Top Menu

Orientación previa a Gálatas

Versículos clave

Gálatas 1:6-7 Estoy asombrado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren alterar el evangelio de Cristo.

Gálatas 2:2-3 Esto solo quiero saber de vosotros: ¿Recibisteis el Espíritu por las obras de la Ley o por el escuchar con fe? ¿Tan insensatos sois? Habiendo comenzado por el Espíritu, ¿ahora vais a acabar por la carne?

Gálatas 3:11 Y que por la Ley nadie se justifica ante Dios es evidente, porque «el justo por la fe vivirá».

Gálatas 4:9 …pero ahora, ya que conocéis a Dios o, más bien, que sois conocidos por Dios, ¿cómo es que os volvéis de nuevo a los débiles y pobres rudimentos, a los cuales os queréis volver a esclavizar?

Gálatas 5:1 Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud.

 – Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998)

1. Autoría

  • 1-Autor: Pablo
  • 1-Fecha: 55 d.C.
  • 1-Lugar: Probablemente en Corinto

Reseñas

Este es uno de los libros donde no hay mucha controversia en cuanto a su autor. La misma epístola testifica de su autor. Pablo, como su autor, es mencionado en el principio de la epístola (Gál 1:1) y también al final (Gál 5:2). Igualmente, la epístola relata una autobiografía limitada del gran Apóstol.

– Daniel Carro et al., Comentario Bíblico Mundo Hispano Gálatas, Efesios, Filipenses, Colosenses, y Filemón (Editorial Mundo Hispano, 1993–), 30.

La semejanza de la epístola a los Gálatas con la de Romanos ha dado ocasión a sostener que las dos fueron redactadas en la misma época, hacia el 56 o 57 d.C.

– Samuel Vila Ventura, Nuevo Diccionario Bíblico Ilustrado (Editorial CLIE, 1985), 408–409.

La narración bíblica dice que Pablo fundó un grupo de iglesias en la región de Galacia del Sur (o la provincia romana). En su primer viaje misionero Pablo estableció iglesias en la región sur de Galacia, donde predicó el evangelio en las ciudades de Iconio, Listra y Derbe (Hech. 13, 14). En su segundo viaje misionero el Apóstol visitó por segunda vez estas ciudades (Hech. 16:1–6) y después por tercera vez visitó a los hermanos en su tercer viaje misionero (Hech. 18:23)

– Daniel Carro et al., Comentario Bíblico Mundo Hispano Gálatas, Efesios, Filipenses, Colosenses, y Filemón (Editorial Mundo Hispano, 1993–), 26–27.

Pablo redactó la Epístola a los Gálatas probablemente en Corinto, entre los años 55 y 60, poco antes o poco después de haber escrito a los cristianos de Roma

Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), Ga.

Los eruditos que siguen la teoría de Galacia del Norte mantienen una fecha algo tardía. Ellos testifican que la epístola fue escrita en el tercer viaje misionero de Pablo, alrededor del 55 d. de J.C. (Hech. 20:2, 3).

Los eruditos que mantienen la teoría de Galacia del Sur sostienen que Pablo escribió la epístola antes del concilio de Jerusalén en Hechos 15 y dicen que la epístola fue escrita alrededor del 46 d. de. J.C. Esta fecha nos dice que Pablo escribió la epístola después de ir a Jerusalén para llevar ayuda a los pobres (Hech. 11:27–30). La tercera fecha es la más probable y es después del concilio de Jerusalén en Hechos 15. La carta se tuvo que haber escrito después del concilio de Jerusalén alrededor de los años 48 o 49 d. de J.C. Este punto de vista es más consecuente con los diecisiete años después de la conversión de Pablo según los tres años (Gál 1:18) y los catorce años (Gál 2:1) que el Apóstol menciona en su epístola.

– Daniel Carro et al., Comentario Bíblico Mundo Hispano Gálatas, Efesios, Filipenses, Colosenses, y Filemón (Editorial Mundo Hispano, 1993–), 29.

La controversia sobre la fecha de Gálatas no es meramente un juego de eruditos. Ciertas sutilezas sobre el significado de la carta —sin mencionar cuestiones mayores relativas a la historia de la iglesia primitiva— se ven afectadas por el punto de vista que uno pueda tener de su relación con el concilio de Jerusalén. Este comentario considera que Gálatas fue escrita a mediados de la década del 50. No obstante, ya que no es posible lograr una certeza absoluta con respecto a este asunto, sería incorrecto interpretar la carta en una forma que dependa en manera excesiva de la fecha en que fue escrita. En especial, debe hacerse un esfuerzo por no dar explicaciones clave que podrían ser invalidadas por la adopción de otra fecha de escritura. Afortunadamente, el énfasis principal del argumento de Pablo es lo suficientemente claro y no gira alrededor de nuestra capacidad para determinar con precisión la fecha de escritura.

