Top Menu

La alegría hermosea el rostro

“La risa es como cambiar el pañal a un bebé:

No resuelve el problema permanentemente,

pero hace que las cosas resulten más aceptables por un tiempo”.

Fuente: “Mamá, ¡busca el martillo!… Bárbara Johnson. Pág 33