Top Menu

Orientación previa a Marcos

Versículos clave

Marcos 1:1 Principio del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios.

Marcos 4:41 Entonces sintieron un gran temor, y se decían el uno al otro: —¿Quién es este, que aun el viento y el mar lo obedecen?

Marcos 7:36 Y les mandó que no lo dijeran a nadie; pero, cuanto más les mandaba, tanto más y más lo divulgaban.

Marcos 10:45 …porque el Hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir y para dar su vida en rescate por todos.

Marcos 15:39 Y el centurión que estaba frente a él, viendo que después de clamar había expirado así, dijo: —¡Verdaderamente este hombre era Hijo de Dios!

 – Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998)

1. Autoría

  • 1-Autor: Marcos
  • 1-Fecha: Probablemente después del año 40 y antes del año 60 d.C.
  • 1-Lugar: Posiblemente en Roma

Reseñas

Sin lugar a dudas se trata de Juan Marcos, que aunque no era de los doce, sí había sido uno de los primeros convertidos (Hch. 12:12) quizás por la predicación de Pedro (1 P. 5:13)—de quien había sido compañero de labor, como también lo había sido de Pablo. Aunque Marcos había desilusionado a Pablo al volverse atrás (Hch. 13:13), siendo responsable por eso de un enfrentamiento entre su tío Bernabé y el apóstol (Hch. 15:36–39), sin embargo, fue restaurado y se reconcilió más tarde con éste llegando a merecer su mayor estima (Col 4:10; 2 Ti. 4:11).

– Carlos A. Morris, Comentario Bíblico Del Continente Nuevo: San Marcos (Editorial Unilit, 1992), 22.

Aunque el Evangelio mismo en ningún lado dice que fue escrito por Marcos (el encabezado no forma parte del libro, sino sólo es su “página titular”), los cristianos primitivos no tuvieron ninguna duda acerca de esto. Juan Marcos no fue famoso como Pablo o Pedro, así que no parece haber habido ninguna razón para que se le diera ese nombre a menos que fuera cierto. En diferentes épocas, fue un colaborador más joven de Pablo, Bernabé (su pariente; Col. 4:10) y Pedro. Este último lazo puede ser importante. Es probable que Juan Marcos vivía en Jerusalén, donde seguramente conoció a muchos de los seguidores de Jesús (aunque él mismo era muy joven en ese tiempo para haber sido un seguidor). Si la iglesia en Jerusalén se reunía en la casa de su madre (ver Hech. 12:12), es posible que la última cena se realizó allí. Sin embargo, aun sin todo esto, Juan Marcos habría sido un testigo muy valioso de lo que Jesús dijo e hizo, especialmente durante esa última semana.

– D.A. Carson et al., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

Marcos sugiere que Pedro y los discípulos no comprendieron la universalidad de la misión cristiana, por estar todavía apegados a las tradiciones judías. De ello se deduciría que, cuando se escribió este Evangelio, aún no se había producido el cambio de mentalidad que, según los Hechos de los Apóstoles, se produciría en Pedro con ocasión de la conversión de Cornelio. Con posterioridad a lo ocurrido con Cornelio, la decidida intervención de Pedro en la Asamblea de Jerusalén, celebrada entre los años 49–50 muestra que esa transformación se había producido ya en él de modo completo. Por ello, la situación que se refleja en el Evangelio de Marcos es anterior a la celebración de esta asamblea y, por tanto, su redacción se situaría en la década de los años 40. …

El Evangelio de Marcos parece reflejar la situación histórica que se vivió en el breve reinado de Herodes Agripa I (41–44), único período histórico en el que la casa de Herodes contó con el apoyo y las simpatías de los fariseos. Lo lógico es deducir que el Evangelio se escribiera durante ese período.

– J. M. Martín-Moreno, “MARCOS, Evangelio,” ed. Alfonso Ropero Berzosa, Gran Diccionario Enciclopédico de La Biblia (Editorial CLIE, 2013), 1605.

Si Pedro fue la fuente para el Evangelio de Mar., es muy probable que fue producido en Roma, donde Pedro, con casi plena seguridad, fue martirizado en el año 64 d. de J.C. La mayoría de los escritos primitivos sugieren a Roma, o por lo menos, Italia como el lugar de origen, aunque algunos sugieren Alejandría. Roma era una ciudad desparramada con una población de varios millones.

