Top Menu

Orientación previa a 2 Corintios

Versículos clave

2 Corintios 1:3-4 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios.

2 Corintios 4:7 Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios y no de nosotros, …

2 Corintios 5:20-21 Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogara por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios. Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros seamos justicia de Dios en él.

2 Corintios 7:16 Me gozo de que en todo tengo confianza en vosotros.

2 Corintios 12:9-10 Y me ha dicho: «Bástate mi gracia, porque mi poder se perfecciona en la debilidad». Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en insultos, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.

 – Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998)

1. Autoría

  • 1-Autor: Pablo
  • 1-Fecha: 56 d.C.
  • 1-Lugar: Macedonia

Reseñas

El contenido de 2 Corintios sugiere que Pablo la escribió poco después de 1 Corintios. Luego de su reunión con Tito (2 Cor. 7:4–16), y mientras todavía estaba en Macedonia (2 Cor. 7:5), Pablo escribió a la iglesia en Corinto.

– Thomas D. Lea, El Nuevo Testamento: Su Trasfondo y Su Mensaje (Editorial Mundo Hispano, 2004), 384.

Hay una referencia cronológica en 2 Corintios 8:10 que nos ayuda a fechar el libro. Pablo dice ahí que “desde el año pasado” los corintios habían comenzado a reunir su ofrenda en cumplimiento de 1 Corintios 16:1–4. Esto indica que había transcurrido un período máximo de doce meses entre las dos cartas, aunque pudiera ser menor. La mayoría de los eruditos evangélicos fechan 1 Corintios en 55 d.C. y concluyen que 2 Corintios se redactó en 56 d.C.

– Roberto Lloyd, Estudios Bíblicos ELA: El Ministerio Eficaz (2da Corintios) (Ediciones Las Américas, A. C., 2005), 10.

El apóstol Pablo estableció una iglesia cristiana en la Corinto romana (1 Co. 3:6, 10; 4:15; Hch. 18) durante el segundo viaje misionero a Grecia (Hch. 18:11, 18). Como líder y fundador, Pablo mantuvo una asociación continua con la comunidad de la iglesia allí y escribió al menos cuatro cartas a los corintios. Las epístolas de Pablo fueron escritas para solucionar problemas y animar a los miembros de la iglesia en su fe.

– P. Coutsoumpos, Comunidad, Conflicto y Eucaristía En La Corinto Romana: Entorno Social de La Carta de Pablo, Colección Teológica Contemporánea (Editorial Clie, 2010), 13.

Tenemos la impresión de que escribió su epístola a intervalos durante su viaje de Éfeso a Troas y Macedonia.

– Simon J. Kistemaker, Comentario Al Nuevo Testamento: 2 Corintios (Libros Desafío, 2004), 15.

2. Destinatarios

  • 2-Lectores: La iglesia en Corinto
  • 2-Localidad: Corinto

Reseñas

La mayoría de los expertos enseñan que los adversarios de Pablo en Corinto eran judaizantes de raíces judías. Pablo, con una triple respuesta afirmativa, contesta a la pregunta de si eran hebreos, israelitas o descendientes de Abraham: «También yo» (2 Co 11:22). Todo en este pasaje apunta al origen judío de los adversarios, sin precisar una ubicación geográfica concreta. … Los judaizantes vinieron para atacar su apostolado y la predicación del evangelio de Cristo.

Pablo defiende su llamamiento apostólico citando a la iglesia de Corintio como su carta de recomendación (2 Co 3:2–3); sus tribulaciones por la causa de Cristo (2 Co 11:23–29); sus labores, realizadas sin cargo (2 Co 12:13–14); su demostración de las marcas de un apóstol—señales, maravillas y milagros (2 Co 12:12); y su prueba de que Cristo hablaba a través de él (2 Co 13:2–4).

– Simon J. Kistemaker, Comentario Al Nuevo Testamento: 2 Corintios (Libros Desafío, 2004), 39.

