Top Menu

Orientación previa a 1 Pedro

Versículos clave

1 Pedro 1:6-7  Por lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, para que, sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro (el cual, aunque perecedero, se prueba con fuego), sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo.

1 Pedro 2:4-5 Acercándoos a él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, pero para Dios escogida y preciosa, vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo.

1 Pedro 4:12-14 Amados, no os sorprendáis del fuego de la prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciera. Al contrario, gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría. Si sois ultrajados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros. Ciertamente, por lo que hace a ellos, él es blasfemado, pero por vosotros es glorificado.

1 Pedro 5:12 Por conducto de Silvano, a quien tengo por hermano fiel, os he escrito brevemente, amonestándoos y testificando que esta es la verdadera gracia de Dios, en la cual estáis.

 – Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998)

1. Autoría

  • 1-Autor: Pedro
  • 1-Fecha: Probablemente entre 60 y 63 d.C. durante el reinado de Nerón
  • 1-Lugar: “Babilonia”, lo que más probable es un nombre críptico para Roma

Reseñas

La tradición de la iglesia primitiva afirma que el apóstol Pedro fue el autor de la carta conocida como 1 Pedro.

Nuevo Comentario Ilustrado de La Biblia (Editorial Caribe, 2003), 1644.

El autor dice que es “Pedro, apóstol de Jesucristo“(1 P. 1:1) y “testigo de los sufrimientos de Cristo” (1 P. 5:1). Escribe con la ayuda de Silas o Silvano, desde un lugar que llama “Babilonia”, donde su “hijo” Marcos le acompaña (1 P. 5:12, 13). Así como aparece esta evidencia directa de que Pedro el apóstol fue el autor, la carta alude con frecuencia a la vida y enseñanza de Jesús.

…La mayoría de la evidencia, tanto externa como interna, parecería apoyar el criterio tradicional de que Pedro el apóstol escribió esta carta.

– D.A. Carson et al., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000), 1 P.

Es evidente que esta epístola tuvo mucha influencia sobre el pensamiento de los cristianos primitivos, y no existe sugerencia alguna de que haya sido atribuida a otra persona que no fuera Pedro….

En 1 Pedro 1:1 el autor se identifica como “Pedro, apóstol de Jesucristo”. Y hay un solo hombre en el NT que tiene este nombre. Además, él es testigo de los sufrimientos de Jesucristo (1 P. 5:1). Una evidencia adicional de que Pedro escribió esta epístola recae en las varias alusiones al ministerio de Jesucristo. En 1 P. 5:2, el autor exhorta a los ancianos de la siguiente manera: “Pastoread la grey de Dios que está entre vosotros”. Éstas son prácticamente las mismas palabras que Jesús le dijo a Pedro (Jn. 21:15–17). En 1 P. 5:6, el escritor apremia a todos los creyentes: “revestíos de humildad”. Un ejemplo de humildad se halla en Jn. 13:2–17, en el que el Señor se revistió a sí mismo de humildad al ceñirse con una toalla y lavar los pies de sus discípulos. Una tercera alusión al ministerio del Señor se halla en 1 Ped 5:7 donde dice: “echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros”. Compárese esto con la afirmación del Señor en Mt. 11:18–30. Existe también una gran similitud entre esta carta y los discursos de Pedro contenidos en Hechos, por ejemplo: 1 P. 1:17 (cf. Hch. 10:34); 1 P. 1:21 (cf. Hch. 2:32–36; 10:40, 41); 1 P. 2:7, 8 (cf. Hch. 4:10, 11); 1 P. 2:24 (cf. Hch. 5:30; 10:39).

– Horacio R. Piccardo, Introducción Al Cuerpo Epistolar Del Nuevo Testamento: Tomo 3 (Ediciones del centro, 2006), 55.

