Top Menu

07A2. Accesos directos: Orientación completa

Lo más destacado

  • Puedes crear un acceso directo para prácticamente cualquier función, recurso o documento en Logos 4.
  • También puedes crear accesos directos para cosas que no son parte de Logos 4.
    • Lanzar otro software.
    • Abrir otros documentos.
    • Ir a un sitio web.

Tareas prácticas

  • Prueba agregando 10 funciones a Accesos directos.
  • Organiza tus accesos directos de manera que tengan sentido a la larga.
  • ¿Hay algún otro software o página web que usas con frecuencia junto con Logos 4? Posiblemente valdría la pena agregar un acceso directo para eso también.

Accesos directos: Orientación básica (texto)

Como decía en el tutorial anterior, hay tres prestaciones en la Barra de herramientas que entiendo tienen que ver con acelerar nuestro uso de Logos 4. Estas tres son Recuadro de comando, Accesos directos y Entornos. Cada una de estas tres prestaciones aporta una manera especial de hacer que tu uso diario del software vaya más rápido. En este tutorial veremos lo que nos ofrece Accesos directos.

Si el Recuadro de comando nos ayuda a hacer algunas cosas de manera acelerada, Accesos directos lo hace todavía más. La razón es que nos ofrece un lugar donde darle un puesto permanente a la aceleración, dado que podemos lanzar o abrir algo con sólo un clic. Nos permite poner las herramientas que más usamos a la vista y al alcance sin que haya ningún menú o comando por medio.

Vayamos por partes.

En primer lugar decir que se puede hacer un acceso directo de casi cualquier cosa en Logos 4 o tu ordenador – sólo hace falta arrastrarlo a la Barra de herramientas.

  1. Supongamos que te gusta leer muchos libros y con frecuencia te ves creando planes de lectura. Aunque no sea demasiado esfuerzo abrir el menú Archivo y luego pinchar sobre plan de lectura, podrías arrastrarlo a la Barra de herramientas, y así estaría siempre disponible con un clic. Y para que quede claro, lo que acabamos de hacer con Plan de lectura, lo podemos hacer con cualquier prestación del software. Simplemente lo arrastramos hasta la Barra de herramientas.
  2. Ahora, podemos crear un plan nuevo con sólo pinchar sobre el icono. Como una de mis metas en los próximos 12 meses es leerme al menos 20 libros de teología, voy a crear un plan para uno de estos libros. Parece un poco extraño confesar esto, pero nunca he leído la Teología Sistemática de Berkhof, así que este será el primero que me leeré. Pincho sobre el desplegable de los libros y tecleo “Berkhof”. Tengo dos libros suyos en mi colección. El que quiero leer ahora es este en inglés, así que lo escojo. Como quiero leerme todo el libro, dejaré “Todos los pasajes” como está. Leeré “cada día laboral,” comenzando “mañana” y, como sé que este libro tiene 75 capítulos, y pienso leer 5 días a la semana, me gustaría terminarlo en 15 semanas. Ya está. Le doy a “Aceptar” y me genera mi nuevo plan de lectura. Perfecto. Ahora sólo toca arrastrarlo a la barra de herramientas. Pincho sobre la pestaña y lo arrastro hasta la barra de herramientas. Cierro el panel.
  3. Ahora tengo dos accesos directos allí. De momento parecen ser la misma cosa, pero no lo son. El primer acceso directo lanza la herramienta que usamos para crear un plan de lectura. El segundo nos lanza un plan en particular: en este caso mi plan de 15 semanas para leer la Teología Sistemática de Berkhof.
  4. Volveremos sobre unos detalles para estos accesos directos en unos minutos, pero dado que nuestro primer tema es mostrar la variedad de cosas que pueden llegar a ser accesos directos, probaremos algunos ejemplos diferentes.
    1. Puedo agregar un comando. Por ejemplo, quiero ver la herramienta Análisis de pasaje. Introduzco “Análisis de pasaje” y arrastro el comando “Mostrar Analisis de pasaje” a la Barra de herramientas.
    2. Puedo agregar un libro. [Alt+L] para abrir la Biblioteca. Tecleo “Webster” y pongo mi diccionario bilingüe en la Barra de herramientas.
    3. Puedo agregar un acceso a otro software en mi ordenador. Por ejemplo, si uso Microsoft Word mucho junto con Logos 4, quizás quiero poder abrirlo desde aquí. Voy a Windows y arrastro el icono de Word hasta la barra de herramientas.
    4. Puedo agregar un enlace a una página web. Haga uso frecuente de la base de ilustraciones en exegetica.net, así que abriré mi navegador de internet a esa página, pincho sobre el icono, y lo arrastro hasta la Barra de herramientas.
  5. Como se puede ver, casi cualquier cosa se puede agregar a la zona de Accesos directos.

Ahora bien. Ya que hemos creado unos accesos directos. ¿Qué podemos hacer con ellos?

Para empezar, podemos ver una descripción del acceso directo posando el cursor brevemente encima del acceso. En el caso de un libro, directamente me muestra un panel informativo. Genial. Pero ahora que veo estos iconos y las descripciones, me gustaría modificarlas. Ningún problema. Hago clic-derecho sobre el icono y Logos 4 me ofrece un pequeño menú de configuración. Resulta que puedo cambiar algunas cosas, pero otras no. Por ejemplo, puedo cambiarle el icono, si quiero. O si prefiero, puedo hacer que salga un texto personalizado al lado del icono o en vez del icono, dependiendo de lo que haga con las opciones de “Mostrar etiqueta” y “Mostrar imagen”. De momento no parece ser posible cambiar el texto que sale en la burbuja informativa.

Luego, si quiero, puedo cambiar el orden en el que aparecen los accesos directos. Simplemente pincho encima y lo arrastro a otro lugar.

También mencionar que desde el menú desplegable, al hacer clic-derecho sobre un acceso directo, se nos ofrecen diferentes opciones de abrir ese elemento: “Abrir”, “Abrir en panel nuevo” y “Abrir en otra ventana”. Obviamente, en el caso de un programa como Microsoft Word, la opción es la de “Ejecutar”.

Finalmente, se puede quitar un acceso directo con facilidad. Pensándolo un poco más pienso que no crearé tantos planes de lectura como para tener un acceso directo para eso siempre en la Barra de herramientas. Así que la voy a “Eliminar.” Así de fácil. Además, también merece la pena reflexionar un poco sobre la manera en que funcionan algunas prestaciones en Logos 4 y la mejor manera de usarlas. Por ejemplo, en el caso del plan de lectura que acabo de crear, dado que Logos 4 automáticamente me lo agrega a la franja celeste de la Página de inicio, a lo mejor prefiero verlo y usarlo desde allí. Todo depende, en este caso particular, de si suelo ver la Página de inicio todos los días o no y si tengo suficiente espacio en mi pantalla como para poder ver todo lo que sale allí.

Accesos directos … representan una manera estupenda para personalizar y acelerar tu uso de Logos 4.

 

No comments yet.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes