Top Menu

Archive | 2. Martes – Contenido

M5. Redactar descripciones didácticas, resaltando la relevancia para el sentido del pasaje


Esencia de la tarea

Redactar tus conclusiones sobre el sentido de las palabras en un resumen didáctico que puedas compartir con la congregación en el sermón.

En este tutorial…

  • ¿Qué palabras podrían merecer un desarrollo didáctico?
  • Aplicar la regla de dos minutos a las que no requieren mucho desarrollo.
  • Repaso rápido de las cinco tareas con una palabra. La manera normal de trabajar.

Recursos adicionales relacionados

Redactar descripciones didácticas, resaltando la relevancia para el sentido del pasaje (texto)

Como señalaba en el artículo correspondiente, no todas las palabras que has estudiado en esta secuencia de tareas necesitarán el trabajo especial que estoy recomendando en esta tarea. Con algunas ya tienes lo que necesitas como para retomarlas en el momento oportuno cuando estés preparando el bosquejo o texto final de tu sermón. Pero incluso con esas palabras, puede resultar útil – para concretar lo descubierto – hacer un breve resumen, sin entrar en mayor profundidad. Le podrías aplicar la “regla de dos minutos”. Si la palabra que tienes delante en un momento dado no requiere mayor descripción, dedícale dos minutos para que esté en condiciones de uso homilético, y pasa a la palabra siguiente.

Sin embargo, hay otras palabras que, una vez hecha tu investigación y contrastada con las observaciones de los comentaristas, te das cuenta de que merecen un trabajo adicional para poder presentarlas bien a la congregación. Puede haber varios motivos para ello.

  • Son palabras complicadas o con significados discutidos, así que las tendrás que aclarar.
  • Son palabras de una relevancia capital para entender el argumento del pasaje, así que las tendrás que explicar.
  • Son palabras que encierran nociones teológicas muy sugerentes, y las puedes ilustrar.

Para el pasaje que vengo usando de ejemplo en esta serie de tutoriales, 1 Juan 2:12-17, hay varias palabras que pueden merecer un trabajo adicional para que las personas que escuchan esta predicación tengan una idea clara sobre lo que significan en contexto. Entre esas palabras pueden estar:

  • Conocer
  • Vencer
  • Mundo
  • Amar
  • Pasión/Deseo
  • Arrogancia

Ejemplo completo de las tareas M1 a M5

Trabajemos una de estas palabras a modo de ejemplo. Sin embargo, no será un ejemplo sólo de esta quinta tarea. Lo que haremos será seguir el procedimiento habitual al preparar un sermón. No trabajar cada tarea de manera independiente, como venimos haciendo en estos tutoriales, sino trabajar una palabra exclusivamente, desde la primera tarea hasta la última. Llegados a la última tarea, veremos un ejemplo de la clase de descripción didáctica que tengo en mente para esta quinta tarea. Observar, además, al llegar a esa última tarea, cómo procura aclarar, explicar, o ilustrar.

Tener presente, aun con lo que acabo de decir, que todavía mostraré mayor detalle de lo que realmente es imprescindible. Esto es para que tenga mayor valor como tutorial. Pero desde luego, uno puede desarrollar sus atajos – sobre todo cuando ya se dominan los pasos. Por ejemplo, espero que sea evidente que uno no tiene por qué ponerle subtítulos a cada tarea en las Notas que elabora para cada palabra.

En el v. 16 viene la palabra “arrogancia” en la LBLA. De hecho, no es sólo una palabra, sino una frase, “la arrogancia de la vida” o, en la RVR: “la vanagloria de la vida”. ¿Qué puede significar esta palabra y esta frase? Vayamos paso a paso. Una tarea tras otra hasta terminar con esta palabra y frase con algo que casi esté listo para predicar.

Tarea M1. Examinar las opciones semánticas posibles.

  • Escojo la palabra “vanagloria” en la RVR60 (“arrogancia” en la LBLA). Veo que es la palabra griega αλαζονεία.
  • Hago clic derecho sobre la palabra.
  • Escojo “Lema” >> “Estudio de palabra bíblica”.
  • En el gráfico veo que sólo aparece 2 veces en el NT. En Santiago y aquí, en 1 Juan.
  • Hago clic sobre DIB griego. Veo que viene con el número de Louw y Nida 88.219 falso orgullo. Lo anoto.
  • Pero también veo, que dado que esta palabra sólo aparece dos veces, este léxico me ofrece aclaraciones sobre ambos usos. No está mal. En un sentido, dado que estos son los únicos dos usos en el NT, estas aclaraciones son, en realidad, sugerencias de significados contextuales probables. Así que…

Tarea M2. Determinar el significado semántico probable.

  • Anoto estas dos entradas (por si hacer referencia a la segunda viene a cuento en algún momento), pero el sentido contextual sugerido para 1 Jn 2:16 es “jactancia por posesiones personales, literalmente, orgullo de la vida.”
  • Claro, esta última traducción viene, no por la palabra en sí, sino debido a la frase: η αλαζονεία του βίου.
  • Todo esto está bien, pero me vendrían bien unas aclaraciones adicionales.
  • Vuelvo a la guía y escojo el vínculo a la entrada en Tuggy.
  • No tiene mucho tampoco, pero me ofrece unas glosas interesantes: Fanfarronería, presunción, pretensión, arrogancia. Esto me ayuda a delimitar un poco más el campo semántico en que se entiende se encuentra el significado, así que lo pondré en el primer apartado.

Tarea M3. Describir la aportación semántica contextual.

  • La verdad es que ya se me van aclarando las ideas sobre esta palabra y esta frase.
  • Presiono [F7] para contrastar con un par de traducciones. Me es llamativa la expresión de la NTV.
  • Luego, pruebo una primera descripción de cómo vengo entendiendo la aportación semántica al contexto.
  • Escribo, “Se trata de un “orgullo de nuestros logros y posesiones” (NTV) que completa la descripción en tres partes que Juan emplea para aclarar el sentido de “todo lo que hay en el mundo.” Es la persona auto-satisfecha y auto-suficiente.”

Tarea M4. Contrastar mis conclusiones sobre el sentido contextual con los mejores comentarios.