Tenía todos los problemas conocidos de los barrios bajos, la contaminación y las comunicaciones. El fondo personal de Marcos era muy parecido al nuestro: esto hace que su libro sea aun más relevante para nuestro día.

– D.A. Carson et al., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

2. Destinatarios

  • 2-Lectores: Gentiles cristianos, romanos
  • 2-Localidad: Imperio romano

Reseñas

Se deduce el propósito haciendo una lectura cuidadosa de su contenido. Por la omisión de las genealogías de Jesucristo, uno llega a la conclusión de que no era la intención de Marcos dirigir su libro a los judíos. Más bien, escribió a gentiles cristianos, posiblemente a los que había conocido en Roma cuando la visitó con Pedro. Parece que tenía en mente afirmar su fe en “Jesucristo, Hijo de Dios” y Salvador del mundo y presentarlo, no como un gran maestro, sino como el gran ayudador de todos los creyentes del mundo.

– Arturo Collins, Estudios Bíblicos ELA: Jesucristo En Acción (Marcos) (Ediciones Las Américas, A. C., 1996), 6.

RECEPTORES ORIGINALES de este evangelio: Posiblemente la Iglesia en Roma. Por ejemplo, sólo Marcos describe a Simón de Cirene como el padre de Rufo (Mc 15:21), como si ese hecho fuese de interés especial para sus lectores. Sólo se menciona a Rufo en otra ocasión en el Nuevo Testamento, en Ro. 16:13, como que formaba parte de la iglesia allí. Asimismo se emplean muchas más palabras de origen latino que en cualquier otro evangelio (ver Mc 6:27; 15:39, 44–45, etc.).

Además, fue precisamente en Roma donde hizo su primera aparición este evangelio. Esto nos permite llegar a la conclusión de que fue el primero de los evangelios, escrito desde Roma (probablemente antes del año 63 de nuestra era) y dirigido a los romanos.

Por eso su estilo es rápido, enérgico y conciso, enfatizando más las obras del Señor que sus palabras. Además, destaca las virtudes del servicio, la obediencia y la disciplina, algo que apelaría a la mente romana—que admiraba esas virtudes. Aunque su estilo es exquisito, toda una joya literaria, a la vez es sencillo, como para que pueda entenderlo el hombre de la calle. Se explican palabras que no serían entendidas por lectores romanos, como por ejemplo, Boanerges (Mc 3:17), Talita cumi (Mc 5:41), Bartimeo (Mc 10:46), Abba (Mc 14:36), Eloi, Eloi, ¿lama sabactani? (Mc 15:34). Además, aclara que dos blancas hacen un cuadrante (12:42) y describe lo que es Gehenna—o infierno—(Mc 9:43, 44).

También en razón de sus receptores originales hay omisiones, que por ser de carácter eminentemente judío no eran apropiadas para sus lectores. Sólo en dos ocasiones (Mc 1:2, 3 y 15:28) hace referencia a profecías del Antiguo Testamento. Asimismo Marcos se ve obligado a explicar las costumbres judías que debe mencionar, como el lavado de las manos (Mc 7:3), el tiempo de la pascua (Mc 14:1, 12), la víspera del sábado (Mc 15:42) y el sitio o ubicación de algunas cosas (Mc 13:3).

– Carlos A. Morris, Comentario Bíblico Del Continente Nuevo: San Marcos (Editorial Unilit, 1992), 23–24.

Marcos escribió primordialmente para lectores romanos, y su énfasis está en Jesucristo como el Siervo de Dios (Mc 10.44–45). Una de sus palabras clave es «inmediatamente», que se usa cuarenta y una veces en el libro. Muy a menudo, y sobre la marcha, Marcos describe a Jesús como el Siervo de Dios que suple las necesidades de toda clase de gente. El hecho de que explica costumbres judías y traduce palabras arameas indica que tenía en mente a lectores gentiles. Marcos también tiene un énfasis en el discipulado y la persecución. Es indudable que el Evangelio fue un gran estímulo para los cristianos que sufrían durante la persecución bajo Nerón (64–67 d.C.).

– Warren W. Wiersbe, Bosquejos Expositivos de La Biblia: Antiguo y Nuevo Testamento (Editorial Caribe, 1995).

LA COMUNIDAD DE MARCOS. Se trata de una comunidad en crisis. Se da una situación política difícil en el contexto de la guerra judaica que ha vuelto muy conflictiva la existencia de los cristianos en el ámbito del Imperio romano. Probablemente, la comunidad de Roma acaba de pasar por el trauma de la persecución de Nerón y la muerte de Pedro y Pablo. Hay amenazas interiores y exteriores.

Es una comunidad desarraigada, itinerante, que ha tenido que experimentar múltiples retiradas, un grupo pequeño que probablemente no llegaría a las 100 personas. Ese desarraigo es consecuencia del llamado de Jesús a dejarlo todo (Mc 2:14; 3:13; 10:21), familia y profesión (Mc 1:17, 20), bienes y seguridad personal (Mc 7:13; 10:17–31).

Por la misma razón, es una comunidad en búsqueda permanente. Busca su propia identidad descubriendo la de Jesús. Se experimentan dificultades en la misión y estas suscitan contradicciones e incomprensiones a las que hay que dar respuesta. La comunidad busca a Jesús en la intimidad de su cercanía (Mc 3:20–21). …

Es una comunidad misionera. Está abierta a los paganos y trata de rastrear en los recuerdos históricos de un Jesús que se dedicó solo a los judíos, buscando algunas pistas que permitan una misión a los paganos. La comunidad tiene que enfrentar el desafío de la comunión de mesa entre creyentes judíos y procedentes de la gentilidad. …

Por último, es una comunidad organizada. Hay en ella un grupo de cristianos comprometidos, los discípulos, que tienen una tarea misionera. Existe el grupo de los doce llamados, instituidos y enviados. Existe un grupo interno de tres, y un ministerio muy especial de Pedro dentro del grupo. A estos responsables se les exhorta a comprender que la autoridad es servicio humilde.

– J. M. Martín-Moreno, “MARCOS, Evangelio,” ed. Alfonso Ropero Berzosa, Gran Diccionario Enciclopédico de La Biblia (Editorial CLIE, 2013), 1607.

3. Ocasión

  • 3-Circunstancias: Fue escrito para una iglesia gentil jóven y perseguida
  • 3-Propósito: Para mostrar el propósito de Dios en enviar a su Hijo: “Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos” (Mc 10:45)

Reseñas

El Evangelio de Marcos probablemente fue escrito entre los años 60 y 70 d. de J.C., eso es, a sólo 30 años después de la muerte de Cristo. Esto lo colocaría en la época de la muerte de Pablo y de Pedro, que creemos ocurrieron c. 70 d. de J.C., poco tiempo antes de que los ejércitos romanos destruyeran a Jerusalén en el 70 d. de J.C.

– D.A. Carson et al., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

Su objetivo supremo era demostrar al mundo gentil el amor activo de Dios (a través de la persona de Cristo) al servicio de los hombres necesitados, que busca a los pecadores y salva plenamente a todos los que confían en él. Esto se aprecia claramente al leer el versículo que todos concuerdan en considerar la clave de este evangelio: “Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos” (Mc 10:45).

– Carlos A. Morris, Comentario Bíblico Del Continente Nuevo: San Marcos (Editorial Unilit, 1992), 25.

Marcos da la impresión de que su Evangelio tenía más de un propósito en su escritura.

  1. Hacer que las buenas nuevas fueran accesibles a los gentiles. …Marcos parece haber sido escrito con un propósito misionero, el de esparcir las buenas nuevas a los de afuera: el mundo no judío. … Si recordamos este impulso misionero del Evangelio de Marcos, servirá de ayuda para explicar muchas cosas. …
  2. Para animar a los que contemplan la persecución. …El Evangelio de Marcos, con su fondo en Roma, parece haber sido escrito para preparar a los cristianos, estuviesen en Roma o en alguna otra parte, para persecuciones futuras. Lo consigue hablando de los sufrimientos de Cristo y cómo él había predicho sufrimientos similares para sus se guidores.
  3. Para defender la fe. …Marcos quería aclarar la verdadera naturaleza del cristianismo y quitar ideas falsas que podrían impedir la evangelización.
  4. Para explicar la importancia de la cruz. …El aclara que la muerte de Jesús no fue un accidente trágico, sino parte del plan de Dios desde el principio, y que no sólo lo sabía Jesús, sino que se lo dijo a sus discípulos.