Todo la epístola gira alrededor del tema del ministerio. En ella Pablo toca casi todos los aspectos del servicio cristiano, aunque su enfoque principal está en las actitudes del ministro o siervo. Este opúsculo paulino debe ser leído y releído por todo aquel que se dedica a la obra del Señor. Las lecciones prácticas acerca del servicio cristiano son innumerables.

– Roberto Lloyd, Estudios Bíblicos ELA: El Ministerio Eficaz (2da Corintios) (Ediciones Las Américas, A. C., 2005), 11.

3. Ocasión

  • 3-Circunstancias: “Pablo ya había escrito tres cartas a los corintios (dos no fueron preservadas). En 1 Corintios (la segunda de estas cartas) usó palabras enérgicas para corregir y enseñar. Gran parte de esta iglesia respondió en el espíritu correcto, sin embargo, hubo quienes ponían en duda la autoridad de Pablo y cuestionaron sus motivos” (Biblia del Diario Vivir, 2 Co).
  • 3-Propósito: “Afirmar el ministerio de Pablo y defender su autoridad como apóstol, así como refutar a los falsos maestros en Corinto” (Biblia del Diario Vivir, 2 Co).

Reseñas

El contenido general de 2 Corintios es la vindicación de Pablo de ser el apóstol a los gentiles. Condenaba a los falsos maestros que, «como mercachifles de puerta en puerta vendían la palabra de Dios», para llenar sus bolsillos (2:17); probaba que los creyentes corintios eran sus cartas de recomendación (3:1–3); predicaba, no a sí mismo, sino al Señor Jesucristo (4:5; 11:4); demostraba que sus adversarios eran falsos apóstoles al servicio de Satanás (11:13–15); y despreciaba las calumnias que los falsos apóstoles propagaban contra él (12:16).

– Simon J. Kistemaker, Comentario Al Nuevo Testamento: 2 Corintios (Libros Desafío, 2004), 28.

La vida moral y espiritual de Corinto reflejaba el medio ambiente de la ciudad; la religión principal de la ciudad involucraba la adoración a la diosa Afrodita o Diana, una religión basada en ritos de tipo sexual. … La expresión “corintizar” llegó a ser sinónima de una sociedad en que las riquezas, las prácticas disolutas, el crimen y la inmoralidad dominaban la vida.

…Corinto se destacaba, sin embargo, como una ciudad de artes, filosofía y teatro. Aunque no se aproximaba a Atenas como centro filosófico, alcanzó fama como centro filosófico y cultural que justificó la frase “palabras corintias” como sinónimo de una dicción pulida y erudita. Sin embargo, muchos de los protagonistas que declamaban en los teatros daban evidencias de estar embriagados, reflejando el descontrol moral y ético de esos tiempos.

– Roberto Fricke et al., Comentario Bíblico Mundo Hispano: 1 y 2 Corintios, 1. ed. (Editorial Mundo Hispano, 2003), 210.

Corintios-situacion

Pablo escribió 2 Corintios después de recibir un informe alentador de Tito de que sus amigos en Corinto se habían arrepentido de su anterior hostilidad hacia él (2 Cor. 7:8–11). En una manera muy personal su carta expresa el gozo por la respuesta favorable de la mayoría de la iglesia (2 Cor. 1–7).

– Thomas D. Lea, El Nuevo Testamento: Su Trasfondo y Su Mensaje (Editorial Mundo Hispano, 2004), 384.

Pablo llegó a Corinto durante la segunda mitad de los años cincuenta, y se marchó en el primer semestre del 52. Después de fundar la iglesia, sirvió en ella como su pastor durante un año y medio. Pasó un breve periodo en Éfeso, embarcó para Cesarea y viajó a Jerusalén. Desde allí regresó a Éfeso, vía la Antioquía siria. Permaneció allí durante tres años, del 52 al 55. Durante ese último año, escribió 1 Corintios, en Éfeso, y la envió a Corinto. Prometió a los lectores que, vía Macedonia, intentaría viajar a Corinto, donde pasaría el invierno (1 Co. 16:5–6).