  • En la guía, Estudio de palabra bíblica tenemos más vínculos léxicos, por si los queremos mirar.
  • El artículo en Kittel es muy breve, y hay que tener en cuenta que versa más sobre la palabra relacionada, αλαζών [arrogante] que sobre αλαζονεία [arrogancia], pero el artículo recoge la idea de ignorar a Dios. Concretamente, sugiere que el sentido en 1 Juan 2:16 es “pensar que uno puede dar forma a su vida prescindiendo de Dios.”
  • Luego también hay todo un artículo en el libro de William Barclay. Puede que tenga algún material de carácter histórico o ilustrativo que me sea de utilidad. A ver si lo miro después – quizás en mi iPhone cuando tenga un momento disponible.
  • Pasando a los comentarios, tomo nota de varias puntualizaciones contextuales de parte de los siguientes comentaristas.
  • ‎CBMH: “En la frase la soberbia de la vida se ve la altivez de los que tienen la mente puesta en las cosas del mundo.”
  • CBNT4. “la frase… indica un estilo de vida altanero y ostentoso.”
  • Kistemaker. Esta vez, no en la sección de “Palabras, frases y construcciones griegas en…”, sino en el comentario mismo señala algo que ya me viene siendo aparente. Dice, “Juan expresa esta tercera tendencia en palabras que no pueden traducirse fácilmente. Los traductores brindan una cantidad de versiones igualmente válidas.” Luego agrega, “La razón de estas diversas variantes estriba en dos palabras griegas: “alardear” y “vida”. La primera palabra significa la jactancia de alguien presuntuoso, o de un impostor… Esta jactancia o alarde hasta puede llegar al nivel de una violencia arrogante. La segunda palabra denota vida en cuanto a acciones y posesiones. La persona que hace alarde de sus obras y de sus bienes manifiesta “un apetito pecaminoso por el progreso y el estatus social.”
  • Bueno. Creo que hemos visto suficiente. La verdad, a pesar de que sólo aparezca dos veces en el NT, con esta palabra hemos sufrido una abundancia de comentarios. Quizás por lo sugerente de las ideas contenidas. Si tenemos que tener cuidado con algo en esta frase, es con el hecho de que solo representa una pequeña parte de nuestro pasaje, que no adquiera demasiado protagonismo.

Tarea M5. Redactar descripciones didácticas para la congregación, resaltando la relevancia para el sentido del pasaje.

Ahora viene lo que corresponde específicamente a esta quinta tarea. Y repito lo dicho arriba. Pensando en transmitir el sentido contextual de esta palabra a la congregación queremos aclarar, explicar e ilustrar, según sea necesario o conveniente. También espero que sea evidente que lo que viene a continuación casi está listo para meter directamente al sermón. Es decir, seguramente con algo de adaptación al estudio que todavía nos aguarda, pero básicamente tengo un trozo de mi predicación escrito. Veamos. Una descripción didáctica.

La frase, “orgullo de la vida” en el v. 16, según un diccionario bíblico (LN), tiene en mente la jactancia por posesiones personales. Un comentarista sugiere que indica un estilo de vida altanero y ostentoso (CBMH).

La verdad es que en las traducciones vemos varios intentos diferentes pero muy parecidos por intentar captar esta idea. Por ejemplo,

  • LBLA: la arrogancia de la vida.
  • RV: la vanagloria de la vida.
  • BJ: la jactancia de las riquezas
  • NTV: el orgullo de nuestros logros y posesiones

Ante tantas variantes similares, el comentarista Kistemaker llega a la siguiente observación: “Los traductores brindan una cantidad de versiones igualmente válidas.” Luego agrega, “La razón de estas diversas variantes estriba en dos palabras griegas: “alardear” y “vida”. La primera palabra significa la jactancia de alguien presuntuoso, o de un impostor (compárese con Stg. 4:16). La segunda palabra denota vida en cuanto a acciones y posesiones. La persona que hace alarde de sus obras y de sus bienes manifiesta “un apetito pecaminoso por el progreso y el estatus social.”

Esencialmente, podríamos decir que es la descripción de aquella persona que está encantada de sí misma y de todo lo que tiene y hace.

Me viene a la mente una escena de la película Family Man, protagonizada por Nicholas Cage. Después de mostrarnos en los primeros minutos de la película que su personaje, Jack Campbell, ha llegado a ser un hombre muy rico que se puede permitir todos los antojos económicos y morales que quiere, hay una escena en el que se ve envuelto en un atraco en un pequeño supermercado. Al resolverse esa escena, Jack y el atracador mantienen una conversación en la que Jack le dice, “Todos necesitamos algo.” El atracador le contesta, “¿Qué necesitas, tu, Jack?” “¿Yo?” “Yo tengo todo lo que necesito.” A lo que el atracador le replica, “Debe ser genial estar en tu pellejo.”

¡Esa es la imagen! Aunque sea una persona simpática, resulta ser tan llena de sí misma, de sus planes y sus posesiones que piensa que no necesita nada ni nadie, y menos a Dios. Es una persona cuyo horizonte, según Juan, es el mundo.

Y sin llegar a tanto como el personaje de Nicholas Cage en Family Man, el amor al mundo y las cosas que están en el mundo tiene esas características. Como otro erudito observa, es “pensar que uno puede dar forma a su vida prescindiendo de Dios.”

Conclusión

Bueno. ¡Eso ya es más que suficiente! Perfectamente me veía ante el peligro de escribir demasiado.

De hecho, la mayoría de las palabras merecedoras de una descripción didáctica no necesitarán un tratamiento tan largo. Parte de la razón de que ésta lo haya tenido es porque al estudiar me vino hasta la idea de una ilustración. Sin embargo, a nivel exegético, lo más apropiado sería que la ilustración de Family Man englobe la idea principal de la sección. Es decir, que incorpore el resto de las nociones que Juan incluye como parte del “todo lo que hay en el mundo” que no debe amar aquella persona que ama a Dios.

Y ya veo que me empiezan a venir a la mente interpretaciones y aplicaciones. Pero esas, en principio – y como hemos observado antes – no proceden a nivel de las palabras en sí, sino a nivel de las afirmaciones que se hacen con esas palabras.

Así que probablemente me valga la ilustración para el sermón, pero en su aplicación lo correcto será ajustarlo al énfasis completo de Juan. Pero para poder ajustarlo al énfasis de Juan tendremos que ver cómo organiza lo que dice. Es por eso que, estudiadas las palabras con cierto detenimiento, ahora pasamos, en nuestro proceso, a las relaciones que estas palabras guardan unas con otras, y a las maneras en que Juan las ha estructurado en el pasaje para transmitir su mensaje.

Leer Conclusión

Continue Reading

M4. Contrastar mis conclusiones sobre el sentido contextual con los mejores comentarios


Esencia de la tarea

Contrastar las conclusiones obtenidas sobre el significado y la aportación contextual de las palabra más importantes de tu pasaje con los mejores comentarios de los que dispones.

En este tutorial…

  • Consultar los comentarios para obtener información sobre las palabras.
  • Distribuir los paneles para un trabajo eficiente.
  • Tres maneras de captar información adicional para uso posterior.

Recursos adicionales relacionados

Contrastar mis conclusiones sobre el sentido contextual con los mejores comentarios (texto)

Tuve un profesor de griego que solía relatar la siguiente anécdota. Cuando la gente en las iglesias se enteraba de que sabía griego, con frecuencia se le acercaban con una misma pregunta. Abrían sus Biblias a algún pasaje del Nuevo Testamento sobre el que tenían alguna duda. Señalaban una palabra o frase con el dedo y preguntaban, “¿Qué dice en el original?”

