Top Menu

Orientación previa a Judas

Versículos clave

Judas 3-4 Amados, por el gran deseo que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros para exhortaros a que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos, porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios y niegan a Dios, el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo.

Jude 20-21 Pero vosotros, amados, edificándoos sobre vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo, conservaos en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna.

Jude 24-25 A aquel que es poderoso para guardaros sin caída y presentaros sin mancha delante de su gloria con gran alegría, al único y sabio Dios, nuestro Salvador, sea gloria y majestad, imperio y poder, ahora y por todos los siglos. Amén.

 – Reina Valera Revisada (1995) (Sociedades Bíblicas Unidas, 1998)

1. Autoría

  • 1-Autor: Judas
  • 1-Fecha: Entre 65 y 80 d.C.
  • 1-Lugar: Desconocido

El autor se identifica como Judas, el «hermano de Santiago», probablemente el Santiago que era hermano del Señor y líder de la iglesia de Jerusalén (Hch 15.13; 21.18; Gl 1.19; 2.12). …

Como la mayor parte de Judas tiene su paralelo en 2 Pedro, se hace obvia la existencia de algún vínculo de interdependencia entre ambas. Si Judas fue escrita antes de 2 Pedro, ello debe haber ocurrido en una fecha tan temprana como el año 65 d.C. Si, por el contrario, es posterior a 2 Pedro, como presumen muchos especialistas, debe haber sido escrita en una fecha tan tardía como el año 80 d.C.

Biblia Plenitud (Editorial Caribe, 2000), Judas.

Si el autor se refiere a Jacobo, el hermano de Jesús y cabeza de la iglesia de Jerusalén, esto significaría que se trata del hermano carnal de Jesús (Gl 1:19; 2:9; 1 Co 15:7). En tal caso, uno esperaría que el autor se titulara «hermano de Jesús». Sin embargo, cabe recordar que Santiago en su epístola tampoco hace explícita su condición de hermano de Jesús. De todos modos, Judas parece haber pertenecido al círculo apostólico.

Puesto que, según la tradición, Judas murió antes del año 81 d.C., el tiempo de la redacción de su carta puede fijarse por conjeturas hacia el año 75 d.C.

– Wilton M. Nelson y Juan Rojas Mayo, Nelson Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia (Editorial Caribe, 1998).

El autor de esta epístola es, sin duda, Judas el hermano del Señor (v. Mt. 13:55; Mr. 6:3), puesto que él mismo se identifica (v. 1) como «hermano de Santiago», siendo así que, cuando Judas escribía su epístola, el único Santiago de relieve en la Iglesia primitiva era el hermano del Señor y líder de la iglesia de Jerusalén. El hermano de Juan, Santiago el Mayor, había muerto bastantes años antes (v. Hch. 12:2), y el Menor no vuelve a aparecer en escena después de Hechos 1:13.

– Matthew Henry y Francisco Lacueva, Comentario Bíblico de Matthew Henry (Editorial CLIE, 1999), 1909.

El escritor, que se autodenomina “siervo de Jesucristo y hermano de Jacobo” no indica en forma alguna que es hermano del Señor (véase Mt. 13:55; Mr. 6:3). Evita identificarse como hermano de Jesús. Al usar el doble nombre Jesucristo, él enfatiza su relación espiritual con él y no su relación física. Al igual que Santiago (ver 1:1), él es un siervo de Jesucristo; y es un hermano de Santiago, el muy conocido líder de la iglesia madre en Jerusalén. Tanto el libro de los Hechos como la epístola de Santiago nos informan que Santiago trabajó fielmente como siervo del Señor. Fuera de lo que la epístola misma dice, no tenemos ninguna otra información acerca de la obra de Judas. El modo en que él se autoidentifica lo pone en el ámbito de la luz que ilumina a su hermano Santiago. Esta identificación sin duda resultó ser uno de los factores decisivos en la aceptación de esta epístola como canónica por parte de la iglesia primitiva.

– Simon J Kistemaker, Comentario Al Nuevo Testamento: 1 y 2 Pedro y Judas (Libros Desafío, 1994), 405.

