Top Menu

Orientación previa a 2 Timoteo

Versículos clave

2 Timoteo 2:1-2 Tú, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús. Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros.

2 Timoteo 3:16 Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,

2 Timoteo 4:5 Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio.

 – Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998)

1. Autoría

  • 1-Autor: Pablo
  • 1-Fecha: 66 o 67 d.C.
  • 1-Lugar: Roma

Reseñas

Esta Segunda epístola a Timoteo, discípulo y colaborador de Pablo, tiene un acento especialmente dramático. Según algunos interpretan los testimonios que encontramos en la propia carta, su redacción puede situarse en la época de Nerón, por los años 66 ó 67, cuando el apóstol se encuentra preso en Roma (2 TIm 2.9; cf. 1.8, 16–17).

Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), 2 Ti.

Todas las cartas evidencian ser escritas por el apóstol (1 Ti. 1:1; 2 Ti. 1:1; Tit. 1:1). Además, dan una descripción similar a la que se encuentra entre sus otras cartas: era blasfemo y perseguidor de la iglesia, convertido y designado divinamente para ser apóstol, sufrió en defensa de la verdad. Las tres pastorales tienen, además, una estructura similar a las otras diez paulinas. También la relación con los destinatarios es la misma que se presenta en otras cartas paulinas y en Hechos. Se mencionan también ciertos colaboradores que aparecen en otras cartas paulinas como tales. Finalmente, las pastorales revelan a un autor con un interés por las iglesias y una teología que apunta nuevamente al corazón de Pablo.

– Horacio R. Piccardo, Introducción Al Cuerpo Epistolar Del Nuevo Testamento: Tomo 2 (Ediciones del centro, 2006), 161.

Las epístolas pastorales están fuera del registro de Hechos, por lo cual es difícil reconstruir este período de la vida de Pablo. Sin embargo, hay ciertos indicios que pueden extraerse de las mismas epístolas pastorales.

El contexto histórico de Hechos finaliza con Pablo en la cárcel en Roma. A la luz de 1 Ti. y Tito, Pablo se halla libre, mientras que en 2 Ti. no sólo está en la cárcel (2 Tim 1:8; 2:9), sino también esperando su sentencia final (2 Tim 4:5–8). De modo que entre ambos acontecimientos (encarcelamientos), el apóstol estuvo libre y siguió su trabajo misionero.

– Horacio R. Piccardo, Introducción Al Cuerpo Epistolar Del Nuevo Testamento: Tomo 2 (Ediciones del centro, 2006), 156.

2. Destinatarios

  • 2-Lectores: Timoteo
  • 2-Localidad: Éfeso

Reseñas

1 y 2 Timoteo fueron escritas al joven Timoteo, quien fue en un momento compañero de misiones de Pablo y que ahora tenía la función de líder (anciano) de la iglesia en Éfeso.

– Mary Batchelor, Abramos La Biblia (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

Timoteo fue uno de los colaboradores más fieles de Pablo, y su nombre aparece mencionado en varias de las restantes cartas paulinas (cf., por ej., Ro 16.21; 2 Co 1.1; Flp 1.1). En Hch 16.1-3 se dice que era de madre judía creyente, es decir, que se había hecho cristiana, y de padre griego, o sea pagano.

– Dios Habla hoy—Edición Interconfesional de Estudio (castellano Peninsular) (Sociedades Bíblicas Unidas, 2002), 1 Ti.

Las epístolas muestran a Timoteo, que estaría en los treinta a treinta y cinco años de edad, en un puesto directivo de responsabilidad, como representante de Pablo en la Iglesia de Asia Menor: igual que Tito (Tit. 1:5), Timoteo debe nombrar ministros (1 Ti. 5:22), ha de administrar también la disciplina de la iglesia (1 Ti. 5:19s) y supervisar el culto público.

– Horacio R. Piccardo, Introducción Al Cuerpo Epistolar Del Nuevo Testamento: Tomo 2 (Ediciones del centro, 2006), 157–158.

Timoteo y Tito no eran pastores propiamente dicho, sino delegados apostólicos o apóstoles (secundarios). De todos modos, el calificativo “pastoral” no agota su contenido, porque Pablo espera que las cartas sean leídas en las congregaciones; fueron enviadas a hombres que estaban al cuidado de ellas y, si bien contienen muchos elementos personales tienen, como hemos dicho, un carácter oficial y pretenden servir como guía a gente que esté al frente de las mismas. 1 Ti. y Tit. brindan los elementos de orden eclesiásticos más antiguos de la iglesia.

…Aunque el contenido de estas cartas fundamentalmente se dirige a los ministros del evangelio, la iglesia misma puede promover de una manera insuperable su propia pureza y prosperidad al estudiar con atención y oración estas epístolas.