– D.A. Carson et al., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

2. Destinatarios

  • 2-Lectores: Las iglesias de Galacia
  • 2-Localidad: Galacia

Reseñas

Gálatas es la única epístola que Pablo dirigió específicamente a un grupo de iglesias. Galacia no era una ciudad, sino una región del Asia Menor, que incluía muchos pueblos. Su nombre se originó en el siglo III a.C. cuando una tribu de la Galia emigró hacia esa región. En el siglo I a.C. el término «Galacia» se usaba, en su acepción geográfica, para denominar la región norte-central del Asia Menor, donde se habían establecido los galos, y desde el punto de vista político, para designar la provincia romana del Asia Menor sur-central. Pablo envió esta carta a la provincia de Galacia, un área que incluía las ciudades de Antioquía, Iconio, Listra y Derbe.

Biblia Plenitud (Editorial Caribe, 2000), Gál.

Existe un considerable debate sobre la fecha, los destinatarios y la ocasión precisa de la redacción de esta carta importante.
En la actualidad muchos eruditos creen que las destinatarias de esta carta fueron las iglesias fundadas por Pablo y Bernabé en Iconio, Listra y Derbe (Hech. 14:1–23). Estaban ubicadas en la parte sur de la provincia romana de Galacia, dentro de Asia Menor (lo que hoy es Turquía). El nombre de esta provincia proviene de una región ubicada al norte, donde se había establecido la raza de los gálatas (originalmente provenientes de Galia)….

– D.A. Carson et al., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

El Imperio Romano formó la provincia de Galacia incluyendo varias regiones además de los gálatas propiamente dichos. Éstos vivían en lo que hoy es Turquía, a orillas del mar Negro. Pero administrativamente, también se llamaba Galacia a subregiones como Frigia, Licaonia y otras más. No se sabe a ciencia cierta a cuáles iglesias se dirigió la carta.

– Alfonso Lockward, Nuevo Diccionario de La Biblia (Editorial Unilit, 1999), 417.

Sabemos, por el testimonio personal de Pablo, que él anunció [en Galacia] a Jesucristo (Gál 4.13), y no cabe duda de que también fundó un cierto número de pequeñas comunidades cristianas dispersas a lo largo y ancho de la provincia. … Para esas iglesias redactó la epístola. Pero no en particular para una sola y determinada, sino para las de Galacia en general (Gál 1.2), formadas por creyentes que, en su mayoría o, posiblemente, en su totalidad, procedían del paganismo (Gál 4.8).

Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), Ga.

Los gálatas eran un grupo de bárbaros conocidos como los celtas. Algunos de los celtas invadieron a Macedonia y después a Asia Menor en el tercer siglo a. de J.C. …Los gálatas eran conocidos por su inestabilidad. Eran celosos por un asunto espiritual en el presente y después fríos por el mismo asunto más tarde.

– Daniel Carro et al., Comentario Bíblico Mundo Hispano Gálatas, Efesios, Filipenses, Colosenses, y Filemón (Editorial Mundo Hispano, 1993–), 26–27.

3. Ocasión

  • 3-Circunstancias: “Esta carta fue ocasionada por las intrigas de ciertos maestros judaizantes, que se enfrentaban a la autoridad de Pablo, enseñando que era necesario observar la ley de Moisés” (Samuel Vila Ventura, Nuevo Diccionario Bíblico Ilustrado, 409).
  • 3-Propósito: “Evitar que los gálatas abandonen el evangelio de verdad y se conviertan en apóstatas” (D.A. Carson et al., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno).

Reseñas

Los legalistas de la iglesia, llamados judaizantes, enseñaban que algunas leyes del Antiguo Testamento eran aún obligatorias para los cristianos. Argumentaban que las promesas de Dios alcanzaban sólo a los judíos, y que los gentiles debían circuncidarse para poder experimentar plenamente la salvación. No negaban que era necesario creer en Jesús, pero insistían en que no era suficiente. Había que añadir a la fe la Ley.

Esta doctrina estaba en abierta contradicción con la insistencia de Pablo de que la salvación era por la gracia a través de la fe, por lo que los judaizantes trataron de desacreditar sus enseñanzas cuestionando su autoridad.