Mi profesor comentaba que miraba la traducción, la contrastaba con el texto del Nuevo Testamento griego que llevaba consigo y normalmente respondía: “Lo mismo.”

Dice que la gente generalmente se quedaba algo decepcionada con su respuesta. Como que esperaban que el texto original comunicara algo diferente, más especial o más profundo.

Comparto esta anécdota por la misma razón que lo hacía mi profesor. Enfatizar que nuestras mejores traducciones son bastante fiables. ¿Realmente querríamos que no fuera así? ¿Que fuera tan difícil recoger el pensamiento divino que solo un erudito trabajando en otro idioma fuera capaz de descubrir sus tesoros? No lo creo.

Desde luego que hay perspectivas que uno puede adquirir teniendo acceso a los idiomas originales. Sin embargo, y al mismo tiempo, creo que a veces se tienen expectativas poco realistas sobre esa clase de conocimiento. Casi creemos que nos ofrecerá conocimientos mágicos. Y hemos de decir también que ciertas maneras de comunicar nuestros estudios respecto a los idiomas originales fomentan esas ideas poco realistas.

Para ser honestos, lo que nos ofrece perspectivas nuevas, conocimientos más profundos, no es un contacto “mágico” con el idioma original sino el estudio esmerado del pasaje entero, con todo lo que eso implica. También, obviamente, tiene que ver con pedir que el Espíritu de Dios nos ilumine el entendimiento y que estemos dispuestos a escuchar.

En esta tarea hacemos como aquellas personas hacían con mi profesor. Nos acercamos a los eruditos para ver qué piensan ellos sobre el sentido del pasaje que venimos estudiando. Esperemos que en gran medida descubramos que, a efectos prácticos, nos dicen “lo mismo.” Desde luego que tendrán perspectivas adicionales y sabrán cosas que nosotros no sabemos. Es por esa razón que realizamos esta tarea. Pero tengamos unas expectativas realistas. En algunos casos, al comentar alguna palabra que venimos estudiando nos ofrecerán el sentido más “normal” que puede haber. Eso no nos debe sorprender. Normalmente veremos que hay un elevado acuerdo con el sentir de las traducciones y, esperemos, con las conclusiones que nosotros mismos ya venimos formando. Si nos ofrecen perspectivas nuevas y entendimientos profundos, probablemente se deba a que se hayan esmerado en el estudio del pasaje, más que por otra cosa. Y eso, también lo podemos hacer nosotros, conozcamos un idioma original o no.

La consulta eficaz de los comentarios

Comentaba, en el artículo sobre esta tarea, que en líneas generales, a efectos de la consulta de información específica, los comentarios suelen tener dos estilos de presentación. Hay unos pocos comentarios que, como en nuestro caso del significado contextual de las palabras en el pasaje, ofrecen esa información en apartados separados. La mayoría de los comentarios lo incluyen dentro del mismo comentario general que hacen sobre el pasaje. Ambas presentaciones tienen sus virtudes, pero nuestro acercamiento a cada una será ligeramente diferente.

Sin embargo, lo primero que haría para un trabajo eficiente, sería organizar mi escritorio para no perder tiempo innecesario. Cada uno decidirá cómo se organiza mejor, pero, por ejemplo, se podría hacer una distribución como la que se ve en pantalla y guardarla como un “Entorno” al que puede volver si tenemos que interrumpir nuestra labor. Arriba tengo una Biblia y mi Guía de pasaje. Esta me abrirá mis comentarios, que tengo habilitados en el panel grande a la derecha para una lectura fácil. Abajo a la izquierda he abierto mis Archivos de notas para cada día de nuestro proceso. De esta manera, si al consultar mis comentarios, leo algo que es mejor trabajar en otro momento del proceso, pero no quiero olvidarme de ello, puedo abrir el archivo correspondiente sin pérdida de tiempo, dejar la idea y seguir adelante.

Comentarios con apartados separados

Todo dependerá de los comentarios específicos que tengas en tu colección y cómo estén estructurados, pero algunos comentarios tienen apartados especiales sobre la terminología empleada en el pasaje. Por ejemplo, el comentario de Kistemaker para 1 Juan tiene un apartado cada par de versículos titulado “Palabras, frases y construcciones griegas en …” Lo que encuentro útil de esto es que puedo consultar lo que Kistemaker tiene que decir sobre cada palabra sin correr el riesgo de distraerme con otros asuntos en el comentario. Voy. Leo. Reflexiono. Y anoto lo que me parezca particularmente relevante.

Por ejemplo, si estuviera trabajando mi entendimiento del uso de “Niños”, bajando a este apartado en el 13b, veo que Kistemaker opina que el uso de πaιδία es sinónimo de τεκνία y se usa como expresión cariñosa. Lo anoto.

Podríamos ver más ejemplos, pero no es realmente necesario a efectos de este tutorial. Me resulta muy fácil consultar apartados de este tipo, ya que a que a medida que voy avanzando por mi lista de palabras, sé exactamente dónde ir en este comentario para una aportación escueta, sin otras distracciones.

Comentarios Narrativos

Con otros comentarios será más bien cuestión de ir a la porción de comentario correspondiente, y leer lo que escriben. Al trabajar con tus comentarios, los irás conociendo mejor y sabrás cuales te son de mayor utilidad en un momento dado y cuáles en otro.

Por ejemplo, aunque en la guía de pasaje en la colección Platino, los Estudios Bíblicos ELA aparecen como comentarios, si me pongo a leer lo que viene, hay muy poco que profundice en mi idea de las palabras al nivel que las estoy investigando. Es una serie que está bien elaborada, pero más a nivel introductorio que lo que estamos haciendo ahora. Sin embargo, en otra línea, puede que el pequeño cuadro que presenta sobre “hijitos”, “padres” y “jóvenes” me sea útil para la presentación. A lo mejor hago una nota sobre ello en mi Archivo de notas, titulado, “Bosquejo”. Evidentemente, puedo escribirlo todo, pero dado que en este momento no me quiero detener en ello, sino seguir con mi lectura sobre las palabras, abro el menú del panel y copio la ubicación como URL y la pego en mi nota. Cuando llegue a mi trabajo sobre el bosquejo, podré volver no solo sobre esta idea, sino ir así de rápido al apartado que me dio la idea. Sigo adelante…

Para esta clase de trabajo, debido a sus características, el Comentario Bíblico Mundo Hispano es algo más prometedor. Me pongo a leer y veo un comentario muy específico sobre varias de las palabras que tengo apuntadas. Por ejemplo, veo unas oraciones sobre el verbo “perdonar”. Sin embargo, debido a cómo vengo entendiendo el pasaje y mi trabajo con los léxicos no estoy muy seguro de que el autor haya acertado en este caso aunque, eso sí, creo que su reflexión sobre el tiempo perfecto, que indica que el perdón del que habla se completó en el pasado y sus efectos duran, es correcta. Anoto lo siguiente, por ejemplo: “CBMH. Dice que “Significa despedir, pedir que se vaya. El perdón de Dios incluye dejar nuestros pecados, con su culpa, impureza y sentencia al pie de la cruz.” Una imagen bonita, pero ¿es esa noción precisamente la que tiene en mente Juan aquí?, ¿Se podría escribir, “Os escribo a vosotros, hijos, porque vuestros pecados han sido despedidos, se ha pedido que se vayan”? Me parece más acertada la acepción más sencilla y directa de “perdón” que ya indicaban Tuggy y Louw y Nida, entre otros.”

