Top Menu

Orientación previa a Filipenses

Versículos clave

Filipenses 1:27 Solamente os ruego que os comportéis como es digno del evangelio de Cristo, para que, sea que vaya a veros o que esté ausente, oiga de vosotros que estáis firmes en un mismo espíritu, combatiendo unánimes por la fe del evangelio.

Filipenses 2:6-8 Él, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomó la forma de siervo y se hizo semejante a los hombres. Mas aún, hallándose en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.

Filipenses 2:12-13 Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no solamente cuando estoy presente, sino mucho más ahora que estoy ausente, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.

Filipenses 3:8 Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor. Por amor a él lo he perdido todo y lo tengo por basura, para ganar a Cristo.

Filipenses 4:4 Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: ¡Regocijaos!

 – Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998)

1. Autoría

  • 1-Autor: Pablo
  • 1-Fecha: 61 d.C.
  • 1-Lugar:  Roma

Reseñas

Se demuestra claramente al leer que Pablo escribió esta carta desde la prisión. … Si ubicamos el origen de la carta en Roma, como lo hace la mayoría, deberíamos fecharla alrededor de 62 d. de J.C., hacia el fin del período carcelario de Pablo del cual nos habla Hech. 28. Para nuestra comprensión de la carta, sin embargo, la ubicación es menos importante que la apreciación del hecho de que fue una carta escrita dentro de una experiencia de encarcelamiento.

– D.A. Carson et al., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

Filipenses es una carta o epístola, escrita por el apóstol Pablo desde Roma a principios de los 60 d.C, a sus viejos amigos y compatriotas en el Evangelio que vivían en Filipos, un puesto avanzado de Roma en la meseta interior del este de Macedonia.

– Gordon D. Fee, Comentario de La Epístola a Los Filipenses, Colección Teológica Contemporánea (Editorial Clie, 2006), 33.

Esta carta se dirigía a la iglesia más antigua de Europa, y la redactó el apóstol Pablo desde su cautiverio (Fil 1:7, 13, 14, 17). Pablo se halla bajo la vigilancia de la guardia pretoriana (Fil 1:13); transmite los saludos de los santos pertenecientes a la casa del César (Fil 4:22). En la localidad en la que está Pablo hay numerosos cristianos que propagan la nueva fe (Fil 1:14–18). Estas alusiones, y el tono de toda la epístola, hacen ver que el apóstol escribía durante su primer encarcelamiento en Roma. La fecha más probable es hacia el final de este período, el 61 o 62.

– Samuel Vila Ventura, Nuevo Diccionario Bíblico Ilustrado (Editorial CLIE, 1985), 390–391.

Pablo visitó a los cristianos de Filipos en su tercer viaje misionero (Hch 20:6). El escribió esta carta a los filipenses (Fil 1:1) durante su encarcelamiento en Roma (Fil 1:7, 13, 14; 4:22; cp. Hch 28:16). Debe haberse escrito alrededor del año 61 d.C., poco antes de su anticipada liberación (Fil 1:12, 13, 23–26; 2:23, 24). La carta fue llevada por Epafrodito, quien se había recuperado de una enfermedad casi fatal mientras visitaba a Pablo en Roma (Fil 2:25, 26).

– Eduardo A. Hernández, Lockman Foundation, Biblia de Estudio: LBLA. (Editorial Fundación, Casa Editoral para La Fundación Bíblica Lockman, 2003), Fil.

2. Destinatarios

  • 2-Lectores: La iglesia de Filipos
  • 2-Localidad: Filipos

Reseñas

La ciudad de Filipos a la que Pablo fue en el curso de su trabajo misionero era un lugar significativo desde varios puntos de vista. No solo era un ciudad importante en la provincia romana de Macedonia, sino que disponía de la particular posición de ser una colonia romana (Hech. 16:12). Esto significaba que era considerada como un pequeño trozo de la misma Roma en el lugar. La lengua común era el latín; la ley romana controlaba la administración local y el régimen de impuestos, y muchos aspectos de la vida pública eran como en Roma misma, y muchos de los oficiales tenían el mismo título que en Roma.

– D.A. Carson et al., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

Pablo escribe esta carta a los cristianos en Filipos—norte de Grecia—, lugar donde había predicado y fundado una iglesia durante su segundo viaje misionero (véase Hechos 16).

