Top Menu

Orientación previa a Miqueas

Versículos clave

Miqueas 1:2 Oíd, pueblos todos; está atenta, tierra, y cuanto hay en ti. Jehová, el Señor, el Señor desde su santo templo, sea testigo contra vosotros.

Miqueas 4:1-2 Acontecerá en los postreros tiempos que el monte de la casa de Jehová será colocado a la cabeza de los montes, más alto que los collados, y acudirán a él los pueblos. Vendrán muchas naciones, y dirán: “Venid, subamos al monte de Jehová, a la casa del Dios de Jacob; él nos enseñará en sus caminos y andaremos por sus veredas”…

Miqueas 5:2, 4-5a Pero tú, Belén Efrata, tan pequeña entre las familias de Judá, de ti ha de salir el que será Señor en Israel; sus orígenes se remontan al inicio de los tiempos, a los días de la eternidad. … Y él se levantará y los apacentará con el poder de Jehová, con la grandeza del nombre de Jehová, su Dios; y morarán seguros, porque ahora será engrandecido hasta los confines de la tierra. Él será nuestra paz.

Miqueas 6:8 Hombre, él te ha declarado lo que es bueno, lo que pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, amar misericordia y humillarte ante tu Dios.

Miqueas 7:18-20 ¿Qué Dios hay como tú, que perdona la maldad y olvida el pecado del remanente de su heredad? No retuvo para siempre su enojo, porque se deleita en la misericordia. Él volverá a tener misericordia de nosotros; sepultará nuestras iniquidades y echará a lo profundo del mar todos nuestros pecados. Mantendrás tu fidelidad a Jacob, y a Abraham tu misericordia, tal como lo juraste a nuestros padres desde tiempos antiguos.

1. Autoría

  • 1-Autor: Miqueas
  • 1-Fecha: Durante los reinados de Jotam, Acaz y Ezequías
  • 1-Lugar: Judá

Reseñas

La inspirada introducción (Mi. 1:1) …identifica a Miqueas como el autor de todas las profecías del libro. El comentario editorial en Mi. 3:1 sugiere que Miqueas mismo editó el libro. Ningún dato lingüístico o histórico refuta la propia declaración del libro.

– D.A. Carson et al., Nuevo comentario Bíblico: Siglo veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

El nombre de Miqueas significa: «¿Quién como Jehová?» Miqueas estaba tan completa y sinceramente consagrado a su misión, que aun estaba dispuesto a salir desnudo predicando el mensaje divino, con tal de atraer la atención del pueblo (Mi. 1.8). La profecía de Miqueas tendría un impacto que iría mucho más allá de su ministerio local. Aún después de un siglo fue recordada y citada (Jer 26.17–19), y los acontecimientos ocurridos siete siglos después ratificaron su validez (Mt 2.1–6; Jn 7.41–43).

– Biblia plenitud: Biblia de estudio (Editorial Caribe, 2000), Mi.

Miqueas, como su contemporáneo Isaías, ejerció la actividad profética en el reino de Judá, en la segunda mitad del siglo VIII a.C. Pero, a diferencia de Isaías, que vivía en Jerusalén, Miqueas estaba afincado en una zona rural. Su patria era Moréset, población situada a unos 40 km. al sudoeste de Jerusalén. En esa región de fértiles colinas, aptas para los trabajos agrícolas, conoció y compartió los sufrimientos de los pequeños campesinos, siempre expuestos a las arbitrariedades de los que, porque tienen el poder en sus manos, codician terrenos, y se apoderan de ellos (2.1–2).

La Bibla de estudio: Dios habla hoy (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), Mi.

Profetizó durante los reinados de Jotam, Acaz y Ezequías (Miq. 1:1; Jer. 26:18); inició su carrera poco después de Oseas e Isaías, contemporáneos suyos (Miq. 1:1; cf. Is. 1:1; Os. 1:1). Miqueas, más próximo a Isaías, trata los mismos grandes temas que él.
Le tocó vivir el triste momento de la caída de Samaria bajo el poder asirio (año 721 a.C.) y la terrible deportación masiva de sus habitantes. …

Que el profeta sea identificado agregando a su nombre el de su lugar de origen, en contraste con el recurso más común de indicar el patronímico, significa que cobró fama en tierra ajena, probablemente en Jerusalén. Se entiende así que su experiencia como persona nacida en una ciudad pequeña le diera una perspectiva particular para analizar los hechos de su tiempo y las relaciones sociales. Una asombrosa expresión en primera persona es lo único que poseemos en forma adicional sobre Miqueas; en 2:8 describe su condición y su programa al decir: «Yo estoy lleno del poder del Espíritu de Yahvé, de juicio y de fuerza, para denunciar a Jacob su rebelión y a Israel su pecado». …

Su ministerio se desarrolló en Judá a lo largo de tres reinados. Vivió en tiempos de Jotam (742–735), Acaz (735–715) y Ezequías (715–686), reyes de Judá.