En 1 P. 5:13 el autor manda saludos de “la iglesia que está en Babilonia, elegida juntamente con vosotros”. Esto suena como una referencia a una iglesia local en Babilonia, pero es improbable que Pedro hubiera ido a la antigua capital del imperio de Nabucodonosor. Para el tiempo de Pedro era una ruina escasamente poblada (cumpliendo Isa. 14:23). En Apoc. 16:19 y 17:5 Babilonia se usa como un nombre críptico para Roma, y Col. 4:10 y Film. 24 (muy probablemente escritas en Roma) muestran que Marcos estaba allí con Pablo.

En 2 Tim. 4:11 Marcos aparece en Asia Menor y Pablo lo manda buscar, muy probablemente a Roma. El hecho de que ni Pedro ni Pablo mencione a los demás en la lista de los que mandan saludos desde Roma sólo sugiere que no estaban todos juntos en el momento de escribir las cartas. Todo esto apunta a la teoría de que Pedro estaba escribiendo desde Roma, lo que es apoyado por la evidencia de Tertuliano (Contra las herejías, 36) y Eusebio (Historia Eclesiástica, 2.25.8; 2.15.2 y 3.1.2, 3).

Teniendo en cuenta lo que ya se ha dicho sobre los cristianos siendo perseguidos, la mejor fecha parece ser bajo el reinado de Nerón (54–68). Como Pedro no hace referencia al martirio de Pablo, que debe haber tenido lugar durante el estallido de la persecución en Roma en el año 64, probablemente la carta fue escrita antes (ver también 1 P. 2:13). La relación con otros escritos hacen pensar que se debe sugerir una fecha después del 60. Hasta donde podemos sacar alguna conclusión de la evidencia, la carta probablemente fue escrita c. 63, 64.

– D.A. Carson et al., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000), 1 P.

2. Destinatarios

  • 2-Lectores: “A los expatriados, de la dispersión en el Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia, elegidos según el previo conocimiento de Dios Padre, por la obra santificadora del Espíritu, para obedecer a Jesucristo y ser rociados con su sangre.” (1 Pedro 1:1-2 LBLA)
  • 2-Localidad: “Estas regiones corresponden a las zonas occidental, central y norte de Asia Menor.” (Piccardo, Introducción al cuerpo epistolar del Nuevo Testamento: Tomo 3, 65).

Reseñas

Pedro escribe al pueblo elegido de Dios diseminado por las provincias del imperio romano en Asia Menor (Turquía). Los judíos que vivían fuera de Palestina eran conocidos como la dispersión o la diáspora. Pedro ve a estos cristianos como la nueva dispersión.

– Mary Batchelor, Abramos La Biblia (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000), 1 P.

La carta se dirige “a los expatriados de la dispersión en el Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia” (1 P. 1:1). Estas regiones corresponden a las zonas occidental, central y norte de Asia Menor. Es curioso que falten las regiones del sur Pisidia, Frigia, Panfilia y Cilicia, de las cuales hay abundantes registros de su evangelización. El trasfondo de los receptores parece ser gentil (1 P. 1:14, 18; 2:9s; 3:6; 4:3). Independientemente de esto último, lo importante es que esta epístola fue leída por mucha gente. Por “dispersión” (διασπορά) no se está refiriendo al concepto judío, ya que les escribe a cristianos, sino que usa este término en forma más amplia. Esto, sin embargo, no quita que en la zona y particularmente en las comunidades no hubiera cristianos de trasfondo judío o inclusive prosélitos. Estos últimos estaban diseminados por toda la cuenca mediterránea.

Pedro no da indicios de conocer a los recipientes, ni siquiera si las regiones fueron evangelizadas por él (1 P. 1:12, 15; 5:12). Pero si asumimos la autenticidad de 2 P. y consideramos 2 P. 3:1 que habla de “la primera carta” se refiere a 1 P., exigiría un conocimiento previo (2 P. 1:16).

– Horacio R. Piccardo, Introducción Al Cuerpo Epistolar Del Nuevo Testamento: Tomo 3 (Ediciones del centro, 2006), 65–66.