– Mary Batchelor, Abramos La Biblia (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

Una oportunidad impedida en Asia (Hch 16:6–8); un misionero respondiendo al llamamiento de Dios para ir a servir en otro continente (Hch 16:9, 10); una exitosa mujer de negocios de visita en lo que hoy es Grecia (Hch 16:14). Estas circunstancias llegaron a ser la fórmula que Dios usó y que produjo el primer convertido a la fe cristiana en Europa. De principios tan sencillos se desarrolló la iglesia en Filipos (Hch 16:12–40). El apóstol Pablo se encontraba en su segundo viaje misionero con Silas y Timoteo, sus compañeros de viaje esa vez, que fueron testigos de los interesantes factores anteriores.

– Eduardo A. Hernández, Lockman Foundation, Biblia de Estudio: LBLA. (Editorial Fundación, Casa Editorial para La Fundación Bíblica Lockman, 2003), Fil.

La carta está dirigida a la iglesia de Filipos, ciudad que recibiera su nombre de su fundador, Felipe de Macedonia. Lucas da dos detalles de información respecto al lugar (Hch. 16:12). El la denomina la ciudad más importante del distrito de Macedonia, quizá debido a un sentido de amigable rivalidad con la capital, Tesalónica, y nota su rango de colonia romana.

– Everett F. Harrison, Introducción Al Nuevo Testamento (Libros Desafío, 1980), 338.

Filipos presentaba la poco usual situación de que los judíos que allí residían eran demasiado pocos como para constituir una sinagoga. Existía un lugar para reuniones de oración en las afueras de la ciudad, frecuentado por mujeres, donde Pablo plantó por primera vez la semilla del evangelio (Hch. 16:23). La mayor parte de la comunidad cristiana que se constituyó allí debe haber sido gentil.

– Everett F. Harrison, Introducción Al Nuevo Testamento (Libros Desafío, 1980), 338.

Esta comunidad cristiana estaba formada en su mayor parte por personas que habían pasado del paganismo al judaísmo, las cuales se reunían para el culto «fuera de la puerta, junto al río, donde solía hacerse la oración» (Hch 16.13).

Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), Fil.

3. Ocasión

  • 3-Circunstancias: “Epafrodito, que había sido enviado por la iglesia con un regalo para Pablo, estaba ahora listo para regresar a Filipos, después de recuperarse de una seria enfermedad (2:25–30). Esto le dió al apóstol oportunidad de recomendar a este hermano y de escribir a sus amigos respecto a varios asuntos” (Everett F. Harrison, Introducción Al Nuevo Testamento, 339).
  • 3-Propósito: “Pablo quería agradecerles a los filipenses su donativo en dinero y rogarles que pusieran fin a los conflictos en su iglesia” (Mary Batchelor, Abramos la Biblia, Fil).

Reseñas

La predicación del evangelio en Filipos representa para nosotros lo que probablemente fue el primer trabajo apostólico de evangelización en Europa. Para el Apóstol habría significado trabajar en un centro estratégico de una provincia romana que no había oído anteriormente el evangelio. De acuerdo con los registros de Hech. 16:9, 10, Pablo fue allí (junto a Silas y Timoteo) en respuesta a la visión en sueños en la que vio que “un hombre de Macedonia estaba de pie rogándole y diciendo: ’¡Pasa a Macedonia y ayúdanos!’ ” …Aunque no disponemos de muchos detalles, es claro que a partir de la primera visita de Pablo a Filipos, pudo dejar establecido a un grupo ferviente de cristianos.

– D.A. Carson et al., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

La carta a los Filipenses está motivada por asuntos personales: reafirmar los lazos de Pablo con los creyentes de Filipos, explicar el regreso inesperado de Epafrodito, e intervenir en el conflicto entre Evodia y Síntique. No hay cuestiones de doctrina ni práctica del ministerio que requieran corrección. El agradecimiento, la sumisión y la abnegación impregnan la carta. Pablo insta a los creyentes a imitar su ejemplo al seguir a Cristo (ver 3:17).

– Steven E. Runge, Comentario de Alta Definición: Filipenses (Software Bíblico Logos, 2011), Fil 1:1–11.