– D.A. Carson et al., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

El Evangelio de Marcos es de mucho estímulo para los cristianos, especialmente en la experiencia de sufrir por la fe (Mc 1:12, 13; 3:22, 30: 8:34–38; 10:29, 30, 33, 34, 45; 13:8, 11–13). El Siervo en este libro es el Hijo de Dios (Mc 1:1; 3:11; 5:7; 14:61, 62a; 15:39) y El es también Hombre, con experiencias humanas como suspirar (Mc 7:34; 8:12), asombrarse (Mc 6:6), tener hambre (Mc 11:12) y cansarse (Mc 6:31). ¡Hay un Salvador en el cielo que sabe lo que es la vida en la tierra!

– Eduardo A. Hernández, Lockman Foundation, Biblia de Estudio: LBLA. (Casa Editoral para La Fundacion Bíblica Lockman, 2003), Mc.

4. Características

Reseñas

El segundo Evangelio es una narrativa que muestra una rápida sucesión de eventos en la vida de Jesús. Es el más corto de los Evangelios con la menor cantidad de material exclusivo. La mención de Rufo (Mc 15:21; cp. Ro 16:13) sugiere que el libro de Marcos fue escrito para romanos, además del uso de palabras latinas (Mc 5:9; 6:27; 12:42; 15:16, 39). Las horas se expresan al estilo romano (Mc 6:48; 13:35) y las costumbres judías son explicadas (Mc 7:3, 4; 14:12; 15:42). Puesto que el libro se escribió en griego, las expresiones de otros idiomas se traducen al griego (Mc 3:17; 5:41; 7:11, 34; 14:36; cp. Ro 8:15).

– Eduardo A. Hernández, Lockman Foundation, Biblia de Estudio: LBLA. (Casa Editorial para La Fundación Bíblica Lockman, 2003), Mc.

Marcos parece el “reportero gráfico” de los cuatro evangelistas, dándonos instantánea tras instantánea de escenas inolvidables. Por eso proporciona detalles que los otros Evangelios no nos dan, …Todos estos detalles adicionales de Marcos hacen ver y revivir la escena en cada incidente. … Marcos es, …detallista y preciso en cuanto a nombres, horarios o tiempos, números y sitios. (Por ejemplo: nombres, Mc 3:17; 10:46; 15:21; horarios, Mc 1:35; 4:35; 11:19; 15:25; números, Mc 2:3; 5:13; 6:7; 14:30, 72; sitios, Mc 2:13; 11:4; 12:41; 15:39; 16:5).

– Carlos A. Morris, Comentario Bíblico Del Continente Nuevo: San Marcos (Editorial Unilit, 1992), 24–25.

Por cuanto Marcos es el Evangelio más breve y alrededor de un noventa por ciento de su material aparece también en Mateo, Lucas o ambos, ¿qué contribución da de la que no pudiésemos prescindir?

Mientras Marcos narra mayormente los mismos acontecimientos que Mateo y Lucas —y algunos en exclusiva—, da unos ilustrativos detalles que no aparecen en los otros. Por ejemplo, menciona la forma en que Jesús miraba a los discípulos, cómo se indignaba y cómo andaba delante de los demás en el camino a Jerusalén. Es indudable que conoció estas cosas por medio de Pedro, con quien estuvo asociado hacia el fin de la vida de este último. Dice la tradición, y es probable que sea cierto, que el Evangelio de Marcos es esencialmente las reminiscencias de Pedro, lo que explicaría los detalles personales, la acción y el efecto del libro con su impacto de testimonio ocular.

– William MacDonald, Comentario Bíblico de William MacDonald: Antiguo Testamento y Nuevo Testamento (Editorial CLIE, 2004), 583.

Su brevedad —es el más corto de los cuatro— no proviene por lo general de su concisión, porque es abundante en detalles. Se desarrollan rápidamente una serie de escenas poderosamente evocadoras. El orden cronológico es más ajustado que en Mateo y Lucas. Marcos nos transmite más los gestos y actos de Cristo que sus discursos.

– J. M. Martín-Moreno, “MARCOS, Evangelio,” ed. Alfonso Ropero Berzosa, Gran Diccionario Enciclopédico de La Biblia (Editorial CLIE, 2013), 1603.