– P. R. Andiñach, «MIQUEAS, Libro de», ed. Alfonso Ropero Berzosa, Gran Diccionario Enciclopédico de la Biblia (Editorial CLIE, 2013), 1697.

2. Destinatarios

  • 2-Lectores: “Los que pertenecen al pacto de Dios, quienes son Israel y Judá en el Antiguo Testamento y la iglesia cristiana en el Nuevo Testamento.” (Traducido por exegetica.net de Ryken’s Bible Handbook, 379).
  • 2-Localidad: Judá e Israel

Reseñas

Miqueas, contemporáneo de Isaías, fue una persona de tipo muy diferente. Era un campesino rudo y franco, que proclamó sus oráculos a Israel, en el norte, y a Judá, en el sur. Habló con vehemencia del anhelo de Dios por la justicia y de la destrucción que vendría sobre Jerusalén si sus gobernantes, sacerdotes y falsos profetas no se arrepentían. En Jeremías leemos que las profecías de Miqueas fueron atendidas y que el rey y el pueblo se arrepintieron. Por eso se ha sugerido que Miqueas pudo haber sido responsable de las reformas llevadas a cabo por Ezequías.

– Mary Batchelor, Abramos la Biblia (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

Miqueas profetizó con respecto a Samaria, la capital de Israel, y Jerusalén, la capital de Judá, pero el peso de su profecía estaba dirigido a Judá. Los tiempos en que vivió fueron difíciles. Dentro de los muros había opresión y desde fuera amenazaban los enemigos. La condición era igual tanto en el reino de Judá como en el reino de Israel. …

El profeta denunció los pecados sociales de sus días (Miqueas 2:2). A Miqueas estos males sociales lo preocupaban profundamente. Vio el trato injusto que los pobres recibían de los ricos. Sintió que estos pecados llegaban hasta el cielo. Ninguna clase social estaba libre de influencias corruptoras; los príncipes, los sacerdotes y el pueblo se vieron afectados por igual. (Léase Miqueas 2:2, 8, 9, 11; 3:1–3, 5, 11.) Miqueas les hace sentir el látigo a todos. Quería que el pueblo supiese que todo acto cruel para con otro hombre era un insulto a Dios.

– Henrietta C. Mears, Lo que nos dice la Biblia (Editorial Vida, 1979), 287.

3. Ocasión

  • 3-Circunstancias: “En el tiempo de Miqueas las personas eran egoístas y oportunistas. La justicia raramente era bien administrada. La avaricia y la crueldad abundaban. Los pobres eran oprimidos.” (Biblia de Estudio: LBLA, Mi.)
  • 3-Propósito: “Mas yo estoy lleno del poder del espíritu de Jehová, de juicio y de fuerza, para denunciar a Jacob su rebelión y a Israel su pecado.” (Miqueas 3:8 RVR95)

Reseñas

Entre el comienzo del reino dividido de Salomón (Israel al norte y Judá al sur) y la destrucción del templo, muchos «lugares altos» fueron inaugurados en Judá debido a la influencia de Samaria. Ello colocó a la idolatría cananea en posición de competir con el verdadero culto en el templo de Jehová (Mi. 1.5). Miqueas demuestra cómo esta declinación espiritual conducirá inevitablemente al juicio de todo el país.

Biblia plenitud: Biblia de estudio (Editorial Caribe, 2000), Mi.

Este fue un tiempo en el que los pobres llevaron la carga de sostener las frivolidades económicas requeridas por el estilo de vida de los ricos. Judá se encontraba en guerra, y los pobres tenían que soportar el peso de los impuestos requeridos para ello. … Los falsos profetas sólo predicaban cosas que a los ricos les agradaran, y nadie levantaba la voz a favor de los pobres y oprimidos. Los sacerdotes mercenarios cobraban por sus servicios, por lo que con frecuencia los pobres quedaban sin dirección espiritual. En lugar de proteger a los pobres, los nobles se aprovechaban de ellos.

– Eduardo A. Hernández, Lockman Foundation, Biblia de estudio: LBLA. (Casa Editorial para La Fundación Bíblica Lockman, 2003), Mi.

