos de vista conflictivos. Es más probable que uno encuentre sus propias ideas y no que discierna la intención del autor. Otra debilidad de las interpretaciones alegóricas y tipológicas es la ausencia total de indicios de que Cantares pueda interpretarse en otro sentido que no sea el natural.

– LaSor, Hubbard y Bush, Panorama del Antiguo Testamento: Mensaje, forma y trasfondo del Antiguo Testamento (Libros Desafío, 2004), 594.

Hay cuatro maneras en que el libro puede ser interpretado:

  1. La interpretación alegórica. …La alegoría consiste en suponer que un pasaje bíblico no se refiere a hechos históricos concretos del pasado, sino que es un medio para expresar una verdad espiritual más profunda. Este método de interpretación ignora el significado histórico-gramatical del texto. Lo que el autor original dijo ocupa un segundo lugar respecto de lo que el intérprete quiere decir. …El método alegórico de interpretación es de origen pagano, y acepta el concepto platónico y gnóstico de que todo lo físico y material es malo por definición, particularmente la sexualidad.
  2. La interpretación tipológica. … La tipología reconoce los hechos como reales, pero los liga con eventos o enseñanzas en el NT, o bien traza paralelos con ellos señalando que el AT los anticipa. …La doctrina de la unidad de la Biblia y la idea de que el NT es el cumplimiento y culminación del AT es la base de este método. Sin embargo, debe ser utilizado con cautela. Una tipologización de toda la Biblia puede ser peligrosa y llevar a confusión. …
  3. La interpretación dramática. …Esta interpretación asume dos formas. Según la primera, la estructura del drama es relativamente simple; los caracteres principales son dos, Salomón y la pastora Sulamita, a quien el rey hace su esposa. Según la segunda, la trama es más compleja y sus detalles varían según el intérprete. Pero básicamente hay tres personajes, que son Salomón, la Sulamita y su amante campesino, a quien ella permanece fiel a pesar de los intentos de Salomón por ganar su amor. …No obstante, el carácter literario de Cantares es tal que no permite un análisis en términos de parlamentos, mímica, escenas, actos, escenografía, y cosas por el estilo, a menos que se haga una reconstrucción demasiado subjetiva. …Además, entre los semitas en general, y los hebreos en particular, el drama como tal era desconocido.
  4. La interpretación literal. Esta es la que interpreta el libro según lo que éste parece ser: Una serie de poemas que hablan con claridad y de manera explícita de los sentimientos, deseos, esperanzas y temores de dos jóvenes amantes. No hay necesidad ni razón para alegorizar, tipologizar o dramatizar el texto a fin de evitar los evidentes elementos eróticos que están presentes en él. Así se entendió Cantares en el primer siglo.

– Daniel Carro et al., Comentario bíblico mundo hispano Proverbios-Cantares. (Editorial Mundo Hispano, 1993–), 332–334.

5. Contenido

  • 5-Temas: El disfrute del amor sexual apropiado y apasionado dentro del marco del matrimonio
  • 5-Doctrinas: La ética del amor romántico y el matrimonio, el disfrute y la celebración de la creación de Dios

Reseñas

El Cantar de los Cantares es el libro de la Biblia que presenta los poemas más extraordinarios en cuanto al amor que une a un hombre y una mujer. En él se habla de un amor consumidor y todopoderoso. Sus cánticos exaltan un amor irresistible, invencible y triunfante. El libro no es meramente una composición delicada ni tan sólo una pieza literaria atractiva. Hay algo impresionante y celestial en el Cantar, que llega al límite de lo fantástico y sublime. Se trata de una égloga, que alaba el idilio de una pareja. Por sobre todas las cosas, es una colección de cantares de amor, un amor que trasciende las barreras del espacio y el tiempo, para vencer y someter todo lo que se pone en su camino.

– Daniel Carro et al., Comentario bíblico mundo hispano Proverbios-Cantares. (Editorial Mundo Hispano, 1993–), 330–331.