– Horacio R. Piccardo, Introducción Al Cuerpo Epistolar Del Nuevo Testamento: Tomo 2 (Ediciones del centro, 2006), 175.

3. Ocasión

  • 3-Circunstancias: “Aparentemente Pablo se da cuenta de que su tiempo en la tierra ha llegado casi a su fin, y su mente está en dar dirección a aquellos que lo han seguido en posiciones de responsabilidad” (Piccardo, Introducción Al Cuerpo Epistolar Del Nuevo Testamento: Tomo 2, 168).
  • 3-Propósito: Pablo escribe a Timoteo con la esperanza de poder verle antes de su inminente condena a muerte, impartiéndole unas últimas palabras de estímulo para su labor como pastor de la iglesia de Éfeso.

Reseñas

Después de escribir su primera epístola a Timoteo, Pablo fue arrestado nuevamente, en Grecia o Asia Menor, y llevado rápidamente de vuelta a Roma, esta vez como criminal (2 Tim 2:9). Mientras esperaba en la cárcel romana que llegara “el tiempo de mi partida”, escribió esta última carta a su amado hijo en el evangelio, Timoteo. …Este segundo encarcelamiento fue muy diferente del primero. Entonces tenía su propia casa alquilada; ahora lo tenían encerrado y vigilado estrechamente. Antes, constituía el centro de un amplio círculo de amistades, y estaba accesible a todos, pero ahora estaba solo (2 Tim 4:10–12). Antes, tenía la esperanza de salir libre; ahora esperaba morir (2 Tim 4:6). Pablo ya había comparecido ante el perverso Nerón, pero el caso había sido postergado (2 Tim 4:16, 17). Esperaba tener que comparecer nuevamente en el invierno, y le escribió a Timoteo pidiéndole que acudiese inmediatamente y llevase consigo a Marcos también.

– Henrietta C. Mears, Lo Que Nos Dice La Biblia (Editorial Vida, 1979), 523–524.

Quizá en 2 Ti. se vean más claramente los propósitos de su escritura. Pablo anima a Timoteo a encender el don que ya había recibido (2 Ti. 1:3–7), le recuerda su propio ejemplo (2 Tim 3:10ss) y lo exhorta a predicar la palabra (2 Tim 4:2s) como una serie de exhortaciones que se extienden a lo largo de toda la carta (2 TIm 1:6, 8, 13s; 2:1, 22; 3:14; 4:1). En dos oportunidades le pide que vaya a verlo (2 Tim 4:9, 21), aunque él mismo no sabe si va a poder verlo de nuevo (2 Tim 4:6). A la luz de las expresiones del último capítulo surge claramente que ésta fue la última carta del apóstol.

– Horacio R. Piccardo, Introducción Al Cuerpo Epistolar Del Nuevo Testamento: Tomo 2 (Ediciones del centro, 2006), 168.

1 y 2 Timoteo y Tito se llaman epístolas «pastorales» porque tratan de las necesidades de la iglesia como «rebaño» de Dios. Pablo las escribe para darles directrices a estos dos jóvenes sobre el cuidado o «pastoreo» de las iglesias a su cargo.

– Mary Batchelor, Abramos La Biblia (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

Es más fácil determinar el propósito de 2 Tim. que de las otras dos cartas [1 Tim. y Tito], porque ésta fue claramente escrita mientras Pablo estaba esperando el resultado del juicio. Es un urgente pedido a Timoteo para que trate de ir a verle mientras aún hay tiempo. Hay algunos pedidos personales en 2 Tim. 4 en relación con una capa, algunos libros y pergaminos. La carta entera es un aliento a Timoteo en el ejercicio de su ministerio

– D.A. Carson et al., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

Una de las cosas a recordar en cuanto a esta época de la iglesia primitiva, es que no había edificios eclesiásticos. Los grupos de creyentes se reunían en las casas. No se edificaron iglesias hasta unos 200 años después de los días de Pablo, y no antes de que Constantino terminase con la persecución de los cristianos. Esto significaba que habría cientos de congregaciones pequeñas, cada una con su pastor. A estos pastores se les llamaba “ancianos” (Hechos 20:17). En estas cartas a Timoteo se les llama “obispos” (1 Tim 3:1). La obra de Timoteo estaba en relación con dichos pastores. Tengamos presente que no había seminarios para la preparación de líderes. Pablo tenía que formar a los colaboradores él mismo. Pero a pesar de la falta de edificios y de seminarios teológicos, y también a pesar de las continuas persecuciones, la iglesia creció increíblemente.

– Henrietta C. Mears, Lo Que Nos Dice La Biblia (Editorial Vida, 1979), 516–517.

Aparentemente Pablo se da cuenta de que su tiempo en la tierra ha llegado casi a su fin, y su mente está en dar dirección a aquellos que lo han seguido en posiciones de responsabilidad. Él está considerando las demandas de la organización de la iglesia y escribe para confirmar ciertos asuntos, principalmente sobre los oficiales de la iglesia, que habrían sido oportunamente impartidos oralmente entre sus asociados (cf. Tit. 1:5).

