Top Menu

Archive | 1. Lunes – Contexto

L5. Investigar cuestiones contextuales importantes

Esencia de la tarea

Estudia cualquier asunto histórico, cultural, literario o teológico que sea necesario para poder predicar el pasaje con claridad.

En este tutorial…

  • Personajes, Lugares y Objetos bíblicos en Logos.
  • Usos y limitaciones de Temas y Palabras destacadas en Logos.
  • Investigar en diccionarios y enciclopedias bíblicas.
  • El valor de las “Notas Adicionales” en Comentarios importantes.

Recursos adicionales relacionados

Investigar cuestiones contextuales importantes (texto)

A nivel de actividades a realizar, esta tarea es muy similar a la tarea de preparación previa 4: “Investigar y resumir información introductoria.” La diferencia principal entre esa tarea y esta tiene que ver con dos asuntos principales.

  1. Primero. Aquella abarcaba todo el libro de manera introductoria. Esta abarca sólo una perícopa de manera especial. Por consiguiente,
  2. Segundo. Aquí necesitamos estudiar cualquier asunto contextual que surja por primera vez. Es decir cualquier asunto, que por su relevancia limitada, no se estudió de manera introductoria y que no se ha visto todavía en el estudio. Es investigar asuntos de fondo relevantes al presente pasaje que no se han investigado todavía.

En cuanto a la perícopa que estoy usando de ejemplo, 1 Juan 2:12-17, mi análisis provisional me resalta dos asuntos que pueden ser de esta naturaleza.

  1. ¿El pequeño “poema” de los vv. 12-14, con “hijos, padres y jóvenes” representa un recurso literario especial? Si es así, ¿tiene ese hecho alguna importancia para la forma de entender estos versículos?
  2. ¿Qué debo saber sobre cómo Juan entiende “el mundo” en general para entender mejor lo que quiere decir acerca del mundo en los vv. 15-17?

Herramientas particularmente útiles en Logos

Aunque se trate todavía principalmente de investigación, dado que la extensión que abarca nuestro pasaje es bastante reducida, hay varias herramientas que ahora podemos usar en Logos que no hubieran sido prácticas para una investigación de naturaleza más general. Veamos cómo podemos aplicar estas herramientas a nuestro pasaje y a las dos cuestiones que he identificado como de particular relevancia contextual.

Las primeras herramientas que usaremos serán las de Personajes, Lugares y Objetos Bíblicos. Podríamos acceder de manera independiente a cada una de ellas bajo Herramientas >> Datos bíblicos, pero como puedo lanzar las tres de un golpe desde la Guía de pasaje, lo haré así.

  • Desafortunadamente, para este pasaje, estas herramientas no devuelven demasiado. Encima, lo poco que devuelven es muy genérico. Personajes bíblicos me devuelve “Padre” y “Jehová”. Lugares bíblicos no me devuelve nada y Objetos bíblicos me devuelve “cuerpo” y “ojo”, pero al tratarse de palabras muy genéricas, aparte de una imagen un tanto espantosa, me ofrece una lista de versículos a explorar tan larga que realmente no es para nada útil, o si me pusiera a leer cada una de ellas, hasta podría correr el riesgo de perder la pista exegética de este pasaje. Eso sí, abriendo la herramienta, si me interesara investigar más sobre “ojo”, ya me presenta los enlaces a un par de artículos en mis diccionarios bíblicos.
  • Señalada la ausencia de contenido para mi pasaje, es importante resaltar que el hecho de que estas herramientas no me sean de mayor utilidad en este caso, es por el contenido de este pasaje, no por las herramientas. En otros pasajes podrían devolver bastante. Por ejemplo, piensa en el ejemplo de Juan 4, que mencioné en el artículo sobre esta tarea. Personajes bíblicos me ofrece nada menos que nueve personas o grupos de personas. Lugares bíblicos, me ofrece seis, entre ellos las entradas más necesarias, Samaria, Sicar, el Pozo de Jacob. Luego, Objetos bíblicos me ofrece otras nueve entradas, entre ellas objetos tan relevantes como pozo y vasija de agua. Como se puede ver, en cuanto a estas herramientas, todo dependerá de la clase de pasaje que estemos trabajando.

Señalar también que Logos tiene unas herramientas en la Guía de pasaje que no siempre son todo lo relevantes que sería deseable. Uno tiene que valorar cuidadosamente lo que presentan para saber si en un caso determinado pueden resultar útiles o no.

  • Por ejemplo, fijémonos un momento en el apartado Temas. Sería lógico pensar que aunque este pasaje tiene menos en cuanto a personajes, lugares y objetos, sí que tiene mucho sobre conceptos, así que Temas sería un apartado ideal para unas aportaciones buenas. Sin embargo, examinando la información presentada, por un lado tengo la impresión de que lo que me devuelve no está adecuadamente restringido a mi pasaje y por otro lado, ciertas ópticas, transmiten ideas equivocadas. Por ejemplo, esta óptica casi daría a entender que el orgullo es la temática principal del pasaje, pero sabemos que no es el caso.
  • Otra herramienta parecida es la de Palabras sobresalientes. El problema aquí es que, como se puede ver, ¡casi todas las palabras sobresalen! Podría haber mencionado esta herramienta en el Tutorial anterior, dada su aparente relevancia para determinar las palabras clave a estudiar, pero espero que sea evidente que, en esa cuestión, la atenta observación humana era muy superior a la de la máquina – ¡aunque esta visualización sea todo un cuadro!

