Top Menu

Cuando las cosas buenas toman el lugar de Dios

“La idolatría es peligrosa porque casi siempre implica el ofrecimiento de cosas buenas como sustituto de Dios”.

Jason Hood, Idolatry, the Gospel, and the Imitation of God,  ChristianityToday.com, 3/24/2011