La posición social de los receptores probablemente reflejaba la de la mayoría de las iglesias de entonces, como si fuera representativa de la comunidad. Había esposos y esposas (1 P. 3:1, 7), esclavos (1 P. 2:18, aunque no hay referencia a amos como en Ef. 6:5–9; Col. 3:22–4:1), jóvenes (1 P. 5:5) y un cuidado pastoral de ancianos (1 P. 5:1–4). Algunas de las mujeres deben haber tenido un estilo de vida confortable (1 P. 3:3). La descripción de la manera de vida precristiana (1 P. 4:3, 4) sugiere que algunos de ellos deben haber estado envueltos en los gremios comerciales paganos del lugar. …

El fondo religioso de los lectores originales parece haber sido tanto judío como pagano. A partir de Hech. 2:9 sabemos que había visitantes judíos del Asia Menor en Jerusalén para Pentecostés, y entre ellos puede haber habido quienes se convirtieron en ese tiempo y que al volver llevaron el mensaje evangélico. Los convertidos de Antioquía de Pisidia e Iconio provenían de la sinagoga (Hech. 13:43; 14:1), y Lucas menciona específicamente en el último caso que la iglesia estaba formada tanto por judíos como por gentiles. …

Sea que sus lectores fueran judíos o gentiles, Pedro se esfuerza por alentarlos a creer que son el “nuevo Israel”. En la iglesia cristiana han heredado todo lo que Dios prometió a su pueblo escogido en el AT (ver 1 P. 1:1; 2:5, 9, 10)….

Quienes recibieron originalmente esta carta eran cristianos que estaban en peligro de perder su camino. La fe que recién habían adoptado había roto los vínculos que les habían atado a sus parientes y vecinos no cristianos, y era en sí misma probada porque estaban enfrentando sufrimientos. Esta situación probablemente no era lo que ellos esperaban cuando oyeron el evangelio por primera vez, y es una experiencia que ha sido enfrentada por cada generación desde entonces.

– D.A. Carson et al., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000), 1 P.

3. Ocasión

  • 3-Circunstancias: “Quienes recibieron originalmente esta carta eran cristianos que estaban en peligro de perder su camino. La fe que recién habían adoptado había roto los vínculos que les habían atado a sus parientes y vecinos no cristianos, y era en sí misma probada porque estaban enfrentando sufrimientos. Esta situación probablemente no era lo que ellos esperaban cuando oyeron el evangelio por primera vez, y es una experiencia que ha sido enfrentada por cada generación desde entonces.” (D.A. Carson et al., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno, 1 P)..
  • 3-Propósito: “La carta tiene como finalidad principal animar a estos cristianos a mantenerse firmes en su esperanza, a pesar de su situación difícil” (La Bibla de Estudio: Dios Habla Hoy, 1 Pe.)

Reseñas

Los cristianos de Asia Menor que recibieron esta carta de Pedro…se habían dado cuenta que vivir para Dios suele ser una vida de muchas dificultades. Algunas de sus tribulaciones venían de sus vecinos, mientras otras venían de las autoridades del gobierno. Pedro le escribe a estos cristianos para animarlos, explicarles por qué ocurren los sufrimientos y recordarles su eterna recompensa al final de la vida terrenal.

Nuevo Comentario Ilustrado de La Biblia (Editorial Caribe, 2003), 1643.

Así Cramer considera dos propósitos en esta carta: una es preparar a los cristianos para el sufrimiento y explicarles el porqué de ellos y, al mismo tiempo, mostrarles la necesidad de levantar los ojos de las circunstancias presentes y temporales, y ver las realidades futuras y eternas.

– Horacio R. Piccardo, Introducción Al Cuerpo Epistolar Del Nuevo Testamento: Tomo 3 (Ediciones del centro, 2006), 67.