Como autor se interesa por los detalles: los empleados de Zebedeo; la muchedumbre reunida junto a la puerta; el paralítico llevado entre cuatro; Jesús se embarca para que no lo estrujen las gentes; la muchedumbre no dejaba a Jesús y sus discípulos tiempo ni para comer; el cabezal en la popa del barco sobre el que se reclinó Jesús; la hierba verde; la hija de Jairo resucitada tenía doce años y Jesús les dijo que le dieran de comer; al endemoniado nadie le podía dominar; gestos terapéuticos en las orejas y la lengua del sordomudo; los hombres que caminan como árboles en la primera visión del ciego; los vestidos de Jesús en la transfiguración blancos como no los puede dejar ningún batanero; convulsiones y espumarajos del niño epiléptico; Bartimeo tira el manto y da un brinco; el asno atado junto a la puerta fuera en el camino; la higuera que tenía muchas hojas; la muchedumbre escuchaba a Jesús con placer (12:37); la hemorroísa había sufrido mucho con numerosos médicos y había gastado toda su fortuna; el joven desnudo con la sábana; las palabras “¿quién nos correrá la piedra del sepulcro?”, pronunciadas por las mujeres que iban a la tumba de Jesús; la mujer que ungió a Jesús rompió el alabastro; el perfume de nardo; la prohibición de llevar utensilios por el área del Templo.

– J. M. Martín-Moreno, “MARCOS, Evangelio,” ed. Alfonso Ropero Berzosa, Gran Diccionario Enciclopédico de La Biblia (Editorial CLIE, 2013), 1605.

5. Contenido

  • 5-Temas: El poder de Jesús, sus milagros, su naturaleza de siervo, su humanidad, el servicio, las emociones y los sentimientos de Jesús y de los que se encuentran con él
  • 5-Doctrinas: Cristo, hijo de Dios y Siervo por excelencia; su sufrimiento, crucifixión y resurrección de Cristo,  su deidad y humanidad

Reseñas

La espina dorsal del Evangelio de Marcos, la autoridad divina del Siervo sobre la enfermedad, actividad demoníaca y las cosas creadas, es evidente en cada página.

– Eduardo A. Hernández, Lockman Foundation, Biblia de Estudio: LBLA. (Casa Editorial para La Fundación Bíblica Lockman, 2003), M

En este Evangelio las manos del Señor son muy visibles (ver Mc 1:31; 8:23; 9:27, etc.), sin duda porque son símbolo de servicio. … Se da énfasis a la absoluta discreción del Señor, que no buscó promocionarse sino que se apartaba de la multitud (ver Mc 1:35; 6:31, 32; 7:24, 33; 8:23; etc.)—lo cual refleja la completa humildad del Siervo. …

Como ningún otro evangelio, Marcos destaca las limitaciones humanas del Señor y sus sentimientos. … A la vez, nunca se olvida de destacar la naturaleza divina del Señor, señalada ya en el primer versículo y luego en Mc 1:22, 27; 4:41; 10:24, 26; etc., manteniendo así un perfecto equilibrio entre las dos naturalezas.

Ya que el tema central del evangelio es el servicio de Cristo y sus seguidores, no nos debe sorprender que Marcos sea mucho más objetivo y severo con los fracasos y faltas de los discípulos que Mateo o Lucas (Ver Mc 4:13, 40; 6:51, 52; 8:32, 33; 9:33; 10:14; 10:35; y Mt. 20:20).

– Carlos A. Morris, Comentario Bíblico Del Continente Nuevo: San Marcos (Editorial Unilit, 1992), 24–25.

 El libro gira alrededor del tema de Jesucristo como siervo y consta de dos divisiones principales

EL SERVICIO DEL HIJO DEL HOMBRE 1–10
EL SACRIFICIO DEL HIJO DEL HOMBRE 11–16

– Arturo Collins, Estudios Bíblicos ELA: Jesucristo En Acción (Marcos) (Ediciones Las Américas, A. C., 1996), 7.

En este evangelio tenemos la maravillosa historia del perfecto Siervo de Dios, nuestro Señor Jesucristo. Es la historia de Aquel que dejó de lado la exhibición externa de Su gloria en el cielo y asumió la forma de un Siervo en la tierra (Fil. 2:7). Es la incomparable historia de Aquel que «no vino a ser servido, sino a servir y a dar Su vida como rescate por muchos» (Mr. 10:45).

