Top Menu

Orientación previa a 1 Timoteo

Versículos clave

1 Timoteo 1:18-19 Este mandamiento, hijo Timoteo, te encargo, para que, conforme a las profecías que se hicieron antes en cuanto a ti, milites por ellas la buena milicia, manteniendo la fe y buena conciencia. Por desecharla, algunos naufragaron en cuanto a la fe.

1 Timoteo 3:14-16 Esto te escribo, aunque tengo la esperanza de ir pronto a verte, para que, si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y defensa de la verdad. Indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, justificado en el Espíritu, visto de los ángeles, predicado a los gentiles, creído en el mundo, recibido arriba en gloria.

1 Timoteo 4:16 Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto te salvarás a ti mismo y a los que te escuchen.

 

 – Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998)

1. Autoría

  • 1-Autor: Pablo
  • 1-Fecha: Posiblemente alrededor del 64 d.C.
  • 1-Lugar: Deconocido

Reseñas

Nada dice la carta a propósito de fecha o lugar de redacción. …Puede pensarse, sin embargo, que Pablo se acercaba ya al final de su vida cuando redactó esta carta, en la que se descubre una estructura eclesiástica que parece ser posterior a los primeros esfuerzos de organización en la historia del cristianismo.

Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), 1 Ti.

Pablo visitó Éfeso alrededor del año 63 d.C., a continuación de ser liberado de su primera prisión romana. Poco después se marchó, dejando a Timoteo a cargo de la iglesia en ese lugar. Probablemente escribió la carta alrededor del año 64 d.C.

Biblia Plenitud (Editorial Caribe, 2000), 1 Tim.

Resulta difícil armonizar las circunstancias que presuponen las Pastorales [1 y 2 Timoteo y Tito] con una cronología de la vida de Pablo y con los datos biográficos de Timoteo y Tito. Se puede suponer un segundo período de la vida de Pablo posterior a los Hechos, es decir, posterior a los dos años de cautiverio de Pablo en Roma (Hch. 28:30–31). Se sitúa habitualmente en este momento un viaje a España proyectado por el Apóstol (cf. Ro. 15:24). Después, Pablo volvería a Roma y de nuevo le encarcelarían, esta vez más rigurosamente, hasta abocar a su condena a muerte y martirio. Las Pastorales pues, debieron de ser escritas durante esta segunda cautividad.

– A. Ropero, “PASTORALES, Epístolas,” ed. Alfonso Ropero Berzosa, Gran Diccionario Enciclopédico de La Biblia (Editorial CLIE, 2013), 1911.

Todas las cartas evidencian ser escritas por el apóstol (1 Ti. 1:1; 2 Ti. 1:1; Tit. 1:1). Además, dan una descripción similar a la que se encuentra entre sus otras cartas: era blasfemo y perseguidor de la iglesia, convertido y designado divinamente para ser apóstol, sufrió en defensa de la verdad. Las tres pastorales tienen, además, una estructura similar a las otras diez paulinas. También la relación con los destinatarios es la misma que se presenta en otras cartas paulinas y en Hechos. Se mencionan también ciertos colaboradores que aparecen en otras cartas paulinas como tales. Finalmente, las pastorales revelan a un autor con un interés por las iglesias y una teología que apunta nuevamente al corazón de Pablo.

– Horacio R. Piccardo, Introducción Al Cuerpo Epistolar Del Nuevo Testamento: Tomo 2 (Ediciones del centro, 2006), 161.

Las epístolas pastorales están fuera del registro de Hechos, por lo cual es difícil reconstruir este período de la vida de Pablo. Sin embargo, hay ciertos indicios que pueden extraerse de las mismas epístolas pastorales.

El contexto histórico de Hechos finaliza con Pablo en la cárcel en Roma. A la luz de 1 Ti. y Tito, Pablo se halla libre, mientras que en 2 Ti. no sólo está en la cárcel (2 Tim 1:8; 2:9), sino también esperando su sentencia final (2 Tim 4:5–8). De modo que entre ambos acontecimientos (encarcelamientos), el apóstol estuvo libre y siguió su trabajo misionero.

– Horacio R. Piccardo, Introducción Al Cuerpo Epistolar Del Nuevo Testamento: Tomo 2 (Ediciones del centro, 2006), 156.