Cantar de los Cantares expresa el gozo del amor entre hombre y mujer. Los poemas son expresiones francas y apasionadas del amor sexual y su satisfacción.

– Mary Batchelor, Abramos la Biblia (Miami: Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

El Cantar de los Cantares presenta el ideal de Dios del amor humano dentro del matrimonio. En este libro se ve la belleza y la pureza del amor entre un esposo y su esposa, la lealtad de un hombre a una mujer y la lealtad recíproca de los dos, tal como Dios lo planeó desde el principio (Gn 2:24).

– Eduardo A. Hernández, Lockman Foundation, Biblia de estudio: LBLA. (Casa Editoral para La Fundación Bíblica Lockman, 2003), Cnt.

El amor mutuo es la base fundamental del matrimonio. En todas las palabras que el esposo y la esposa se dirigen el uno al otro, se ve un espíritu de admiración y un poderoso afecto mutuo. Este amor tiene algunas características muy prominentes.

  1. La atracción física entre los amantes es de gran importancia. …
  2. El disfrutar del compañerismo también es un factor de suma importancia. …
  3. El amor conyugal es absolutamente exclusivista. …
  4. El amor conyugal prospera cuando produce satisfacción mutua. …
  5. El verdadero amor matrimonial es profundo y permanente….

– Pablo Hoff, Libros poéticos: Poesía y sabiduría de Israel (Editorial Vida, 1998), 271–273.

Hay quienes pretenden eliminar de la Biblia la sexualidad y el erotismo, porque sostienen que el mensaje bíblico tiene que ver con la redención del pecado, y según ellos la sexualidad es pecaminosa por definición. Sin embargo, la simple lectura del AT muestra que los escritores bíblicos no pensaban así. Desde Génesis hasta Apocalipsis la sexualidad humana es considerada como un don de Dios, y por lo tanto, algo sagrado. Cantares alaba este regalo de Dios a la pareja humana, y celebra la dignidad y pureza del amor sexual. Lejos de ser un escrito obsceno, Cantares es un poema de carácter didáctico y moral, cuyo fin es enseñarnos cuánta belleza y placer hay en la comunicación sexual entre un hombre y una mujer que se aman de verdad. Es cierto que la sexualidad puede ser usada y expresada de maneras pecaminosas, pero en Cantares hay un cuadro de cuán rica, variada, pura y sublime puede ser la relación sexual entre dos que se aman en el contexto del matrimonio.

– Daniel Carro et al., Comentario bíblico mundo hispano Proverbios-Cantares (Editorial Mundo Hispano, 1993–), 334.

6. Desarrollo

  • 6-Argumento: Es una colección de poemas celebrando el amor amoroso y fiel desde su comienzo hasta su consumación en el matrimonio y más allá.
  • 6-Estructura: Dada la “organización caleidoscópica…. La mejor estrategia es no preocuparte excesivamente de las divisiones sino simplemente dejarte llevar por la naturaleza fluida del material.” (Ryken’s Bible Handbook, p.278)
  • 6-Análisis: Véase también Bosquejos analíticos de Cantar de los Cantares.

Reseñas

Como ya se indicó, la mayor parte de los eruditos no considera a Cantares como una sola composición, sino como una colección de diversos poemas de amor reunidos en un libro. No se trata de una mera antología amorosa, puesto que el libro presenta cierta unidad literaria. Pero es casi imposible encontrar una estructura dramática o una trama de desarrollo progresivo. Esto hace que sea muy difícil elaborar un bosquejo. Se nota una cohesión interna alrededor de su tema central del deseo mutuo de los amantes y su entrega al amor. Por eso, es conveniente tratar el libro como una unidad.

– Daniel Carro et al., Comentario bíblico mundo hispano Proverbios-Cantares. (Editorial Mundo Hispano, 1993–), 334.