En el gobierno de Jotam se hizo un censo en Galaad (Transjordania) (1 Cr. 5:17) y hubo un conflicto con Rezín, rey de Siria y Peka, rey de Israel. Pero su hijo Acaz se distinguió por un comportamiento impío, llegando a quemar en sacrificio a sus propios hijos (2 Cr. 28:3–4). Fue en una época cuando se vieron fuertes amenazas de invasión desde Asiria. …

Durante este tiempo Miqueas ha venido predicando varios oráculos anunciando juicio de Dios contra Jerusalén y Samaria. Cuando Ezequías, hijo de Acaz, sube al trono, las profecías contra Samaria se cumplen, ya que es destruida. Ezequías reacciona ante el mensaje del profeta y comienza su famosa reforma religiosa en Jerusalén.

– Alfonso Lockward, Nuevo diccionario de la Biblia (Miami: Editorial Unilit, 1999), 710.

El primer propósito del libro se encuentra cuando combinamos la enseñanza de 1:1 con la que aparece en 3:8. Su mensaje procedía directamente de Jehová (Mi. 1:1) y más específicamente del Espíritu Santo (Mi. 3:8). Su proclamación principal tenía que ver con la denuncia de la corrupción en todo Israel, tanto el reino del norte como el del sur (Mi. 3:8; 1:1). Pero su mensaje no se agotó con la denuncia. También incluyó la advertencia de que el pecado acarrearía castigo. Pero lo más maravilloso es que anima a la gente, enseñando que el propósito final del Señor es perdonar y restaurar a su pueblo rebelde e indisciplinado. La profecía termina con una de las declaraciones más preciosas de toda la Biblia acerca de la remisión de los pecados.

– Roberto Lloyd, Estudios Bíblicos ELA: ¡Tu Dios reina! (Isaías y Miqueas) (Ediciones Las Américas, A. C., 1995), 130.

4. Características

Reseñas

Como muchas porciones de los libros proféticos, el de Miqueas está escrito en poesía y no en prosa. Por tanto, algunos de los enunciados son paralelismos. Esta profecía incluye varios juegos de palabras y varias preguntas de sondeo.

– John F. Walvoord y Roy B. Zuck, El conocimiento bíblico, un comentario expositivo: Antiguo Testamento, tomo 6: Daniel-Malaquías (Ediciones Las Américas, A.C., 2001), 195.

La irregularidad de estilo del libro se debe a la compilación de oráculos independientes previos en un todo coherente. Esas profecías originalmente aisladas varían en forma, pero en general pueden ser clasificadas como oráculos de juicio y de esperanza. Miqueas las arregló en tres series (caps. 1, 2, 3–5, 6, 7), y las inició con el imperativo que se traduce como “oíd” (Mi. 1:2; 6:1) o “escuchad” (Mi. 3:1), y moviéndose del juicio a la esperanza. …

El lenguaje de Miqueas, aunque derivado de su trasfondo histórico, es poético y abstracto, de manera que el pueblo de Dios bajo circunstancias similares pudiera identificarse con sus mensajes.

– D.A. Carson et al., Nuevo comentario Bíblico: Siglo veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

La declaración introductoria de Miqueas (Mi. 1.1) está escrita en prosa, pero toda la compilación profética que le sigue es poesía. La forma poética ofrecía a sus contemporáneos una ventaja: su ritmo les permitía memorizar mejor el mensaje. Para nosotros, la desventaja consiste en que son mayores las dificultades a la hora de traducirla a otro idioma. Miqueas se expresa en oraciones muy cortas (en las cuales no sobran palabras), utilizando abundantes paralelismos y varios juegos con los nombres (a los cuales los hebreos atribuían una importancia especial), además de giros poéticos. También emplea numerosas imágenes. Por ejemplo, en lugar de decir que el Señor perdonará o hará desaparecer nuestros pecados, declara: «Sepultará nuestras iniquidades, y echará en lo profundo del mar todos nuestros pecados».

Biblia plenitud: Biblia de estudio (Editorial Caribe, 2000), Mi.

5. Contenido

  • 5-Temas: Injusticia social, corrupción espiritual, salvación, cautividad, restauración, remanente, las naciones
  • 5-Doctrinas: La perspectiva de Dios sobre el pecado y sobre la justicia, su propósito soberano, el pacto, la promesa del Mesías

Reseñas

Dios llamó a Miqueas a ser un valiente defensor del pobre contra los ricos opresores, los jueces injustos, los profetas asalariados y los sacerdotes corruptos.

– Eduardo A. Hernández, Lockman Foundation, Biblia de estudio: LBLA. (Casa Editorial para La Fundación Bíblica Lockman, 2003), Mi.