Pedro ve que los cristianos están en peligro de persecución (1 P. 1:6) y que no están preparados para ello (1 P. 4:12). A la luz de esto intenta dos cosas: alentarlos y testificar de la verdadera gracia de Dios (1 P. 5:12), urgiendo a sus lectores a mantenerse firmes. Estos dos propósitos están entrelazados dado que Pedro da aliento declarando los actos bondadosos de Dios en Cristo, que han sido conocidos y mediados por su Espíritu.

– D.A. Carson et al., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000), 1 P.

La Primera carta de San Pedro está dirigida a los cristianos de Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia, provincias romanas situadas en las regiones del norte y el oriente de la península de Asia Menor (actualmente Turquía).

Diversos pasajes de la carta muestran que estos cristianos se habían convertido del paganismo (1 P. 1.14, 18; 2.9–10; 4.3). Este cambio completo en su manera de vivir les había traído la enemistad de sus conciudadanos (1 P. 4.4). Más aún, estaban sufriendo persecución por su fe, de parte de las autoridades civiles (1 P. 1.6; 2.12; 3.17; 4.1–4, 12–19).

La carta tiene como finalidad principal animar a estos cristianos a mantenerse firmes en su esperanza, a pesar de su situación difícil.

La Bibla de Estudio: Dios Habla Hoy (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998), 1 Pe.

4. Características

Reseñas

…Junto con las 2, 3 Juan, la 1 Pedro es la que más se parece a una carta. En primer lugar por la estructura: el comienzo con dedicatoria (1 P. 1:1, 2) y alabanza a Dios (1 P. 1:3–12); y el final con informaciones y saludos personales (1 P. 5:12–14)). El autor siempre está en segundo plano; su mensaje es general, para toda la cristiandad. …

Al igual que Santiago, 1 Pedro es un escrito parenético y un ejemplo más el género predilecto del judaísmo y entre los primeros cristianos.

– Horacio R. Piccardo, Introducción Al Cuerpo Epistolar Del Nuevo Testamento: Tomo 3 (Ediciones del centro, 2006), 71.

El autor se presenta como alguien que conoce bien el AT y está listo para respaldar su enseñanza citándolo, especialmente Isa. y los Sal. (ver sobre 1 P. 1:18–20, 24, 25; 2:6–8, 22 ss.; 3:10–12; 4:17, 18). Si bien no cita directamente de los Evangelios, Pedro usa con frecuencia palabras y frases que nos recuerdan los incidentes y enseñanzas contenidos en ellos. En el comentario pondremos atención a ellos.

También hay similitudes con los discursos de Pedro en Hech., p. ej. Hech. 2:23/ 1 Ped. 1:20; Hech. 2:31/ 1 Ped. 1:11; Hech. 2:34, 35/ 1 Ped. 3:22; Hech. 4:11/ 1 Ped. 2:7; Hech. 4:12/ 1 Ped. 3:21; Hech. 10:34/ 1 Ped. 1:17; Hech. 10:39/ 1 Ped. 2:24. Estos son los principales lugares donde las ideas se superponen y un estudio detallado de los pasajes nos mostrará muchas otras palabras y frases en común.

– D.A. Carson et al., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000), 1 P.

5. Contenido

  • 5-Temas: Sufrimiento, santidad, sometimiento, relaciones interpersonales, el ejemplo de Cristo 
  • 5-Doctrinas: La trinidad, la divinidad y humanidad de Jesús, la impecabilidad de Cristo, la obra de Jesús, la obra del Espíritu, la naturaleza de la iglesia, la escatología, la autoridad de las escrituras, 