2. Destinatarios

  • 2-Lectores: Timoteo
  • 2-Localidad: Éfeso

Reseñas

1 y 2 Timoteo fueron escritas al joven Timoteo, quien fue en un momento compañero de misiones de Pablo y que ahora tenía la función de líder (anciano) de la iglesia en Éfeso.

– Mary Batchelor, Abramos La Biblia (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

Las epístolas muestran a Timoteo, que estaría en los treinta a treinta y cinco años de edad, en un puesto directivo de responsabilidad, como representante de Pablo en la Iglesia de Asia Menor: igual que Tito (Tit. 1:5), Timoteo debe nombrar ministros (1 Ti. 5:22), ha de administrar también la disciplina de la iglesia (1 Ti. 5:19s) y supervisar el culto público.

– Horacio R. Piccardo, Introducción Al Cuerpo Epistolar Del Nuevo Testamento: Tomo 2 (Ediciones del centro, 2006), 157–158.

Timoteo vivía en Listra (Hch 16:1), pueblo en la pequeña provincia romana de Licaonia, ahora parte de Turquía. Su madre Eunice era judía (Hch 16:1), devotamente religiosa que había llegado a ser seguidora de Jesucristo (2 Ti 1:5). Su abuela Loida también era creyente (2 Ti 1:5). Su padre era griego, pero no hay mención de su conversión al cristianismo (Hch 16:1, 3). Durante su niñez, a Timoteo le habían enseñado el Antiguo Testamento (2 Ti 3:15), y puede haber venido a la fe salvadora en Cristo por el ministerio de Pablo en Listra (1:2, 18; 2 Ti 1:2; 1 Co 4:17) durante su primer viaje misionero (Hch 14:6–7).

En el segundo viaje (Hch 16:3) Pablo llevó consigo a Timoteo a causa de su buena reputación (Hch 16:2). Timoteo fue ordenado como evangelista (4:14; 2 Ti 1:6; 4:5) y ministró en varios lugares, incluyendo Filipos, Berea, Atenas, Tesalónica, Corinto y Efeso. El estaba a cargo de la obra en Efeso cuando Pablo le escribió esta carta (1:1–3) cerca del año 64 d.C.

– Eduardo A. Hernández, Lockman Foundation, Biblia de Estudio: LBLA. (Casa Editorial para La Fundación Bíblica Lockman, 2003), 1 Ti.

Timoteo y Tito no eran pastores propiamente dicho, sino delegados apostólicos o apóstoles (secundarios). De todos modos, el calificativo “pastoral” no agota su contenido, porque Pablo espera que las cartas sean leídas en las congregaciones; fueron enviadas a hombres que estaban al cuidado de ellas y, si bien contienen muchos elementos personales tienen, como hemos dicho, un carácter oficial y pretenden servir como guía a gente que esté al frente de las mismas. 1 Ti. y Tit. brindan los elementos de orden eclesiásticos más antiguos de la iglesia.

…Aunque el contenido de estas cartas fundamentalmente se dirige a los ministros del evangelio, la iglesia misma puede promover de una manera insuperable su propia pureza y prosperidad al estudiar con atención y oración estas epístolas.

– Horacio R. Piccardo, Introducción Al Cuerpo Epistolar Del Nuevo Testamento: Tomo 2 (Ediciones del centro, 2006), 175.

3. Ocasión

  • 3-Circunstancias: Timoteo, siendo un líder jóven, se encontraba al cargo de la iglesia de Éfeso como “pastor”. Pablo le escribe para darle instrucciones sobre su tarea.
  • 3-Propósito: 1 Timoteo 3:15 “…para que … sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y defensa de la verdad.”

Reseñas

1 y 2 Timoteo y Tito se llaman epístolas «pastorales» porque tratan de las necesidades de la iglesia como «rebaño» de Dios. Pablo las escribe para darles directrices a estos dos jóvenes sobre el cuidado o «pastoreo» de las iglesias a su cargo.

– Mary Batchelor, Abramos La Biblia (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

El versículo clave es 1 Tim 3:15, para que … sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios. Comprendiendo que el comportamiento se basa en lo que se cree, Pablo recalca la sana doctrina.

– Henrietta C. Mears, Lo Que Nos Dice La Biblia (Editorial Vida, 1979), 515.

