Top Menu

07A3. Entornos: Orientación completa


Lo más destacado

  • Un entorno te permite recrear configuraciones particulares en un instante. Permite volver a un trabajo previo, justo dónde lo dejaste.
  • Puedes actualizar entornos previamente guardados.
  • Diferentes usuarios pueden tener sus propias configuraciones.

Tareas prácticas

  • Experimenta unos minutos con las distribuciones predeterminadas. ¿Te gustan más unas que otras para determinadas tareas?
  • Cuanto más grande sea tu monitor y mejor la resolución de tu pantalla, más opciones prácticas tendrás con los entornos. ¿Es hora de comprar un monitor nuevo o un segundo monitor?

Entornos: Orientación básica (texto)

Como he mencionado en los tutoriales anteriores, hay tres prestaciones en la Barra de herramientas que entiendo tienen que ver con acelerar nuestro uso de Logos 4. Estas tres son Recuadro de comando, Accesos directos y Entornos. Cada una de ellas  aporta una manera especial de hacer que tu uso diario del software vaya más rápido. En este tutorial trabajaremos con Entornos.

Si el Recuadro de comando nos ayuda a hacer algunas cosas de manera acelerada, y Accesos directos nos permite darle un lugar permanente a esas cosas, Entornos va todavía más allá al permitirnos guardar todo un conjunto de recursos y prestaciones para poder ponernos a trabajar en un momento futuro sin tener que abrir o lanzar nada de forma individual otra vez. Si te gusta trabajar de ciertas maneras, Entornos puede acabar siendo un compañero de trabajo indispensable.

Podemos acceder al menú Entornos pinchando sobre la pestaña o presionando [Alt+E].

Vemos que se abre un panel que está dividido en dos columnas, pero que está compuesto de cuatro zonas.

  1. La zona más grande del panel viene con unas pequeñas capturas de pantalla de Logos 4. Es una especie de historial visual de tu trabajo con el software. Logos 4 llama a estas capturas de pantalla “instantáneas,” y pone la fecha y la hora de la instantánea en cuestión. La primera instantánea que aparece dice “Ahora” y en este momento parece estar casi vacía, dado que no tenemos ningún panel abierto. Debajo de esta primera instantánea aparecen otras y, dependiendo de cuándo se generaron, están etiquetados con “Hoy”, “Ayer”, “Martes”, etc., junto con la hora en la que se hizo la instantánea. Estas instantáneas se generan solas en momentos que se produce un cambio en lo que aparece en pantalla o cuando cierras el programa, y Logos 4 guarda unas 20 de estas por defecto en el historial. Por ejemplo, si ahora mismo abro la Reina-Valera 1995 a la izquierda y la Biblia de las Américas a la derecha y luego habilito el interlineal inverso y establezco un vínculo entre estas dos versiones con el conjunto “B” y vuelvo a Entornos es probable que esta configuración ahora aparezca como el “entorno” de “Ahora”. Efectivamente. Ahí está. Si creo que puede ser un entorno que me gustaría usar en el futuro, le puedo poner un título, como “NT con interlineal”, y así pasa a ser un “entorno con nombre” y no desaparecerá de la lista en algún momento futuro.
  2. Y hablar de “Entornos con nombres” nos lleva a la segunda zona del panel. Aquí aparecen todos los entornos que hemos guardado en el pasado con nombre. Si pincho sobre uno de éstos, Logos 4 me re-configura todo el programa a ese entorno.
  3. Si la lista de instantáneas se alarga mucho, a lo mejor el poder buscar nos viene bien. Esto nos lleva a la tercera zona. Tecleamos lo que queremos al lado de “Recientes,” y cualquier entorno que tenga esa palabra sale en la lista. Es interesante notar que, por ejemplo, si yo tengo un entorno con el nombre “Greek Vocabulary” y tecleo “Greek”, además de salirme todos los entornos nombrados que contienen esa palabra, también me salen varios que tienen exactamente el mismo nombre “Greek Vocabulary.” ¿Cómo es que me salen tantos si sólo tengo un entorno guardado con ese nombre? Obviamente, Logos 4 también ha guardado las actualizaciones que he hecho a ese entorno guardado. ¡Sorprendente! ¿Y si decido cambiar el nombre de una instantánea? Pondré “Vocabulario griego.” Ahora si tecleo “griego” en el buscador, resulta que Logos 4 ha aplicado el nuevo nombre a todas esas actualizaciones de instantáneas que tenían el otro nombre. ¡Impresionante!
  4. En la cuarta zona del panel aparecen seis distribuciones de mosaicos. Sirven para reconfigurar lo que aparece en pantalla de diferentes maneras. A veces puede ser interesante probar distintas distribuciones. Por cierto, si tienes 3 paneles abiertos, por ejemplo, y aplicas una configuración de mosaicos pensada para cuatro paneles, el sistema hará una distribución lo más cercana posible al patrón.

Finalmente, comentar un par de detalles relacionados con la gestión de las instantáneas de entornos.

  1. Haciendo clic-derecho vemos que podemos hacer varias cosas. Si es un entorno sin nombre, podemos Cargar, Cambiar de nombre y Borrar. Si es un entorno con nombre además de Cargar, Cambiar de nombre y Borrar, también podemos “actualizar a la instantánea actual”. Esta última opción puede venir muy bien si haces algún cambio en la configuración del entorno o si cambias el pasaje que estás estudiando, pero quieres mantener el entorno. Si no lo actualizas, la próxima vez que cargues ese entorno, saldrá con el pasaje anterior.
  2. Y una cosa más. Si trabajas con más de un monitor, Entornos también recuerda el monitor en el que estaba abierto el software cuando se grabó la instantánea. Es decir, se abrirá en ese monitor, aunque en este momento estés trabajando en otro monitor.

Entornos proporciona una aceleración fabulosa al uso del software. No tienes por qué recolocar todo en su sitio cada vez que quieres volver a una clase de estudio determinada. Además, si varias personas de la familia usan el programa, cada uno puede guardar su propia configuración sin estorbar las configuraciones de los demás. Con ponerle el nombre de la persona al entorno, ya se sabe quién lo ha configurado.

 

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Usamos WordPress. Diseño: Woo Themes