[Miqueas] significa “¿Quién es como Jehovah?”. Con su nombre sus padres celebraban lo incomparable del Dios de Israel. Miqueas añadía al lustre de Dios asociando este nombre con su incomparable perdón y fidelidad (Mi. 7:18–20), el tema del libro de Miqueas.

– D.A. Carson et al., Nuevo comentario Bíblico: Siglo veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

La alternancia de los textos de furia y clemencia en el libro de Miqueas reflejan el carácter de Dios, ya que aun en su ira Él se acuerda de su misericordia. En los oscuros días del inminente juicio a las naciones de Israel y Judá, siempre había la posibilidad de un remanente perdonado. Aunque el Señor estaba determinado a mantener su santidad, tenía igualmente la intención de cumplir sus bondadosas promesas hechas a Abraham (Gn 12; 15; 22). El Señor equilibraría sus juicios con benevolencia. Como consecuencia, Miqueas también equilibró sus oráculos de juicios con los oráculos de promesa.

Nuevo comentario ilustrado de la Biblia (Editorial Caribe, 2003), 1045.

En la primera parte (caps. 1–3), predominan los temas de crítica social, que relacionan estrechamente la predicación de Miqueas con la de Amós e Isaías. Con audacia y, a veces, en tono violento, el profeta echa en cara a Israel sus pecados y rebeldías (Mi. 3.8): el acaparamiento de tierras, la corrupción de los tribunales y el pillaje que realizan las clases dirigentes. También polemiza con los falsos profetas (Mi. 3.5–7) y denuncia la falsa seguridad de los que dicen: “El Señor está con nosotros; nada malo nos puede suceder” (Mi. 3.11). En este contexto se destaca el anuncio de la destrucción de Jerusalén y del templo (Mi. 3.12). Ese anuncio causó tanta impresión, que un siglo más tarde todavía estaba vivo en la memoria de la gente de Jerusalén (cf. Jer 26.18).

En la segunda parte del libro (caps. 4–5), …las denuncias y amenazas se contraponen varios mensajes de esperanza y anuncios de salvación. Jerusalén va a ser restaurada después de la destrucción, y a ella acudirán todas las naciones para encontrar al verdadero Dios y ser instruidas por su Palabra (Mi. 4.1–2). De Belén, el humilde pueblo natal de David, saldrá un rey que gobernará con el poder de Dios y traerá personalmente la paz (Mi. 5.2–5). En esa era de paz, con el hierro de las espadas y lanzas se fabricarán arados y herramientas de trabajo (Mi. 4.3).

La Bibla de estudio: Dios habla hoy (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), Mi.

Miqueas es una profecía acerca del Señor, quien no tiene rivales perdonando pecados y compadeciéndose de los pecadores. Compasivo, mantiene el antiguo pacto acordado con Abraham y sus descendientes. Miqueas se refiere a la «grandeza del nombre de Jehová» (Mi. 5.4; véanse también 4.5; 6.9), así como al rostro de Jehová (Mi. 3.4), a su gloria (Mi. 2.9), sus caminos (Mi. 4.2), sus pensamientos (Mi. 4.12), su poder (Mi. 5.4), su justicia (Mi. 6.5; 7.9), y su justificada ira (Mi. 7.9) y furor (Mi. 5.15; 7.18) contra todas las manifestaciones de corrupción moral.

Biblia plenitud: Biblia de estudio (Editorial Caribe, 2000), Mi.

Catálogo de pecados nacionales

Idolatría (Mi. 1:7; 6:16)
Codicia (Mi. 2:2)
Opresión (Mi. 2:2)
Violencia (Mi. 2:2; 3:10; 6:12; 7:2)
Estímulo a los profetas falsos (Mi. 2:6, 11)
Corrupción de los príncipes (Mi. 3:1–3)
Corrupción de los profetas (Mi. 3:5–7)
Corrupción de los sacerdotes (Mi. 3:11)
Cohecho (Mi. 3:9, 11; 7:3)
Deshonestidad (Mi. 6:10, 11)

Pasajes relacionados con Cristo

Mención del lugar de nacimiento (Mi. 5:2)
Cristo como Rey (Mi. 2:12, 13)
Cristo reinando en justicia sobre toda la tierra (Mi. 4:1, 7)

– Henrietta C. Mears, Lo que nos dice la Biblia (Editorial Vida, 1979), 288.