2. Destinatarios

  • 2-Lectores: “Judas no dirige su carta a ninguna iglesia en particular sino que en cierto sentido habla a toda la iglesia universal.” (Simon J Kistemaker, Comentario Al Nuevo Testamento: 1 y 2 Pedro y Judas, 405).
  • 2-Localidad: Desconocido

Reseñas

Aunque Judas no dice quiénes eran los destinatarios de la carta, sí menciona aun en su introducción verdades aplicables para todos los cristianos.

– Juan Carlos Cevallos, Comentario Bíblico Mundo Hispano Tomo 23: Hebreos, Santiago, 1 y 2 Pedro, Judas (Editorial Mundo Hispano, 2006), 403.

Carta dirigida a un grupo de creyentes judíos cristianos de la diáspora, radicados posiblemente en Siria. Estos creyentes quizás conocían la enseñanza de Pablo y de los apóstoles, pero tenían la tendencia a descuidar la enseñanza de la realidad de los juicios divinos, a causa de un énfasis desmedido sobre la gracia divina….

Es probable que Judas no haya fundado las comunidades a las que escribe, pero que sí las haya visitado en sus viajes misioneros. Sea donde fuere que estas iglesias estaban ubicadas, parece evidente que eran predominantemente comunidades judeo-cristianas en un contexto helenista en el Mediterráneo oriental.

– Wilton M. Nelson y Juan Rojas Mayo, Nelson Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia (Editorial Caribe, 1998).

Los destinatarios de la epístola conocen bien el Antiguo Testamento, ya que el autor los alaba por conocer los hechos pertinentes acerca del éxodo (v. 5), de los ángeles (v. 6) y de Sodoma y Gomorra (v. 7). Conocen los nombres de Caín, Balaam y Coré (v. 11). Por otra parte, están al tanto de la literatura judía corriente durante el primer siglo (vv. 9, 14). En base a esto suponemos que los destinatarios eran judíos que se habían convertido a la fe cristiana.
La carta de Judas no contiene ninguna referencia, explícita o implícita, a un grupo de lectores gentiles. El contenido de esta epístola es tal que solamente la gente judía puede entender plenamente el significado de los escritos de Judas. Sin embargo, deberíamos también considerar la carta desde el punto de vista del escritor: Judas escribió como judío, por lo cual su propio trasfondo judío se refleja. Quizás lo lógico sea suponer que Judas se dirigió a judíos cristianos que vivían en la dispersión en cualquiera de los grandes centros judíos del Medio Oriente.

El contenido de las dos epístolas de Pedro nos permite llegar a la conclusión de que estas cartas fueron dirigidas a cristianos judíos y gentiles que vivían en Asia Menor (1 P. 1:1). Pero el contenido de la epístola de Judas no nos permite determinar su destino.

– Simon J Kistemaker, Comentario Al Nuevo Testamento: 1 Y 2 Pedro y Judas (Libros Desafío, 1994), 409–410.

3. Ocasión

  • 3-Circunstancias: “Desde el primer siglo, la iglesia ha sido amenazada por la herejía y la falsa enseñanza; debemos estar siempre alerta.” (Biblia Del Diario Vivir, Judas).
  • 3-Propósito: “Judas tiene el propósito de alertar con urgencia a una comunidad desconocida de cristianos sobre el peligro de los falsos maestros.” (Biblia Plenitud (Editorial Caribe, 2000), Judas).

Reseñas

Como en 2 Pedro, estos supuestos líderes serían gente sensual (vv. 4, 16, 18), que tergiversan la verdad (v. 4) y que están llamados a recibir el castigo divino (vv. 14, 15). En el versículo 8 se les llama «soñadores» (quizás dados a los sueños o visiones), son «nubes sin agua» (v. 12) y según el versículo 19 «no tienen el Espíritu». La última referencia hace pensar que los falsos maestros se presentaban a sí mismos como aquellos que sí poseían el Espíritu (véase Mt 7.22, 23). También es posible que hayan sido precursores de la herejía gnóstica del siglo II, la cual reclamaba el monopolio de la espiritualidad.