De naturaleza similar es la serie de comentarios, “El conocimiento bíblico”. A pesar de que su línea escatológica controle demasiado algunas conclusiones en ciertos pasajes, suele tener observaciones textuales dignas de considerar. Por ejemplo, en el v. 17, en cuanto a la palabra μένω, viene un comentario que matiza en función del sentido en este versículo. Dice, ‎“Permanece” es la palabra menō, tan característica de los escritos de Juan (cf. 2:6). Señala, como lo hace en casi todos los lugares donde aparece en esta epístola, una vida que persevera en la comunión con Dios. Aquí, sin embargo, se introduce el concepto adicional de que la existencia que se vive en comunión con Dios, que rechaza los valores pecaminosos y pasajeros de este mundo, es una vida que en realidad no tiene fin.” Es un comentario que me ayuda un poco más a pensar en el uso de esta palabra en este contexto. Lo apunto en mi nota.

Conclusión

Una observación adicional antes de terminar. Recordar que hay varias maneras de captar una idea de manera rápida.

  1. Vimos una opción hace unos minutos, cuando copiamos la ubicación como URL.
  2. Pero también podemos escoger una sección de texto, y clic-derecho, “Agregar una nota a…”, o
  3. “Agregar un recorte a…”. Y en el caso de recortes, es bueno siempre agregar una etiqueta para luego poder filtrarlos.

La opción que escojas responderá un poco a tus preferencias, la clase de contenido del que se trata, y si estás un poco mejor organizado para una cosa u otra. Pero para que aparezcan como opciones al hacer clic-derecho, es importante que estén abiertas en pantalla, como la tenemos en este momento.

Contrastar tus conclusiones sobre el uso de las palabras en tu pasaje con los mejores comentarios que tienes puede ser una tarea muy buena. A veces aportan matices que ayudan, otras veces, no tanto. Evidentemente, mucho dependerá de lo que tengas en tu colección.

En el siguiente tutorial ataremos todos los cabos referente a nuestro trabajo con las palabras.

Leer Tarea 5

Continue Reading

Martes, Tarea 5: Redactar descripciones didácticas para la congregación

Esencia de la tarea Conseguidas unas conclusiones que te sean convincentes sobre las palabras, es hora de redactar esas conclusiones en un formato didáctico que puedas compartir con la congregación en el sermón. El poder redactar tus conclusiones de forma que instruya a otros es un paso final muy bueno para realmente aprenderlo uno mismo, […]

Continue Reading

Martes – Contenido: Conclusión

Las tareas descritas en los cinco artículos anteriores (y en los tutoriales correspondientes) se han centrado de manera especial en el estudio de las palabras más importantes del pasaje que irás a exponer. Si has conseguido desarrollarlas adecuadamente te encontrarás listo para trabajar las relaciones entre estas palabras el miércoles. Habrás cumplido con tu objetivo […]

Continue Reading

Martes, Tarea 4 – Contrastar mis conclusiones sobre el sentido contextual con los mejores comentarios

Esencia de la tarea Como probablemente no eres el mayor experto mundial en todos los significados del vocabulario bíblico, sería prudente, como mínimo, contrastar las conclusiones conseguidas en las tareas anteriores con los mejores comentarios de los que dispones. Los mejores comentaristas no solo ofrecerán sus conclusiones sobre el sentido de las palabras en contexto, […]

Continue Reading

M3. Describir la aportación semántica contextual

Esencia de la tarea

Describe en unas pocas frases cómo contribuye el significado contextual de cada palabra al sentido de la oración en la que aparece.

En este tutorial…

  • Qué redactar antes de pasar a los comentarios.
  • Cómo ver todos los usos contextuales de una palabra con el aro de traducción.
  • Cómo contrastar la manera en que las traducciones han entendido el sentido contextual.

Recursos adicionales relacionados

Describir la aportación semántica contextual (texto)

Esta tarea, como tal, contempla una actividad relativamente sencilla.

Después de determinar el significado contextual probable de una palabra, toca pensar en la aportación que este significado hace al pasaje. ¿Qué se quiere transmitir en el pasaje al usar esta palabra con este significado? Como mínimo, entonces, esta “tarea” animaría a que (en tus notas para cada palabra importante) agregues una frase o dos sobre la idea que el sentido contextual transmite en el pasaje.

  • Por ejemplo, si me viera adecuadamente satisfecho con mi entendimiento de la palabra “conocer” podría dejar constancia de ello de forma breve. En mi Nota para esta palabra puedo agregar algo tan sencillo cómo: “3. Aportación al contexto  = Los lectores de Juan conocen a Cristo y conocen al Padre. En el uso de Juan, esta es una afirmación de que tienen una relación con Dios. Son salvos.”
  • De la misma manera, para la palabra “mundo” podría redactar algo parecido: “3. Aportación al contexto = lo que el creyente no debe amar, es aquello que representa los valores mundanos que están opuesto a Dios. Además, aquí mismo Juan dará ejemplos de esa clase de valores.”

En algunos casos, anotar algo así no llega a tomar un minuto. De hecho, fue más o menos lo que le dedique a cada una de las descripciones que acabo de leer, después de haber hecho las actividades anteriores para cada palabra. Seguro que esto es mejorable y hasta me produce cierto nerviosismo incluir en un vídeo de este tipo descripciones que no gocen de mayor reflexión. Pero la intención de esta tarea es simplemente impulsarte a concretar tu entendimiento del uso contextual de la palabra. Redactar algo, por sencillo que sea, te obliga a gestionar los conceptos en tu propia mente, recoger el fruto de tu investigación y almacenarlo para uso posterior. Tampoco es la última reflexión que harás sobre estas palabras. Pasarás, en la tarea siguiente,  a los comentarios y luego a una expresión didáctica. Después, en las tareas del “Miércoles” harás más trabajo sobre las relaciones gramaticales y estructurales del pasaje.

Con todo, si ves que con algunas de las palabras todavía quieres perfeccionar tu entendimiento, antes de contrastarlo con el de los comentaristas, hay varias herramientas adicionales que te pueden ser particularmente útiles. En lo que queda de este tutorial tomaremos contacto con dos y mencionaré una tercera, de paso.

