Top Menu

Orientación previa a Esdras

Versículos clave

Esdras 6:14, 16 Así, los ancianos de los judíos edificaban y prosperaban, conforme a la profecía del profeta Hageo y de Zacarías hijo de Iddo. Edificaron, pues, y terminaron la obra, por orden del Dios de Israel, y por mandato de Ciro, de Darío y de Artajerjes, rey de Persia.  … Los hijos de Israel, los sacerdotes, los levitas y los demás que habían regresado de la cautividad, hicieron la dedicación de esta casa de Dios con gozo.

Esdras 7:6, 10 … Esdras era un escriba diligente en la ley de Moisés, que Jehová, Dios de Israel había dado; y le concedió el rey todo lo que pidió, porque la mano de Jehová, su Dios, estaba sobre Esdras.  … Esdras había preparado su corazón para estudiar la ley de Jehová y para cumplirla, y para enseñar en Israel sus estatutos y decretos.

Esdras 9:10 Pero ahora, ¿qué diremos, oh Dios nuestro, después de esto? Porque nosotros hemos abandonado los mandamientos….

Jeremías 29:10 Porque así dijo Jehová: Cuando en Babilonia se cumplan los setenta años, yo os visitaré y despertaré sobre vosotros mi buena palabra, para haceros volver a este lugar.

 – Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998)

1. Autoría

  • 1-Autor: Esdras
  • 1-Fecha: Probablemente se terminó entre 456 y 444 a.C.
  • 1-Lugar: Jerusalén

Reseñas

Esdras fue un sacerdote, un escriba y un gran líder. Su nombre significa «ayuda», y dedicó toda su vida a servir a Dios y al pueblo de Dios. La tradición dice que Esdras escribió la mayor parte de 1 y 2 Crónicas, Esdras, Nehemías y el Salmo 119, y que encabezó el concilio de ciento veinte hombres que formaron el canon del Antiguo Testamento.

Biblia Del Diario Vivir, electronic ed. (Editorial Caribe, 2000).

Como es común en la literatura del antiguo Cercano Oriente en general, y en el Antiguo Testamento en particular, no hay una indicación directa de la autoría en Esdras y Nehemías. El Talmud atribuye 1 y 2 Crónicas, como así también Esdras y Nehemías, a Esdras, pero agrega que Nehemías completó el trabajo. La gran mayoría de los eruditos modernos acepta un punto de vista similar, que dice que el mismo autor-compilador (generalmente identificado como el cronista) escribió todo el material, con excepción de las memorias de Nehemías.

– LaSor, Hubbard y Bush, Panorama Del Antiguo Testamento: Mensaje, Forma y Trasfondo Del Antiguo Testamento (Libros Desafío, 2004), 632.

Entre las personalidades del Antiguo Testamento, Esdras se destaca porque más que cualquiera otro, él contribuyó a la formación del carácter del judío durante el período interbíblico y el tiempo de Cristo. Es llamado “escriba” en su libro, y en cierta manera es el tipo de todos los escribas del período del Nuevo Testamento, sin las cualidades malas de éstos. Fue el que dio impulso al estudio de la ley de Dios que caracterizó a los judíos durante el tiempo de Jesús. También hizo recoleccionar y copiar de nuevo los manuscritos, cambiando la escritura desde el alfabeto del antiguo hebreo al del arameo que ya hablaba el pueblo en su tiempo. También, según parece, tuvo mucho que ver con la formación del canon del Antiguo Testamento, o sea, la selección de los libros que debían formar parte de las Escrituras aprobadas y leídas en las sinagogas.

– Carroll Gillis, El Antiguo Testamento: Un Comentario Sobre Su Historia y Literatura, Tomos I-V, vol. 5 (Casa Bautista de Publicaciones, 1991), 167.

El libro de Esdras se divide en dos períodos de tiempo. El primero comienza con el edicto de Ciro, rey de Persia para reconstruir el templo (expedido en el año 538 a.C.) y se extiende hasta la terminación del templo en 515 a.C. Esdras no regresó a Jerusalén sino hasta 457 a.C., y estaba allí todavía cuando llegó Nehemías en el año 444 a.C. De modo que no se le puede poner fecha antes de 457 a.C. Es probable que el libro se haya terminado entre 456 y 444 a.C.

– Arturo Collins, Estudios Bíblicos ELA: La Soberanía Divina en Acción (Esdras y Ester) (México: Ediciones Las Américas, A. C., 1997), 5–6.