La primera carta da a entender que Timoteo se encontraba en Éfeso, donde Pablo le había dejado con la misión de velar por la sana enseñanza frente a ciertas doctrinas erróneas que se estaban difundiendo, y de cuidar del buen orden en la iglesia.

Dios Habla hoy—Edición Interconfesional de Estudio (castellano Peninsular) (Sociedades Bíblicas Unidas, 2002), 1 Ti.

Una de las cosas a recordar en cuanto a esta época de la iglesia primitiva, es que no había edificios eclesiásticos. Los grupos de creyentes se reunían en las casas. No se edificaron iglesias hasta unos 200 años después de los días de Pablo, y no antes de que Constantino terminase con la persecución de los cristianos. Esto significaba que habría cientos de congregaciones pequeñas, cada una con su pastor. A estos pastores se les llamaba “ancianos” (Hechos 20:17). En estas cartas a Timoteo se les llama “obispos” (1 Tim 3:1). La obra de Timoteo estaba en relación con dichos pastores. Tengamos presente que no había seminarios para la preparación de líderes. Pablo tenía que formar a los colaboradores él mismo. Pero a pesar de la falta de edificios y de seminarios teológicos, y también a pesar de las continuas persecuciones, la iglesia creció increíblemente.

– Henrietta C. Mears, Lo Que Nos Dice La Biblia (Editorial Vida, 1979), 516–517.

Aparentemente Pablo se da cuenta de que su tiempo en la tierra ha llegado casi a su fin, y su mente está en dar dirección a aquellos que lo han seguido en posiciones de responsabilidad. Él está considerando las demandas de la organización de la iglesia y escribe para confirmar ciertos asuntos, principalmente sobre los oficiales de la iglesia, que habrían sido oportunamente impartidos oralmente entre sus asociados (cf. Tit. 1:5).

– Horacio R. Piccardo, Introducción Al Cuerpo Epistolar Del Nuevo Testamento: Tomo 2 (Ediciones del centro, 2006), 168.

En cuanto a [1 Timoteo y Tito], Pablo parece haber estado recientemente con los destinatarios. Parte de lo que escribe ya fue dicho oralmente. En ambas se dan instrucciones por escrito para las características de los oficiales de la iglesia, cosas que obviamente, tanto Timoteo como Tito lo sabrían. De modo que el propósito sería fortalecer sus manos con la autoridad formal por escrito; esto podría respaldarse por la conclusión de las dos epístolas, que si bien eran dirigidas a individuos particulares, estaban también intencionadas para ser leídas ante la congregación.

Además estas dos epístolas instan a cultivar la sana doctrina y la conducta recta como también enseñarlas a otros (1 Ti. 4:11; 6:2; Tit. 2:1, 15; 3:8)7

– Horacio R. Piccardo, Introducción Al Cuerpo Epistolar Del Nuevo Testamento: Tomo 2 (Ediciones del centro, 2006), 169.

4. Características

  • 4-Género: Epístola
  • 4-Estilo: Carta pastoral personal, carta oficial, litotes, listas, juego de palabras, aposiciones
  • 4-Guía literaria: Véase también Epístola como género literario.

Reseñas

Mientras que 1 Ti. y Tit. son cartas oficiales, 2 Ti es de carácter privado. En las dos primeras la fórmula de agradecimiento inicial típica está ausente y en su lugar se presenta el encargo por escrito de la misión a la que había sido asignado. Asimismo en los finales de ambos los términos personales, encargos y salutaciones se reducen a un mínimo (1 Ti. 6:20, 21; Tit. 3:12ss). Esto es típico de misivas oficiales. Por otro lado, los contenidos de ambas cartas muestran también la oficialidad de su carácter, dando una serie de instrucciones y, al mismo tiempo, siendo credenciales de legitimación para los respectivos delegados apostólicos.

Por otro lado, el hecho de que Pablo mencione su “título” de apóstol muestra que él tenía en mente que estas cartas, las tres, irían a ser leídas por otros, especialmente por aquellos que menospreciaban las palabras de los destinatarios oficiales de las mismas.

– Horacio R. Piccardo, Introducción Al Cuerpo Epistolar Del Nuevo Testamento: Tomo 2 (Ediciones del centro, 2006), 174.

En lo estilítico, Pablo es amigo de los litotes: “no se avergüenza” de haber creído en Jesucristo (2 Ti. 1:12), la Palabra “no está presa” (2 Ti. 2:9), Dios “no miente” (Tit. 1:2). Esto es común en Pablo en otros de sus escritos91, aunque las pastorales son más sobrias y tranquilas que aquéllas.

