Top Menu

Orientación previa a Filemón

Versículos clave

Filemón 15-16 Quizá se apartó de ti por algún tiempo para que lo recibas para siempre, no ya como esclavo, sino como más que esclavo, como hermano amado, mayormente para mí, pero cuánto más para ti, tanto en la carne como en el Señor.

 – Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998)

1. Autoría

  • 1-Autor: Pablo
  • 1-Fecha: 61 d.C.
  • 1-Lugar:  Roma

Reseñas

La autoría de Pablo raramente ha sido cuestionada en el pasado. La carta obviamente muestra las características personales del Apóstol a medida que trata con delicadeza una difícil situación personal y social.

La carta fue enviada desde el mismo lugar que aquella a los Colosenses, y de las tres ciudades posibles —Roma, Cesarea o Efeso— la primera es la más probable. La fecha más probable para las dos cartas es un tiempo temprano en el primer encarcelamiento de Pablo en Roma, es decir, c. 60, 61 d. de J.C.

– D.A. Carson et al., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

Otra razón para atesorar esta breve carta es el retrato de Pablo que la misma contiene. El no escribe como apóstol, ni como fundador de iglesias, ni como teólogo. Aquí se trata de Pablo el cristiano, revelando de tal modo su vida interior que nos da seguridad de que el evangelio que él predicaba había hecho también su obra en él mismo. Es tan capaz de identificarse con un esclavo huido como para llamarlo “mi propio corazón” (Flm 12, Biblia de Jerusalén).

– Everett F. Harrison, Introducción Al Nuevo Testamento (Libros Desafío, 1980), 327.

Colosenses, Filemón y Efesios son enviadas a su destino por Tíquico y Onésimo, todas en un solo viaje (cf. Col. 4:7–9, Flm. 10–12 y Ef. 6:21, 22).

En cuanto a la condición en que se hallaba Pablo, él estaba en prisión (Col. 1:24; 4:3, 10, 18; Flm. 1, 9, 23). En adición a Onésimo, otros nombres son mencionados, tanto en Colosenses como en Filemón. Estos son los compañeros de Pablo: Lucas, Aristarco, Marcos, Epafras y Démas (Col. 4:10–14; Flm. 23, 24); Timoteo también es mencionado junto con Pablo en el primer versículo de ambas cartas. … Pablo goza de cierta libertad para predicar el evangelio (Col. 4:3, 4). Tiene la esperanza de ser puesto en libertad (Flm. 22). …No hay nada que contradiga el punto de vista tradicional del orígen romano de estas cartas.

… Si Roma es el lugar del encarcelamiento de Pablo cuando fueron escritas las cartas a los colosenses y a Filemón, … todo apunta a una fecha dentro del período 61–63 d.C., quizás en algún lugar en o cerca de la mitad de este período, por lo menos antes de que se escribiese Filipenses.

– William Hendriksen, Comentario Al Nuevo Testamento: Colosenses y Filemón (Libros Desafío, 2007), 39-40.

2. Destinatarios

  • 2-Lectores: Filemón
  • 2-Localidad: Colosas

Reseñas

Filemón, el que probablemente era un miembro adinerado de la iglesia en Colosas y a todos los cristianos

Biblia Del Diario Vivir (Editorial Caribe, 2000).

La carta está dirigida a Filemón y lo describe como el amado y colaborador nuestro (Flm 1). Otros mencionados en el saludo son: Apia, que era probablemente la esposa de Filemón; Arquipo, su compañero de milicia (y probablemente el hijo de Filemón y Apia); y también la comunidad de discípulos (ekklesı́a) que se reunía en su casa (Flm 2). …

Utilizando un lenguaje gentil y eligiendo cuidadosamente las palabras, Pablo suplicó a Filemón que le diera la bienvenida a su esclavo como se la daría a él mismo (Flm 17), eso es, como un “hermano amado” (Flm 16). No quería que la reconciliación entre amo y esclavo fracasara a causa de cualquier demanda de compensación, razón por la que ofreció que se cargara a su cuenta cualquier deuda pendiente de Onésimo.

– D.A. Carson et al., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

3. Ocasión

  • 3-Circunstancias: Onésimo, esclavo de Filemón, había huido de su hogar. Se encontró con Pablo en Roma y se convirtió. Pablo le envía a su amo acompañado de una carta pidiendo que Filemón le perdone y le reciba como hermano.
  • 3-Propósito: “Convencer a Filemón para que perdonara a su esclavo fugitivo, Onésimo, y lo aceptara como a un hermano en la fe” (Biblia Del Diario Vivir).

