Top Menu

05A3c. Guía, Análisis de texto: Secciones restantes

Lo más destacado

  • Logos te muestra información gramatical relevante sobre el pasaje en estudio.
  • Una visualización puede ser una herramienta de gran ayuda – incluso si uno no conoce los idiomas originales.
  • Si tu biblioteca Logos no contiene “aparatos textuales”, todavía puedes consultar las versiones castellanas de la Biblia para las variantes más importantes.

Tareas prácticas

  • ¿Te podría ser de beneficio una visualización sintáctica? Un mínimo de inglés te puede ser suficiente.
  • De tanto en tanto, Logos actualiza sus colecciones. Merece la pena estar atento por si en adelante agregan recursos y prestaciones que ahora mismo faltan en español.

Guía, Análisis de texto: Secciones restantes (texto)

Este tutorial sigue del anterior y en él nos dedicaremos a las tres secciones restantes de la Guía, Análisis de texto.

Sobre la sección “Gramáticas”

La segunda sección que miraremos brevemente es la de “Gramáticas.”

Como uno puede imaginar, lo que Logos devuelve en esta sección son los hipervínculos a menciones específicas al presente pasaje de estudio que puedan aparecer en alguna gramática en nuestra colección. Hoy por hoy, la colección Platino cuenta con una media docena de recursos para el griego que podrían aparecer en esta sección. También cuenta algunos recursos para el hebreo y el arameo. Para los cuatro versículos que en esta guía estamos trabajando ahora mismo, Logos ha encontrado 4 menciones en 2 recursos. Claro, se supone que si uno piensa trabajar mucho con los idiomas originales, comprará recursos y colecciones adicionales que le ofrezcan más ayuda en estos campos. En mi colección personal me salen nada menos que 31 hipervínculos para estos mismos cuatro versículos, aunque, eso sí, como siempre, la mayoría de estos recursos están en inglés.

Sobre la sección “Visualizaciones”

En tercer lugar veremos el apartado titulado “Visualizaciones”.

Para mí, esta es la gran laguna de la colección Platino, hoy por hoy. La razón es que aun si uno no domina los idiomas originales, a nivel exegético todavía podría sacar mucho provecho de la información que se ofrecen en las visualizaciones. Por esa razón si uno pudiera, y tiene si quiera un mínimo de soltura con el inglés, le animaría a comprar por lo menos una de estas visualizaciones. Veamos algunas de éstas, y espero que sea evidente por qué me parecen tan interesantes a la hora de preparar estudios y predicaciones que sean máximamente fieles a las escrituras.

Básicamente se trata de ayuda experta que muestra, de manera visual, la estructura de las oraciones en su versión original.

Hay dos estilos básicos.

  • El primer estilo procura mostrar la estructura del original subordinando frases unas a otras según la gramática de la oración. También incluye una etiqueta para la función gramatical de la oración en cuestión.
  • El segundo estilo es más visual todavía. Organiza toda palabra en una especie de “árbol” sintáctico para que uno pueda fácilmente ver la relación de palabras entre sí, en sus diversas funciones gramaticales.

El hecho es que estas visualizaciones nos ofrecen una óptica muy accesible sobre la estructura del idioma original, y esto puede ser de gran ayuda a la hora de desentrañar mejor el pensamiento del autor. A pesar de que nuestras traducciones generalmente son muy buenas, no siempre es fácil mantener la estructura de dependencias que existen en el idioma original. Por consiguiente, con cierta frecuencia no nos percatamos de ciertas relaciones entre conceptos en el argumento original. De ahí que verlo de estas maneras puede ser de gran ayuda para el intérprete.

Sobre la sección “Aparatos textuales”

En cuarto lugar, está la sección de Aparatos textuales.

Por defecto – con la colección Platino – no aparece esta sección, debido a que la Colección Platino no incluye ningún aparato textual. Para ello tendría que tener una edición crítica del Antiguo o Nuevo Testamento. (Una edición “crítica” por si no estás familiarizado con esta terminología, sería una versión en uno de los idiomas originales que agregue notas sobre las variantes que pueden haber entre algunos de los manuscritos sobre los que se fundamenta el texto. Sin embargo, para quienes no hayan estudiado estas cuestiones, el hecho que no tengan nada en esta sección no es tan importante. Muchas versiones de la Biblia en castellano suelen señalar las variantes más importantes en notas de pie de página, y esto será más que suficiente.

Conclusión: ¡Aprovecha lo que hay!

Así que, para ir concluyendo, a pesar de que a día de hoy hay un par de secciones que no gozan de contenido en las colecciones castellanas, la guía, Análisis de texto todavía puede ser una herramienta de mucho provecho si uno dedica un poco de tiempo a manejar lo que sí sale – y de manera especial, la sección Palabra por palabra.

Además, como es muy fácil personalizar los campos que aparecen en una guía, si a uno le gusta trabajar partiendo de una presentación que va versículo por versículo, puede agregar las secciones adicionales que más le interese para completar una guía personalizada de gran utilidad. Es sólo cuestión de proponérselo y preparar una plantilla que lo consiga.

De hecho, en algunos tutoriales futuros, me dedicaré a sugerir algunas de las personalizaciones que posiblemente sean las más útiles a la hora de complementar lo que devuelve la sección “Palabra por palabra”, sobre todo para aquellas personas que no hayan tenido la oportunidad, todavía, de aprender algo de los idiomas bíblicos originales.

No comments yet.

Deja un comentario