Si recordamos que este Perfecto Siervo no era otro que Dios el Hijo, y que Él se ciñó bien dispuesto el delantal de un esclavo, haciéndose Siervo de hombres, el Evangelio lucirá con un esplendor incesante. Aquí vemos al encarnado Hijo de Dios viviendo como un Hombre dependiente en la tierra. Todo lo que hizo lo hizo con perfecta obediencia a la voluntad de Su Padre, y todas Sus poderosas obras fueron llevadas a cabo en el poder del Espíritu Santo. …

– William MacDonald, Comentario Bíblico de William MacDonald: Antiguo Testamento y Nuevo Testamento (Editorial CLIE, 2004), 583.

6. Desarrollo

  • 6-Argumento: “El Evangelio de Marcos…tiene un plan definido como también un bosquejo, …. Primeramente, Jesús tuvo un ministerio amplio durante el cual hizo muchos milagros. En la segunda sección, se retira deliberadamente para estar con sus propios seguidores y enseñarles. La última parte (como un tercio del libro) trata la última semana en Jerusalén, incluyendo el juicio, la muerte y la resurrección.” (D.A. Carson et al., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno).
  • 6-Estructura: 1. El Siervo de Dios anunciado (1:1-8), El Siervo de Dios confirmado (1:9-13), El Siervo de Dios activo en el ministerio (1:14-10:52), El Siervo de Dios expiando el pecado (11:1-15:47), El Siervo de Dios vive nuevamente (16:1-20). (Eduardo A. Hernández, Lockman Foundation, Biblia de Estudio: LBLA).
  • 6-Análisis: Véase también Bosquejos analíticos de Marcos.

Reseñas

El bosquejo del contenido del libro es paralelo al sermón de Pedro en Hechos 10.

– William MacDonald, Comentario Bíblico de William MacDonald: Antiguo Testamento y Nuevo Testamento (Editorial CLIE, 2004), 583.

  1. Su santificación apropiada: El comienzo de su obra,  Mc 1:1–13
  2. Su servicio activo: El carácter de su obra, Mc 1:14–6:6.
  3. Su simpatía atractiva: La coherencia de su obra, Mc 6:7–8:26
  4. Su sacrificio asombroso: La consumación de su obra, Mc 8:27–15:47
  5. Su supremacía absoluta: La confirmación de su obra, Mc 16:1–20

– Carlos A. Morris, Comentario Bíblico Del Continente Nuevo: San Marcos (Editorial Unilit, 1992), 26.

Primera parte: El secreto de Jesús Mesías. Se divide en tres secciones que tienen la misma estructura. a) un sumario de palabras y obras de Jesús; b) un episodio sobre los discípulos; c) la narración de la actividad de Jesús en palabras y obras; d) el rechazo de Jesús de parte de los fariseos, de sus paisanos, o de sus propios discípulos….

Segunda parte: El misterio del Hijo del Hombre. …El camino a Jerusalén tiene tres secciones, articuladas en torno a las tres predicciones de la Pasión. Cada una de ellas tiene la misma estructura: predicción formal; incomprensión de los discípulos; instrucción de Jesús; episodios complementarios. …

Finalmente, viene el relato de la pasión y la tumba vacía.

– J. M. Martín-Moreno, “MARCOS, Evangelio,” ed. Alfonso Ropero Berzosa, Gran Diccionario Enciclopédico de La Biblia (Editorial CLIE, 2013), 1607.

Consejos para la lectura y la enseñanza de Marcos

Sabiendo que el evangelio de Marcos viene orientado hacia la acción, ábrete al impacto de la inmediatez que Marcos utiliza como su acercamiento. El Evangelio de Marcos es célebre por su uso de detalles vívidos; por consiguiente, revive la acción de la manera más vívida posible.

No dejes que los bosquejos basados en la geografía o las fases del ministerio de Jesús te confundan. En su lugar, deja que el género de “vida documental” – con su mosaico de episodios individuales, discursos, y encuentros – guíen tu progreso por el libro.

Con las unidades individuales del Evangelio, siempre es apropiado preguntar qué te dice esa unidad sobre Jesús y su misión.

– Traducido por exegetica.net de Ryken’s Bible Handbook, Carol Stream, IL: Tyndale House Publishers, 2005, p. 434.

*Salvo cuando se trate de material traducido por exegetica.net y en aquellos casos expresamente mencionados, todos los recursos citados están disponibles en formato digital Logos y normalmente se pueden conseguir en colecciones a precios reducidos en logos.com/es.