– Horacio R. Piccardo, Introducción Al Cuerpo Epistolar Del Nuevo Testamento: Tomo 2 (Ediciones del centro, 2006), 168.

4. Características

  • 4-Género: Epístola
  • 4-Estilo: Carta pastoral personal, carta oficial, litotes, listas, juego de palabras, aposiciones
  • 4-Guía literaria: Véase también Epístola como género literario.

Reseñas

Mientras que 1 Ti. y Tit. son cartas oficiales, 2 Ti es de carácter privado. En las dos primeras la fórmula de agradecimiento inicial típica está ausente y en su lugar se presenta el encargo por escrito de la misión a la que había sido asignado. Asimismo en los finales de ambos los términos personales, encargos y salutaciones se reducen a un mínimo (1 Ti. 6:20, 21; Tit. 3:12ss). Esto es típico de misivas oficiales. Por otro lado, los contenidos de ambas cartas muestran también la oficialidad de su carácter, dando una serie de instrucciones y, al mismo tiempo, siendo credenciales de legitimación para los respectivos delegados apostólicos.

Por otro lado, el hecho de que Pablo mencione su “título” de apóstol muestra que él tenía en mente que estas cartas, las tres, irían a ser leídas por otros, especialmente por aquellos que menospreciaban las palabras de los destinatarios oficiales de las mismas.

– Horacio R. Piccardo, Introducción Al Cuerpo Epistolar Del Nuevo Testamento: Tomo 2 (Ediciones del centro, 2006), 174.

En lo estilítico, Pablo es amigo de los litotes: “no se avergüenza” de haber creído en Jesucristo (2 Ti. 1:12), la Palabra “no está presa” (2 Ti. 2:9), Dios “no miente” (Tit. 1:2). Esto es común en Pablo en otros de sus escritos91, aunque las pastorales son más sobrias y tranquilas que aquéllas.

También hay enumeraciones o listas. Así aparecen las virtudes o vicios (1 Ti. 3:1–12; 6:4, 5; 2 Ti. 3:2–5; 3:10, 11: Ti. 3:3).

Hay juego de palabras: “rico” y “ricamente” (1 Ti 6:17), “amadores de” (2 Ti. 3:4), “perfecto” y “perfectamente” (2 Ti. 3:17), “a tiempo y fuera de tiempo” (2 Ti. 4:2).

También hay muchas aposiciones, muy característico de Pablo, como también espontáneas doxologías. La cantidad de adjetivos es sorprendentemente grande. … También es curiosa la cantidad de nombres propios que aparecen.

– Horacio R. Piccardo, Introducción Al Cuerpo Epistolar Del Nuevo Testamento: Tomo 2 (Ediciones del centro, 2006), 173–174.

Las “pastorales”, comparadas con el resto de las paulinas, ofrecen diversas peculiaridades que las distinguen claramente. Su lenguaje se diferencia bastante de las demás, incorporando algunos términos y expresiones propias, que no aparecen en otros escritos característicos de Pablo.

Dios Habla hoy—Edición Interconfesional de Estudio (castellano Peninsular) (Sociedades Bíblicas Unidas, 2002), 1 Ti.

5. Contenido

  • 5-Temas: Fidelidad a Cristo y a su evangelio, ministerio pastoral, evangelismo, disciplina en la iglesia, advertencias morales y doctrinales
  • 5-Doctrinas: El uso del Antiguo Testamento, Dios, Cristología, Espíritu Santo, Soteriología, Eclesiología, La iglesia y los oficiales, El rol de la mujer, Credos, fe y enseñanza, Himnos y doxologías, Vida cristiana, Escatología

Reseñas

De la presente epístola, la última del apóstol, se ha dicho que representa su testamento espiritual. En ella exhorta a su «amado hijo» Timoteo (2 Tim 1.2) a mantenerse fiel y a no avergonzarse de ser testigo de Jesucristo (2 Tim 1.6–2.13). Y le encarga que anuncie con diligencia el evangelio (2 Tim 3.14–4.2), que amoneste con prudencia a los creyentes (2 Tim 2.14), que los corrija con humildad (2 Tim 2.24–25) y que esté dispuesto a hacer frente a las penalidades «como buen soldado de Jesucristo» (2 TIm 2.3. Cf. 2.9; 3.12; 4.5).

La epístola también previene a Timoteo contra conductas desviadas que algún día podrían llegar a introducirse en la iglesia, cuando gente «con apariencia de piedad» (2 Tim 3.5), «hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe» (2 Tim 3.8), se «apartarán de la verdad… y se volverán a las fábulas» (4.4).

Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), 2 Ti.

Toda la epístola es un llamado ferviente a la fidelidad a Cristo y a su evangelio, con nuevas advertencias sobre el peligro de índole moral y doctrinal. Por el tono emocional que embarga toda la carta, puede considerarse como el testamento de Pablo.

– Wilton M. Nelson y Juan Rojas Mayo, Nelson Nuevo Diccionario Ilustrado de La Biblia (Editorial Caribe, 1998).

Hendriksen menciona los siguientes puntos que hacen a las pastorales relevantes para su estudio:

  • Ponen énfasis en la sana doctrina.
  • Exigen una vida consagrada.
  • Responden a la pregunta si los credos tienen algún valor.
  • Nos muestran las actividades finales de Pablo.
  • Brindan una valiosa información de la iglesia en el tercer cuarto del siglo I d.C.

– Horacio R. Piccardo, Introducción Al Cuerpo Epistolar Del Nuevo Testamento: Tomo 2 (Ediciones del centro, 2006), 186.

6. Desarrollo

  • 6-Argumento: “En esta carta, Pablo, consciente de que el fin estaba cerca, entregó el manto no apostólico de ministerio a Timoteo (2 Tim 2:2) y lo exhortó a permanecer fiel en sus deberes (2 TIm 1:6), retener la sana doctrina (2 Tim 1:13, 14), evitar el error (2 Tim 2:15–18), aceptar la persecución por el evangelio (2 Tim 2:3, 4; 3:10–12), poner su confianza en las Escrituras y predicarla implacablemente (2 Tim 3:15–4:5)” (MacArthur, Biblia de Estudio MacArthur, 2 Ti).
  • 6-Estructura: “1:1–18 Desafío a ser fieles…2:1–26 Consejo especial a Timoteo….3:1–17 Predicciones y encargos…4:1–22 Pablo se despide de Timoteo” (Carson et al., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno, 2 Ti).
  • 6-Análisis: Véase también Bosquejos analíticos de 2 Timoteo.

Reseñas

2 Timoteo tiene una atmósfera propia. Comienza con reminiscencias de la historia espiritual de Timoteo y de la de Pablo, encomendado a ambos a la protección de la verdad (capítulo 1). Aun cuando otros están fallando, Pablo cuenta con que Timoteo sea un buen soldado de Cristo, un trabajador que usa bien la palabra de verdad, y un hábil maestro (capítulo 2). El presente tiene su cuota de hombres impíos (y el futuro también lo tendrá), que utilizan la religión para promover sus propios intereses. Pero el ejemplo de Pablo y el uso apropiado de las Escrituras capacitarán a Timoteo para estar equipado para toda buena obra (capítulo 3). La carta cierra con una nota de urgencia—predica la palabra mientras puedas, mi propio tiempo es breve, ven a mi pronto (capítulo 4).

– Everett F. Harrison, Introducción Al Nuevo Testamento (Libros Desafío, 1980), 346.

La parte central de la carta comprende, ante todo, una exhortación a no avergonzarse del evangelio, de ese evangelio al cual Pablo ha entregado su vida. Timoteo también debe estar dispuesto a sufrir con valor “como un buen soldado de Cristo Jesús” (1.6—2.13).

En seguida vienen algunas exhortaciones sobre la actitud que Timoteo debe asumir frente a los que enseñan doctrinas erróneas. Se le recuerda que esos errores son característicos de una época de crisis, y se le dan nuevas recomendaciones referentes a sus deberes pastorales. Finalmente, hay algunas instrucciones y noticias de carácter personal (2.14—4.18).

– Dios Habla hoy—Edición Interconfesional de Estudio (castellano Peninsular) (Sociedades Bíblicas Unidas, 2002), 2 Ti.

Consejos para la lectura y la enseñanza de 1 Timoteo

Explora el significado de las metáforas que Pablo utiliza para describir el ministerio de Timoteo como maestro, soldado, atleta, obrero, granjero, vaso, y siervo.

En sus exhortaciones a Timoteo, Pablo con frecuencia apela a su propia vida como ejemplo o modelo para otros a seguir. Mantén una lista de lo que aprendemos acerca de la vida y ministerio de Pablo a medida que la epístola avanza. Luego reflexiona sobre las maneras en que todos los cristianos pueden aplicar este modelo a sus propias vidas.

Toma nota de las formas en que esta epístola ofrece dirección para creyentes que están sufriendo adversidades y preparando para la muerte.

– Traducido por exegetica.net de Ryken’s Bible Handbook, Carol Stream, IL: Tyndale House Publishers, 2005, p. 569-570.

*Salvo cuando se trate de material traducido por exegetica.net y en aquellos casos expresamente mencionados, todos los recursos citados están disponibles en formato digital Logos y normalmente se pueden conseguir en colecciones a precios reducidos en logos.com/es.