– Biblia Plenitud (Editorial Caribe, 2000), Judas.

El tema de Judas es la apostasía. Ya en sus tiempos, la iglesia estaba siendo infiltrada por quislings religiosos, hombres que se presentaban como siervos de Dios pero que eran en realidad enemigos de la cruz de Cristo. El propósito de Judas es denunciar a esos traidores y describir su destino final.

– William MacDonald, Comentario Bíblico de William MacDonald: Antiguo Testamento y Nuevo Testamento (Editorial CLIE, 2004), 1075.

El propósito de Judas parece ser polémico. En la mayor parte de su epístola (vv. 4–19), les enseña a los creyentes cómo oponerse a los apóstatas que han infiltrado su comunidad. Les advierte en contra de la influencia perniciosa que estos hombres impíos pueden tener y les inculca algunas verdades cardinales.

– Simon J Kistemaker, Comentario Al Nuevo Testamento: 1 y 2 Pedro y Judas (Libros Desafío, 1994), 408.

El propósito del autor es el de escribir para exhortaros a que contendáis eficazmente por la fe que fue entregada una vez a los santos (v. 3). Y parece que este propósito fue forzado, pues según lo explica el mismo autor en el citado v. 3, tenía primeramente la intención de escribir sobre nuestra común salvación.
El autor escribe no sólo para hablar de algunos aspectos de la vida cristiana, sino para poner énfasis y exhortar a que los que viven la vida cristiana contiendan eficazmente por esa vida misma. Es decir, que su propósito es advertir cómo se puede identificar a quienes adulteran la fe.

– Juan Carlos Cevallos, Comentario Bíblico Mundo Hispano Tomo 23: Hebreos, Santiago, 1 y 2 Pedro, Judas (Editorial Mundo Hispano, 2006), 400.

4. Características

Reseñas

¡Judas no va con rodeos! Despliega todos sus recursos con el fin de desenmascarar a estos notorios herejes, sacando ilustraciones de la naturaleza, del AT, y de la tradición judía (Enoc), para mover a los fieles.

A pesar de su duro lenguaje, la Epístola es una obra maestra de redacción, llena de triadas (p.ej., los tres males del v. 11). Las descripciones del apóstol son vívidas e inolvidables.

– William MacDonald, Comentario Bíblico de William MacDonald: Antiguo Testamento y Nuevo Testamento (Editorial CLIE, 2004), 1075.

La Epístola de Judas es una carta breve y, como tal, se presenta como una obra unificada y coherente. Su redacción es retórica y consta de tres componentes: una situación crítica, una audiencia que es constreñida a la decisión y la acción, y las obligaciones o demandas que se plantean. Parece un sermón epistolar, una obra cuyo contenido hubiese sido presentado como una homilía si Judas y sus lectores hubiesen podido encontrarse.

– Wilton M. Nelson y Juan Rojas Mayo, Nelson Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia (Editorial Caribe, 1998).

Judas escribe en un griego aceptable, sencillo y vigoroso. Su carta “no es la obra de una artista literario sino la de un apasionado profeta cristiano”.

En su tarea de advertir a sus lectores él busca apoyo en los escritos del Antiguo Testamento. …

Judas hace referencias a la literatura apócrifa. Menciona la disputa del arcángel Miguel con Satanás (v. 9; consultar La Asunción de Moisés). Cita asimismo la profecía de “Enoc, el séptimo patriarca después de Adán” (vv. 14–15; consultar también I Enoc).

A lo largo de toda la epístola Judas tiene una manera peculiar de organizar su material en un patrón triple. …

– Simon J Kistemaker, Comentario Al Nuevo Testamento: 1 y 2 Pedro y Judas (Libros Desafío, 1994), 406–407.

