Top Menu

05A4a. Guía, Estudio de palabra bíblica (1)

Lo más destacado

  • Se suelen cometer muchos fallos en el estudio de palabras bíblicas.
  • Logos ofrece dos variantes de la Guía “Estudio de palabras bíblicas”: una que parte del castellano, otra que parte del idioma original.

Tareas prácticas

  • Investiga por tu cuenta – y con varias palabras diferentes – las dos variantes de esta Guía.
  • ¿Harías bien en ampliar tu biblioteca para que esta guía disponga de mayor contenido?

Guía, Estudio de palabra bíblica (texto)

Posiblemente sea en el estudio de las palabras bíblicas donde se producen más fallos en la exégesis bíblica que en cualquier otro aspecto. Esto se debe a varios factores, pero para la mayoría de las personas tiene que ver principalmente

  • con unos malos entendidos sobre cómo funcionan las palabras en un idioma,
  • con la falta de recursos realmente buenos que la mayoría de las personas pueden usar de una manera práctica,
  • y finalmente con algunas ideas equivocadas sobre el mismo valor de las palabras, como tal, en el conjunto del trabajo de interpretación bíblica.

Se han escrito libros enteros sobre estos asuntos. Quizás el de mayor importancia en cuanto a los errores que se suelen cometer sea el de Donald A. Carson, titulado Falacias exegéticas (CLIE, 2012). Carson dedica nada menos que el 30% de todo el libro a falacias en el estudio de palabras y, al finalizar ese capítulo deja claro que habría mucho más que podría decir sobre el tema. En su opinión, el fallo principal reside en que “muchos predicadores y profesores de la Biblia saben solo el griego necesario para utilizar las concordancias, o quizá un poquito más. No hay mucha destreza en el griego como idioma; y por lo tanto, existe la tentación de demostrar lo que se ha aprendido, lo cual a menudo resulta ser un montón de información léxica sin la influencia restrictiva del contexto. La solución, por supuesto, es aprender más griego, no menos, y tener al menos un conocimiento rudimentario de la lingüística” (70).

Software Bíblico Logos también reconoce, por un lado, el interés que hay en el estudio de las palabras bíblicas, y por otro lado, los problemas que se suelen dar en ese estudio. De ahí que hayan preparado todo un cursillo en vídeo muy bien elaborado para gente no muy experta en el tema. Desafortunadamente, ¡está en inglés y cuesta $99!

Con todo, el hecho es que – tengamos la posibilidad de acceder a ese cursillo particular o no – disponemos en castellano de recursos suficientes (y en Logos mismo) como para trabajar bien con las palabras de los idiomas originales. La clave está en aprender a sacarle partido a las herramientas que Logos nos ofrece para ello y hacerlo dentro de unos parámetros exegéticos y lingüísticos correctos. En este tutorial y algunos otros relacionados procuraremos hacer justo esto.

Una guía. Dos variantes.

Como mencioné en el tutorial introductorio sobre las guías de estudio, a diferencia de las otras dos guías pre-configuradas de Logos – la “Guía de pasaje” y la guía “Análisis de texto” – la guía “Estudio de palabra bíblica” parte de una palabra, no de un pasaje. Esa es la razón de que Logos no devuelva esta guía cuando introduces un texto bíblico en el buscador principal de la Página de inicio. En cambio, Logos te ofrece esta guía cuando tiene sentido usarla.

Luego otro aspecto MUY importante a tener presente es que hay dos variantes de esta guía que dependen de si inicias tu estudio de palabra con el castellano o con el idioma bíblico original. Estas dos versiones se solapan en ciertos casos. Para no confundirse, lo que hay que recordar es que hablamos de traducción y las diferencias se dan dependiendo sobre todo de la “dirección” en que va esa traducción – si del castellano al original o del original al castellano.

Además, debemos tener en cuenta que algunas de las ediciones de la Biblia de nuestras bibliotecas digitales son, digamos, bi-direccionales y otras solo unidireccionales. Con TODAS nuestras versiones de la Biblia en Logos podemos lanzar una Guía “Estudio de palabra bíblica,” pero sólo con ciertas versiones podemos hacerlo tanto partiendo del castellano como del idioma original. Es como si Software Bíblico Logos hubiese matriculado a unas cuantas versiones en una escuela de idiomas y con estas versiones puedes iniciar el estudio tanto desde el castellano como desde el idioma original. Sin embargo, con unos pasos más, puedes acceder a toda la información con todas las versiones. Lo veremos en el siguiente tutorial.

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Usamos WordPress. Diseño: Woo Themes