1. Cómo ver todos los usos contextuales de una palabra con el aro de traducción.

Como apuntaba en el artículo sobre esta tarea, tradicionalmente una de las herramientas imprescindibles para la exégesis seria han sido las concordancias. Sin embargo, bajo la óptica de un software de estudio bíblico, como Logos, las concordancias tradicionales pasan a ser pre-historia. Al mismo tiempo, las concordancias cobran una vitalidad y flexibilidad como nunca antes. De hecho, lo que vamos a ver a continuación resulta ser una concordancia, aunque quizás no lo parezca a primera vista. Es la concordancia como nunca lo habías visto antes.

En la guía, Estudio de palabra bíblica:

  1. Primero veo un gráfico que me muestra cada instancia de γινώσκω en el NT según el número de veces que ocurre en un libro y según la frecuencia relativa a la extensión del libro. Así que vemos, por ejemplo, que γινώσκω aparece 28 veces en Lucas y 25 veces en 1 Juan. Sin embargo, la columna es más alta en 1 Juan porque comparado con la extensión del libro, la frecuencia con la que aparece γινώσκω en esta carta de Juan es muy elevada.Y si hago clic sobre el gráfico puedo ver esta información de otras maneras.
  2. En esta visualización hasta puedo ver el texto de la LBLA para cada versículo en el que aparece γινώσκω. ¿Ves?, esto es una concordancia pero ¡completamente redefinida! Y, además del Mapa de resultados, también hay un Gráfico de barras, un Gráfico de columnas, y una Gráfica circular. En algunos casos se trata mayormente de información curiosa y bonita. En otros casos, nos muestra ópticas de cierta relevancia sobre la importancia que tiene una palabra para un libro o un autor.
  3. La imagen principal en la guía, sin embargo, es el aro de traducción. Lo que es impresionante de este aro es que en una imagen, resume todas las maneras en que LBLA traduce las 222 veces que γινώσκω aparece en el NT. Encima, nos da una idea instantánea de la relativa frecuencia de ciertas traducciones. Y por si esto fuera poco, también podemos hacer clic sobre cualquier segmento del aro y ver todas los versículos en los que aparecen esas traducciones de γινώσκω en la LBLA. Esto sigue siendo una concordancia, pero dinámica y reconfigurable.
  4. Ahora bien. Antes de emocionarnos demasiado, hay que saber apreciar en su justa medida lo que estamos viendo. Estas variantes de en la LBLA no representan el mismo grado de precisión que las definiciones en un léxico bueno, como el de Louw y Nida. Sin embargo, sí dan nociones de uso – matices que los traductores han percibido en contextos específicos. Y dado que podemos ver así de fácilmente esos usos en contexto, podemos examinar esos matices nosotros mismos, sí queremos.
  5. El último apartado de la guía es el de “Búsquedas textuales.” Este nos presenta unos resultados que son, de todo lo que hemos visto, lo que más se parece a una concordancia tradicional. Sin embargo, incluso esta visualización se sale de lo normal al ser interactiva. De hecho, hay tantas posibilidades aquí que podríamos estar un buen rato examinando las opciones. Solo mencionar un par de asuntos a modo ilustrativo. Por ejemplo:
  6. Me interesa saber como el Apóstol Juan emplea el verbo γινώσκω. Cambio el filtro a “Literatura juanina” y, ahora, en vez de los 222, me aparecen 86 resultados. Pero hay más.
  7. En la vista “Análsis” cualquier columna llega a ser un filtro. Veo la columna Louw-Nida. Me gustaría filtrar todos los usos de γινώσκω en Juan según su acepción en Louw y Nida. Arrastro la columna arriba. Los puedo colapsar para conseguir una vista global, pero en cualquier momento, si, por ejemplo, quiero ver todos los usos con el sentido de LN 31.27, puedo hacerlo.
  8. Claro, si no te manejas con el griego, podrías pensar, esto es imposible de descifrar. ¡Pues no! Voy a las opciones superiores y cambio a la LBLA. Ahora veo todos los usos de Juan del verbo griego γινώσκω organizados según las acepciones de Louw y Nida, en castellano. Así que si quiero ir en busca de matices y perfeccionar mi entendimiento de esos usos en contexto lo puedo hacer, ¡toda la tarde, si quiero!

2. Cómo contrastar la manera en que las traducciones transmiten el sentido contextual.

Una segunda herramienta en Logos que nos puede ser de ayuda a la hora de perfeccionar nuestro entendimiento del sentido contextual y de la función de ese sentido en el pasaje es la herramienta de Comparación de versiones. Dado que ya hemos visto esta herramienta en cierto detalle en el tutorial L4, no haremos más con ella ahora que ver un ejemplo sencillo.

Abrí la herramienta a los vv. 15-17 en varias versiones para echar un vistazo muy rápido al uso de “mundo”. No vi mucho que ampliara mi entendimiento del uso de esta palabra, pero sí vi en la Traducción en lenguaje actual (TLA) una expresión que apuntaré porque me puede ser de ayuda a la hora de explicar este uso negativo de “mundo” que venimos comentando. En el v. 17 la TLA dice, “lo malo de este mundo”. Es una noción sencilla, pero puede ser una manera interesante de aclararle a la gente el sentido de este uso del mundo y de sus valores opuestos a Dios. Cuando Juan habla de esta manera del “mundo”, no está hablando ni de la tierra, ni de la gente, ni de las cosas buenas del mundo, está hablando de “lo malo de este mundo,” aquellas cosas que están opuestas a Dios. Añadiré una frase al respecto en mi Nota.

3. Consultar diccionarios expositivos o teológicos

Finalmente, añadir que puedes consultar algún léxico expositivo o teológico también. Esto podría ser de utilidad en este momento si (A) no has conseguido la claridad necesaria ya, (B) dispones del tiempo necesario o (C) prefieres ver un “estudio de palabra,” como tal, antes de contrastar tus conclusiones con las que vienen sobre tu palabra en los mejores comentarios de los que dispones.

Estudiar las palabras puede ser interesante y revelador, y Logos nos ofrece una variedad de acercamientos potentes. Con todo, nunca debemos olvidar que el fruto estos acercamientos debe mantenerse en un equilibrio sano con el resto del estudio que hemos hecho hasta aquí y que todavía haremos. Algo que nos puede ayudar a mantener ese equilibrio es contrastar nuestras conclusiones con las de comentaristas reconocidos. A eso nos dedicaremos en la tarea siguiente.

Leer Tarea 4

Continue Reading

M2. Determinar el significado semántico probable

Esencia de la tarea

Identificar cuál de los sentidos posibles de cada palabra es la más probable dado el contexto.

En este tutorial…

  • Dos maneras de obtener una sugerencia del significado contextual más probable – una rápida, la otra casi instantánea.
  • Qué hacer con la información conseguida.