Pablo quería agradecerles a los filipenses su donativo en dinero y rogarles que pusieran fin a los conflictos en su iglesia. …

Aunque Pablo está prisionero, esperando saber si será sentenciado a muerte o dejado en libertad, no se desvela por sus asuntos personales. Mucho más se preocupa por los filipenses y por la necesidad que tienen de estar en armonía. El tono de esta carta es de regocijo.

– Mary Batchelor, Abramos La Biblia (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

La carta había sido escrita como acuse de recibo del don de los filipenses. El apóstol había ya aceptado muchas veces la liberalidad de ellos, en contra de su costumbre (Fil 4:15). Aprovecha esta ocasión para dar noticias suyas a los filipenses y para ponerlos en guardia contra los errores. Esta epístola constituye el mensaje de un pastor a su grey;

– Samuel Vila Ventura, Nuevo Diccionario Bíblico Ilustrado (Editorial CLIE, 1985), 390–391.

Epafrodito, que había sido enviado por la iglesia con un regalo para Pablo, estaba ahora listo para regresar a Filipos, después de recuperarse de una seria enfermedad (Fil 2:25–30). Esto le dió al apóstol oportunidad de recomendar a este hermano y de escribir a sus amigos respecto a varios asuntos. …Era natural que Pablo expresara su gratitud por la donación que había recibido de la iglesia, …(Fil 4:10–18).

– Everett F. Harrison, Introducción Al Nuevo Testamento (ibros Desafío, 1980), 339.

Un día, cuando Pablo estaba en la cárcel, recibió una agradable visita. El visitante era Epafrodito, uno de los líderes de la iglesia de Filipos, que había sido enviado a Pablo como delegado de tal iglesia. Traía consigo un generoso donativo de los filipenses. …

Entre la llegada de Epafrodito a Roma y la escritura de la epístola a los filipenses, transcurrió un lapso de tiempo de dos meses por lo menos, o quizás más….El donativo que trajo Epafrodito fue profundamente apreciado por Pablo. …Así pues, era necesario que expresara su agradecimiento por escrito. …

Epafrodito, que había estado expuesto a un gran peligro debido a la grave enfermedad que padeció, y de la cual se recuperó, hondamente preocupado por la inquietud que esto causó a la iglesia que lo envió, anheló ardientemente emprender el regreso al hogar en Filipos. El apóstol, que lo supo, no solamente dio su plena aprobación a tal deseo, sino que el hizo volver (Fil. 2:25). …

La ocasión inmediata para despachar [la epístola] fue indudablemente el regreso de Epafrodito a Filipos; y con toda probabilidad fue él quien la llevó y la entregó a la iglesia.

– William Hendriksen, Comentario Al Nuevo Testamento: Filipenses (Libros Desafío, 2006), 25-27.

El propósito de Pablo, pues fue el siguiente:

  1. Expresar su gratitud por escrito. …
  2. Proveerles de la guía espiritual que la congregación necesitaba. …Que, en resumen, combatan con valor (Fil. 1:27, 28), que sean humildes (Fil. 2:3), unánimes (Fil. 2:2; 4:2, 3), serviciales (Fil. 2:4), obedientes (Fil. 2:12), perfectos (Fil. 3:12–16), santos (Fil. 3:17, 20), firmes (Fil. 4:1), y que gocen y confíen en el Señor (Fil. 4:1–7). …
  3. Llenar las mentes y los corazones de los filipenses de gozo espiritual. …
  4. Influir en la bondad espiritual de corazón de los filipenses a fin de que tributen a Epafrodito la más cordial bienvenida. …

– William Hendriksen, Comentario Al Nuevo Testamento: Filipenses (Libros Desafío, 2006), 27-29.

4. Características

Reseñas

En contraste con muchas de las cartas de Pablo, especialmente las más polémicas y/o apologéticas, como Gálatas y 1a y 2a de Corintios, Filipenses refleja todas las características de una «carta de amistad», combinadas con las características de una «carta de exhortación moral». Veamos algunos elementos que apuntan en esta dirección.

– Gordon D. Fee, Comentario de La Epístola a Los Filipenses, Colección Teológica Contemporánea (Editorial Clie, 2006), 34.

La epístola no pretende ser una exposición didáctica. Las transiciones bruscas y las introducciones de temas nuevos se hallan corrientemente en las cartas de carácter personal, como lo es ésta.

– Samuel Vila Ventura, Nuevo Diccionario Bíblico Ilustrado (Editorial CLIE, 1985), 392–393.