– Biblia Plenitud (Editorial Caribe, 2000), 2 Co 13:14.

Los cristianos de [Galacia] se convirtieron en objeto de un intenso celo misionero por parte de ciertos “judaizantes” que estaban convencidos de que el evangelio no dejaba de lado las ceremonias judías, y que, por lo tanto, los cristianos gentiles debían convertirse en judíos para poder recibir la promesa de Dios dada a Abraham. … Movidos por los argumentos de los judaizantes, estos gálatas, que originalmente habían sido evangelizados por Pablo, comenzaron a observar las ceremonias judías. El Apóstol comprendió que este cambio en las cosas socavaba la misma esencia del evangelio de la gracia.

– D.A. Carson et al., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

¿Cuál es, entonces, el argumento de Pablo? El Apóstol es muy explícito cuando declara que se vio motivado a escribir la carta porque los gálatas estaban en camino de desertar del evangelio (Gál 1:6, 7). En efecto, habían vuelto a prácticas ritualistas con reminiscencias de su anterior experiencia pagana (Gál 4:9, 10).

– D.A. Carson et al., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

Esta carta fue ocasionada por las intrigas de ciertos maestros judaizantes, que se enfrentaban a la autoridad de Pablo, enseñando que era necesario observar la ley de Moisés. Estos judaizantes afirmaban que Pablo, por cuanto no era uno de los doce, no había recibido directamente el conocimiento del Evangelio. Estos adversarios aparentemente acusaban a Pablo de inconsecuencia, por cuanto predicaba a los gentiles que no tenían que observar la ley, en tanto que los judíos convertidos lo seguían haciendo, e incluso él mismo ocasionalmente (Hch. 21:20–26). Por otra parte, atacaban abiertamente las enseñanzas del apóstol, persuadiendo a sus conversos a que asumieran las perscripciones judaicas. Así, se ponía en juego la esencia misma del Evangelio.

– Samuel Vila Ventura, Nuevo Diccionario Bíblico Ilustrado (Editorial CLIE, 1985), 409.

Los creyentes de Galacia mostraron al principio una gran satisfacción a causa del evangelio; y durante un tiempo habían vivido su fe cristiana con la misma alegría y confianza con que también habían acogido la presencia del apóstol (Gál 4.13–15). Pero, no mucho después, pareció enfriarse aquel primer gozo y fervor (Gál 5.7), lo que coincidió con la aparición entre ellos de serios problemas doctrinales. Por eso, Pablo se sintió movido a escribir esta carta, en la que, por una parte, reprocha la frágil fe de los gálatas y, por otra, denuncia las actividades de ciertos «falsos hermanos que se habían introducido entre nosotros a escondidas, para espiar nuestra libertad —la que tenemos en Cristo Jesús» (Gál 2.4).

Pablo advirtió en seguida lo serio del peligro que corrían las congregaciones cristianas visitadas por los judaizantes. Comprendió que se trataba de un peligro real, que afectaba a cuestiones básicas para la fe y la vida de la iglesia y que venía a perturbar el sentido del evangelio único (Gál 1.7–10) de la salvación por Cristo.

Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), Ga.

4. Características

  • 4-Género: Epístola
  • 4-Estilo: Autobiografía, ejemplo, alegoría, sátira, exhortación
  • 4-Guía literaria: Véase también Epístola como género literario.

Reseñas

Notemos que la epístola no tiene palabras de alabanza o gratitud para los gálatas. No hay petición de oración ni se menciona a ninguno de los gálatas por nombre. Estas características paulinas son mencionadas en las otras epístolas, pero no aquí. …

La epístola es una declaración de emancipación del legalismo. Era la Carta Magna de la iglesia primitiva. Es el Manifiesto de la libertad cristiana. Es la defensa más fuerte en la Biblia de la justificación por la fe.

– Daniel Carro et al., Comentario Bíblico Mundo Hispano Gálatas, Efesios, Filipenses, Colosenses, y Filemón (Editorial Mundo Hispano, 1993–), 29.

Tal como las demás epístolas paulinas, Gálatas sigue las convenciones de las cartas de los tiempos del Nuevo Testamento. Hay una salutación, un cuerpo, una parénesis (un conjunto de exhortaciones morales), saludos y una bendición. Sin embargo, no comienza con un agradecimiento, lo cual resalta la agitación y alarma de Pablo sobre la situación teológica en Galacia. Pablo va directamente al grano, comunicando que los gálatas están en peligro de ir tras otro evangelio, arriesgando la ruina eterna de sus almas. Se desarrolla el argumento principal a través de la autobiografía, el ejemplo, la alegoría, el reproche satírico, y la exhortación.

El impulso doctrinal de Gálatas le da una unidad interna fuerte. De una manera u otra, cada elemento de la epístola se relaciona con la defensa de Pablo de la justificación solo por la fe. También está unido por la intensidad de tono del apóstol…. En estilo, Gálatas encuentra su coherencia literaria en sus contrastes temáticos: el verdadero evangelio versus el evangelio falso, la fe versus las obras, la ley versus la gracia, la libertad versus el legalismo, ser hijos versus ser esclavos, y el fruto del Espíritu versus los deseos de la carne.

 Traducido por Exegetica.net de Crossway Bibles, The ESV Study Bible (Crossway Bibles, 2008), 2242-2243.

5. Contenido

  • 5-Temas: Fe, obras, ley, gracia, libertad, legalismo, la obra del espíritu, los deseos de la carne, el pacto con Abraham
  • 5-Doctrinas: Justificación, salvación, santificación

Reseñas

Gálatas denuncia abiertamente los peligros del legalismo y establece la esencial verdad de la fe como único requisito de la salvación.

Biblia Plenitud (Editorial Caribe, 2000), Gál.

Pablo enseña que Jesús coloca a todos los que en Él creen (Gál 2.16; 3.26) en una posición de libertad (Gál 2.4; 5.1), librándolos de las ataduras del legalismo y del libertinaje. El principal énfasis del apóstol está en la crucifixión de Cristo, como la base para la liberación de la maldición del pecado (Gál 1.4; 6.14), de sí mismo (Gál 2.20; véase 5.24), y de la Ley (Gál 3.12; 4.5). Pablo también describe la unión dinámica en Cristo por medio de la fe (Gál 2.20), representada de forma visible en el bautismo (Gál 3.27), que relaciona a todos los creyentes entre sí como hermanos y hermanas (Gál 3.28). Sobre la persona de Cristo, Pablo declara tanto su divinidad (Gál 1.1, 3, 16) como su humanidad (Gál 3.16; 4.4). La sustancia del evangelio es Jesús (Gál 1.7), quien se reveló personalmente a Pablo (Gál 1.12).

– Biblia Plenitud (Editorial Caribe, 2000), Gál.

La epístola a los Gálatas trata directamente la pregunta teológica más básica que enfrentaba la primera generación cristiana: ¿Cómo afecta el evangelio de Jesucristo a la división entre judíos y gentiles? …

A medida que desarrolla sus argumentos en respuesta a las enseñanzas de los judaizantes, el apóstol toca varios temas fundamentales, como la naturaleza de la autoridad apostólica, la justificación por la fe, la promesa a Abraham, la calidad de hijos, el papel de la ley de Moisés, la libertad, la obra del Espíritu Santo y la santificación.

– D.A. Carson et al., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

6. Desarrollo

  • 6-Argumento: “…el Apóstol dedica la primera sección principal de la carta a defender el origen divino de su evangelio (caps. 1–2; ver especialmente 1:1, 11, 12; 2:6–9). En los dos capítulos siguientes, apelando al AT mismo, él demuestra que la promesa de Dios a Abraham se recibe, no por las obras de la ley, sino por fe (cf. 3:6–14). Finalmente, encuentra necesario, en los caps. 5 y 6, detallar las implicaciones prácticas de este evangelio de la libertad.” (D.A. Carson, Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno)
  • 6-Estructura: “Prólogo (1.1–9) – 1. El evangelio anunciado por Pablo (1.10–2.21) – 2. Fe y libertad cristiana (3.1–5.12) – 3. El uso de la libertad (5.13–6.10) – Epílogo (6.11–18)” (Reina Valera Revisada (1995), Gál)
  • 6-Análisis: Véase también Bosquejos analíticos de Gálatas.

Reseñas

Dado que las personas que estaban causando estos problemas en Galacia aparentemente habían socavado la autoridad de Pablo, el Apóstol dedica la primera sección principal de la carta a defender el origen divino de su evangelio (caps. 1–2; ver especialmente 1:1, 11, 12; 2:6–9). En los dos capítulos siguientes, apelando al AT mismo, él demuestra que la promesa de Dios a Abraham se recibe, no por las obras de la ley, sino por fe (cf. 3:6–14). Finalmente, encuentra necesario, en los caps. 5 y 6, detallar las implicaciones prácticas de este evangelio de la libertad (ver especialmente 5:13–26). Estos tres temas, sin embargo, están subordinados a su único gran propósito: evitar que los gálatas abandonen el evangelio de verdad y se conviertan en apóstatas.

– D.A. Carson et al., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

La Epístola a los Gálatas está temáticamente relacionada con Romanos (véase la Introducción a esta última). Comienza con una presentación del asunto de que va a tratar (1.1–10) y, contrariamente a lo acostumbrado por Pablo, no contiene acción de gracias ni expresión alguna que dé testimonio de un sentimiento de gozoso afecto. Consta simplemente de un escueto encabezamiento y unas palabras de bendición y doxología seguidas del enunciado principal de la carta: No hay más evangelio que el de Jesucristo.

La epístola está dividida en tres secciones: En la primera (1.11–2.21), Pablo defiende la autenticidad del mensaje evangélico que había predicado en las iglesias de Galacia (1.11–12)…La segunda sección (3.1–5.12) comienza con una amonestación a quienes habían caído en la trampa del cumplimiento externo de la Ley y menospreciaban así la gracia de Dios (3.1–5)…La tercera parte de la epístola (5.13–6.10) consiste en una exhortación a hacer buen uso de esa misma libertad, la cual debe configurar la vida del cristiano conforme a la norma del amor: servirse «por amor los unos a los otros» (5.13) y sobrellevar «los unos las cargas de los otros» (6.2)…La conclusión de la epístola incluye algunas observaciones a modo de resumen (6.12–17), una nota de Pablo escrita de su propio puño y letra (6.11) y una breve bendición final (6.18)

– Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), Ga.

Pablo comienza enfatizando su autoridad como apóstol (“… no de hombres ni por hombre, sino por Jesucristo” [Gá. 1:1]). Luego expresa su asombro porque los hermanos se habían “alejado” del evangelio que los “llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente”. Aclara que no hay otro evangelio, y que el que predique algo distinto es anatema (Gá. 1:6–9). Enseguida pasa a describir el evangelio que predicaba y la forma en que recibió la comisión para ello. … Dirigiéndose entonces más directamente a sus lectores (“Oh gálatas insensatos”), les hace recordar que habían recibido el Espíritu por medio de la fe. Que habían comenzado por el Espíritu y ahora querían “acabar por la carne” (Gá. 3:1–5) … Continuando con su asombro, les recuerda de nuevo la historia de Abraham…. Finalmente, les exhorta a sobrellevar “los unos las cargas de los otros”, siendo pacientes entre sí, evitando la vanagloria

– Alfonso Lockward, Nuevo Diccionario de La Biblia (Editorial Unilit, 1999), 417-418.

Gálatas está dividida en secciones de dos capítulos cada una, con contenido biográfico, doctrinal y práctico. En la primera de ellas (caps. 1 y 2), Pablo defiende su independencia apostólica, … con el propósito de establecer el origen divino de su evangelio. En la sección doctrinal (caps. 3 y 4), Pablo presenta una serie de argumentos imperiosos e ilustraciones para probar la inferioridad de la Ley al evangelio y establecer su verdadero propósito. En la aplicación práctica de su doctrina (caps. 5 y 6), exhorta a los gálatas para que hagan un uso apropiado de su libertad cristiana y no abusen de ella. En lugar de otorgarles licencia para pecar, el evangelio les provee los medios para alcanzar la rectitud que demanda la Ley.

Biblia Plenitud (Editorial Caribe, 2000), Gál.

Consejos para la lectura y la enseñanza de Gálatas

Gálatas es una carta argumentativa, así que viene bien saber lo más posible sobre los argumentos que fue escrito a atacar. ¿Qué era lo que enseñaban los judaizantes? Podemos aprender mucho sobre su postura teológica al prestar gran atención a la manera en que Pablo la refuta. Por ejemplo, podemos inferir de su defensa energética de su autoridad apostólica que los judaizantes estaban atacando sus credenciales. De manera similar, la discusión de Pablo del Antiguo Testamento sugiere que sus oponentes usaban a Abraham como su máximo ejemplo de cómo un hombre circuncidado debía ser salvo. Con este trasfondo en mente, la respuesta de Pablo llega con una fuerza especial, “Sabed, por tanto, que los que tienen fe, estos son hijos de Abraham” (3:7).

– Traducido por exegetica.net de Ryken’s Bible Handbook, Carol Stream, IL: Tyndale House Publishers, 2005, p. 520-521.

*Salvo cuando se trate de material traducido por exegetica.net y en aquellos casos expresamente mencionados, todos los recursos citados están disponibles en formato digital Logos y normalmente se pueden conseguir en colecciones a precios reducidos en logos.com/es.