No hay ninguna razón de peso para abandonar la tradición de que Esdras mismo fue el autor del libro, a pesar de las teorías propuestas por la crítica moderna. Es posible que un redactor inspirado hubiera utilizado con posterioridad las memorias de Esdras escritas en primera persona (Esd. 7:27–9:15). Sin embargo, es aún más probable que el mismo Esdras reuniera su documentación para el cuadro general del libro, y que redactara en tercera persona las partes que faltaban para hacer un todo unificado. Si, como lo afirma la tradición, Esdras fue el autor de Crónicas, el libro de Esdras hubiera sido redactado a continuación, en el período entre los años 430 a 400 a.C., o poco después, la actividad de Esdras se desarrolló evidentemente durante el reinado de Artajerjes (465–424 a.C.)

– Samuel Vila Ventura, Nuevo Diccionario Bíblico Ilustrado (Editorial CLIE, 1985), 325–326.

Las historias que ofrecen respectivamente los libros de Esdras y Nehemías proponen la imagen de dos personalidades muy fuertes, de dos hombres muy diferentes, protagonistas de la complicada etapa que siguió al exilio babilónico. El uno sacerdote y el otro laico, ambos se muestran animados de un mismo sentido del deber y de un ferviente anhelo de llevar a sus compatriotas a una profunda restauración espiritual y material. Cada cual asume así su propia y específica responsabilidad: Esdras, celoso custodio de la Ley, es el gran reformador religioso del pueblo judío; Nehemías, uniendo la actividad a la fe, se ocupa de temas administrativos y de llevar a buen término la reedificación de las murallas de Jerusalén.

Reina Valera Revisada (1995) (Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998), Ezr.

2. Destinatarios

  • 2-Lectores: El pueblo judío
  • 2-Localidad: En Jerusalén

Reseñas

El material contenido en Esdras y Nehemías es inestimable porque nos proporciona la única información histórica sagrada que poseemos del período que sigue al regreso del destierro. Aunque los libros fueron completados entre los años 350–300 a. de J. C. contienen material auténtico de los diarios privados tanto de Esdras como de Nehemías, de manera especial del segundo.

– Clyde T. Francisco y Juan Juan Lacue, Introduccion Al Antiguo Testamento (Casa Bautista de Publicaciones, 1999), 102.

Destinatarios implícitos: Todos los judíos y su posteridad que tenían interés en saber lo que ocurrió cuando el remanente de los judíos regresó a su tierra natal; toda persona del pacto que quiere saber los principios fundamentales y firmes sobre los cuales la comunidad de Dios deberá vivir en cualquier momento de la historia.

– Traducido por exegetica.net de Ryken’s Bible Handbook (Tyndale House Publishers Inc., 2005), 189.

3. Ocasión

  • 3-Circunstancias: “Esdras sigue a 2 Crónicas como una historia del pueblo judío, registrando el regreso a su tierra después de la cautividad” (Biblia Del Diario Vivir, Esdras).
  • 3-Propósito: “Mostrar la fidelidad de Dios y la forma en que cumplió su promesa de restablecer al pueblo en su tierra” (Biblia Del Diario Vivir, Esdras).

Reseñas

Esdras y Nehemías presentan los eventos de dos períodos distintos en la restauración de la tierra luego del exilio: el retorno de los exiliados y la reconstrucción del templo, 538–516 a.C. (Esd. 1–6); y el trabajo de los líderes al establecer la comunidad en los aspectos religiosos (Esdras) y físicos (Nehemías), 458–ca. 420 (Esd. 7–Neh. 13).

– LaSor, Hubbard y Bush, Panorama Del Antiguo Testamento: Mensaje, Forma y Trasfondo Del Antiguo Testamento (Libros Desafío, 2004), 624–625.

La reconstrucción de la vida nacional judía llevó cien años. Hay dos períodos de tiempo que son muy importantes.

1. Los veinte años (537–517 A.C.) transcurridos desde el primer año de Ciro hasta el sexto año de Darío, cuando el pueblo bajo Zorobabel, el gobernador, y Josué, el sacerdote, reedificaron el templo. Para este período léase Esdras 1–6; Zacarías y Hageo; los primeros capítulos de 1 Crónicas; los dos últimos versículos de 2 Crónicas; los Salmos 126 y 137; y la referencia a Ciro en Isaías 44:23 a 45:8.

2. Los veinticinco años (458–433 A.C.) en que Nehemías, el gobernador, y Esdras, el sacerdote, reconstruyeron el muro de Jerusalén y restauraron la ciudad. Malaquías era el profeta de esa época.