Reseñas

Pedro reúne cinco temas diferentes en esta carta. (1) Enfatiza que los cristianos pueden esperar el sufrimiento como parte natural de una vida dedicada a Cristo… (1 Ped 1.6, 7; 3.14; 4.12-14). (2) Continúa exhortando a que lleven vidas justas y santas ante los males que sufren (1.13-16, 22; 2.1-5, 11, 12; 3.15; 4.1-2, 7-11; 5.8-10)…. (3) No importa cuánto sufrimiento experimentaran, Pedro asegura a los cristianos de Asia Menor que…su sufrimiento era parte del servicio a Dios y su Reino (2.20; 3.16, 17; 4.15-19)…. (4) A la luz de esto, Pedro los estimula a someterse a los demás por amor al evangelio y en aras de las relaciones interpersonales armoniosas (2.13-19; 3.1-9; 5.1-7)…. (5) Finalmente, usó la carta como una oportunidad para hacerles entender la verdad central del evangelio, que Jesús sufrió la agonía de la cruz para salvarnos de la esclavitud al pecado (1.2-5, 7-11, 17-21; 2.21-24; 3.18-22). El ejemplo de Cristo: su vida sin pecado, su paciencia para soportar el sufrimiento, y su compromiso con la verdad, debería ser nuestro modelo en todas las dificultades de la vida.

Nuevo Comentario Ilustrado de La Biblia (Editorial Caribe, 2003), 1643.

Kistemaker observa que el tema del sufrimiento se entreteje por toda la epístola. Se toca en cada capítulo. Los cristianos deben soportar el sufrimiento en un mundo en el cual son extranjeros y, por lo tanto, los rechaza. Este concepto está desde el principio (1 P. 1:1) y los llama “extranjeros y peregrinos” (1 P. 2:11). Aun así no aboga por abandonar el mundo, sino por hacer lo que es bueno. A pesar de que el mundo le es hostil, el cristiano debe ser santo y evitar el mal; así el cristiano tiene que considerar las tinieblas presentes a la luz de un futuro glorioso. Las distintas pruebas por las que pasan son para aprobar su fe (1 P. 1:7). El sufrimiento finalmente es algo esperable que le acontece al cristiano (1 P. 4:13). Pero también es una carta de esperanza en medio de ese sufrimiento.

Un segundo tema es el de la sumisión. En este sentido, hay numerosas citas relacionadas a obedecer / desobedecer y someterse.

Horacio R. Piccardo, Introducción Al Cuerpo Epistolar Del Nuevo Testamento: Tomo 3 (Ediciones del centro, 2006), 75.

Pedro escribió, como hemos visto, con un propósito práctico, y sin duda se hubiera sorprendido si se le hubiera preguntado por el contenido teológico de la carta. No escribió para establecer una teología (como hizo Pablo en Rom. o Col.) sino como pastor, basando sus consejos éticos en su conocimiento del carácter de Dios. De ese modo, las doctrinas afirmadas en la carta son las que proveen un motivo para una vida cristiana.

– D.A. Carson et al., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

6. Desarrollo

  • 6-Argumento: “El tema del sufrimiento se entreteje por toda la epístola. Se toca en cada capítulo. Los cristianos deben soportar el sufrimiento en un mundo en el cual son extranjeros y, por lo tanto, los rechaza. Este concepto está desde el principio (1 P. 1:1) y los llama “extranjeros y peregrinos” (1 P. 2:11). Aun así no aboga por abandonar el mundo, sino por hacer lo que es bueno. A pesar de que el mundo le es hostil, el cristiano debe ser santo y evitar el mal; así el cristiano tiene que considerar las tinieblas presentes a la luz de un futuro glorioso. Las distintas pruebas por las que pasan son para aprobar su fe (1 P. 1:7). El sufrimiento finalmente es algo esperable que le acontece al cristiano (1 P. 4:13). (Piccardo, Introducción Al Cuerpo Epistolar Del Nuevo Testamento: Tomo 3, 75).
  • 6-Estructura: “I. Introducción; II. Salvación; III. Santidad; IV. Elección; V. Sumisión; VI. Sufrimiento; VII. Conclusión” (Piccardo, Introducción Al Cuerpo Epistolar Del Nuevo Testamento: Tomo 3, 83-84).
  • 6-Análisis: Véase también los Bosquejos analíticos de 1 Pedro.