…Parece evidente que el libro está dividido en dos partes con un clímax en el medio. La primera parte describe las experiencias de la amada y el amado, posiblemente previas a la consumación de su amor (Cnt. 3:6–5:1). La segunda parte considera sus experiencias matrimoniales. A su vez, es posible definir subdivisiones del material tomando en cuenta la repetición de la sentencia ¡Juradme, oh hijas de Jerusalén! (Cnt. 2:7; 3:5 y 8:4), como conclusión a esas partes. Otras subdivisiones concluyen con experiencias de consumación sexual (Cnt. 5:1 y 8:14). A su vez, cada sección comienza con la idea de la excitación sexual de uno o ambos amantes (Cnt. 2:10; 5:2; 8:5) o la llegada de uno de ellos y la invitación del otro (Cnt. 1:2, 4; 2:8, 10; 3:6; 5:2; 8:5–7).

– Daniel Carro et al., Comentario bíblico mundo hispano Proverbios-Cantares. (Editorial Mundo Hispano, 1993–), 334.

El mensaje de Cantares puede sentirse en el tono lírico de la poesía. Aunque es evidente el movimiento, sólo hay un esbozo tenue de la trama. El amor de la pareja es tan intenso al comienzo como al final; así, el poder del poema reside no en un clímax elevado sino en las repeticiones creativas y delicadas de temas de amor, un amor que se añora con la separación (p.ej., Cnt. 3:1–5) y se disfruta al máximo al estar juntos (p.ej., Cnt. 7), un amor deseado en el esplendor del palacio (p.ej., Cnt. 1:2–4) o en la serenidad del campo (Cnt. 7:11ss.), y un amor reservado exclusivamente para el compañero del pacto (Cnt. 2:16; 6:3; 7:10). Es un amor tan fuerte como la muerte, que las aguas no pueden saciar ni los diluvios ahogar, costosísimo aunque entregado gratuitamente (Cnt. 8:6s.).

– LaSor, Hubbard y Bush, Panorama del Antiguo Testamento: Mensaje, forma y trasfondo del Antiguo Testamento (Libros Desafío, 2004), 596.

Véase también los Bosquejos analíticos de Cantar de los cantares.

Consejos para la lectura y la enseñanza de los Cantar de los cantares

Lo más importante al leer esta antología lírica es hacerlo como poesía de amor. Hay que deshacerse de cualquier inhibición sobre la pasión romántica, como también cualquier noción de que la poesía romántica es ridícula. La poesía romántica resulta ser una de las categorías de literatura más importantes. Si tienes poco conocimiento de ello, esta es tu oportunidad para remediar esa situación.

Una de las categorías de verdad que este libro expresa es la fidelidad a la experiencia humana y especialmente la fidelidad a las emociones que componen el amor romántico. No mermes el libro a una colección de ideas. El primer elemento a poner en tu agenda es re-vivir las emociones que el poeta te pide compartir.

Este libro es el pleno centro de la poesía. Tómate el tiempo necesario para refrescar tu entendimiento sobre cómo funciona la poesía, y luego lee el libro a la luz de ese entendimiento.

Cantar de los cantares no es una alegoría. El hecho que otros lo hayan alegorizado no significa que sea un libro alegórico. Lo más que podemos decir en esa dirección es que hay analogías o paralelos entre el amor humano que la pareja expresa uno a otro y el amor divino-humano.

No intentes leer esta colección de lírica romántica como un a historia. Su estructura es una colección calidoscópica de fragmentos que siguen una organización desestructurada según el flujo de consciencia.

– Traducido por exegetica.net de Ryken’s Bible Handbook, Carol Stream, IL: Tyndale House Publishers, 2005, p. 280.

*Salvo cuando se trate de material traducido por exegetica.net y en aquellos casos expresamente mencionados, todos los recursos citados están disponibles en formato digital Logos y normalmente se pueden conseguir en colecciones a precios reducidos en logos.com/es.