Reseñas

La esclavitud era muy común en el Imperio Romano, y es evidente que algunos cristianos tenían esclavos. Pablo no condena la institución de la esclavitud en sus escritos, pero sí hace una declaración radical al llamar al esclavo Filemón, hermano en Cristo.

Biblia Del Diario Vivir (Editorial Caribe, 2000).

Onésimo no era más que uno en un mundo de esclavos que pertenecían a un puñado de amos. En el 300 A.C. 21.000 ciudadanos de Atenas tenían 400.000 esclavos. No era muy diferente la situación, proporcionalmente, en los días del imperio romano, en los días en que se escribía esta epístola. Los amos romanos poseían entre diez y doscientos esclavos, hasta mil o más en algunos casos, que no tenían derecho alguno sobre su propia vida o libertad.

– Henrietta C. Mears, Lo Que Nos Dice La Biblia (Editorial Vida, 1979), 536.

Breve carta dirigida por Pablo y Timoteo a Filemón para que acoja de nuevo a su esclavo fugitivo Onésimo, «no ya como esclavo, sino como algo más, como un hermano muy querido» (Flm 16).

– Alfonso Ropero Berzosa, ed., Gran Diccionario Enciclopédico de La Biblia (Editorial CLIE, 2013), 916.

Por tanto, el propósito de Pablo al escribir Filemón puede resumirse como sigue:

  1. Asegurar el perdón para Onésimo.
  2. Dirigir un golpe a la esclavitud en su mismo corazón pidiendo con mucho tacto que, en armonía con la regla de Cristo, el amor sea mostrado a todos, incluyendo a los esclavos.
  3. Proveer para sí mismo un lugar de alojamiento para después que salga libre de su encarcelamiento.

– William Hendriksen, Comentario Al Nuevo Testamento: Colosenses y Filemón (Libros Desafío, 2007), 39.

Colosas, situada más hacia el este que Laodicea e Hierápolis, era la más frigia de las tres. Estaba habitada por nativos de Frigia, paganos que adoraban varios dioses, como veremos más adelante. No obstante, un número considerable de judíos se mezcló con esta población gentil, debido a que Antíoco el Grande (223–187 a.C.) había transportado a dos mil familias desde Mesopotamia y Babilonia a Lidia y Frigia.

– William Hendriksen, Comentario Al Nuevo Testamento: Colosenses y Filemón (Libros Desafío, 2007), 24.

4. Características

Reseñas

La epístola a Filemón es una de las tres cartas personales en la Biblia. Es una súplica personal de Pablo en favor de un esclavo.

Biblia Del Diario Vivir (Editorial Caribe, 2000).

La epístola a Filemón está saturada del espíritu de amor y de justicia que, gracias al Evangelio, se infiltraría en la sociedad.

– Alfonso Ropero Berzosa, ed., Gran Diccionario Enciclopédico de La Biblia (Editorial CLIE, 2013), 916.

La carta a Filemón es la más corta de Pablo y se relaciona más con las cartas privadas y personales de esa época que con el resto de sus cartas enviadas a comunidades o grupo de comunidades. Esto no quiere decir, sin embargo, que es simplemente una pieza de correspondencia privada. Como las cartas más extensas del Apóstol, ésta es un instrumento mi sionero y un sustituto de la presencia personal de Pablo.

– D.A. Carson et al., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

5. Contenido

  • 5-Temas: Perdón, barreras sociales
  • 5-Doctrinas: El perdón y el poder del evangelio

Reseñas

Las culturas romana, griega y judía, estaban atestadas de barreras. A la gente se le asignaba una clase social y se esperaba que permaneciera allí: hombres, mujeres, esclavos y libres, ricos y pobres, judíos y gentiles, griegos y bárbaros, píos y paganos. Con el mensaje de Cristo las paredes se desplomaron y Pablo pudo declarar: «no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Cristo es el todo, y en todos» (Colosenses 3.11).

Biblia Del Diario Vivir (Editorial Caribe, 2000).

En esta carta, Pablo no trata en forma teórica el problema de la esclavitud, pero nos deja ver lo que para él significaba ser cristiano. Él está seguro de poder pedirle a Filemón que ahora reciba a Onésimo ya no como esclavo, sino como a un hermano querido (v. 16). Pablo se hace responsable por los perjuicios que Onésimo pudiera haberle causado.

La Bibla de Estudio: Dios Habla Hoy (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), Flm.