Aunque Pablo era un hombre de palabra y hubiera cumplido su plan de visitar a los corintios, un enconado problema en aquella iglesia lo impulsó a navegar cruzando el mar Egeo de Éfeso a Corinto. Pablo fue incapaz de solucionar el problema, porque fue acosado por un agraviador, probablemente el que Pablo había ordenado que lo expulsaran (1 Co. 5:13)….. Cuando regresó a Éfeso, no tenía ganas de realizar otra visita tan penosa a Corinto (2 Co 2:1). En su lugar, escribió su llamada carta triste (2 Co 2:3–4), que Tito entregó e interpretó a los corintios. Pablo lo hizo responsable, asimismo, del establecimiento de normas disciplinarias (2 Co 2:5–11). Y como responsabilidad final, lo comisionó para que se hiciera cargo del donativo económico para la iglesia de Jerusalén (2 Co 8:6).

– Simon J. Kistemaker, Comentario Al Nuevo Testamento: 2 Corintios (Libros Desafío, 2004), 29.

Aunque el propósito de Pablo en esta carta es defenderse contra los asaltos de sus adversarios, el contenido teológico de la misma es evidente. Alfred Plummer afirma que la doctrina o las reglas de conducta son incidentales a 2 Corintios; pero brevemente entra en la consideración de unos cuantos temas doctrinales: apostolicidad, cristología, la Trinidad, la resurrección y la escatología.41 En adición y sustitución de esta lista, consideramos, también los siguientes temas:

  1. Sufrimiento y gloria
  2. Pacto y transformación
  3. Morada terrena y morada celestial
  4. Reconciliación y justicia
  5. Escatología y cristología
  6. Confianza y apostolicidad

– Simon J. Kistemaker, Comentario Al Nuevo Testamento: 2 Corintios (Libros Desafío, 2004), 32.

4. Características

  • 4-Género: Epístola
  • 4-Estilo: Teológica, autobiografía, desordenada con cláusulas parentéticas
  • 4-Guía literaria: Véase también Epístola como género literario.

Reseñas

Decir que 2 Corintios difiere de 1 Corintios es quedarse corto, pues, en muchos aspectos, no existe comparación. La primera epístola canónica es práctica en su diseño y ordenada en su composición. Por contraste, la segunda es profunda en teología, pero desordenada en su distribución. Su lenguaje es poco denso, engorroso y marcado por una inesperada interrupción; además, contiene digresiones y cláusulas parentéticas por toda ella.

– Simon J. Kistemaker, Comentario Al Nuevo Testamento: 2 Corintios (Libros Desafío, 2004), 30.

Es verdad que el flujo narrativo de 2 Corintios es inconexo en lo relativo a ubicaciones y revela un cierto apresuramiento; las transiciones son incómodas (2 Co 6:14), y las rupturas gramaticales del texto griego son frecuentes (p. ej., 2 Co 6:3; 7:5, 7; 9:11). Por toda la carta el tono emocional es, a veces, doloroso (2 Co 1:8–11; 2:13; 7:5) y, en otras ocasiones, entusiasta (2 Co 7:13–16; 8:2–4) e incluso, en otras, vigoroso (2 Co 10:7–8; 11:12; 13:2–3, 5).

– Simon J. Kistemaker, Comentario Al Nuevo Testamento: 2 Corintios (Libros Desafío, 2004), 15.

Humanamente hablando, ¿quién ha sido el misionero más grande de todos los tiempos? Todos reconocen que el apóstol San Pablo. ¿Habrá dejado un libro en el que exponga la clave de su éxito? Sí. Su autobiografía ministerial se encuentra en su segunda carta a los corintios. Se considera que esta epístola es la más personal de todas las que escribió, porque de principio a fin expone en ella el tema de su ministerio. Ahí encontramos sus actitudes hacia el servicio cristiano y las acciones que surgieron de ellas.

– Roberto Lloyd, Estudios Bíblicos ELA: El Ministerio Eficaz (2da Corintios) (Ediciones Las Américas, A. C., 2005), 6.