También hay enumeraciones o listas. Así aparecen las virtudes o vicios (1 Ti. 3:1–12; 6:4, 5; 2 Ti. 3:2–5; 3:10, 11: Ti. 3:3).

Hay juego de palabras: “rico” y “ricamente” (1 Ti 6:17), “amadores de” (2 Ti. 3:4), “perfecto” y “perfectamente” (2 Ti. 3:17), “a tiempo y fuera de tiempo” (2 Ti. 4:2).

También hay muchas aposiciones, muy característico de Pablo, como también espontáneas doxologías. La cantidad de adjetivos es sorprendentemente grande. … También es curiosa la cantidad de nombres propios que aparecen.

– Horacio R. Piccardo, Introducción Al Cuerpo Epistolar Del Nuevo Testamento: Tomo 2 (Ediciones del centro, 2006), 173–174.

Las “pastorales”, comparadas con el resto de las paulinas, ofrecen diversas peculiaridades que las distinguen claramente. Su lenguaje se diferencia bastante de las demás, incorporando algunos términos y expresiones propias, que no aparecen en otros escritos característicos de Pablo.

Dios Habla hoy—Edición Interconfesional de Estudio (castellano Peninsular) (Sociedades Bíblicas Unidas, 2002), 1 Ti.

5. Contenido

  • 5-Temas: Los falsos maestros, el culto público, las autoridades de la iglesia, un vida cristiana ejemplar
  • 5-Doctrinas: El uso del Antiguo Testamento, Dios, Cristología, Espíritu Santo, Soteriología, Eclesiología, La iglesia y los oficiales, El rol de la mujer, Credos, fe y enseñanza, Himnos y doxologías, Vida cristiana, Escatología

Reseñas

Hendriksen menciona los siguientes puntos que hacen a las pastorales relevantes para su estudio:

  • Ponen énfasis en la sana doctrina.
  • Exigen una vida consagrada.
  • Responden a la pregunta si los credos tienen algún valor.
  • Nos muestran las actividades finales de Pablo.
  • Brindan una valiosa información de la iglesia en el tercer cuarto del siglo I d.C.

– Horacio R. Piccardo, Introducción Al Cuerpo Epistolar Del Nuevo Testamento: Tomo 2 (Ediciones del centro, 2006), 186.

Después de hablar sobre las falsas enseñanzas que se propagaban en Éfeso, Pablo aconseja a Timoteo acerca de la oración en la iglesia. Después le hace indicaciones para escoger a las autoridades en la iglesia; las exigencias son de alto nivel… (1 Ti 3.2–7)

Pablo describe las relaciones dentro de la iglesia como si fueran de familia… (1 Ti 5.1–2)

Pablo había depositado un gran caudal de afecto y confianza en Timoteo. Termina su carta con el siguiente ruego: «Guarda lo que se te ha encomendado».

– Mary Batchelor, Abramos La Biblia (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

Cuando Timoteo actuaba de pastor en Efeso, Pablo escribió sus dos cartas a Timoteo, como cartas de instrucción y orientación para Timoteo, por cierto, pero también como manual para pastores cristianos en todas las épocas. Pablo instruyó a Timoteo para que tratase severamente a los falsos maestros, para que dirigiese el culto público, eligiese las autoridades de la iglesia, y para que trabajase con todos los elementos que había en ella. Pero más importante que todo esto, debía vivir una vida que fuera ejemplo para todos. A Timoteo le tocó una tarea difícil.

– Henrietta C. Mears, Lo Que Nos Dice La Biblia (Editorial Vida, 1979), 516.

6. Desarrollo

  • 6-Argumento: “Pablo escribió a Timoteo para animarle en la fe (1 Tim 1:18, 19) y para que supiera cómo debía comportarse en la iglesia (1 Tim 3:15). Le da instrucciones sobre la oración pública, la elección de los líderes, el cuidado de las viudas, etc.; recalca la necesidad de una doctrina unida a una vida santa y lo alerta en contra de los falsos maestros.” (Nelson y Rojas Mayo, Nelson Nuevo Diccionario Ilustrado de La Biblia).
  • 6-Estructura: “Saludo de apertura (1:1-2)…Ordenando y organizando la casa de Dios: Parte I (1:3-3:16)…Ordenando y organizando la casa de Dios: Parte II (4:1-6:21a)…Respecto a otros grupos dentro de la casa de Dios (5:1-6:2a)…Contraste entre buenos y falsos maestros: Piedad, codicia y el uso correcto de la riqueza (6:2b-21a)” (Philip H. Towner, The Letters To Timothy And Titus, 437).
  • 6-Análisis: Véase también Bosquejos analíticos de 1 Timoteo.