Una investigación más tradicional

Lo que tendré que hacer para investigar los dos asuntos contextuales que he identificado para este pasaje es una labor un tanto más tradicional. Tendré que encontrar los recursos que tenga que puedan versar sobre estas cuestiones. Dos vías principales me vienen a la mente como opciones. Ilustraré estas dos opciones con el segundo asunto que he identificado: el concepto del “mundo” en los escritos de Juan.

Vía 1. La opción más evidente para esto es realizando una búsqueda temática en mis diccionarios y enciclopedias. Para ello, nada mejor o más fácil que usar el buscador principal de la franja celeste en la Página de inicio o una búsqueda “General” con la herramienta de Búsqueda. Tecleo “Mundo” y, trabajando con la colección Platino, Logos me devuelve nueve artículos que pueden ser de ayuda.

  • Sin embargo, uno rápidamente puede ver que no todos estos nueve tienen que ver con “mundo” en su uso bíblico y, además, los que sí van en esa línea probablemente versen sobre esta cuestión de una manera más amplia que la pregunta que me había planteado en cuanto a la enseñanza de Juan. Con todo, los artículos más extensos con toda seguridad también incluirán una discusión de este tipo.
  • Por ejemplo, en lo que Logos nos ha devuelto, se podría resaltar lo que viene en la entrada “Mundo, Mundanalidad” en el Diccionario de Teología, “Una y otra vez, especialmente en los escritos de Juan, el mundo es presentado como algo hostil a Dios.” Y el artículo sigue con varias reflexiones que nos pueden ser de ayuda.
  • Según los libros que tengamos en nuestra biblioteca digital, Logos nos presentará varios artículos de este tipo que seguro podrían recompensar nuestro estudio.

Vía 2. Una segunda opción es mirar en apartados específicos en comentarios e introducciones que sabemos pueden darnos no sólo un resumen general, sino información específica, especialmente orientada al libro que estamos estudiando.

Como mencioné en el artículo sobre esta tarea, hay recursos que pueden ayudarte a perfilar algunas de estas cuestiones de manera rápida, dado que los estudiosos saben si hay, en el texto, algún asunto de particular importancia. En lo que sigue a continuación me salgo un poco del pasaje que venimos trabajando, pero lo hago expresamente para mostrar que hay herramientas muy aprovechables en este sentido. Muchas veces, por estar tan metido en el texto mismo que tengo que predicar, ni me doy cuenta de que me estoy perdiendo unas ayudas fabulosas.

Hablo de breves artículos sobre alguna cuestión de particular relevancia que surge del texto bíblico.

Aunque no llega a ser todavía exactamente lo que tengo en mente con esto, es un inicio, aunque probablemente uno ya lo ha visto  en su preparación previa. Sin embargo, lo comento, dado que dependiendo del estudio previo que uno puede  haber hecho,o no, sí que tiene su utilidad posible en este momento.

Simon Kistemaker, en la introducción de su comentario sobre 1 Juan, tiene un apartado titulado, “Temas teológicos en 1 Juan.” Allí hace un resumen de siete temas importantes. Los enumeraré a continuación, y espero que puedas apreciar inmediatamete, que tres de esos temas tienen una relevancia especial al pasaje que estoy trabajando.

  1. Características de Dios
  2. Hijo de Dios
  3. Fe en Dios
  4. Conocimiento de Dios
  5. El pecado
  6. Vida eterna
  7. El regreso de Cristo

Es evidente que en los vv. 12-17, Juan toca asuntos relacionados con el conocimiento de Dios, el pecado y la vida eterna.

En una línea similar, Piccardo, en el tercer volumen de su Introducción al cuerpo epistolar del Nuevo Testamento, en el apartado titulado “Teología” de su introducción a 1 de Juan, habla sobre once temas teológicos desde la perspectiva de la epístola. Uno de ellos es una discusión sobre “el mundo”. Desde luego, relevante para nuestro estudio.

En comentarios más extensos, suele haber artículos especiales ubicados en el lugar más adecuado del comentario. Ahora mismo, en castellano no tengo ninguno que pueda enseñar aquí, pero en mi colección completa tengo varios comentarios extensos en inglés que puedo aprovechar en este sentido. Dos muestras, para 1 Juan.

Colin G. Kruse, en su comentario los llama “Notas sobre…” Además del comentario propiamente dicho, agrega “Notas sobre…” asuntos relevantes en los puntos más relevantes del comentario. Por ejemplo,
1:5-2:2

  • Una nota sobre luz y tinieblas.
  • Una nota sobre la verdad.
  • Una nota sobre Hilasmos (“propiciación” o “expiación”)

Sobre el texto que estoy usando de ejemplo no tiene ninguna nota, pero en la porción que sigue sí, y son las siguientes.
2:18-27

  • Una nota sobre Anticristo.
  • Una nota sobre Crisma, ¿Espíritu o Palabra?
  • Una nota sobre la autoridad para enseñar de la iglesia.

Y así sigue. Kruse destaca los asuntos de mayor relevancia y ofrece un breve resumen en los sitios más apropiados.

Otro ejemplo de esto lo vemos en el comentario de John Stott. En varios lugares destaca cuestiones importantes en lo que llama, “Notas adicionales.” No las mencionaré todas, pero en el caso de nuestra porción de estudio sí que tiene una “Nota Adicional sobre el significado de “el mundo”. No será lo único que voy a leer sobre este tema, pero esta “Nota adicional” me viene perfecto para la investigación contextual de este pasaje. Además, para que se vea que estas notas suelen ser de cierta envergadura la nota de Stott tiene 3 apartados de cierta extensión. “A. El mundo y Satanás, B. El mundo y Dios, C. El mundo y el creyente.”