Esdras ofrece un registro de ambos períodos.
Nehemías relata el segundo período, la edificación de los muros.

– Henrietta C. Mears, Lo Que Nos Dice La Biblia (Editorial Vida, 1979), 144.

El autor inspirado escribió los dos libros para demostrar:

a. Cómo Dios cumplió la promesa hecha a los profetas, de que haría regresar a Palestina a su pueblo cuando lo llevaran al destierro los monarcas paganos.1 … Esta fue una manifestación de la providencia de Dios, quien no solamente disciplinó a su pueblo y terminó con el mal de la idolatría mediante el cautiverio, sino que también lo hizo volver a Palestina.

b. Cómo Dios levantó grandes hombres para llevar a cabo su obra. … [La] restauración [en Esdras y Nehemías] no es definitiva ni completa, sino señala algo mejor. … La restauración final se producirá de acuerdo al nuevo pacto (Jeremías 31:31–33). La primera gira alrededor de la Ley de Moisés, pero la final tendrá su centro en Cristo crucificado y resucitado (Zacarías 12:10).

Pablo Hoff, Los Libros Históricos (Editorial Vida, 1980), 239–240.

Los judíos habían sido llevados cautivos a Babilonia en tres ocasiones, en los años 605, 597 y 586 a.C. Antes de llevarse a cabo el cautiverio, Dios prometió a través del profeta Jeremías, que servirían al rey de Babilonia durante setenta años y después volverían a su tierra (Jeremías 25:11 y 29:10). Ciro conquistó Babilonia en 539 a.C. y al año siguiente promulgó un decreto que permitía a los judíos regresar a su tierra.

Algunos contemporáneos del período que abarca el libro de Esdras son: Hageo (520), Zacarías (520–515), Ester (483–473), Malaquías (450–400) y Nehemías (445–423). El profeta Daniel ya era muy anciano, pero vivía todavía cuando Babilonia cayó en manos de los persas (Daniel 5:1–31).

– Arturo Collins, Estudios Bíblicos ELA: La Soberanía Divina En Acción (Esdras y Ester) (Ediciones Las Américas, A. C., 1997), 6.

Junto con los libros de Crónicas, Esdras y Nehemías presentan una sola historia del pueblo judío desde la monarquía hasta su restablecimiento en Palestina después del cautiverio babilónico. La fecha de aparición de estos libros (como una unidad) se estima entre 350–300 a. de J.C. Algunos proponen una fecha aún más tardía (250 a. de J.C.), pero es más aceptable la primera.

– Juan Carlos Cevallos, Comentario Bíblico Mundo Hispano Tomo 7 (Editorial Mundo Hispano, 2005), 20–21.

4. Características

  • 4-Género: Narrativa histórica
  • 4-Estilo: Historia, catálogo de listas, oraciones, cartas
  • 4-Guía literaria: Véase también Narrativa como género literario.

Reseñas

Aun el breve resumen de Esdras y Nehemías presentado en las páginas anteriores revela la gran variedad de fuentes y tipos de unidades literarias empleados en su construcción. Pueden distinguirse tres principales bloques de materiales: la narración de Sesbasar y Zorobabel (Esd. 1–6); la narración de Esdras, casi toda en primera persona (el grueso de Esd. 7:1–10:44 y Neh. 7:73b-10:39); y la narración sobre Nehemías, que en gran parte también está en primera persona (la mayor parte de Neh. 1:1–7:73a y 11:1–13:31). Dentro de estas tres secciones principales pueden distinguirse varias fuentes:

  1. Las memorias de Esdras y Nehemías, ambas tomadas sin duda de los relatos autobiográficos. …
  2. Documentos y cartas. …
  3. Listas de diversos tipos. …

– LaSor, Hubbard y Bush, Panorama Del Antiguo Testamento: Mensaje, Forma y Trasfondo Del Antiguo Testamento (Libros Desafío, 2004), 630-631.

El autor dispuso el texto de Esdras basándose en diversos documentos, entre los que figuraban las “memorias” de Nehemías, copero del rey de Persia (Neh 2.1) …. La documentación utilizada como fuente de información era en gran parte contemporánea de los hechos a los que se refería. Había en ella textos oficiales: decretos (Esd 6.1–12), correspondencia diplomática (Esd 5.6–17; 7.11–26), listas de repatriados (Esd 8.1–14) y un detallado informe de Esdras relativo a su misión (Esd 7.11–10.44 y Neh 8.1–9.38). La diversidad de fuentes documentales es seguramente la razón de que una parte de Esdras se escribiera en arameo (4.8–6.18 y 7.12–26), y el resto del libro en hebreo.

Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), Esd.

El autor emplea y cita textualmente documentos contemporáneos a los hechos: listas de los israelitas que volvieron a Judá con Zorobabel, inventarios, actos de los reyes de Persia, correspondencia oficial con las autoridades persas y, sobre todo, las memorias de Esdras y Nehemías (Esdras 7:27–9:15; Nehemías 1:1–2:20; 4:1–7:5; 10:28–11:2; 12:27–13:31).

Las secciones de Esdras 4:8–6:18 y 7:12–26 están escritas en arameo. No es de extrañarse que se emplee este idioma, pues los pasajes contienen correspondencia con la corte persa; el arameo era el idioma diplomático de aquel entonces.

– Pablo Hoff, Los Libros Históricos (Editorial Vida, 1980), 240.

5. Contenido

  • 5-Temas: La restauración, reorganización y reforma de Israel (Pablo Hoff, Los Libros Históricos, 240).
  • 5-Doctrinas: El pacto, el templo, la santidad del pueblo de Dios, la fidelidad de Dios

Reseñas

Dos mensajes principales nacen de Esdras: la fidelidad de Dios y la infidelidad del ser humano.

– Biblia Plenitud: Biblia de Estudio (Editorial Caribe, 2000), Esd.

El enfoque teológico que se percibe en el libro de Esdras es el de la soberanía de Dios. Para el escritor bíblico Jehovah está en control de todo y de todos. El Señor se vale hasta de los que no creen en él para llevar a cabo sus planes, disciplinar a sus escogidos y restaurarlos, y llevar a feliz término la historia. Por supuesto, hay otros enfoques teológicos que, aunque más sutilmente, se perciben igualmente: la gracia de Dios, culpa comunitaria, santidad, purificación, restauración, pacto con Dios, necesidad de apartarse de lo malo y escoger lo bueno, etc.

– Juan Carlos Cevallos, Comentario Bíblico Mundo Hispano Tomo 7 (Editorial Mundo Hispano, 2005), 24.

A pesar de todos los elementos nuevos en la institución e identidad de la comunidad de la restauración, no hay una nueva teología que los forme y los cree. …

Esta reafirmación de la ley y su centralidad … acentuaba un exclusivismo casi xenófobo, un separatismo que llegó al extremo doloroso de obligar al divorcio a un gran número de familias. Esto parece reflejar un repudio mezquino y falto de amor hacia los extranjeros. Pero el texto debe verse en su contexto. La comunidad restaurada era una pequeña isla en un vasto océano de pueblos paganos, sin límites claros. Una asimilación sin límites hubiera significado el fin de la comunidad y, junto con él, el fin de la preciosa heredad que preservaba para el mundo. La dura realidad implicaba duras medidas, que rara vez gozan de las alternativas terminantes de los opuestos morales. El verdadero error estaba en aquellos que perpetuaban estas medidas y actitudes en tiempos posteriores, cuando ya no eran necesarias, y así producían el prejuicio contra los gentiles, que el Nuevo Testamento pone al descubierto y que la iglesia primitiva tuvo dificultades en superar. El mismo error lo perpetúan hoy aquellos que ignoran el contexto de las duras medidas de Esdras y las usan para justificar un estilo de vida legalista y exclusivista, que fácilmente cae en el orgullo de las observaciones externas. Este no era el propósito de la ley en todos sus detalles, sino el reconocimiento de que no hay aspecto de la vida que quede afuera de la preocupación de Dios, y que la comunidad que está en buen estado es aquella en que toda la vida se somete a su control.

…La nueva situación de Israel era un retorno al pueblo del pacto y no tanto a una nación-estado. Aunque las realidades de la situación política los forzaron a esta identidad, el despojarse de las vestimentas de estado no fue para Israel una separación destructiva de sus almas, porque fueron «pueblo de Dios» antes de llegar a ser un estado. …

Seguramente este divorcio entre la vida y la identidad de Israel y sus formas políticas y nacionales puede verse como una preparación para la transición neotestamentaria a esa forma del pueblo de Dios en la que los aspectos étnicos, físicos y geográficos se dejan atrás completa y finalmente en el Nuevo Israel, el Cuerpo de Cristo, la Iglesia: multinacional, multirracial y determinada por criterios espirituales y no físicos o geográficos.

Debe recalcarse la importancia del templo en el pensamiento postexílico. Debido a la nueva unidad entre la forma y el culto religiosos de Israel y su identidad, el pensamiento postexílico se movió hacia una comprensión correcta de la naturaleza de la presencia de Dios simbolizada por el templo.