5. Contenido

  • 5-Temas: Heresía
  • 5-Doctrinas: Elección, perseverancia de los que son salvos, el juicio final, la seguridad eterna, salvación, vida eterna

Reseñas

En forma breve, toca varias de las doctrinas cristianas. Estas son la elección de los que han sido llamados (Jd 1); la perseverancia de los que luchan por la fe (vv. 3, 21); el juicio final de los incrédulos (vv. 4, 6, 7, 11, 15); y la seguridad eterna (vv. 1, 21, 24), salvación (v. 3) y vida eterna de los creyentes (v. 21).

– Simon J Kistemaker, Comentario Al Nuevo Testamento: 1 y 2 Pedro y Judas (Libros Desafío, 1994), 408.

El tema es sobre los impostores, y lo desarrolla a través de ejemplos históricos tomados de la vida del pueblo de Israel, además de enfocarla en su día. Hay seudocristianos, personas que usando el nombre de cristianos lo único que hacen es vivir en condenación y están llevando a otros ingenuos a seguirlos. Por esta razón advierte que deben contender eficazmente por la fe que fue entregada una vez a los santos.

– Juan Carlos Cevallos, Comentario Bíblico Mundo Hispano Tomo 23: Hebreos, Santiago, 1 y 2 Pedro, Judas (Editorial Mundo Hispano, 2006), 400.

6. Desarrollo

Reseñas

Saludo 1,2

  1. Advertencia contra los falsos maestros en la comunidad 3-19
    1. Razón de la advertencia 3,4
    2. Recordatorio de personas que en el pasado no obedecieron a Dios 5-7
    3. Carácter y juicio de los falsos maestros 8-19
  2. Exhortación a perseverar 20-23
    1. Mantener la fe 20,21
    2. Rescatar a los que han sido engañados 22, 23

Doxología 24,25

– Biblia Plenitud (Editorial Caribe, 2000), Judas.

Tras una salutación (vv. 1s) y una explicación del móvil de la epístola (vv. 3s), está la primera sección principal (versículos 5–16) en la que se encuentra una amonestación contra la doctrina falsa. …

En la segunda sección principal (vv. 17–23) se presenta la manera en que el creyente debe enfrentarse a los falsos maestros. La mejor defensa es recordar las palabras de los apóstoles y luchar por la salvación de los que han caído en semejantes errores.

La epístola concluye con una de las más hermosas alabanzas cristológicas de la Biblia (vv. 24–25).

– Wilton M. Nelson y Juan Rojas Mayo, Nelson Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia (Editorial Caribe, 1998).

  1. Introducción y saludo, vv. 1, 2
  2. El propósito del escrito, vv. 3, 4
  3. Breve historia de los impostores, vv. 5–7
  4. Descripción del carácter del impostor, vv. 8–19
    1. Referencias y profecías sobre los impostores, vv. 8–16
    2. Advertencias a los creyentes, vv. 17–19
  5. Mensaje de consuelo y exhortación para el creyente fiel, vv. 20–23
  6. Doxología, vv. 24, 25

– Juan Carlos Cevallos, Comentario Bíblico Mundo Hispano Tomo 23: Hebreos, Santiago, 1 Y 2 Pedro, Judas (Editorial Mundo Hispano, 2006), 400.

Consejos para la lectura y la enseñanza de Judas

En unos tiempos en los que impera una tolerancia dogmática hacia toda suerte de opiniones y comportamientos, los cristianos de hoy en día bien pueden preguntarse cómo deben oponerse a personas que promueven el error. La epístola de Judas nos muestra cuándo y cómo responder ante falsos maestros en la iglesia.

Anota una lista de las características de los falsos maestros y su destino.

Descubre el sentido de las alusiones a villanos veterotestamentarios como Balaam y Coré y las imágenes y figuras retóricas (nubes sin lluvia y arboles sin fruta).

Anota también una lista de las virtudes que Judas manda para los lectores cristianos de su carta.

– Traducido por exegetica.net de Ryken’s Bible Handbook, Carol Stream, IL: Tyndale House Publishers, 2005, p. 624.

*Salvo cuando se trate de material traducido por exegetica.net y en aquellos casos expresamente mencionados, todos los recursos citados están disponibles en formato digital Logos y normalmente se pueden conseguir en colecciones a precios reducidos en logos.com/es.