5. Contenido

  • 5-Temas: Gozo, “lo mejor”, evangelio, salvación, comunión, gloria, pensamiento, paz
  • 5-Doctrinas: Centralidad de la cruz, la obra del Espíritu, esperanza cristiana, la naturaleza divina y humana de Jesús,

Reseñas

Gran parte de la epístola trata de cuestiones prácticas de la vida cristiana más que de las creencias cristianas como tales. …Existen secciones de la carta, sin embargo, donde se hacen declaraciones firmes y contundentes acerca de la persona de Cristo y acerca del camino de salvación en Cristo. En 2:5–11 se declaran sin ambigüedades los hechos de la naturaleza divina de Jesús así como su plena humanidad. Pablo señala que después de que Cristo se inclinara hacia nuestra humanidad, y yendo hasta la muerte de cruz, “Dios lo exaltó hasta lo sumo” y usa terminología del AT que se refiere a que toda rodilla se doblará delante de Dios y toda lengua le reconocerá (Isa. 45:23).

– D.A. Carson et al., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

Mensaje espiritual. Es de gran riqueza, y tan sólo se pueden mencionar aquí dos temas particularmente relevantes. Uno de ellos es el del gozo (Fil 1:5). Puede gozarse en medio de todas las circunstancias (Fil 1.18), y se goza en el gozo de los demás (Fil 1.25). Su gozo perfecto es ver el amor y la unidad de los creyentes (Fil 2:2). La misma perspectiva del martirio le lleva a gozarse y a pedir a los filipenses que se gocen y regocijen con él (Fil 1:17, 18). El siervo de Dios tiene un gozo y una corona permanentes: las almas de aquellos a los que ha llevado a la salvación (Fil 4:1). Pablo no puede dejar de insistir en ello: «Otra vez digo: ¡Regocijaos!» (Fil. 3:1; 4:4).

El otro tema es el de lo mejor que debemos discernir (Fil 1:10). ¿Qué es lo mejor? El testimonio fiel rendido a Cristo en la cárcel es mejor que la misma libertad en sí (Fil 1:12–14). La muerte es más excelente que la vida, por cuanto «es estar con Cristo» (Fil. 1:21–23). Seguir al Señor en Su anonadamiento es el camino de la mayor gloria (Fil. 2:5–11). Todo lo que es bueno desde el punto de vista de los valores meramente humanos viene a ser como basura en comparación con «la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús» (Fil. 3:4–8). La humillación, la escasez, la angustia, la abundancia, no son nada; lo excelente es estar satisfecho y fortalecido en Cristo (Fil. 3:11–14). Dios mismo, nuestra plenitud, suplirá a todas nuestras necesidades conforme a sus riquezas en Cristo Jesús (Fil. 3:19).

– Samuel Vila Ventura, Nuevo Diccionario Bíblico Ilustrado (Editorial CLIE, 1985), 392–393.

Un tema frecuente en filipenses es “el gozo”, mencionado 16 veces [Fil 1:4, 18, 25; 2:2, 17, 18, 28, 29; 3:1; 4:1, 4, 10].

– Eduardo A. Hernández, Lockman Foundation, Biblia de Estudio: LBLA. (Editorial Fundación, Casa Editorial para La Fundación Bíblica Lockman, 2003), Fil.

Hay varias palabras que se destacan como claves para el pensamiento. Una es evangelio, que es usada nueve veces. Todo es visto a la luz del evangelio, trátese ya del regalo de los filipenses (Fil 1:5) o de su propia aflicción (Fil 1:16). Otra es el verbo pensar (φρονειν), usada diez veces, lo que es más que en cualquier otra carta. Salvación y comunión son términos importantes, como lo es gloria. El uso que Pablo da a la palabra abundar es excedido solamente en Efesios. Muy característico de esta carta es el verbo regocijarse (nueve veces) y el sustantivo gozo (cinco). Es esto lo que Pablo parece anhelar para sus amigos por sobre casi todas las cosas.

– Everett F. Harrison, Introducción Al Nuevo Testamento (Libros Desafío, 1980), 340.