Como se puede ver de los mismos subtítulos, no se trata de una exposición de los versículos 15-17, como tal, sino de un artículo más general sobre el pensamiento de Juan sobre el mundo. De hecho, Stott comienza el artículo de esta manera: “En el Nuevo Testamento, la palabra griega κόσμος denota a veces todo el orden material, a veces el universo, a veces, el planeta tierra, y a veces la totalidad de sus habitantes humanos. Pero en el Evangelio de Juan y en sus cartas constantemente se refiere a la humanidad caída, hostil a Dios. La palabra ocurre con tal frecuencia que puede ser de utilidad resumir la enseñanza de Juan sobre este tema” (p. 105, traducción mía).

Una vez terminada mi investigación sobre la enseñanza de Juan respecto al tema del κόσμος, dejo mi resumen de esa investigación en una nota que he apartado para ello. Aunque podría usar la misma nota en la que apunté las dos cuestiones contextuales que iniciaron esta investigación, también puede ser bueno mantener la disciplina de una nota por tema. De esa manera, puedo identificar cada tema con claridad. Además, si necesito desplazar el material que corresponde a una nota a otro archivo ya está separado. Como siempre, encuentra la manera que mejor te sirva a ti.

Como se puede ver, en este momento de mi estudio todavía no he hecho un análisis de lo que Juan dice sobre “el mundo” en este pasaje. Ya llegaré a eso cuando examine el contenido y la estructura del pasaje. De momento, ha sido provechoso tomar contacto con el pensamiento teológico más amplio y general sobre el uso de κόσμος en Juan.

Además, como se puede ver, también he realizado un estudio parecido sobre la primera cuestión que tenía. Y he concluido que sí que hay un recurso literario operante en los vv. 12-14 y que tiene relevancia en la forma de entender lo que Juan escribe en esta porción.

Ambas investigaciones me serán de mucha ayuda. Me sitúan, para que al estudiar los árboles en esta perícopa, no pierda de vista el bosque. A fin de cuentas, precisamente para eso esta todo este trabajo contextual que hemos ido realizando.

Continue Reading

L4. Determinar las palabras clave a investigar


Esencia de la tarea

Elabora una lista de los conceptos y las palabras que requieren investigación adicional junto con una breve nota de por qué parece ser importantes examinarlas más a fondo.

En este tutorial…

  • icon-exposito-1-aloneLas palabras más importantes para apuntar.
  • Cómo comparar palabras en las traducciones.
  • Cómo ver comparaciones instantáneas con el atajo F7.

Recursos adicionales relacionados

Determinar las palabras clave a investigar (texto)

Al comenzar este tutorial quiero destacar que esta tarea no tiene por qué hacerse como un paso independiente. Es una tarea, porque es algo que es importante hacer, pero eso no quiere decir que tenga que hacerse como un paso independiente. Me explico. En este “proceso semanal” describo unas tareas muy concretas y las presentode una manera muy lineal. Sin embargo, no tienen por qué trabajarse todas unas tras otras de esta manera. Por ejemplo, y de manera muy particular, lo que viene en ésta tarea, “determinar las palabras clave a investigar en mayor detalle” puede perfectamente hacerse simultáneamente con las primeras tres tareas descritas hasta aquí. Hasta que uno consiga la destreza correspondiente, hacer las tareas de manera individual puede ser el mejor plan, pero espero que sea evidente que con el tiempo ya invertido en la reflexión sobre el pasaje a predicar, sobre todo al leerlo varias veces, uno podría ya haber apuntado una lista de palabras a estudiar. Resaltaría dos aspectos básicos para esta tarea. 1. Elaborar una lista de palabras. 2. Apuntar, si viene a cuento, la razón por la que te interesa investigar cada palabra. En el artículo sobre esta tarea, mencioné varias clases de palabras o expresiones que puede ser de especial interés investigar.

  1. Palabras teológicas.
  2. Palabras con traducciones diferentes.
  3. Palabras complicadas o poco frecuentes
  4. Palabra repetidas.
  5. Nombre propios.

Lo que queremos hacer en esta tarea es simplemente identificarestas palabras para luego estudiarlas en mayor detalle. Hay varias maneras de proceder –  incluidas opciones que se valen de los idiomas originales. Sin embargo, en este tutorial, nos limitaremos al uso de las versiones castellanas. Haremos uso de los idiomas originales cuando ya pasemos al estudio mismo de las palabras.

Anotar desde una lectura sencilla

Como ya he señalado, la disciplina más básica tiene que ver con leer el pasaje atentamente. De muy poco nos servirán nuestras herramientas si no damos la atención adecuada a esta disciplina. Si uno quiere, puede generar esta lista perfectamente al hacer su lectura inicial de la perícopa en una sola versión. Cada vez que das con una palabra o concepto que quieres estudiar más, dejas un apunte al respecto en la nota que tienes para palabras a investigar.