5. Contenido

  • 5-Temas: El ministerio de Pablo, pruebas, disciplina en la iglesia, esperanza, ofrenda, sana doctrina
  • 5-Doctrinas: Apostolicidad, cristología, la Trinidad, la resurrección y la escatología

Reseñas

La autenticidad de 2.a Corintios está abundantemente demostrada por su propio contenido. Son evidentes los elementos esenciales de la teología y de la escatología de Pablo. El apóstol defiende su apostolado, y subraya el carácter glorioso del ministerio cristiano. Más que en otra cualquier ocasión da rienda suelta a su corazón, explicando las razones de su conducta en difíciles circunstancias de debilidad física y de persecución por parte de los legalistas judaizantes. Nadie hubiera podido inventar una serie tan completa de circunstancias con tantas evidencias de veracidad.

– Samuel Vila Ventura, Nuevo Diccionario Bíblico Ilustrado (Editorial CLIE, 1985), 184–185.

En esta epístola encontramos panoramas que revelan detalles importantes de la vida personal del Apóstol, y, a través de ellos, percibimos las cumbres y los valles espirituales por los que él atravesó. También entendemos mejor las profundas convicciones basadas en la revelación personal de Cristo y sus experiencias en el desarrollo del apostolado encomendado a él por el Señor. Además, Pablo es revelado como hombre de varios contrastes, por ejemplo: tiene fuerza pero es débil; es humilde pero posee y usa autoridad.

– Roberto Fricke et al., Comentario Bíblico Mundo Hispano: 1 y 2 Corintios, 1. ed. (Editorial Mundo Hispano, 2003), 208–209.

2 Corintios presenta un discurso profundamente teológico. Enseña verdades que no aparecen en ningún otro lugar del Nuevo Testamento. Por ejemplo, estas verdades comprenden las enseñanzas apostólicas sobre el nuevo pacto (2 Co 2:12–4:6), las de nuestras moradas terrenal y celestial (2 Co 4:7–5:10), y la del ministerio de la reconciliación (2 Co 5:11–21). Estas enseñanzas eran, frecuentemente, escritas en un ambiente bajo presión, como reflejan sus citas a sus sufrimientos por Cristo (2 Co 4:8–12; 6:4–10).

– Simon J. Kistemaker, Comentario Al Nuevo Testamento: 2 Corintios (Libros Desafío, 2004), 15.

No podemos singularizar un tema en esta epístola, pero sí podemos detectar algunos que son característicos. La carta expresa las preocupaciones personales que Pablo sentía por el bienestar espiritual de los creyentes de Corinto, según se evidencia en un buen número de pasajes (p. ej., 2 Co 1:6–7, 11, 14; 4:12; 6:1, 11–13; 8:7, 10–11; 9:2, 8, 10–15; 12:19; 13:5, 11). Mientras revela los sufrimientos que ha experimentado en su servicio al Señor (entre otro muchos lugares, véase 2 Co 1:8), les dirige palabras de ánimo y consuelo.

Otra característica de esta epístola es la relación genuina de Pablo con Jesucristo, una relación que encarece a los corintios (véase 2 Co 4:10–15; 5:16–21; 6:14–18; 11:2; 12:8–10; 13:3). Para Pablo y su gente, esa relación demuestra la aspiración cristiana de glorificar a Dios en Cristo Jesús.

Y una última característica es la defensa que Pablo hace de su apostolado.

– Simon J. Kistemaker, Comentario Al Nuevo Testamento: 2 Corintios (Libros Desafío, 2004), 42.

6. Desarrollo

  • 6-Argumento:
  • 6-Estructura: 2 Corintios puede dividirse en cinco partes: introducción (1:1–11), ministerio del apóstol (1:12–7:16), la colecta (8:1–9:15), defensa de la autoridad de Pablo (10:1–13:10), y conclusión (13:11–14) (Kistemaker, Comentario al Nuevo Testamento, 15).
  • 6-Análisis: Véase también Bosquejos analíticos de 2 Corintios.

Reseñas

2 Corintios puede dividirse en cinco partes: introducción (2 Co 1:1–11), ministerio del apóstol (1:12–7:16), la colecta (8:1–9:15), defensa de la autoridad de Pablo (10:1–13:10), y conclusión (2 Co 13:11–14). Aparte de la introducción y la conclusión, la epístola consta de tres secciones principales, que parecen haber sido escritas en tiempos diferentes.