En este libro se destacan el amor y el perdón cristianos. Se nos muestra el poder del evangelio para ganar a un esclavo ladrón que estaba huyendo, y para cambiar el corazón del amo. Se trata de un libro de “cristianismo aplicado”, de un texto sobre el servicio social.

– Henrietta C. Mears, Lo Que Nos Dice La Biblia (Editorial Vida, 1979), 535.

Esta carta muestra cómo el Apóstol usaba el tacto y la cortesía con sus hermanos en la fe; revela también la influencia del naciente cristianismo en las relaciones entre las personas de diferentes clases sociales.

– Alfonso Ropero Berzosa, ed., Gran Diccionario Enciclopédico de La Biblia (Editorial CLIE, 2013), 916.

Pablo intercede por Onésimo, un esclavo fugitivo. La mediación de Pablo por él ilustra lo que Cristo hizo en nuestro favor. Como Pablo intercede por un esclavo, de igual manera Cristo lo hace por nosotros, esclavos al pecado. Así como Onésimo se reconcilió con Filemón, de igual manera nosotros nos reconciliamos con Dios por medio de Cristo. Como Pablo ofreció pagar la deuda de un esclavo, también Cristo pagó nuestra deuda de pecado. A semejanza de Onésimo, debemos volver a Dios nuestro Amo y servirle.

– Biblia Del Diario Vivir (Editorial Caribe, 2000).

6. Desarrollo

  • 6-Argumento: Pablo saluda con afecto a su hermano Filemón y suplica en favor de Onésimo.
  • 6-Estructura: “1. El aprecio de Pablo hacia Filemón (1-7); 2. La súplica de Pablo en favor de Onésimo (8-25)” (Biblia del Diario Vivir, Flm).
  • 6-Análisis: Véase también Bosquejos analíticos de Filemón.

Reseñas

Esquema de la carta:

Saludo (1–3)
Acción de gracias y petición (4–7)
Intervención a favor de Onésimo (8–22)
Despedida (23–25)

La Bibla de Estudio: Dios Habla Hoy (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), Flm.

En esta carta Pablo intercede ante Filemón (miembro destacado de la iglesia en Colosas), a favor de un esclavo de nombre Onésimo, que le había robado a su amo y se había escapado a Roma. Allí se encontró providencialmente con Pablo, y descubrió a Cristo como su Salvador. El apóstol llegó a quererlo entrañablemente, debido a sus dedicados servicios. Pero Pablo sabía que legalmente le pertenecía a Filemón, de modo que no podía pensar en retenerlo permanentemente. De modo que lo manda de vuelta y le ruega a Filemón que lo reciba nuevamente. Se hace personalmente responsable de las deudas de Onésimo, y pide que las mismas sean puestas a su cuenta, o sea, a la de Pablo. Quería salvar al esclavo fugitivo del castigo cruel y severo que merecía según la ley romana.

– Henrietta C. Mears, Lo Que Nos Dice La Biblia (Editorial Vida, 1979), 536.

Onésimo había huido, llevándose consigo posiblemente algo de dinero robado (Flm. 18, 19). Llegado a Roma, se convirtió por la predicación de San Pablo (Flm. 10). El Apóstol hubiera querido retenerlo para el servicio en la obra, pero no se sentía libre de hacerlo sin el consentimiento de Filemón (Flm. 13, 14). Además, es indudable que San Pablo consideraba que Onésimo, convertido a Cristo, tenía que pedir el perdón de su amo. El Apóstol deseaba vivamente que Filemón se reconciliara con Onésimo. Así, devuelve el esclavo a su dueño, a quien le recomienda que lo reciba como a un hermano bien amado (Flm. 16). Hablando de su afecto hacia el joven converso (Flm. 10, 12), ofrece el reembolso a Filemón de lo que el esclavo le debe (Flm. 18, 19).

– Alfonso Ropero Berzosa, ed., Gran Diccionario Enciclopédico de La Biblia (Editorial CLIE, 2013), 916.

Consejos para la lectura y la enseñanza de Filemón

La mejor óptica analítica por la cual explorar el libro es identificar desde principio a fin como todo lo que Pablo escribe demuestra su estrategia persuasiva diseñada para establecer un argumento atractivo para que Onésimo acepte a Filemón como un hermano cristiano.

– Traducido por exegetica.net de Ryken’s Bible Handbook, Carol Stream, IL: Tyndale House Publishers, 2005, p. 580.

*Salvo cuando se trate de material traducido por exegetica.net y en aquellos casos expresamente mencionados, todos los recursos citados están disponibles en formato digital Logos y normalmente se pueden conseguir en colecciones a precios reducidos en logos.com/es.