  • Por ejemplo, en cuanto a [4] palabras repetidas, un ejemplo evidente en este pasaje, es la palabra “escribir”, que se repite seis veces. Pero lo que hay que aclarar en este caso, sin embargo, no es tanto el significado de la palabra como el hecho de que Juan la emplee 3 veces en presente “os escribo” y tres veces en pretérito perfecto “os he escrito”. Habrá que investigar si este cambio significa algo.
  • También llama la atención el uso de las palabras “hijos” y “niños”. Sé por mi estudio hasta aquí que estás son palabras favoritas de Juan para dirigirse a los creyentes. Sin embargo, en este contexto, dado que vienen junto con las palabras “padres” y “jóvenes”, será importante averiguar si aquí, Juan las está empleando de otra manera y también averiguar qué uso le está dando a las palabras “padres” y “jóvenes”. Las apunto, y anoto las preguntas que quiero investigar. Como se puede ver, en éste pasaje, son palabras que pueden tener [3] cierta complicación.

Anotar al comparar versiones

Perfectamente podría completar mi lista de esta manera, examinando una sola traducción. Sin embargo, en Logos, también puedes hacer uso de varias traducciones de manera simultánea y para ello está la herramienta Comparación de versiones. Repito, sin embargo, que con esta herramienta la disciplina básica es la misma. Todavía tendrás que implicarte en la observación atenta. Es simplemente que Logos te ofrece otras ópticas para ver asuntos que quizás se te escaparon antes. Puedes abrir esta herramienta desde el menú: Herramientas >> Comparación de versiones. Para profundizar en las prestaciones de esta herramienta y cómo configurarlas, puedes ver el tutorial “Comparación de versiones” en la Serie 06 de nuestra colección de vídeos tutoriales. De momento, limitaré lo que la herramienta me muestra a la segunda mitad de mi pasaje, los vv. 15-17.

  • Veo que la palabra “mundo” aparece varias veces. Sé por mi estudio hasta aquí que con frecuencia Juan usa esta palabra de [1] una manera teológica. La apunto en la lista y también hago una nota sobre el hecho de que aquí, en el v. 16, Juan especifica algo de lo que quiere decir gracias a la frase “todo lo que hay en el mundo” y la herramienta me ayuda ver que entre las versiones tendré unas sugerencias – de parte de los traductores correspondientes – de lo que puede significar esta expresión.
  • De hecho, veo que hay varias palabras con [2] traducciones diferentes. Por ejemplo, veo la palabra “pasiones” en la LBLA, pero en la RV aparece “deseos”, en la BTX “codicia” y en la NVI “malos deseos”. Anoto este hecho también.

Comparar versiones con F7

También es interesante saber que puedes ver una comparación de versiones instantánea con el atajo de teclado [F7].

  • Imagina que estuviera leyendo el v. 16 la NTV y veo la expresión “el orgullo de nuestros logros y posesiones”. Pienso, ¡qué paráfrasis más curiosa! ¿Cómo serán las traducciones más usuales de esto? [F7] y veo “arrogancia de la vida” o “vanagloria de la vida”. Es una frase curiosa. La anoto. Luego descubriré que la frase incluye [3] una palabra poco frecuente. Sólo aparece aquí y en un pasaje de Santiago.
  • F7 nos puede ayudar en la observación cada vez que necesitemos comparar versiones de manera rápida.
  • Nos encontramos estudiando un par de versículos o leyendo una porción de un comentario y queremos contrastar versiones rápidamente para saber si puede ser interesante estudiar una palabra en mayor profundidad, [F7] y ahí lo tenemos.
  • Esta herramienta también nos puede ser de ayuda – y quizás más – cuando, al estudiar una palabra, queramos ver cómo las diferentes traducciones entienden su significado en contexto. Pero hablaremos más sobre eso cuando lleguemos, en nuestro “proceso semanal,” al estudio de palabras.

En este tutorial he querido resaltar, sobre todo, la necesidad de determinar palabras y conceptos a estudiar más a fondo principalmente basándonos en la observación. De ahí que hayamos hecho énfasis en la lectura simple y directa de una versión castellana de la Biblia o en comparación con otras versiones castellanas. En el fondo, la tarea es la misma. Mirar. Observar. Anotar. Explora algunas de las opciones que hemos mencionado, pero luego hazte con una manera de trabajar que te sea rápida y funcional, porque, ya sea con una versión de la Biblia delante o con varias, al final lo que quieres obtener no es más que una lista de palabras y conceptos para investigar en mayor detalle.

Continue Reading

L3. Determinar la aportación del pasaje al contexto y al argumento

Esencia de la tarea

Relacionar deliberadamente tu entendimiento provisional del pasaje con el contexto.

En este tutorial…

  • Resaltar la aportación al contexto y al argumento.
  • Consultar comentarios sobre la aportación, por si no lo tienes claro.
  • Cómo abrir tu comentarios rápidamente desde el texto bíblico.

Recursos adicionales relacionados

Determinar la aportación del pasaje al contexto y al argumento (texto)

Como escribí en el artículo sobre esta tarea, esta tercera tarea tiene como objetivo “vincular el fruto de la segunda tarea con el de la primera.” Es decir, queremos relacionar nuestro entendimiento básico del pasaje con su contexto para asegurarnos, en la medida de lo posible, de no acabar predicando algo que no responde adecuadamente al mensaje del libro al que pertenece.

En principio, hacer esto no tiene por qué ser demasiado complicado. En la medida que has estudiado el libro como un todo, y has venido desarrollando la serie, tendrás unas ideas bastante buenas sobre la aportación que este pasaje hace a su contexto y al mensaje global del libro.

Por ejemplo, pensando en las líneas maestras libro, y pensando en el contenido básico del pasaje que estoy usando de ejemplo para estos tutoriales, 1 Juan 2:12-17, es bastante evidente que en esta sección Juan cambia de manera dramática su forma de escribir. Por consiguiente, es posible que esta sección señale algún contraste con lo que precedía, ¿Pero qué tipo de contraste?