Reseñas

En 1 Timoteo el apóstol comienza exhortando a Timoteo a ocuparse decisivamente de ciertos maestros que tienen nociones corrompidas tanto de la ley como del evangelio. Pablo hace referencia a su propio derecho de ofrecer medidas correctivas a causa de la misericordia divina que le fuera extendida en sus días de pecador cuando era perseguidor de la iglesia, e incluye la vocación de Timoteo al servicio cristiano como elemento que lo hacía apto para esta difícil misión (capítulo 1). Al abocarse a las necesidades de la iglesia, Pablo solicita que se hagan oraciones por todos los hombres, especialmente por aquellos que ocupan cargos públicos, tras lo cual pasa a tratar la posición y la conducta de las mujeres (capítulo 2). A continuación viene una enunciación de los requisitos para obispos y diáconos, lo que lleva a una exposición de la iglesia como custodia y apoyo de la verdad (capítulo 3). A diferencia de aquellos que se alejan de la fe, Timoteo debe entregarse a la piedad y al servicio cristiano útil (capítulo 4). Se dan direcciones para tratar con los diferentes grupos que existen en la iglesia, especialmente los ancianos y las viudas (capítulo 5). La epístola concluye mencionando una variedad de asuntos, que incluyen admoniciones a los esclavos, advertencias en contra de la codicia, y un fuerte desafío a Timoteo a librar una buena batalla a favor de la verdad (capítulo 6).

– Everett F. Harrison, Introducción Al Nuevo Testamento (Libros Desafío, 1980), 346.

  1. Introducción 1.1-20
    1. Salutación 1.1,2
    2. Encargo a Timoteo 1.3-11
    3. Agradecimientos 1.12-17
    4. Reafirmación del encargo 1.18-20
  2. Instrucciones sobre la iglesia 2.1-3.16
    1. El culto 2.1-15
    2. Sus oficiales 3.1-13
    3. Sus funciones en relación con la verdad 3.14-16
  3. Instrucciones sobre los deberes pastorales 4.1-6.10
    1. Hacia la iglesia como un todo 4.1-16
    2. Hacia las distintas clases en el seno de la iglesia 5.1-6.10
  4. Exhortaciones finales 6.11-21
    1. Mantener la fe y pelear la batalla 6.11-16
    2. Presentar el reclamo de la iglesia a los ricos 6.17-19
    3. Guardar la verdad 6.20,21

– Biblia Plenitud (Editorial Caribe, 2000), 1 Tim.

Consejos para la lectura y la enseñanza de 1 Timoteo

Hay que tener en mente que Timoteo recibió esta carta mientras servía en Éfeso y que otras porciones de la historia de esa iglesia aparecen en otros lugares del Nuevo Testamento. Para repasar su fundación, su conflicto con el paganismo, y las relaciones de sus líderes con el Apóstol Pablo, puedes leer Hechos 19 y 20:17-38. Para ver lo que pasó más adelante, leer Apocalipsis 2:1-7. El tema de la enseñanza falsa aparece a lo largo de estos pasajes (ver también la predicción de Pablo en Hechos 20:29-30).

Mientras trabajas con 1 Timoteo pregunta, ¿Cuáles eran las motivaciones personales y las convicciones principales de los falsos maestros? ¿Qué efectos producía su enseñanza en la iglesia? ¿De qué maneras estaban diseñadas las instrucciones de Pablo a Timoteo para proteger a la iglesia de estos peligros?

– Traducido por exegetica.net de Ryken’s Bible Handbook, Carol Stream, IL: Tyndale House Publishers, 2005, p. 564.

*Salvo cuando se trate de material traducido por exegetica.net y en aquellos casos expresamente mencionados, todos los recursos citados están disponibles en formato digital Logos y normalmente se pueden conseguir en colecciones a precios reducidos en logos.com/es.