Ahora bien, si alguien desea saber cómo se obtiene la verdadera paz o tranquilidad del corazón y de la mente, debe acudir a la epístola en la que está escrita esta misma expresión que ya hemos citado (Fil. 4:7). Esta pequeña gema de cuatro brillantes capítulos nos habla de un hombre que ya la ha encontrado. Este hombre ha descubierto el tesoro más apreciado de la vida. Es “el hombre más feliz del mundo”. Oíganle como habla en esta epístola:

“Regocijaos siempre en el Señor. Otra vez diré, regocijaos”.

“He aprendido a contentarme en cualquier circunstancia en que me encuentre. Sé pasar necesidad, y sé vivir en la abundancia; en toda situación he aprendido el secreto, tanto de estar satisfecho como de tener hambre, tanto de tener abundancia como de padecer necesidad. Todo lo puedo en Aquel que me fortalece.… tengo abundancia”.

¡Y este hombre que había aprendido el más grande secreto de la vida estaba prisionero en Roma, esperando su probable ejecución!

– William Hendriksen, Comentario Al Nuevo Testamento: Filipenses (Libros Desafío, 2006), 9–10.

6. Desarrollo

  • 6-Argumento: “Desde la acción de gracias inicial (1.3–11), dos notas predominan en la epístola: el gozo que caracteriza a una fe madura, y el amor de Pablo a la iglesia de Filipos. Esas notas son, sin duda, una hermosa lección de esperanza, impartida por el autor en medio de las penalidades físicas y morales de su cautiverio” (Reina Valera Revisada (1995), Fil).
  • 6-Estructura: “La epístola no tiene una clara estructura doctrinal. Más parece responder a vivos sentimientos personales que al propósito de ofrecer un texto bien planificado y teológicamente articulado” (Reina Valera Revisada (1995), Fil).
  • 6-Análisis: Véase también Bosquejos analíticos de Filipenses.

Reseñas

Introducción (1.1–11)

  1. Vivir en Cristo (1.12–2.18)
  2. El ministerio de Pablo (2.19–3.21)
  3. Gozo y gratitud (4.1–20)

Epílogo: Salutaciones finales (4.21–23)

Reina Valera Revisada (1995) (Miami: Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), Fil.

Saludos 1:1-2

  1. El gozo en el sufrimiento es aumentado por,
    1. El estímulo de los amigos 1:3-11
    2. El crecimiento del testimonio 1:12-18
    3. La expectación de ser librado 1:19-26
    4. El respaldo de la firmeza mutua 1:27-30
  2. El gozo en el servicio es ilustrado por,
    1. El ejemplo de Cristo Jesús 2:1-11
    2. El aumento de la obra interna de Dios 2:12-13
    3. La exhortación al autosacrificio 2:14-18
    4. Dos ejemplos para ser imitados 2:19-3:1
      1. El caso de Timoteo 2:19–24
      2. El caso de Epafrodito 2:25–3:1
  3. El gozo en la salvación se manifiesta en,
    1. El enriquecimiento de la justicia por la fe 3:2-11
    2. El entusiasmo por el galardón 3:12-16
    3. El anhelo por el regreso de Cristo 3:17-4:1
  4. El gozo producido por,
    1. La experiencia de vivir en armonía 4:2-3
    2. La expresión de acción de gracias 4:4-7
    3. La excelencia de la reflexión en lo digno 4:8-9
    4. La capacitación para enfrentar cada situación 4:10-14
    5. La generosa donación de otros 4:15-20

Saludos finales 4:20-23

– Eduardo A. Hernández, Lockman Foundation, Biblia de Estudio: LBLA. (Editorial Fundación, Casa Editorial para La Fundación Bíblica Lockman, 2003), Fil.

Consejos para la lectura y la enseñanza de Filipenses

Debes prestar una atención constante a dos hilos que van por toda la carta: la rica colaboración que Pablo tiene con los filipenses y el patrón de vida sacrificial de Cristo y el cristiano. Para profundizar en la epístola a los filipenses asegúrate de estudiar cómo fue que la iglesia allí se fundó (ver Hechos 16).

– Traducido por exegetica.net de Ryken’s Bible Handbook, Carol Stream, IL: Tyndale House Publishers, 2005, p. 540.

*Salvo cuando se trate de material traducido por exegetica.net y en aquellos casos expresamente mencionados, todos los recursos citados están disponibles en formato digital Logos y normalmente se pueden conseguir en colecciones a precios reducidos en logos.com/es.