Volviendo sobre los enfoques principales de Juan en esta epístola y sobre las líneas maestras trazadas hasta aquí, vemos que Juan describe unos retos importantes a los que se enfrentan los creyentes, sobre todo en forma de unos falsos maestros que están generando confusión sobre verdades espirituales importantes.

Posiblemente, frente a esa confusión y las dudas que puede crear en los creyentes, Juan quiere dejar claro lo que él piensa sobre la fe de sus lectores. Así que de seis maneras diferentes repite su convicción clara sobre ellos. Han sido perdonados. Han conocido al Padre. Han vencido al maligno.

Ahora, con todo, establecer correctamente todas las conexiones puede ser poco complicado. De hecho, debido a la naturaleza un poco diferente de cómo esta perícopa se relaciona con su contexto, quería contrastar mis propias observaciones iniciales. Así que recurrí a algunos de mis comentarios, porque sabiendo la importancia que tiene situar un pasaje en su contexto, sabía que la mayoría de mis comentarios ofrecerían reflexiones sobre este asunto.

Además, debido a la naturaleza específica de la duda que tenía, sabía que no me tomaría demasiado tiempo consultar las porciones relevantes de mis comentarios. Al tratarse de la clase de relación que esta sección guarda con su contexto, casi todos los comentarios dirían algo al respecto en el primer párrafo sobre esta porción. Simplemente sería cuestión de abrir cada comentario, leer ese párrafo, y extraer lo que necesitaba.

Habría más de una manera de proceder en Logos, pero dado que en este punto del proceso me encuentro leyendo el texto bíblico, sin más, unas de las maneras más rápidas de acceder a mis comentarios sería abriéndolos desde la sección de comentarios en la Guía de pasaje, pero lanzando esa guía desde el mismo texto que tengo abierto.

Hago clic-derecho sobre el v. 12, dado que es el primer versículo de la perícopa y, en el diálogo, escojo la opción “Referencia,” que ya me señala el versículo sobre el que buscará. Bajo a “Guía de pasaje” y lo selecciono. Logos me abre una Guía con todos mis comentarios listos para abrir a ese primer versículo de la perícopa. De esta manera puedo rápidamente consultar el primer párrafo o dos en cada comentario sobre esta cuestión.

Como se puede ver, resalté las porciones que más relevancia tenían y en varios casos hice un recorte. Abrí un nuevo documento de Recortes. Lo titulé según el pasaje que estoy estudiando. Lo almacené en favoritos y comencé a hacer recortes y notas.

Una vez que había visto lo suficiente como para confirmar que iba por una línea acertada y en algún que otro caso conseguí unos matices adicionales, redacté lo siguiente en el archivo de notas que vengo trabajando.

Aportación al contexto inmediato: “Por lo que puedo ver, y según la opinión de casi todos los comentaristas que consulté, lo más probable es que Juan quiere asegurarse de que sus lectores no piensen que él les identifica con quienes no conocen realmente a Dios. Por lo tanto, hace un inciso. Esta sección es un voto de confianza, pero con una aplicación tanto positiva como negativa de la enseñanza que precede: ‘Indica la verdadera posición del creyente frente las falsas afirmaciones de los oponentes de Juan, y advierte a tales creyentes de no caer en la mundanalidad que inspiró a los falsos maestros .’”  (Haas, en Marshall)

Aportación al argumento del libro: “La aportación práctica de esta sección al argumento del libro es afianzar la confianza del creyente verdadero en su identidad como creyente y en la distancia que debe guardar con los valores del mundo. Al mismo tiempo, Juan deja claro que él no les considera como parte de los que se han alejado de la enseñanza verdadera.”

No es nada sobradamente espectacular, pero espero que puedas apreciar cómo esto va sumando. Y va sumando de una manera que, además de incrementar la fidelidad que mi predicación guardará con el mensaje entero del libro, lo va haciendo de una manera que, una vez repasado a la luz del estudio que todavía me queda por delante, ya me va aportando porciones de predicación esencialmente escritas.

Ya tengo un breve párrafo inicial sobre el contexto anterior y posterior, un breve resumen del contenido y, ahora, unos párrafos sobre cómo ese contenido se relaciona con el contexto y la aportación que hace al argumento del libro.

Ahora sólo me queda determinar las palabras clave a investigar en mayor detalle y estudiar cualquier cuestión contextual importante a un buen entendimiento de los detalles del pasaje.

Y decir que estudiado de esta manera: una tarea muy específica tras otra, primero en un artículo y luego en un video tutorial, puede empezar a dar la impresión de ser un proceso muy largo y posiblemente complicado. Pero lo hecho hasta aquí para estas tres tareas contextuales – en tiempo real – igual me ha tomado apenas algo más de una hora. Vamos lentos y en gran detalle para explicar los procedimientos con claridad. Pero una vez asumidas las tareas con sus rutinas – sobre todo si se ha hecho una buena preparación previa – este trabajo puede ir con cierta velocidad.

Leer Tarea 4

Continue Reading

L2. Leer el pasaje repetidas veces

Esencia de la tarea

Empaparse de la porción a predicar para conseguir una idea básica clara del pasaje como un conjunto.

En este tutorial…

  • Cómo hacer lecturas repetidas en Logos
  • Cómo leer versiones en paralelo en Logos
  • Anotar observaciones en una nota
  • Resumir la idea básica del pasaje
  • Comparar versiones en un “smartphone”

Recursos adicionales relacionados

Leer el pasaje repetidas veces (texto)

Tal y como señalamos en el artículo sobre esta tarea, una de las razones más importantes para realizar una lectura repetida del pasaje a predicar es llegar a estar lo suficientemente familiarizado con el pasaje entero como para poder mantener la esencia del mismo en tu mente mientras realizas cualquier trabajo posterior. En los días venideros examinarás el texto en gran detalle, y es vital no perderse en esos detalles. Por otro lado, una lectura repetida inicial del pasaje también te empezará a sugerir detalles de particular relevancia – asuntos en los que tendrás que invertir estudio adicional.

Esta clase de lectura repetida del pasaje es una tarea contextual porque lo estás consiguiendo entender como un conjunto: un bloque de texto que se relaciona, como bloque, con otros bloques de texto. Al mismo tiempo, cualquier detalle que veas y luego estudies dentro de ese bloque tendrá mayor posibilidad de cobrar sólo aquella importancia que le corresponde porque sabrás relacionarlo apropiadamente con el conjunto del que forma parte.

En cuanto al uso que le puedes dar al software bíblico de Logos para esta tarea, como ya comenté muchas ideas en los tutoriales de Preparación previa 1 y 2, no volveré sobre todo eso aquí. (Para refrescar la memoria, en esos tutoriales comentábamos ideas como las siguientes: Cómo abrir tu Biblia predeterminada de manera rápida; Cómo acceder a otras versiones; Cómo crear un plan de lectura; Cómo ver únicamente el texto bíblico;  Cómo resaltar algún texto en color o con trazados especiales; Cómo agregar notas versificadas a tu Biblia.) Espero que ya hayas podido incorporar muchas de aquellas ideas a tu rutina normal de estudio.

Sin embargo, como para esta tarea nos proponemos leer una porción bíblica mucho más pequeña, hay un par de posibilidades que vale la pena mencionar porque pueden también ser de utilidad. Con todo, antes de pasar a algunas de esas ideas, no quiero saltarme las más sencillas y evidentes sólo porque tenemos opciones informáticas más novedosas.

Recordemos el objetivo de esta tarea: “Empaparse de la porción a predicar para conseguir una idea básica clara del pasaje como un conjunto.” Por lo tanto, a nivel práctico, quiero resaltar dos aspectos. Primero, “Empaparse del pasaje”, Segundo, “Conseguir una idea básica clara…”

“Empaparse del pasaje…”

  1. Empieza leyendo la versión que usarás en el púlpito el domingo. Posiblemente en Logos ya la tienes como tu versión predeterminada. Sea la versión predeterminada o no, abre esa versión y ponte a leer. Léela varias veces. Léela rápido. Léela lento. Léela en voz alta. Y como también apunté en el artículo, prueba diferentes maneras de enfatizar ciertas palabras por si te sugiere matices diferentes sobre el texto. ¿Qué conclusiones se llevaría la congregación al oír una porción leída de una manera u otra?
  2. Ahora, cambia de versión. Sigue leyendo. Prueba en algunas versiones más. En tu lectura inicial, deja que el texto simplemente hable por si solo. Lee y escucha.
  3. Después de varias lecturas a lo mejor ya es buen momento para comenzar a apuntar algunas observaciones y preguntas. De momento simplemente apunta. Si quieres, puedes apuntar tus observaciones como notas que van ligadas al versículo, como vimos con cierto detalle en el tutorial de preparación previa 2. Otra opción sería abrir el documento de notas titulado “Contexto” que creaste para esta perícopa y anotar tus observaciones y preguntas ahí.
  4. Además de leer una versión y luego otra de manera sucesiva, Logos tiene unas opciones muy interesantes para leer en paralelo. Se trata de la herramienta titulada “Comparación de versiones” que muestra el pasaje actual en múltiples versiones y las diferencias que pueden haber entre ellas. Por defecto, este panel se abre a la derecha en una columna estrecha. Por esa razón, generalmente puede resultar aconsejable abrirlo en una ventana independiente o fijarlo como un panel normal, más grande. Logos nos muestra nuestro pasaje en columnas, según las versiones predilectas que hayamos priorizado. También nos ofrece la opción de cambiar las versiones que aparecen, con sólo escogerlas de la lista o teclear sus abreviaturas. Pasando al menú de la herramienta, vemos, entre otras opciones, que también admite leer el pasaje en forma de párrafos. Sin embargo, me parece que la gracia de esta herramienta está en la opción que sale por defecto. Hay más opciones aquí. Sobre todo a nivel de hacer comparaciones detalladas entre las versiones, pero esas prestaciones vendrán más a cuento en la Tarea 4, así que comentaré sobre esas opciones en ese Tutorial.
  5. Tampoco debemos olvidarnos de la aplicación móvil. Allí, Logos nos ofrece, en pequeña pantalla, casi todas estas mismas opciones. Obviamente, podemos leer nuestras diferentes versiones de la Biblia, podemos agregar una nota a un versículo o a un archivo de notas y hasta podemos ver un versículo en varias versiones. No está nada mal y, encima, en el iPhone o el Android podemos leer en cualquier momento y lugar.

“Conseguir una idea básica clara.”

Después de tus repetidas lecturas, es posible que la “idea básica clara” del pasaje como un conjunto ya esté firmemente grabada en tu mente de manera que no la vas a olvidar. Pero mucho más segura será esa idea si la recoges en algún sitio de alguna manera. Quizás lo más sencillo es hacer uso, nuevamente, del documento de notas ya abierto.

