Top Menu

L1. Describir el contexto inmediato

Esencia de la tarea

Describir el contexto inmediato y relacionarlo con el material de fondo clave.

En este tutorial…

  • Aprovechar la preparación previa.
  • Estructurar carpetas y notas en Favoritos para el trabajo de la semana.
  • Como aprovechar tu “smartphone” para pillar ideas en momentos oportunos e incorporarlas instantáneamente a tu sistema de notas y carpetas.

Recursos adicionales relacionados

Describir el contexto inmediato (Guión del tutorial)

Parte de lo que quiero fomentar en este proceso semanal para la elaboración de sermones dinámicos que sean máximamente fieles a las escrituras, es la eficiencia en la preparación sin que eso signifique una pérdida de calidad innecesaria. De ahí que destaquemos la importancia de una buena preparación previa que nos sirva como base para toda la serie que predicaremos.

Las tareas de preparación previa 4 y 5 son de particular relevancia para esta primera tarea contextual dado que, como la tarea de Preparación previa 4 tenía que ver con investigar y resumir información introductoria sobre el libro como uno todo y la tarea de preparación previa 5 procuraba animarnos a trazar las líneas maestras del libro como un todo, estas dos tareas nos pueden suministrar contenido importante para situar y acelerar el trabajo de esta semana.

Quedará claro, sin embargo, que aunque hayamos hecho ese trabajo muy bien, todavía hay trabajo por hacer porque ahora tenemos que relacionar ese trabajo general hecho para todo el libro con la porción que predicaremos esta semana y, además, habrá asuntos importantes todavía por descubrir y describir desde la óptica del pasaje mismo.

Como escribí en el artículo sobre esta tarea, podemos enfocar nuestra labor en torno a rellenar la respuesta a dos preguntas básicas en este momento. Esencialmente, vamos a redactar unos párrafos que contesten las siguientes preguntas.

  • Primero, ¿De qué iba la sección justo antes de la perícopa que predicaremos esta semana?
  • Segundo, ¿Qué viene después?

Desde luego, uno puede estudiar más y escribir más, pero ser capaz de decir algo preciso con cierta brevedad también es un arte. Además, muchas veces he visto que mis mejores sermones han sido aquellos en los que, por ajustarme a un tiempo obligatorio, he tenido que limar párrafos y quitar palabras. Ese ajuste me obligó a comunicarme de una manera más directa.

En Logos, como ya tengo carpetas creadas en “Favoritos” para todas las perícopas de la serie, voy directamente a la perícopa de la semana y abro la carpeta titulada “¿Qué dice?” Guardaré aquí todo lo que haga de trabajo netamente exegético para esta perícopa, bien sea trabajo sobre el contexto, el contenido o la estructura. Sí, posiblemente sea un sistema un tanto rígido y prefabricado, pero me ayuda a saber dónde tengo las cosas guardadas y eso me ahorra mucho tiempo en la redacción posterior.

Como se puede ver, también tengo carpetas preparadas para las tareas específicamente hermenéuticas y homiléticas. A partir del jueves, en el proceso semanal que estoy usando, estas carpetas verán más actividad. De momento, sin embargo, tengo unos archivos de notas en cada carpeta como un lugar donde guardar cualquier idea que se me ocurra y que pueda ser interesante capturar para la predicación, tanto de tipo interpretativo como de tipo expositivo.

Esto me da un sitio para almacenarlas hasta poder trabajarlas mejor, según mi calendario de preparación. Y si uno tiene la aplicación de Logos para su iPhone o Android, estos archivos de notas están perfectamente integrados allí. Por ejemplo, simplemente para que veas, imagina que mientras estoy fuera del despacho, me viene una idea para una ilustración perfecta para un punto determinado del pasaje que voy a predicar. Abro la aplicación de Logos en mi iPhone. Voy a “Documentos” y abro el documento de notas titulado “Posibles ilustraciones.” Presionando sobre la barra superior que, en este caso, dice “Posibles ilustraciones,” la aplicación de Logos me ofrece la opción de agregar una nota a ese archivo presionando sobre el “+.” Me ofrece un diálogo que tiene muchos de los mismos campos y prestaciones que en el ordenador. Relleno los campos correspondientes al título y contenido de mi ilustración genial, y lo guardo presionando sobre el botón “OK.” La aplicación ahora me muestra mi nota en el iPhone y al mismo tiempo lo sincroniza con el servidor de Logos. Luego, cuando vuelvo a mi ordenador para seguir preparando de manera más seria veo que esa idea que subí desde el iPhone está aquí esperándome ¡y en la misma carpeta y archivo de notas!