Recursos adicionales relacionados

Determinar el significado semántico probable (texto)

En este tutorial y el siguiente emplearemos algunas de las prestaciones más innovadoras del software bíblico de Logos. Estas nos ayudarán a acceder de manera instantánea o casi instantánea a los significados contextuales más probables en nuestros pasajes de estudio.

Como siempre, a pesar de la velocidad que el software nos brinda, es de vital importancia que valoremos los resultados que nos ofrece. A fin de cuentas, somos nosotros, no la máquina, quienes tenemos que compartir la palabra inspirada. Es más, somos nosotros, no la maquina, quienes tendremos que rendir cuentas de nuestra fidelidad (p. ej. 1 Tim. 4:16 y 2 Tim. 2:15).

Dicho eso, la verdad es que la máquina nos ofrece unas prestaciones fabulosas. En este tutorial y el siguiente veremos varias maneras de emplear las herramientas para acercarnos al sentido y aportación contextual de las palabras en nuestro pasaje.

1. Usando [Ctrl-F] con un léxico con referencias exhaustivas (como el de Tuggy).

La primera manera que veremos es más bien lo que podríamos llamar una “táctica” con un recurso tradicional. Hemos mencionado, por ejemplo, que una de las características del léxico de Tuggy (LGENT) es que, para la mayoría de las palabras en el Nuevo Testamento, ofrece referencias bíblicas para todos los versículos en los que una palabra aparece. Pero lo realmente importante de esto es que los lista según la acepción que el lexicógrafo cree que tienen en contexto. Evidentemente, esto resulta de gran ayuda.

Volvamos a la palabra “conocer,” que veíamos rápidamente en Tuggy en el tutorial anterior. Recordaremos que este léxico nos ofrece 5 acepciones principales para el verbo griego, γινώσκω. Como sabemos que este verbo aparece 3 veces en los vv. 13-14, es simplemente cuestión de ver dónde ha clasificado Tuggy estas instancias.

Dependiendo de las referencias que haya para una palabra determinada, y de si mi ojo tiene la suerte de verlas rápidamente, o no, puedo tardar unos momentos en encontrar las referencias que busco. Así que un truco (la “táctica”) que se puede usar es [Ctrl+F]. Pulsando esas teclas, me abre la ventanilla de búsqueda del panel. Tecleo I Jn. 2:13 y ahí lo veo. Tuggy lo tiene bajo la primera acepción: “A.3.) Conocer, saber. Con persona como objeto.” La verdad es que esta categorización no nos sorprende en absoluto. Es lo que esperaríamos dado el contexto. Luego, vemos que Tuggy tiene 13 referencias más en este apartado. Si quisiéramos, podríamos consultarlas para ver usos adicionales de este verbo en sus respectivos contextos. Es interesante constatar, también, que muchas de las otras citas que aparecen aquí también se encuentran en 1 Juan.

Paso a mi Nota sobre la palabra “Conocer” y ampliaré la entrada y le pondré un subrayado para llamar la atención a la acepción que corresponde. Obviamente, cada uno tendrá su forma preferida de resaltar lo que quiere destacar. Otra idea, sería listarlo abajo, como un siguiente paso.

No es ningún trabajo mágico. Se trata de consultar el recurso y extraer la información necesaria.

Con todo, Logos nos ofrece otras posibilidades adicionales. Veamos una que puede ser más eficiente todavía.

2. Usando los números de Louw y Nida con el interlineal inverso. 

Volviendo al mismo texto bíblico, bien sea con la LBLA o la RVR60, fijemos nuestra atención un momento en la barra superior del panel. Allí veo dos elementos que nos permiten acceso a las funciones interlineales inversas de estas ediciones de la Biblia.

Si pincho sobre la palabra “Mostrar,” se me abre un pequeño menú con ocho campos de información interlineal. Escojo “En línea” y estos ocho campos se incorporan bajo las palabras correspondiente en el pasaje. Como tengo resaltado todavía el verbo “conocer” , veo que allí me aparece información sobre el verbo griego γινώσκω que viene en el original. Si vuelvo al menú “Mostrar” veo que estas líneas de información se corresponden con: 1. el Texto de superficie, que es el texto de la LBLA, en este caso; 2. Manuscrito, que es la forma del verbo que aparece en el texto griego; 3. Manuscrito (transliterado) para quienes no se manejan tan fácilmente con las mismas letras griegas; 4. Lema, que es la forma de la palabra griega tal como aparece en el diccionario; 5. Lema (Transliterado); 6. Morfología, que son una serie de códigos que, en este caso, nos dicen que el verbo γινώσκω, en el pasaje εγνώκατε, es un verbo, perfecto, activo, indicativo, segunda persona, plural (que por cierto, es la misma información que aparece al pie del panel si posamos nuestro cursor sobre este código o sobre la misma palabra castellana); 7. Número de Strong, que está más que nada para vincular estas palabras a recursos que usan estos números; y finalmente, 8. Número de Louw-Nida, que es la clasificación por dominios y sub-dominios de las palabras en el léxico de Louw y Nida y también de los Diccionarios de idiomas bíblicos que nos ofrece Logos. Volveremos sobre estos números de Louw y Nida en un momento.

Si quiero, puedo mostrar más o menos líneas de datos, seleccionando o de-seleccionando casillas en el menú. Por ejemplo, como yo me manejo muy bien con las letras griegas, me entorpece tener a la vista las transliteraciones, así que tengo costumbre de ocultarlas. Esto, como siempre, a gusto del mismo usuario.

Sin embargo, Logos tiene otra manera de ver estos datos que me gusta mucho más todavía. Ocultaré, por lo tanto, todas estas líneas, de-seleccionando “En línea.”

Paso al icono que dice “Interlineal” y lo presiono. Ahora el interlineal me aparece al pie del panel. Si pincho sobre una palabra, el interlineal inverso se sitúa en esa palabra.

En este momento vemos que aparecen seis líneas. Si quisiera habilitar, por ejemplo, las líneas de transliteración, tendría que desplazar el cursor a la izquierda del interlineal, hacer clic-derecho, y escoger las líneas que quiero. O de-seleccionar las que no quiero.

Por cierto, comentar algo sobre los numeritos color naranja que aparecen al lado de cada palabra griega en la línea del manuscrito. Como es un interlineal inverso, es decir, estructurado según el orden de las palabras de la traducción, no según el orden de las palabras del idioma original, estos numeritos están para indicar en qué secuencia aparecen las palabras griegas en el texto original. En este caso, resulta ser igual, pero como también se puede apreciar, dado que la morfología griega incorpora cierta información gramatical dentro de la palabra, a veces, en la traducción hacen falta palabras adicionales para transmitir todo el sentido. Esto sería así con cualquier idioma. Ningún idioma está estructurada exactamente de la misma manera, así que siempre habrá diferencias de este tipo. Pero que haya estas diferencias, no significa ni que un idioma sea mejor, o más especial que otro, ni que no se puedan transmitir en cualquier idioma los conceptos que aparecen en el texto de otro idioma. Como observa Johannes Louw, “todos los lenguajes pueden hablar del mismo significado, y de todos los significados” (citado por Carson, Falacias exegéticas, p. 68).