  1. A tus observaciones y preguntas, puedes agregar un pequeño resumen inicial del pasaje.
  2. O quizás prefieras abrir una nota aparte exclusivamente para ello. Lo que te resulte más natural. Así que antes de pasar a la siguiente tarea, mira a ver si puedes redactar un pequeño resumen.
  3. Para 1 Juan 2:12-17, después de mis lecturas repetidas elaboré lo siguiente.
  4. “En esta porción Juan (1.) Afirma a sus lectores en lo que sabe que es verdad sobre ellos en su relación con Dios: han sido perdonados, conocen a Dios y han vencido al maligno. (2.) Exhorta a sus lectores a no ser definidos por los valores del mundo porque eso no se corresponde con su relación con Dios, y además es pasajero.”
  5. Desde luego, a estas alturas, este resumen es provisional y sirve más que nada para ayudarme a mí a tener una idea general del pasaje antes de meterme en los detalles.

Leer Tarea 3

Continue Reading

Lunes – Contexto: Introducción

Habiendo realizado una buena preparación previa, nos encontramos en una situación excelente para trabajar en una perícopa determinada. Lo que nos toca ahora es asegurarnos de que, en nuestras cabezas, el texto a predicar se encuentre en las mismas coordinadas lógicas en que lo dejó el autor bíblico cuando terminó de redactar su escrito. Bajo inspiración […]

Continue Reading

Lunes, Tarea 1: Describir el contexto inmediato

Esencia de la tarea En esta tarea uno deliberadamente se esfuerza en ubicar la porción que predicará en su contexto. Consiste, como mínimo, en describir el contexto inmediato y relacionarlo con el material de fondo clave. Realizar esta tarea es una apuesta clara por asegurarse de que el mensaje del domingo participe del mensaje completo del libro […]

Continue Reading

L1. Describir el contexto inmediato

Esencia de la tarea

Describir el contexto inmediato y relacionarlo con el material de fondo clave.

En este tutorial…

  • Aprovechar la preparación previa.
  • Estructurar carpetas y notas en Favoritos para el trabajo de la semana.
  • Como aprovechar tu “smartphone” para pillar ideas en momentos oportunos e incorporarlas instantáneamente a tu sistema de notas y carpetas.

Recursos adicionales relacionados

Describir el contexto inmediato (Guión del tutorial)

Parte de lo que quiero fomentar en este proceso semanal para la elaboración de sermones dinámicos que sean máximamente fieles a las escrituras, es la eficiencia en la preparación sin que eso signifique una pérdida de calidad innecesaria. De ahí que destaquemos la importancia de una buena preparación previa que nos sirva como base para toda la serie que predicaremos.

Las tareas de preparación previa 4 y 5 son de particular relevancia para esta primera tarea contextual dado que, como la tarea de Preparación previa 4 tenía que ver con investigar y resumir información introductoria sobre el libro como uno todo y la tarea de preparación previa 5 procuraba animarnos a trazar las líneas maestras del libro como un todo, estas dos tareas nos pueden suministrar contenido importante para situar y acelerar el trabajo de esta semana.

Quedará claro, sin embargo, que aunque hayamos hecho ese trabajo muy bien, todavía hay trabajo por hacer porque ahora tenemos que relacionar ese trabajo general hecho para todo el libro con la porción que predicaremos esta semana y, además, habrá asuntos importantes todavía por descubrir y describir desde la óptica del pasaje mismo.

Como escribí en el artículo sobre esta tarea, podemos enfocar nuestra labor en torno a rellenar la respuesta a dos preguntas básicas en este momento. Esencialmente, vamos a redactar unos párrafos que contesten las siguientes preguntas.

  • Primero, ¿De qué iba la sección justo antes de la perícopa que predicaremos esta semana?
  • Segundo, ¿Qué viene después?

Desde luego, uno puede estudiar más y escribir más, pero ser capaz de decir algo preciso con cierta brevedad también es un arte. Además, muchas veces he visto que mis mejores sermones han sido aquellos en los que, por ajustarme a un tiempo obligatorio, he tenido que limar párrafos y quitar palabras. Ese ajuste me obligó a comunicarme de una manera más directa.

En Logos, como ya tengo carpetas creadas en “Favoritos” para todas las perícopas de la serie, voy directamente a la perícopa de la semana y abro la carpeta titulada “¿Qué dice?” Guardaré aquí todo lo que haga de trabajo netamente exegético para esta perícopa, bien sea trabajo sobre el contexto, el contenido o la estructura. Sí, posiblemente sea un sistema un tanto rígido y prefabricado, pero me ayuda a saber dónde tengo las cosas guardadas y eso me ahorra mucho tiempo en la redacción posterior.

Como se puede ver, también tengo carpetas preparadas para las tareas específicamente hermenéuticas y homiléticas. A partir del jueves, en el proceso semanal que estoy usando, estas carpetas verán más actividad. De momento, sin embargo, tengo unos archivos de notas en cada carpeta como un lugar donde guardar cualquier idea que se me ocurra y que pueda ser interesante capturar para la predicación, tanto de tipo interpretativo como de tipo expositivo.