La verdad es que una vez que uno aprende cómo funcionan estas prestaciones y consigue integrar esas funciones en su manera normal de trabajar, ofrecen posibilidades creativas muy útiles. Y con toda seguridad las prestaciones disponibles sólo irán en aumento.

Pero volvamos a la primera carpeta. Por cierto, aunque parezca un poco mucho, puede ser buena idea agregar a cada documento el pasaje bíblico al que corresponde, porque al ir pasando las semanas, no querrás tener 14 archivos titulados todos: “Contexto”, sin más. Estarán en su sitio en Favoritos, sí, pero si haces una búsqueda, o quieres encontrarlos en el buscador de documentos, necesitarás alguna pista para poder distinguirlos unos de otros.

Probablemente agregue otros documentos aquí, según la semana, el pasaje a predicar y otras consideraciones, pero siempre procuraré tener unos archivos maestros de notas con mis resúmenes que luego pasaré a mi bosquejo y texto final. Aquí se pueden ver. Para mayor claridad en este tutorial, las he etiquetado como L1, L2, L3, etc., en función de las tareas a las que corresponden.

  1. [L1] Contexto anterior
  2. [L1] Contexto posterior
  3. [L2] Observaciones iniciales
  4. [L3] Aportación al contexto inmediato
  5. [L3] Aportación al argumento del libro
  6. [L4] Conceptos y palabras a investigar …
  7. [L5] Cuestiones contextuales importantes …

Ahora mismo nos interesan los dos primeros apartados. 1. Contexto anterior y 2. Contexto posterior.

Y no hace falta machacarnos mucho a estas alturas con el contenido. Aquí la cuestión es escribir algo sencillo que podemos comunicar a la congregación el domingo para situarles en el pasaje de forma contextual. A medida que avance nuestro estudio durante la semana lo podremos retocar, si hace falta, y sobre todo al redactar nuestro bosquejo o texto final.

Para el pasaje que usaré como muestra en esta serie, he redactado lo siguiente.

  1. Contexto anterior: “En los versículos que preceden el pasaje que estudiamos esta mañana, Juan destaca la importancia de vivir en obediencia a Dios, pero si uno peca, la obra que Cristo hizo le ofrece a uno la posibilidad de limpieza. Además, señala que una de las evidencias de que uno pertenece a Dios es que guarda sus mandamientos. Luego, en los vv. 7-11, añade que no es sólo la obediencia a los mandatos de Dios, sino también el amor por los hijos de Dios lo que demuestra que uno es nacido de Dios.”
  2. Contexto posterior: “Si en la sección que precede nuestro pasaje de esta mañana Juan enfoca el contenido del mensaje verdadero, en la parte que sigue revela la auténtica naturaleza de quienes enseñan otra cosa. Les llama “anticristos” precisamente porque se oponen al mensaje de Cristo. Y dado que el creyente ya ha aprendido lo verdadero, no tiene necesidad de que estos les enseñen nada. De hecho, Juan dice en el v. 26 que estos en realidad procuran engañar a los creyentes. Lo que los creyentes deben hacer es permanecer en lo que ya han aprendido.”

¡Ya está! Y no nos olvidemos de que a medida que una serie avanza, redactar estos párrafos será cada vez más fácil porque en muchos casos será cuestión de simplemente añadir un poco más, en función de lo predicado la semana anterior, y adecuar en función de la temática que se predicará esta semana. También se puede perfectamente hacer referencia a la “Idea Principal” de una o más predicaciones anteriores. ¿Y por qué no? Si llegaste a resumir la idea principal de una manera memorable, ¿no valdría la pena refrescarle la memoria a la congregación con eso?

… Ahora nos pondremos a leer nuestra perícopa varias veces y a anotar esas primeras observaciones que surjan de esa lectura. Tarea 2.

Leer Tarea 2

No comments yet.

Deja un comentario