– Simon J. Kistemaker, Comentario Al Nuevo Testamento: 2 Corintios (Libros Desafío, 2004), 15–16.

Al responder a los ataques contra su carácter y autoridad, Pablo explica la naturaleza del ministerio cristiano y, como ejemplo, habla con sinceridad acerca de su ministerio. Esta es una carta importante para todo aquel que quiera involucrarse en cualquier clase de ministerio cristiano porque tiene mucho para enseñarnos en relación con la forma en que debiéramos desarrollar nuestro ministerio hoy. Como Pablo, aquellos que estén en el ministerio deberían ser irreprensibles, sinceros, confiables, interesados en otros, receptivos y dispuestos a sufrir por la causa de Cristo.

– Biblia Del Diario Vivir, electronic ed. (Editorial Caribe, 2000).

  1. Pablo explica sus acciones (1.1–2.11)
  2. Pablo defiende su ministerio (2.12–7.16)
  3. Pablo defiende la ofrenda (8.1–9.15)
  4. Pablo defiende su autoridad (10.1–13.14)

– Biblia Del Diario Vivir, electronic ed. (Editorial Caribe, 2000).

  1. Ministerio pasado:
    Descripción y defensa 1–7
  2. Ministerio presente:
    Ofrenda para los santos, 8–9
  3. Ministerio futuro:
    Preparativos para la tercera visita, 10–13

– Roberto Lloyd, Estudios Bíblicos ELA: El Ministerio Eficaz (2da Corintios) (Ediciones Las Américas, A. C., 2005), 11.

Inicia la carta reflexionando sobre la buena resolución que tomaron en cuanto al caso del incestuoso de 1 Corintios 5. Por fin la iglesia había aplicado la disciplina y el hermano se había arrepentido. Esta problemática se discute en los capítulos 1–7. En medio de estos capítulos, Pablo intercala una larga disertación acerca del ministerio. ¿Qué es y cómo se desempeña? Este paréntesis abarca desde 2:14 hasta 7:3. En los capítulos 8 y 9 trata el tema de la ofrenda que se estaba levantando para los necesitados y exhorta a los corintios a completar su donativo antes de que él llegara. Además, da instrucciones acerca de cómo debemos ofrendar. Los últimos capítulos (10–13) se refieren a la futura visita que Pablo se proponía hacer. Todos, especialmente los falsos apóstoles, deberían prepararse porque llegaría a Corinto listo para usar de severidad (2 Co 13:2, 10) contra sus enemigos.

– Roberto Lloyd, Estudios Bíblicos ELA: El Ministerio Eficaz (2da Corintios) (Ediciones Las Américas, A. C., 2005), 10–11.

Consejos para la lectura y la enseñanza de 2 Corintios

Busca por detalles personales sobre Pablo que no se encuentran en ningún otro lugar.

  • Observa la evidencia de la gran inversión personal de Pablo en los corintios.
  • Estate alerto a los cambios de tono, que a veces señalan un cambio de audiencia.
  • Presta atención al propósito de Pablo en escribir sobre sus sufrimientos, tomando nota de lo que establece de estas secciones autobiográficas.

Te enfrentas a una decisión importante con relación a este libro, que viene lleno de tanto material autobiográfico: o bien este es principalmente un libro sobre una persona – Pablo – o tiene que ver con principios que son aplicables a la vida de cada cristiano. Debes escoger el segundo de estos enfoques. Lo que le ocurrió a Pablo también ocurre en tu propia vida cristiana.

– Traducido por exegetica.net de Ryken’s Bible Handbook, Carol Stream, IL: Tyndale House Publishers, 2005, p. 512-513.

*Salvo cuando se trate de material traducido por exegetica.net y en aquellos casos expresamente mencionados, todos los recursos citados están disponibles en formato digital Logos y normalmente se pueden conseguir en colecciones a precios reducidos en logos.com/es.