Esto me da un sitio para almacenarlas hasta poder trabajarlas mejor, según mi calendario de preparación. Y si uno tiene la aplicación de Logos para su iPhone o Android, estos archivos de notas están perfectamente integrados allí. Por ejemplo, simplemente para que veas, imagina que mientras estoy fuera del despacho, me viene una idea para una ilustración perfecta para un punto determinado del pasaje que voy a predicar. Abro la aplicación de Logos en mi iPhone. Voy a “Documentos” y abro el documento de notas titulado “Posibles ilustraciones.” Presionando sobre la barra superior que, en este caso, dice “Posibles ilustraciones,” la aplicación de Logos me ofrece la opción de agregar una nota a ese archivo presionando sobre el “+.” Me ofrece un diálogo que tiene muchos de los mismos campos y prestaciones que en el ordenador. Relleno los campos correspondientes al título y contenido de mi ilustración genial, y lo guardo presionando sobre el botón “OK.” La aplicación ahora me muestra mi nota en el iPhone y al mismo tiempo lo sincroniza con el servidor de Logos. Luego, cuando vuelvo a mi ordenador para seguir preparando de manera más seria veo que esa idea que subí desde el iPhone está aquí esperándome ¡y en la misma carpeta y archivo de notas!

La verdad es que una vez que uno aprende cómo funcionan estas prestaciones y consigue integrar esas funciones en su manera normal de trabajar, ofrecen posibilidades creativas muy útiles. Y con toda seguridad las prestaciones disponibles sólo irán en aumento.

Pero volvamos a la primera carpeta. Por cierto, aunque parezca un poco mucho, puede ser buena idea agregar a cada documento el pasaje bíblico al que corresponde, porque al ir pasando las semanas, no querrás tener 14 archivos titulados todos: “Contexto”, sin más. Estarán en su sitio en Favoritos, sí, pero si haces una búsqueda, o quieres encontrarlos en el buscador de documentos, necesitarás alguna pista para poder distinguirlos unos de otros.

Probablemente agregue otros documentos aquí, según la semana, el pasaje a predicar y otras consideraciones, pero siempre procuraré tener unos archivos maestros de notas con mis resúmenes que luego pasaré a mi bosquejo y texto final. Aquí se pueden ver. Para mayor claridad en este tutorial, las he etiquetado como L1, L2, L3, etc., en función de las tareas a las que corresponden.

  1. [L1] Contexto anterior
  2. [L1] Contexto posterior
  3. [L2] Observaciones iniciales
  4. [L3] Aportación al contexto inmediato
  5. [L3] Aportación al argumento del libro
  6. [L4] Conceptos y palabras a investigar …
  7. [L5] Cuestiones contextuales importantes …

Ahora mismo nos interesan los dos primeros apartados. 1. Contexto anterior y 2. Contexto posterior.

Y no hace falta machacarnos mucho a estas alturas con el contenido. Aquí la cuestión es escribir algo sencillo que podemos comunicar a la congregación el domingo para situarles en el pasaje de forma contextual. A medida que avance nuestro estudio durante la semana lo podremos retocar, si hace falta, y sobre todo al redactar nuestro bosquejo o texto final.

Para el pasaje que usaré como muestra en esta serie, he redactado lo siguiente.

  1. Contexto anterior: “En los versículos que preceden el pasaje que estudiamos esta mañana, Juan destaca la importancia de vivir en obediencia a Dios, pero si uno peca, la obra que Cristo hizo le ofrece a uno la posibilidad de limpieza. Además, señala que una de las evidencias de que uno pertenece a Dios es que guarda sus mandamientos. Luego, en los vv. 7-11, añade que no es sólo la obediencia a los mandatos de Dios, sino también el amor por los hijos de Dios lo que demuestra que uno es nacido de Dios.”
  2. Contexto posterior: “Si en la sección que precede nuestro pasaje de esta mañana Juan enfoca el contenido del mensaje verdadero, en la parte que sigue revela la auténtica naturaleza de quienes enseñan otra cosa. Les llama “anticristos” precisamente porque se oponen al mensaje de Cristo. Y dado que el creyente ya ha aprendido lo verdadero, no tiene necesidad de que estos les enseñen nada. De hecho, Juan dice en el v. 26 que estos en realidad procuran engañar a los creyentes. Lo que los creyentes deben hacer es permanecer en lo que ya han aprendido.”

¡Ya está! Y no nos olvidemos de que a medida que una serie avanza, redactar estos párrafos será cada vez más fácil porque en muchos casos será cuestión de simplemente añadir un poco más, en función de lo predicado la semana anterior, y adecuar en función de la temática que se predicará esta semana. También se puede perfectamente hacer referencia a la “Idea Principal” de una o más predicaciones anteriores. ¿Y por qué no? Si llegaste a resumir la idea principal de una manera memorable, ¿no valdría la pena refrescarle la memoria a la congregación con eso?

… Ahora nos pondremos a leer nuestra perícopa varias veces y a anotar esas primeras observaciones que surjan de esa lectura. Tarea 2.

Leer Tarea 2

Continue Reading

Lunes, Tarea 5: Investigar cuestiones contextuales importantes

Esencia de la tarea Habiendo profundizado algo en el pasaje y en su contexto uno posiblemente se haya dado cuenta de algunas cuestiones contextuales que requieren más investigación. Estas pueden ser históricas, culturales, literarias o teológicas. Identifica estas cuestiones y estúdialas lo necesario para poder predicar el pasaje con claridad. Descripción detallada Aunque hayas hecho […]

Continue Reading

Lunes, Tarea 4: Determinar las palabras clave a investigar en mayor detalle.

Esencia de la tarea Sabiendo mejor el contenido del pasaje junto con su relación con el contexto y su papel en el desarrollo del argumento, te encontrarás en un buen momento para saber qué conceptos o palabras requieren investigación adicional. Elabora una lista de estas palabras junto con una breve nota de por qué parece […]

Continue Reading