Enfatizo este último punto, por que a veces se ha dado a entender a la gente que hay algo particularmente especial, inherente en los idiomas bíblicos para comunicar verdades divinas. El griego, por hablar del idioma que tenemos delante en este pasaje, es un idioma fabuloso, pero no es ni un idioma sagrado ni mágico. Es un idioma, como otros idiomas. Es más, el griego del Nuevo Testamento es el griego normal de aquella época. Además, en el Nuevo Testamento mismo hay diferentes niveles de habilidad en el uso del griego: desde Hebreos, con un manejo muy pulido del idioma, a los escritos de Juan, con un lenguaje bastante sencillo.

Pero volviendo a nuestra tarea: saber qué quieren transmitir estas palabras en nuestro pasaje. Bajamos a la palabra “mundo” en el v. 15. Al escoger la palabra, el interlineal inverso salta a la palabra κόσμος.

Quiero que nos fijemos en la última línea del interlineal. Vemos el número de Louw y Nida, que en este caso es el LN 41.38. Lo fabuloso de este número es que es una referencia, no a la entrada principal sobre κόσμος en el diccionario, sino una referencia al probable sentido que le da Juan en este versículo. Veamos, si abro una guía, Estudio de palabra bíblica desde “mundo” en el texto, y luego escojo DIB griego, veremos algo sumamente interesante y útil. Veo que este número de referencia de Louw y Nida, LN 41.38, es la tercera acepción. Es decir, los editores nos sugieren que el significado más probable en este versículo para κόσμος es el de LN 41.38, que aquí es la acepción 3. “el sistema de este mundo, los valores mundanos impíos.” ¡Genial!

Si leemos los versículos 15-17 con esta idea del mundo en mente, vemos que tiene sentido. Y para mostrar la utilidad de esto, quiero que veamos una instancia adicional de “mundo” en este capítulo. Sé que en el v. 2. de este mismo capítulo, Juan ha mencionado el “mundo” también. Subo al v. 2 y selecciono la palabra “mundo” allí. Miro el número Louw y Nida que ahora aparece, y veo que ya no es el 41.38, sino el 9.23. Miro en el diccionario y veo que el número LN 9.23 se corresponde con la cuarta acepción, “la gente, los que están alejados de Dios.” Evidentemente, este es un sentido de “mundo” muy diferente al anterior. Claro, si leemos el versículo 2, “El mismo es la propiciación por nuestros pecados, y no sólo por los nuestros, sino también por los del mundo entero,” nos damos cuenta inmediatamente que este otro sentido – aquí – es correcto.

Si solo nos fijamos en la palabra castellana “mundo”, no hay diferencia entre el v. 2 y los vv. 15-17. “Mundo” aparece en ambos lugares. Si sólo nos fijamos en la palabra griega κόσμος, tampoco hay diferencia. κόσμος aparece en ambos lugares. Pero cuando nos fijamos en la línea Louw y Nida, vemos que nos dirige a acepciones diferentes en el diccionario. ¡La ayuda práctica que esto nos ofrece es impresionante!

Con todo, vuelvo a repetir, estos sentidos no son así porque lo dice el diccionario. Tampoco son así porque lo digan los eruditos que trabajan para Logos que han vinculado una instancia de una palabra a una acepción concreta. El significado concreto de la palabra viene determinada por su uso en el contexto, y lo que es evidente, es que el uso en el v.2 y los usos en los vv. 15-17 son diferentes. El contexto lo pone de manifiesto. La herramienta simplemente resalta ese hecho, y nos acelera la posibilidad de contrastar usos concretos con las acepciones neotestamentarias conocidas que conforman el campo semántico total de una palabra.

Paso nuevamente a mi Nota sobre la palabra “Mundo” y agrego y resalto la información conseguida.

Habiendo determinado el sentido contextual probable de estas palabras, todavía necesito pensar sobre la aportación que este significado hace al pasaje. En este caso saber que “mundo” probablemente significa, LN 41.38, “el sistema de este mundo, los valores mundanos impíos” es de gran ayuda. Pero todavía tengo que pensar más sobre la razón por la cual Juan emplea ese significado aquí. ¿Qué quiere transmitir en este pasaje al usar esta palabra con este significado?

A eso nos dedicaremos en la siguiente tarea y el siguiente tutorial.

Leer Tarea 3

Continue Reading

M1. Examinar las opciones semánticas posibles

Esencia de la tarea

Informarte de las opciones semánticas que hay para cada palabra importante de tu pasaje.

En este tutorial…

  • ¿Qué léxicos de idiomas bíblicos tienes en tu colección?
  • ¿Cómo descubrir rápidamente las opciones semánticas posibles?
  • ¿Qué hacer con las opciones semánticas que descubres?

Recursos adicionales relacionados

Examinar las opciones semánticas posibles (texto)

Como decía en el artículo sobre esta tarea, este primer paso por aclarar el sentido contextual de una palabra en el pasaje a predicar es sumamente sencillo y rápido. Tiene que ver simplemente con entender los conceptos englobados por el campo semántico total de cada palabra importante que aparece en el texto. Dicho de otra manera, antes de determinar cuál es el sentido concreto de tu palabra en este contexto, tienes que saber cuáles son tus opciones. ¿Qué puede significar tu palabra?

En el software bíblico de Logos, hay varias maneras de conseguir esta información. Veremos un par de ellas y luego recogeremos el fruto de la información conseguida en un lugar al que iremos ampliando en los tutoriales siguientes.

Como el pasaje que estoy preparando en esta serie de tutoriales es 1 Juan 2:12-17, iremos allí para ver las palabras que apunté en la tarea 4 del Lunes. Voy a Favoritos y abro el Archivo de Notas que completé para mi trabajo contextual sobre este pasaje. Allí veo una nota que contiene todas las palabras que consideré importantes para investigar en mayor detalle.

Dado que iré examinando cada una de estas palabras más a fondo en esta y las siguientes tareas, abriré una nota para cada palabra en el Archivo que tengo ya creado para mi trabajo sobre los contenidos de este pasaje. Allí, tarea por tarea, iré agregando información hasta tener (al final) lo que necesito para cada palabra: una descripción didáctica para la congregación, resaltando la relevancia para el sentido del pasaje. Y para que quede claro, aunque para estos tutoriales a lo mejor muestre un par de acercamientos al mismo paso, con un par de palabras diferentes, antes de pasar el siguiente paso, en el trabajo normal, la manera más rápida es realizar todas las tareas de manera seguida para cada palabra antes de pasar a la palabra siguiente.