– LaSor, Hubbard y Bush, Panorama Del Antiguo Testamento: Mensaje, Forma y Trasfondo Del Antiguo Testamento (Libros Desafío, 2004), 641-643.

6. Desarrollo

  • 6-Argumento: “Una vez más encontramos que Esdras y Nehemías constituían un solo libro en la Biblia hebrea…. Estos libros relatan la historia del retorno del pueblo elegido de Dios, después del exilio. Ofrecen un registro de uno de los acontecimientos más importantes en la historia judía—el regreso del exilio en Babilonia.” (Mears, Lo Que Nos Dice La Biblia, 143).
  • 6-Estructura: El libro de Esdras gira alrededor de dos eventos especiales y bien marcados
    • 1. El regreso de Zorobabel en 538 a.C. para la reconstrucción del templo Caps. 1–6
    • 2. El regreso de Esdras en 457 a.C. para un avivamiento espiritual Caps. 7–10 (Collins, Estudios Bíblicos ELA (Esdras y Ester), 7–8).
  • 6-Análisis: Véase también Bosquejos analíticos de Esdras.

Reseñas

El lapso de tiempo que cubren los dos libros [Esdras y Nehemías] es de unos cien años.

Ambos libros comienzan en Babilonia y terminan en Jerusalén.
Ambos se centran en el hombre de Dios que los escribió.
Ambos relatos comienzan con un decreto del rey persa.
Ambos se refieren a planes de edificación como tema principal.
Ambos libros contienen una larga oración de humillación y confesión en el capítulo nueve.
Ambos finalizan con la purificación del pueblo.

– Henrietta C. Mears, Lo Que Nos Dice La Biblia (Miami, FL: Editorial Vida, 1979), 143.

La primera sección de las dos en que se divide el libro de Esdras (cap. 1–6) ofrece una detallada información sobre el tiempo que siguió al retorno a Jerusalén de los judíos exiliados. … La segunda parte del libro (cap. 7–10) se refiere a la actividad desarrollada por el propio Esdras….

Esquema del contenido:

  1. Repatriación de los exiliados y reconstrucción del templo de Jerusalén (1.1–6.22)
  2. Esdras informa de su misión (7.1–10.44)

Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), Ezr.

El libro de Esdras comienza con el decreto de Ciro para el retorno de los judíos, luego describe el regreso bajo Zorobabel y el primer intento de reedificar el templo. La subsecuente terminación del templo en el año 516 a. de J. C. es presentada y seguida de una descripción del retorno de Esdras con un pequeño grupo de judíos. Sus conatos de reforma aparentemente fracasaron porque al principio del libro de Nehemías las condiciones en Judea son verdaderamente desesperantes. Nehemías, copero de Artajerjes, obtiene permiso para marchar a Judea, ser allí gobernador y reedificar Jerusalem y sus murallas. A pesar de encontrar mucha oposición, realiza esta empresa en un lapso sorprendentemente corto. Después de terminadas las murallas se le pide a Esdras que lea la Ley al pueblo y se efectúa una reforma general. Sin embargo, cuando Nehemías vuelve a Persia a dar cuenta de sus actividades, el pueblo se aparta del camino tomado. Cuando vuelve a Jerusalem se le obliga a renovar sus esfuerzos de reforma, especialmente para disolver los matrimonios mixtos.

– Clyde T. Francisco y Juan Juan Lacue, Introduccion Al Antiguo Testamento (Casa Bautista de Publicaciones, 1999), 102–103.

Consejos para la lectura y la enseñanza de Esdras

El camino más seguro a la aplicación es ver las vidas del remanente retornante como una especie de caso de estudio de cómo el pueblo de Dios debe vivir en cualquier momento de la historia. Para hacer esto, nota qué comportamientos son comentados con aprobación o desaprobación y qué valores se describen como pre-eminentes en la comunidad de fe. El héroe de la historia, el mismo Esdras, personifica mucho de lo que se nos ofrece como comportamiento ejemplar, tal y como se ve en su preocupación por la adoración correcta y su aflicción debido a la impiedad de su nación.

 

– Traducido por exegetica.net de Ryken’s Bible Handbook, Carol Stream, IL: Tyndale House Publishers, 2005, p. 195.

*Salvo cuando se trate de material traducido por exegetica.net y en aquellos casos expresamente mencionados, todos los recursos citados están disponibles en formato digital Logos y normalmente se pueden conseguir en colecciones a precios reducidos en logos.com/es.