6. Desarrollo

  • 6-Argumento: “El libro consta de dos partes: (I), 1–5; (II) 6, 7, en forma de diálogo, o contestación, entre Jehová y su pueblo, en el cual él los reprocha por su conducta contra la naturaleza y su ingratitud, y les amenaza con juicios por sus corrupciones, pero los consuela con la promesa de la restauración de la cautividad.” (Jamieson, Fausset y Brown, Comentario exegético y explicativo de la Biblia – tomo 1: El Antiguo Testamento, 908).
  • 6-Estructura: “El libro puede cómodamente dividirse en tres partes…. Cada división es señalada por la palabra «Oíd» (Mi. 1:2, 3:1; 6:1). La primera parte comienza por la reprensión de los pecados; la segunda, por el anuncio del castigo; y la tercera, por la promesa de las bendiciones mesiánicas.” (Henry y Lacueva, Comentario Bíblico de Matthew Henry, 1012–1013).
  • 6-Análisis: Véase también Bosquejos analíticos de Miqueas.

Reseñas

El Libro de Miqueas presenta una apasionada y artística alternancia entre oráculos de juicios inminentes y promesas de bendiciones futuras para Israel y Judá.

Nuevo comentario ilustrado de la Biblia (Editorial Caribe, 2003), 1045.

El libro de Miqueas parece estar dividido en tres partes, cada una de las cuales comienza con: “Oíd” (Miqueas 1:2; 3:1; 6:1). Cada una de las partes, asimismo, termina con una promesa.

  1. Una promesa de liberación (Miqueas 2:12, 13)
  2. Una promesa de destruir a los enemigos de la tierra (Miqueas 5:10, 15)
  3. Un cumplimiento de la promesa a Abraham (Miqueas 7:20)

– Henrietta C. Mears, Lo que nos dice la Biblia (Editorial Vida, 1979), 287.

Esquema del contenido:

  1. El juicio de Dios sobre Israel y sobre Judá (1.1–3.12)
  2. El reinado universal de Jehová (4.1–5.15)
  3. La corrupción de Israel y la misericordia de Dios (6.1–7.20)

Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), Mi.

El libro contiene tres mensajes (Mi. 1:2–2:13; caps. 3–5; caps. 6–7), que comienzan con una exhortación a “oir o escuchar” lo que el Señor tenía que decir a la nación. … El tema del castigo es muy prominente en cada uno de los tres mensajes de Miqueas, pero el profeta también recalca la restauración. Menciona al “remanente” en sus tres secciones (Mi. 2:12; 4:7; 5:7–8; 7:18).

– John F. Walvoord y Roy B. Zuck, El conocimiento bíblico, un comentario expositivo: Antiguo Testamento, tomo 6: Daniel-Malaquías (Ediciones Las Américas, A.C., 2001), 195.

Consejos para la lectura y la enseñanza de Miqueas

Tendrás éxito con Miqueas si te preparas para una alternancia entre el juicio sobre los pecados actuales y la esperanza de una salvación futura. Con esto como base, lo siguiente es lo que verás al pasar tiempo contemplando el texto.

Los oráculos de juicio siguen las reglas de la sátira, así que asegúrate de descubrir los objetos atacados. Descubre las pistas y lee entrelíneas. Por ejemplo, en los tres primeros capítulos puedes encontrar referencias a que a los pobres se les está expulsando de sus hogares y fincas, llevando a que estén sin techo, y que haya cohecho, e injusticia legalizada contra los pobres.

Los oráculos de juicio vienen compuestos de dos clases de material entrelazadas sin transiciones: la descripción de las prácticas malvadas y la predicción/descripción del castigo de Dios sobre quienes promueven esta maldad.

Los oráculos de salvación traspasan el enfoque del presente al futuro, y los cuadros que pintan son más generales. ¿Precisamente qué era dorada se contempla? En ciertos momentos, de manera intuitiva, asimilarás los cuadros como señalando la primera venida de Cristo, el mesías prometido. En otros momentos las referencias te parecerán apocalípticas, señalando el milenio, o el escatón, en el fin de la historia.

Como siempre, procura construir puentes entre los detalles en el texto (que en la superficie te llevarán a un tiempo antiguo y un lugar remoto) y tu propia situación, personal y cultural. Trabaja con la premisa de que las particularidades del texto predican un mensaje atemporal.

Gran parte del contenido de este libro viene encarnada en poesía; toma el tiempo necesario para desempacar el significado de las imágenes y las figuras retóricas.

– Traducido por exegetica.net de Ryken’s Bible Handbook, Carol Stream, IL: Tyndale House Publishers, 2005, 381.

*Salvo cuando se trate de material traducido por exegetica.net y en aquellos casos expresamente mencionados, todos los recursos citados están disponibles en formato digital Logos y normalmente se pueden conseguir en colecciones a precios reducidos en logos.com/es.