Pero ¿cómo conseguimos ver qué opciones semánticas hay para nuestras palabras? Evidentemente no podemos consultar un diccionario castellano, dado que no guardaría ninguna relación con las palabras griegas que hay detrás de la traducción que estoy leyendo. Afortunadamente, justo en esa cuestión Logos es especialmente útil. Es más, las prestaciones que pone a nuestra disposición son tan potentes, que parte de mi intención con esta serie sobre las palabras es aprender a sacar provecho de la potencia que nos ofrece sin aplicar esa potencia de manera equivocada.

Evidentemente, habrían muchas maneras diferentes de acceder a información sobre las palabras, por ejemplo, incluso buscando cada palabra de manera independiente en los índices de cada uno de nuestros léxicos. Pero como esa opción se parece demasiado a trabajar con un libro impreso y llevaría demasiado tiempo, nos centraremos en los dos acercamientos que nos ofrecen la máxima información de la manera más rápida.

El primer acercamiento es por medio del mismo texto bíblico.

Para ello, en castellano, necesito trabajar con aquellas Biblias que Logos tiene dotadas con la prestación interlineal. Esto es clave porque me permitirá acceder a los idiomas originales. En las fechas que redacto este tutorial hay dos Biblias en castellano habilitados de esta manera. Para un acceso directo los he arrastrado a la barra superior. Se trata de LBLA para el Nuevo Testamento y la RVR60 para ambos Testamentos.

Abriré la LBLA a mi pasaje: 1 Juan 2:12-17. (De paso, señalar que, como tenemos otros vídeos sobre algunas de las prestaciones que usaremos a continuación, no entraré aquí en los pormenores.)

Lo que me gusta de esta opción es que veo las palabras en su contexto natural y sólo trabajo con las palabras que más me interesa investigar.

Por ejemplo, una de las palabras que tengo en mi lista es la palabra “conocer.” Hago clic-derecho sobre la palabra y, en el diálogo que se abre, me aseguro de escoger la opción “Lema” porque eso indica que me buscará información sobre la forma de la palabra que aparece en el diccionario. Pincho sobre la opción “Estudio de palabra bíblica” y Logos me abre una guía para esa palabra.

Podríamos comentar muchos aspectos de la información que nos ofrece esta guía, pero como en este momento nuestra misión es ver qué aparece en el campo semántico total neotestamentario para esta palabra, me dirigiré a los diccionarios que aparecen bajo “Lema”. Como con todo en Logos, el número de léxicos que aparece aquí tiene que ver con los recursos que tengas en tu colección. En la colección Platino, me salen estos tres.

El primero es el Léxico Griego-Español del NT, de Alfred E. Tuggy. Vemos que en la sección que versa sobre el uso del NT, aparecen cinco acepciones principales algunas con subdivisiones.

  • A.) Conocer, saber
  • B.) Saber, darse cuenta
  • C.) Comprender
  • D.) Reconocer
  • E.) Eufemismo para indicar relaciones sexuales.

Lo que salta a la vista de esta lista es que, a pesar de que varias acepciones guardan una cercanía evidente unas con otras, también hay cierta diversidad. Desde luego que en nuestro pasaje la palabra γινώσκω, traducido por “conocer” en LBLA ¡no puede tener algunos de estos sentidos! Pero para determinar el significado concreto seguiremos con esta palabra en la tarea 2. Anoto las posibilidades semánticas en la nota que tengo para esta palabra.

Si quisiera, podría ver lo que los otros dos léxicos que aparecen a continuación dicen sobre esta palabra.

El segundo es el Diccionario de idiomas bíblicos: griego, preparado por Swanson. Usaremos este léxico en nuestro siguiente ejemplo.

El tercero es el Compendio del diccionario teológico del NT, de Kittel. Dado que sus características son bastante diferentes a un diccionario normal, lo comentaremos en otro momento.

El segundo acercamiento que recomendaría es usando la guía, Análisis de texto.

Voy a Guías >> Análisis de texto, y tecleo 1 Jn 2:12-17.

Lo que me gusta de esta opción es que me abre información a todas las palabras de manera automática y, para cada versículo, me muestra el texto original y la traducción castellana, lado a lado.

Aunque ya hemos comentado algunos aspectos del uso de κόσμος en los escritos de Juan valdría la pena profundizar aquí.

El apartado en el que aparece aquí en la guía, Análisis de texto se parece bastante al apartado que vimos en la guía, Estudio de palabra bíblica. Hay un par de diferencias, principalmente debido a que esta guía también muestra información sobre la forma de la palabra que aparece en el texto y no sólo la forma que aparece en el diccionario, pero aparte de eso funcionan igual.

Esta vez abriré el Diccionario de idiomas bíblicos: griego, preparado por Swanson, que está basado en el excelente léxico de Louw y Nida. De ahí que aparezca en los números de referencia un LN. (Por cierto, la función de estos números es muy interesante y lo comentaremos en un tutorial futuro.) Este léxico nos ofrece ocho entradas.

  • LN 1.1 universo
  • LN 1.39 tierra
  • LN 41.38 el sistema de este mundo
  • LN 9.23 la gente
  • LN 79.12 adorno
  • LN 6.188 ornamento
  • LN 59.55 gran cantidad
  • LN 12.44 poder sobrenatural

Anoto las posibilidades semánticas en la nota que tengo para esta palabra.

Por cierto, no todas las palabras tendrán tantas posibilidades como esta. Mucho depende de la palabra en cuestión y el número de veces que aparece en el NT, entre otras cosas. Por ejemplo, varias de las palabras que tengo en mi lista sólo aparecen con uno o dos significados posibles. ¡Esas me fueron muy fáciles de consultar! pero no son tan interesantes como para mostrar en un tutorial. Decir también que generalmente sólo tomaría contacto con más de un léxico a estas alturas si se presentara alguna duda especial que necesitase aclaración u otra óptica.

Conclusión

Al terminar este tutorial, quiero repetir algo que dije antes, para que quede claro. Aquí hemos hecho una sola tarea muy pequeña para cada palabra. Normalmente uno trabajaría todas o varias de las tareas hasta completar una palabra y luego continuaría con la próxima palabra en la lista. Esa sería la forma más eficiente de trabajar. En estos tutoriales, voy paso a paso y con diferentes acercamientos, para explicar, aclarar y presentar opciones.

Con nuestras dos palabras de ejemplo, hemos tomado contacto con las posibilidades semánticas de cada una. En el siguiente tutorial veremos varias maneras de determinar el significado semántico probable en estos casos concretos.

Leer Tarea 2

Continue Reading

Martes – Contenido: Introducción

El contenido específico que trabajaremos en esta porción de nuestro “proceso semanal” es el más pequeño posible: las palabras. Pero incluso con la gran carga de significado que transportan las palabras, no lo hacen independientes de su contexto. En cualquier punto determinado de la historia, una palabra tiene un campo semántico determinado. Puede significar unas […]

Continue Reading