Reseñas

Barbieri presenta el siguiente bosquejo de la epístola:

I. Introducción 1:1, 2
II. Un canto de alabanza 1:3–12
III. La conducta para con Dios 1:13–2:12
IV. La conducta para con los hombres 2:13–4:19
V. La conducta en la iglesia 5:1–11
VI. Conclusión 5:12–14

…Kistemaker resuelve la carta por palabras clave en siete partes:

I. Introducción 1:1, 2
II. Salvación 1:3–12
III. Santidad 1:13–2:3
IV. Elección 2:4–10
V. Sumisión 2:11–3:12
VI. Sufrimiento 3:13–4:19
VII. Conclusión 5:1–14

…Podemos mencionar … finalmente a R. Franco que observa tres secciones entre los saludos inicial y final que combinan doctrina con exhortación:

I. A. Primera sección doctrinal 1:3–12
B. Primera exhortación 1:13–2:3
II. A. Segunda sección doctrinal 2:4–10
B. Segunda exhortación 2:11–3:17
III. A. Tercera sección doctrinal 3:18–22
B. Tercera exhortación 4:1–5:12

– Horacio R. Piccardo, Introducción Al Cuerpo Epistolar Del Nuevo Testamento: Tomo 3 (Ediciones del centro, 2006), 82, 83-84, 85.

  • 1:1, 2 El autor saluda a sus lectores
  • 1:3–9 El plan salvador de Dios satisface todas nuestras necesidades
  • 1:10–12 Cómo se nos dio a conocer nuestra salvación
  • 1:13—5:7 Lo que involucra nuestra salvación en la vida diaria
    • 1:13–21 Vivir como Jesús
    • 1:22–25 Amar a otros cristianos
    • 2:1–3 Desear crecer
    • 2:4–10 Pertenecer al pueblo de Dios
    • 2:11—3:12 Demostrar a otros el ejemplo de Jesús
    • 3:13—4:6 Vivir por Cristo ante la oposición
    • 4:7–11 Ministrarnos los unos a los otros
    • 4:12–19 Sufrir por el nombre de Cristo
    • 5:1–4 Ejercer el liderazgo
    • 5:5–7 Ser buenos seguidores
  • 5:8–11 Tal salvación atrae la oposición, pero la fe garantiza la victoria
  • 5:12–14 Saludos personales

– D.A. Carson et al., Nuevo Comentario Bíblico: Siglo Veintiuno (Sociedades Bíblicas Unidas, 2000).

Consejos para la lectura y la enseñanza de 1 Pedro

Debes tener conciencia desde el principio, que como muchas de las epístolas del Nuevo Testamento, la organización del libro no es demasiado estructurado. No procures imitar los bosquejos muy ordenados y aliterativos que se encuentran en algunos manuales y comentarios; en cambio, haz justicia a lo que realmente encuentras en el texto, no importa cuántas facetas tiene una unidad. Sin embargo, tampoco hace falta verte “perdido en alta mar,” dado que a lo largo del libro se da un ritmo alternante entre las declaraciones más extasiadas de las riquezas de estar en Cristo y las listas de mandamientos que los receptores de esas riquezas deben seguir. Con esto en mente, obtendrás un buen entendimiento del libro si aplicas las siguientes tres preguntas a cada clase de material:

  • ¿Qué posesiones espirituales en Cristo tienen los creyentes?
  • ¿Qué responsabilidades acompañan tan grandes privilegios?
  • ¿Qué de nuestra nueva naturaleza nos capacita para llevar a cabo estas responsabilidades?

– Traducido por exegetica.net de Ryken’s Bible Handbook, Carol Stream, IL: Tyndale House Publishers, 2005, p. 603.

*Salvo cuando se trate de material traducido por exegetica.net y en aquellos casos expresamente mencionados, todos los recursos citados están disponibles en formato digital Logos y normalmente se pueden conseguir en colecciones a precios reducidos en logos.com/es.